Lunes, 03 de mayo de 2010
¿LAS HUESTES MALIGNAS ANDAN SUELTAS ESPECIALMENTE EN ESPAÑA? - EXORCISMOS EN LA PENÍNSULA

Aunque parece ser que en españa contamos con al menos 5 exorcistas reconocidos, hace tan solo unos años eran 2 el Padre Fortea y otro sacerdote de la Diocesís de Barcelona. El Padre Fortea es conocido por sus apariciónes y charlas en diversos paises (algunos lectores de este blog los hemos mandado al blog del Padre Fortea o hemos intentado ponerlos en contacto) sobre la real existencia de Satanás en nuestros tiempos.

El padre Fortea viste sotana rigurosa («salvo cuando vengo a Madrid, para no llamar la atención»Gui?o por la admiración que siente hacia otro sacerdote exorcista: el santo cura de Ars. Considerado uno de los mejores demonólogos del momento, ha realizado ya más de una veintena de exorcismos y, desde la publicación de su libro Demoniacum (Belacqva), los casos que le llegan «se han multiplicado por 1.000». Y eso que muchos de ellos los atiende telefónicamente.«Me llama mucha gente diariamente. Les escucho, les hago unas cuantas preguntas y detecto si se trata de una auténtica posesión.Como en la mayoría de los casos no se trata de posesos, les doy por teléfono los consejos adecuados».

Para echar demonios no vale cualquier cura. El Derecho Canónico prescribe que «el ordinario del lugar concederá esta licencia solamente a un presbítero piadoso, docto, prudente y con integridad de vida». Fortea achaca la falta de colegas al «cuestionamiento de algunos dogmas, en los años 70, por parte de algunos teólogos» y al hecho de que «en muchas diócesis, los obispos dicen que no quieren saber nada de ese tema». Por eso, «España es una auténtico desierto de exorcistas, cuando hacen falta mas que nunca».

Y eso que tan sólo el 30% de los propios católicos practicantes cree en el infierno y en el diablo. «El demonio ha experimentado suma alegría al ver que, en los últimos años, su existencia no era creída ni por los mismos creyentes, en contra de la doctrina de los Evangelios, de San Pablo, de la Biblia, de los Santos Padres, de los Doctores de la Iglesia». Y en contra de la doctrina y la praxis del propio Papa, que ha efectuado al menos cuatro exorcismos personalmente.

El papa Juan Pablo II estaba  tan convencido de la presencia de Satanás que, en diversas cartas a los sacerdotes, adjudica al poder del misterium iniquitatis, es decir al Maligno, la «traición» cometida por sacerdotes que abusan sexualmente de menores y extienden la «sospecha» sobre el colectivo clerical.

La presencia del Maligno es hoy más activa que nunca, «porque la sociedad se ha paganizado y cada vez se practica más la brujería, la adivinación y el espiritismo, puerta de entrada de la posesión diabólica», advierte Fortea. A su juicio, «la telequinesia, la levitación, los viajes astrales, toda adivinación de lo oculto son fenómenos provocados por la intervención oculta de los demonios.Estas prácticas son invitaciones tácitas a la posesión».

Lucifer sigue muy presente en nuestra sociedad fundamentalmente a través del culto que le profesan sus adeptos o mediante la posesión diabólica que presentan ciertas personas. Según Fortea, proliferan las sectas satánicas en nuestro país: sólo en Madrid hay unas 30, en España más de 100 y en Estados Unidos 450. No tienen muchos adeptos y mueren con la misma facilidad con la que nacen.

 

Además el diablo reafirma su presencia en este mundo por medio de la posesión. «Se trata de un fenómeno sorprendente en virtud del cual el demonio invade el cuerpo de un hombre vivo y mueve sus órganos en su nombre y a su gusto, como si se tratase de su propio cuerpo, reside realmente en su interior, habla y lo trata como propiedad suya».

Fortea está ya tan acostumbrado a tratar con posesos que los puede distinguir por signos: ponerse furioso por una oración o ante el agua bendita o el crucifijo; hablar o entender lenguas desconocidas; conocer cosas ocultas o distantes y mostrar fuerzas físicas más allá de la edad o condición. Las causas de la posesión pueden ser: el pacto con el diablo, asistir a sesiones espiritistas o a cultos satánicos, que un hijo haya sido ofrecido por su madre a Satanás, un maleficio...

El exorcismo es un combate a muerte contra el diablo en nombre de Dios, en el que Satán siempre termina derrotado. Aunque éste consiga hacer cosas prodigiosas, como girar la cabeza del poseso 360 grados o hacerle reptar por el suelo como una serpiente.«Recuerdo una vez que le hice una pregunta sin mover los labios y la contestó a la perfección», dice Fortea. El exorcismo puede durar horas y horas, durante días o sólo un par de sesiones.Depende del diablo que haya que expulsar. El rito consiste en conjuros y oraciones a Dios. Los peores gritos y convulsiones se producen al inicio de la oración de conjuro. Durante el ritual, el exorcista es ayudado por cuatro o seis personas que sujetan al poseso. Éste escupe, grita y lanza terribles alaridos y risas malignas. A veces hay que atarlos. Algunos posesos muerden.

Fdo. Cristobal Aguilar.

Publicado por cristobalaguilar @ 5:42  | Los Exorcismos
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti