Mi?rcoles, 12 de mayo de 2010
REVELACIONES Y PROFECÍAS SOBRE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS

Sigamos con estas revelaciones particulares, pero no por ello despreciables. EL AUTOR DEL BLOG.

MENS. A J.V. Ago25_98 SUCESOS INMINENTES


Mensaje de Dios Padre a J.V

El 25 de agosto de 1998. (VIGENTE EN EL 2010)





Entro a la Capilla del Santísimo y me dice Dios Padre: escribe Hijo Mío, Te Voy a dar un mensaje muy importante. Acto seguido Me platica de varias cosas y entre ellas Me dá dos fechas de sucesos que pasarán, los cuales son para éste año y son inminentes. No son para temer, sino para prepararse, viviendo en estado de gracia y orando mucho, sobre todo el Santo Rosario.  

Luego Me dice:

La Hecatombe se viene y veo un caballo blanco saliendo de entre las nubes y Me dice: Los Cielos se abrirán y las estrellas caerán sobre la Tierra. Muchos pueblos quedarán totalmente destruídos. Las presas se romperán y algunos pueblos quedarán bajo las aguas. Empiezo a rezar el Santo Rosario y normalmente al principio del mismo es cuando solía darme los mensajes, ésta vez fue hasta el tercer Misterio que me lo dá.  

Es Mi Amor el que os ha guiado a través de todos los tiempos. Es Mi Amor el que os ha preservado a pesar del mal que cunde en el Mundo. Es Mi Amor el que os quiere salvar del ataque infernal de Mi enemigo.  

Hijitos Míos, deberéis confiar plenamente en Mí a pesar de los acontecimiento que se desarrollarán en el futuro cercano. Mi enemigo ha tratado de destruir Mi Obra de Creación desde que fue apartado de los Cielos. Su odio, hacía Mí, Su Creador, ha crecido inconmensurablemente por el poder que vosotros le habéis dado al haberos apartado de Mis Preceptos y de vivir en el mal. Lo habéis alimentado con la podredumbre en la que ahora vivís. Si volteáis a un lado y a otro, encontraréis fácilmente a lo que Me refiero.  

Mis Mandamientos han sido pisoteados por todos vosotros. 

Mi Iglesia ha sido sacudida por el mal. Se han aceptado en ella situaciones y enseñanzas contrarías a Mi Ley. Todo ha sido atacado y en todo se blasfema Mi Santo Nombre. Es la bestia la que pondría su representante, quien tomará el poder mundial y os tratará de someter a su yugo, yugo que irá en contraposición total a Mi Ley de Amor, a Mis Decretos Divinos y a Mis Mandamientos.  

La Iglesia será  profanada a su máximo. La bestia pondrá a su representante en la Silla de Pedro. Mi Amor será blasfemado por ellos. Tratarán de evitar toda devoción a Mi Santísima Hija, la Siempre Virgen María, puesto que ella, Mi Servidora Fiel, junto con sus hijos, algunos de vosotros, lucharán contra el poder de la bestia. Muchos sucumbirán en la batalla, cuya sangre justificará y purificará a Mi Iglesia, hasta llevarla a los niveles de excelsitud en la que fue creada. Mi Madre, por fin, pisará la cabeza de la serpiente y se restaurará Mi Reino sobre la Tierra.  

Mucha sangre mártir correrá por éstos tiempos, sangre que será tomada y unida a la de Mi Hijo, para la purificación de la Tierra. Nueva vida se producirá con el Advenimiento de Mi Hijo, Triunfante sobre todo ser y sobre todo lo creado por Mis Manos Amorosas. 

    Mi Reino será instaurado y no volverá a sufrir caída hasta el fin del género humano. Mi Vida de Gracia guía a Mi Iglesia y a todos vosotros que la constituís con ella. Mi Madre os ha de guiar en los acontecimientos futuros. El Poder absoluto está en Nuestras Manos, no en las del enemigo, quién, para ganarse adeptos a su mentira, alterará las fuerzas de la Naturaleza, las doblegará para producir fenómenos prodigiosos a vuestros ojos humanos y, a merced de ésos prodigios, hará que lo sigan muchas almas.  

        Yo os prevengo para que os déis cuenta y comparéis acerca de esos prodigios. El mayor prodigio de Vuestro Dios hacia vosotros, Mis hijos, es el de tenerme dentro de vuestro corazón. Es la paz de alma, es el amor sencillo y verdadero, es la humildad profunda del alma, los regalos y prodigios, que Yo, Vuestro Padre os regalo y, ellos a su vez, son los tesoros del Universo entero y los del Cielo.  

        Cualquier cosa que produzca Mi enemigo para provocar vuestro asombro, irá en la línea humana, en el asombro de los sentidos, en la escasez espiritual. Él no puede utilizar las potencias del alma. Él no puede crear ni producir vida, él tratará de engañaros con ello, pero si vosotros utilizáis el discernimiento que tanto os he dicho pidáis a Mi Santo Espíritu de Amor, entonces descubriréis sus engaños. No es vida lo que él os puede dar, de él sólo puede salir muerte espiritual. Los acontecimientos os irán indicando quién tiene razón y vuestra Luz interior, Mi Presencia viva en vosotros, si aprendéis a escucharme, os irá indicando vuestro proceder.  

        Yo Soy la Luz en medio de las tinieblas, confiad en Mí plenamente. Mi Luz os iluminará vuestras conciencias y os indicará lo que deberéis decir, actuar o vivir. Tratad de escuchar Mi Voz desde ahora para que os acostumbréis a escucharMe dentro de vuestros corazones. Yo Soy Amor, Mi Nombre es el de la Verdad y el de la Luz de un Dios que os ama entrañablemente.  

        No Me separaré de vosotros en ningún momento y si confiáis plenamente en Mí, NADA os faltará, ni alimento humano ni mucho menos, el espiritual. Me tenéis, no Me abandonéis. Yo vivo de vosotros, de vuestro amor, de vuestra confianza. Yo velo por vosotros como un buen padre sobre la Tierra lo sabe hacer, pero Yo velo también, en lo que un padre sobre la Tierra no puede ver y eso es en vuestra alma, que es Mi Propiedad y, por eso, lucho tanto por buscarla y recuperarla.  

        No os dejéis amedrentar por las amenazas, injurias, mentiras, falsedades con las que os ataquen, tratarán de matar vuestro cuerpo, no os importe, mientras no lo hagan con vuestra alma. Yo os acompañaré hasta el último suspiro de vuestro ser en la Tierra y os tomaré en Mis Brazos, para que cuando abráis los ojos en Mi Gloria, sea a Mí, a Vuestro Padre, al que primero veáis y os llenéis del gozo infinito que Yo sólo puedo dar a los que son Míos y que se han dado en plenitud de vida y de muerte a Mí, Vuestro Dios y Salvador.  

        Mi Vida por vuestra vida, así se dio Mi Hijo y ahora viene la paga triunfal para vuestro ser, vuestra vida por la de Mi Hijo. No hay valor más grande que el de dar la vida por un semejante, y cuando ésa vida es para Vuestro Dios, el gozo y la paga es desproporcionada; os ganaréis un estado de Gloria que no podéis ni siquiera imaginar. Mis pagas superan toda medida humana.  

    Viviréis eternamente agradecidos de haber podido vivir y morir para Vuestro Dios y Señor. El dolor del momento lo tomaré Yo y lo uniré al de Mi Hijo, así que no temáis a él, simplemente permitidMe hacer en vosotros Mi Voluntad de Amor, para que juntos podamos vencer a la bestia del mal.  

    No os dejéis esclavizar por unos cuantos mendrugos de pan y de vida de pecado y falsedad a Mi Doctrina. Mi Amor, con vuestra ayuda o sin ella, triunfará. La diferencia para vosotros estriba en que si permanecéis fieles a Vuestro Dios, Mi Triunfo será compartido con vosotros y si os oponéis a Mí y a Mis Decretos, por ver vuestro bien y vuestra comodidad, Mi Triunfo será para vosotros acusación eterna a vuestra condenación.  

 Confiad en Mí. Un padre amoroso nunca va a provocar ni a desear el mal a sus hijos queridos y Yo, menos lo puedo desear. Sóis parte de Mí y deberéis respaldar y buscar reintegrar los bienes de Vuestro Padre, para darMe felicidad. Un hijo verdadero defiende lo que es de la familia, lo que es de la casa, lo que es de su hogar. Vosotros sóis Mis hijos y deberéis luchar, por Amor a Mí a lo que también es vuestro, para reestructurar, nuevamente, Mi Reino entre vosotros.  

La tarea es de todos, somos familia, pertenecéis al Cielo, pertenecéis al Amor. El Amor será instaurado y Yo vendré a reinar entre vosotros. Yo seré nuevamente vuestro Dios y vosotros seréis nuevamente Mis hijos, como fuísteis pensados desde el Principio.  

No lo olvidéis, confianza PLENA en Mí, en Mi AMOR, pase lo que pase, Mi Amor vencerá eternamente.  

Yo os acompaño y Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo, cuya Sangre se donó por todos vosotros y en el del Amor Purificador Venidero de Mi Santo Espíritu. ¡Juntos en el Amor y en la Confianza, venceremos!   

Autor:J.V.
Transcrito por: Cristobal Aguilar.
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti