Mi?rcoles, 28 de abril de 2010
LOS MENSAJES DE NUESTRA SEÑORA DE LAS ROSAS SOBRE LA QUIEBRA MONETARIA MUNDIAL

Bueno parece que esto fue avisado con bastantes años de antelación, sin saber si tiene correlación con la crisis que se vivio en los noventa o si es la que actualmente estamos viviendo, de todas formas es digno a tener en cuenta. Aunque estas apariciones parecen no estar reconocidas por la Iglesia aún y además son tan --explicitas-- ¡...!! . EL AUTOR DEL BLOG.

Nuestra Señora de las Rosas, María Auxilio de Madres     

7 septiembre 1985 - Víspera de la Fiesta de la Natividad de Nuestra Señora

 

Una depresión masiva

QUIEBRA MUNDIAL MONETARIA

 

Verónica - En todo el contorno de los árboles hay columnas de luz; digo columnas porque son fajas de luz que vienen desde lo alto del cielo.  Ahora directamente por encima de la estatua de Nuestra Señora, muy alto en el aire, puedo apenas ver el color de la luz que viene lentamente a través de las nubes, del cielo.  Ahora la luz se hace redonda, circular, no en cascadas como lo hacía originalmente, sobre los árboles de abajo.

            Y puedo ver a Nuestra Señora; Nuestra Señora sonríe.  Ella desciende rápidamente hacia los árboles.  Ahora Nuestra Señora mira todo a Su derredor; Ella ve aquí y allá.  Y, también, Ella va un poco hacia nuestro lado izquierdo, que sería el lado derecho de Ella.  Y Nuestra Señora ahora saca Su Rosario que estaba alrededor de Su cintura.  Y Nuestra Señora enjuga las lágrimas de Sus ojos.  No sé por qué, Nuestra Señora está llorando ahora.

            Pero por primera vez veo un poco de Su caballo que sale debajo de Su manto.  Nunca en todas las apariciones de Nuestra Señora había visto yo siquiera algo de Su cabello.  Pero solo puedo decirles--en la luz es difícil describirles--pero Su cabello no es negro; Su cabello es de color castaño oscuro.  Ahora Nuestra Señora sonríe, y toma el Rosario que tenía en Su cintura, lo saca, así, y toma el crucifijo, el bellísimo crucifijo grande, que deja caer en cascada su contenido dorado a las cuentas de los Padrenuestros y Avemarías de Su Rosario.  Ahora Nuestra Señora toma el crucifijo  y bendice a todos ubicados a Su lado derecho, que sería el izquierdo nuestro:   En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

            Nuestra Señora mira a Su derredor, y gira lentamente a la izquierda.  Ahora mientras yo observo, puedo ver venir del Cielo, dos ángeles.  Yo sé que son ángeles por la manera en que flotan, y la bondad angelical que parecen infundir en nuestras emociones.  No hay forma humana posible para explicar el acercamiento de estos dos ángeles.  Ellos traen consigo una almohada, una bella almohada de terciopelo azul.  Y sobre la almohada está una corona, una bella corona dorada, incrustada con piedras de todos los colores del arco iris.  Yo sé que son piedras preciosas.

            Y Ellos van hacia Nuestra Señora ahora.  Nuestra Señora viene hasta estar directamente arriba de Su estatua.  Ahora cada ángel sostiene--y delante de Nuestra Señora, ellos han venido ahora enfrente de Ella--y sostienen la almohada en alto.  Y veo una fuerza invisible--no hay manos levantándola--pero la corona encima de la almohada se está levantando lentamente ahora, y es colocada sobre la cabeza de Nuestra Señora.  Es una escena fantástica.  Desearía que todos pudieran ver esto.  La corona es tan bella.  Pero la corona es similar a la que hemos llegado a conocer como la corona de Fátima.

            Ahora Nuestra Señora sonríe.  Las cuentas de Su Rosario han sido colocadas al rededor de Su cintura otra vez, y Nuestra Señora está parada así.

Nuestra Señora - "Hija Mía, deseo oraciones de expiación, especialmente para la protección del Santo Padre en Roma.  Como te he advertido, el tiempo se acorta, y los enemigos de la Iglesia de Mi Hijo están acelerando sus planes para eliminar a vuestro Vicario--vuestro Vicario quien os ha sido enviado por Dios el Padre para salvar la completa institución de religión en el mundo, para que no caiga en las manos de los egomaniáticos que residen en la tierra llamada Rusia.

            "Hija Mía e hijos Míos, os hablo y vengo a vosotros como vuestra Madre, una Madre de amor; si tan sólo pudierais ser uno conmigo y Mi Hijo.  Cuán agradecidos estamos con los que han escogido dedicar sus vidas y renunciar a todas las ataduras que penetran el espíritu humano y lo destruyen.  Las cosas materiales, hijos Míos, no serán juzgadas para haceros merecedores de entrar al reino del Cielo.  El reino del Cielo, repito, es un camino angosto y tan pocos hoy día lo encuentran, porque han endurecido sus corazones y cerrado sus oídos a todo lo que Les decimos, que Nosotros lloramos por ellos en el Cielo.

            "Hija Mía, deseo que tengas más cautela al salir de tu casa.  No debes salir sola.  Te he enviado a tu hija, y a otra persona, para ayudarte en este tiempo difícil.

            "Hija Mía e hijos Míos, os hablo a todos como una voz del Cielo, una de entre muchas, diciéndoos que el tiempo se acorta.  El grano en el reloj de arena comienza a pasar.  Mira, hija Mía, y vea lo que espera a la humanidad."

Verónica - Nuestra Señora ahora está de pie directamente arriba de Su estatua, y señala hacia muy alto en el cielo.  Y veo un globo entero del mundo; yo sé que es un globo, pero asusta porque todos los puntos que están marcados con un punto negro están ahora en llamas.  Nuestra Señora toca Sus labios ahora mientras está de pie con Su rostro--y lágrimas corren por Su cara sobre nosotros.  Nuestra Señora mira a Su derredor, y toca Sus labios.  Debo escuchar cuidadosamente y repetir.

SALVAD AL PAPA

Nuestra Señora - "Hija Mía e hijos Míos, esta podría ser una ocasión de gran gozo, Mi venida vosotros.  Pero el destino de la humanidad y del mundo descansa en las manos, y en los corazones, de los fieles.  Sin vuestras oraciones y vuestros actos de penitencia, no podéis salvar a vuestro Papa, y Nuestro hijo - vuestro Vicario.  Os diré, que en Mi corazón de Madre--del Corazón de Madre vuestra--que vuestro Vicario pronto se encontrará con un enemigo, quien llegará a él como un ángel de luz, pero es un enemigo de la Iglesia de Mi Hijo, y de todas las Iglesias de Mi Hijo a través del mundo.  Escogemos, hija Mía, llamarlas la Casa de Dios, porque son un hogar, un refugio, para todos Nuestros hijos quienes sufren y son llevados a la frustración por la ciencia moderna.  De esta manera, Nosotros esperamos que la ciencia moderna acepte lo sobrenatural, pero ellos prefieren desecharlo, hija Mía e hijos Míos.

            "Os he advertido a todos que protejáis a vuestros hijos.  Vengo a vosotros como una Madre.  Tan pocos pueden comprender Mi función sobre la tierra a través de la vida.  Yo, también, conozco, hijos Míos, todas vuestras dificultades, vuestras tristezas, y las tentaciones de satanás.  Porque yo, también, estuve sobre vuestra tierra, hijos Míos; esto habéis olvidado. No soy inaccesible, como algunos piensan, porque fuí como uno de vosotros, hasta que el Padre Eterno me llevó al Cielo.

            "Hija Mía e hijos Míos, continuaré implorándole al Padre Eterno que detenga de caer sobre vosotros Su Mano Pesada.  Vuestra paz y gozo--palabras que son dichas de paz y gozo cuando no hay paz ni gozo.  ¿Cómo puede haber gozo cuando otros han asumido un poder, con que esperan trascender al Cielo resucitando los muertos?  No, hijos Míos.  Conozco vuestra ciencia moderna y cómo ellos tratan ahora de resucitar a los muertos.  Esto nunca será.

SIDA ENVIADO POR EL PECADO

            "Y os repito, hijos Míos, escuchad bien.  La enfermedad que llamáis una enfermedad moderna, Yo la llamo una enfermedad de satanás.  Esa enfermedad, conocida como SIDA, no tendrá cura.  Ha sido enviada sobre la humanidad por sus pecados.

            "Las guerras son castigos por los pecados, y las guerras acelerarán, hasta que todo el mundo esté envuelto en un incendio.  Solamente Mi Hijo puede pedirle al Padre una suspensión temporal de lo que os llegará.  Sin embargo, hay una balanza que lleva San Miguel.  Mira, hija Mía, y ve..."

Verónica - Muy arriba en el cielo, sobre nuestro lado derecho, puedo ver a San Miguel.  Oh, ¡él es bellísimo!  No lleva puesta una falda corta como lo representan aquí en la tierra; él lleva puesta una túnica larga blanca.  Pero él es magnífico.  Su tamaño es, humanamente hablando, cinco veces más grande que cualquier otro de los ángeles que he visto.  El es un magnífico guerrero del Cielo.  Pero lleva en su mano derecha una balanza, y veo que está cargada, verdaderamente cargada-es de la única manera que puedo explicar esto-parecen ser lingotes, o trozos de oro.  Y del otro lado, veo figuras de seres humanos, y parece que el oro está ganando y forzando a estas personas a resbalarse del platillo de la balanza.

San Miguel - "El mundo, hijos míos..."

Verónica - Ese San Miguel, su voz retumba.

San Miguel - "...el mundo, hijos míos, os repito, va tristemente sobre el camino de su propia destrucción.  La balanza está inclinada muy hacia la izquierda."

RUSOS FINALIZAN PLAN DE ATAQUE

Nuestra Señora - "Hija Mía e hijos Míos, y especialmente tú, Mi hija, Verónica, Nosotros te hemos traído a los terrenos esta noche para daros un Mensaje urgente de advertencia a toda la humanidad.  En esta misma hora, en este mismo día, un plan ha sido formulado en Rusia para atacar a los Estados Unidos y al Canadá. 

            "Hija Mía, Yo comprendo que vuestro gobierno ha sido terriblemente engañado por sus visitantes.  Ellos vienen a ver y recordar lo que han visto, para avanzar su coerción no espiritual y diabólica con satanás.

            "Hija Mía e hijos Míos, Yo deseo sepáis ahora que deseamos protegeros, y os advertimos constantemente.  ¿Cuántas veces podéis contar con vuestros dedos las advertencias del Cielo dadas a través de varios videntes en el mundo?

MASIVA DEPRESIÓN MONETARIA MUNDIAL

            "Hija Mía e hijos Míos, los días se oscurecerán, y habrá hambre en vuestro país.  Sí, hija Mía, para lo que te traje este noche aquí es para decir al mundo que habrá una depresión en las cosas económicas de vuestro gobierno-una quiebra absoluta que afectará a cada hombre, mujer y niño en los Estados Unidos y Canadá, y entonces, como una serpiente, se expanderá por toda Europa, hasta que el mundo conozca una gran depresión económico total.  Se los puedo demostrar, hijos Míos, lo que quiero decir con esta depresión monetaria.

            "Si fuerais a comprar un instrumento pequeño, aún una guitarra, como las que Nosotros oímos pulsando en las santonas y endiabladas misas de las que son llamadas misas musicales, tocadas con guitarras y otras creaciones de satanás, hija Mía, continúo diciéndote, diréis que la guitarra no es un artículo costoso, pero para poder comprar esta guitarra cargaréis una bolsa, un maletín, hija Mía--pongámoslo claramente de esta manera--de billetes, vuestra moneda.  Costará una maleta entera de papel--es dinero de papel que ya no tendrá valor.  Pronto estaréis reducidos a regatear por vuestra comida.

SUBMARINOS EN LA CERCANÍA DE LA COSTA EN CONTACTO CON LA KGB

            "Hija Mía, ¿cómo podéis detener esto?  Vais a reclinaros y permitir que ellos destruyan vuestra tierra, como están en las aguas costeras, navegando y sumergiendo, observando, y entrando en vuestra tierra, manteniéndose en contacto con una organización llamada la KGB.

            "Hija Mía, sé que estás asustada por este conocimiento, porque os he dado otros--otros medios de evitar esto en vuestro país al dar a conocer las palabras del Padre Eterno a través del mundo.  Sí, hija Mía, el mundo entero debe escuchar ahora, o será envuelto en una completa guerra mundial.  Esta guerra será como ninguna otra guerra que la humanidad haya sufrido o visto.  Será el fin del mundo (como los seres humanos lo conocemos).

            "Hija Mía, sé que estás asustado por la palabra `guerra', `muerte', `agitación', `depresión', pero ¿qué otra cosa puedo Yo hacer más que deciros la verdad?  Yo no lo puedo suavizar porque entonces sería como aquellos de la tierra quienes como las avestruces, caminan por doquier, orgullosos en sus conocimientos científicos.  Sin embargo, son engañados por satanás, porque satanás lo ha dado a conocer--y Nosotros aquí, hijos Míos, como defensores de la Fe, defensores de la Casa de Mi Hijo sobre la tierra, Nosotros, también, conocemos la verdad--que satanás está suelto sobre la tierra.  Todo el infierno está completamente abierto.  Cada demonio grande y pequeño--llamados diablos por otros--solamente ellos permanecen sobre la tierra ahora.  Aquellos quienes perecen ahora en el nombre de su Fe serán puestos en suspenso para encontrarse con Mi Hijo, en Su segunda venida al mundo.

            "Sí, hija Mía e hijos Míos, no podéis mirar para atrás y decir: `Bueno, esto puede estar ocurriéndole a mis vecinos en África, en Europa pero ¿porqué debemos preocuparnos?  Porque podemos seguir casándonos, cantando y siendo materialistas a nuestra manera.  Pero, ¿dónde están vuestras almas, hija Mía e hijos Míos?  Os pregunto esto porque si un padre de familia rechaza, y tiene conocimiento conciente de que su rechazo es ofensivo a su Dios--si un padre rechaza a su hijo, no importa la edad que la criatura tiene, y aún si es ya mujer o un hombre...ese padre tiene una responsabilidad para con sus hijos, de él o de ella, de ver que ellos aprendan rápidamente el conocimiento de Dios y de lo que vendrá sobre ellos.

            "El miedo penetrará dentro de los corazones de la mayoría; pero cómo sabéis, hija Mía e hijos Míos, Yo, como Madre vuestra, estaré con vosotros a través de todas las conflagraciones del mundo, para ver que aquellos quienes han vivido en la justicia, aquellos que han derramado su sangre por la salvación de las almas, y aquellos quienes han aceptado sus funciones-como una persona lo haría sobre la tierra, delante de todo lo el Cielo, hay muchos que han aceptado su papel como almas víctimas.

            "Hija Mía, deseo que ahora tomes tres fotografías; es urgente.  Estudiarás una pero no dirás nada.  La segunda puedes leerla, pero la mayor parte del mensaje no debes divulgarlo.  Y la tercera puedes explicarla, pero la tercera parte debe mantenerse en secreto, hasta que decidamos cuándo sea mejor divulgarlo al mundo.

            "Hija Mía, el enemigo es muy astuto.  Lo tiene todo planeado para que los seres humanos se rindan para salvar sus cuerpos, para salvar sus cosas materiales, para salvar su dinero; porque el dinero se ha convertido en el dios para muchos.  Dinero y poder--esto, hija Mía e hijos Míos, es lo que atrae las guerras y las matanzas y los asesinatos.

RUSIA PLANEANDO ATAQUES MAYORES

            "Vuestro país, los Estados Unidos, y Canadá, y la mayoría de las naciones del mundo ahora está siendo alineadas por Rusia para recibir ataques mayores.

            "Os digo esto porque lloro lágrimas de misericordia por vosotros.  ¿Cuántos años, hijos Míos--cuenten hacia atrás--cuántos años He venido a vosotros como Madre vuestra, dándoos a conocer los planes del enemigo?  ¿Y qué habéis hecho para ayudar a vuestros hermanos y hermanas?  Estáis sentados ahí complacientes, confiados en vuestra propia arrogancia, y decís que esto no os sucederá; que es para alguien más.  Os aseguro, hijos Míos, que esto os sucederá, y no será `al otro', será para vosotros.  Porque como dos hombres estarán cultivando, uno será llevado y el otro se quedará; así como dos mujeres estarán labrando en los campos, una será llevada y la otra se quedará.

            "Hija Mía, será un misterio para ti exceptuando la segunda fotografía.  Leeréis estas fotografías, hijos Míos, y esperaréis a Mi Hijo, porque Su Mensaje es mucho más terrible que el que Yo os He dado esta noche.  Siéntate, hija Mía, y lee las fotografías, y se muy, muy cuidadosa para que no olvides Mis instrucciones para tí."

Verónica - En todo el contorno de los árboles caen largas cascadas de luces.  Yo las llamo "luces" porque no conozco otra manera de poderlas juzgar; sean físicas o sobrenaturales.  Las luces son como astillas de vidrio--puntiagudas, y viene desde un punto directamente arriba de la estatua de Nuestra Señora en el centro del cielo.  Todo alrededor de nosotros gracias están siendo dadas, vienen como astillas de luz, todas alrededor de nuestras cabezas, y brillan hacia abajo a los árboles.  Y caen como...la única manera como lo puedo explicar es, que caen como astillas de...algún tipo de cosa material...no sé cómo se las podría llamar.   

Nuestra Señora - "Instrumentos de Dios, hija Mía, instrumentos."

Verónica - Sí, instrumentos de Dios, Nuestra Señora dijo.  Ahora Jesús viene hacia adelante.  Está vestido con una túnica color crema.  Creo que se le llamaría--una túnica.  Y El tiene puesta Su capa de color borgoña, en la que yo estoy acostumbrada a verlo.  Me gusta mucho esa capa color borgoña.  Y Jesús lo sabe, y El la lleva puesta.  Y la capa tiene un borde dorado de media pulgada.  Y sí creo que tiene un capucho, una pieza para la cabeza, pero descansa sobre Su espalda ahora.  El cabello de Jesús ondea con el viento un poco.  No hay demasiado viento esta noche porque puedo ver los pies de Jesús.  El lleva puestas sandalias.  Están hechas de un material como de cuero, y tienen una correo alrededor de Su tobillo.

            Y ahora Jesús mira a todo Su derredor, y coloca Su dedo, Su dedo índice a Sus labios, lo cual significa escuchar y repetir.  Ahora Jesús toma un Rosario, que tenía en Su mano; no lo había notado, pero ha tomado de Su mano izquierda un Rosario, uno en particular, y levanta el Rosario, el crucifijo del mismo, muy arriba de nuestras cabezas y hace la señal de la cruz:  En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.  Jesús ahora habla.

Jesús - "Hija Mía e hijos Míos, empleo el Rosario de Mi Madre para ilustraros este día de, Yo diría, la formación este día de un interludio en vuestras vidas.  Yo digo `interludio' porque no hay palabras que puedan contener el conocimiento exacto que Nosotros os damos esta noche, sea en parábola, o en simbolismo, o en cualquier manera que podáis llamar científica.  Esto, hija Mía e hijos Míos, es un Mensaje directo del Cielo.

            "Y vengo permitiendo que Mi Madre Me preceda, porque es el día de Su cumpleaños sobre la tierra, y Yo tengo un gran amor por Mi Madre.  Pero os esperaba con Mi Corazón afligido por todos vosotros, porque si pidierais ver con los ojos, vuestros ojos humanos, lo que, por supuesto, hijos Míos, no es posible en este momento--veríais lo que está por suceder a todos vuestros parientes y vecinos, y a amigos, y otros a través del mundo, mientras continúan en Rusia los planes para destruir el mundo.  Ellos nunca se apoderarán del mundo completamente, pero emplearán el poder del dinero y los instrumentos de guerra para hacer que las naciones se levanten una en contra de otra.  Esto está sucediendo lentamente, pero debido al estado de las almas de los hombres sobre la tierra, ahora esto se acelerará muy rápidamente, hija Mía e hijos Míos.

            "Deseo tener en esta noche con vosotros un momento de gran regocijo para Mi Madre, pero Ella desea que no gocemos el día de Su nacimiento, porque hay cosas aún más grandes de las cuales regocijarse.

Nuestra Señora - "Hijo Mío..."

Verónica - Nuestra Señora está hablando ahora.  Ella ha estado llorando.  No sé cómo he podido estar aquí sentada escuchando a Nuestra Señora llorar de la manera en que Ella ha estado llorando  (Verónica habla con gran emoción).   

            Ahora Jesús va hacia Nuestra Señora.  Todo este tiempo que El ha estado hablando, Nuestra Señora ha estado de pie a nuestro lado izquierdo.  Ella tiene ambas manos unidas, con el Rosario entre Sus dedos.  Pero Sus ojos miran hacia abajo, y las lágrimas brillan en la luz que trasciende de aquí y de allá--estos rayos que vienen de Jesús hacia los árboles y bajan sobre nosotros.  Hay chispas de gracias en todo el derredor de Nuestra Señora.  Pero Nuestra Señora está de pie sin moverse, y viendo a Jesús, Ella asienta con Su cabeza.

            Ahora Jesús mira todo a Su derredor.  Va hacia Nuestra Señora y cruza a Su lado derecho--eso sería nuestro lado izquierdo--y El hace la señal de la cruz:  En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

            Ahora Jesús gira hacia Su lado izquierdo--nuestro lado derecho--y viene justo arriba de la estatua.  Está de pie ahí y mira a Su derredor.  El tiene--Jesús, yo Lo puedo ver tan de cerca ahora que siento como si estuviera de pie justo delante de mi-El es muy alto, saben ustedes, así que es difícil ver en el firmamento cuán magníficamente el Cielo Lo ha hecho.  El debe de medir por lo menos seis pies dos pulgadas, si no es más alto.

            Pero ahora El sonríe, pero Su sonrisa, también, es de tristeza; no hay manera como se pueda explicar.  Estruja el corazón, y uno siente que debe haber algo que uno pueda hacer para tener a todos contentos en el Cielo.  Pero Jesús y María dicen a la vez:

Jesús y Nuestra Señora - "No puede haber felicidad donde hay pecado y destrucción."

Verónica - Era como una sola voz, Nuestra Señora y Jesús lo repiten nuevamente juntos.

Jesús y Nuestra Señora - "No puede haber felicidad sobre la tierra..."

Jesús - "...y ampliaré sobre esto, hijos Míos, ahora."

Verónica - Jesús extiende Su mano hacia arriba y hace la señal de la cruz.  Ahora Jesús me mira, y coloca Su dedo índice a Sus labios.

Jesús - "Hija Mía, e hijos Míos, ¿cuánto tiempo más creéis que Nosotros podemos ir por las naciones advirtiéndoles que se está preparando guerra?  ¿Cuánto tiempo podremos esperar por aquellos que no desean salvarse, porque han perdido la Fe?  Ellos han aceptado todos los engaños de satanás y se han entregado a vidas de comer, tomar, casarse, y a toda clase de desviaciones, que no son más que insultos para el Corazón de Mi Madre.

            "No creáis, hijos Míos, que no estoy al tanto de lo que está sucediendo sobre la tierra.  Porque Yo he contado cada pelo de cada cabeza de cada criatura humana que vive sobre la tierra.  Nosotros os vemos todos, hijos Míos, y sólo podría deciros en esta ocasión que os encuentro careciendo y en gran necesidad de algo para enderezaros rápidamente.

            "Ya que el mundo se ha entregado a asesinatos, asesinatos de los no nacidos, padre contra hijo, hijas contra madres, toda clase de matanza, también, están siendo perpetrado en Mi Casa, Mi Iglesia sobre la tierra.  ¿Cuánto tiempo pensaréis que Me quedaré viendo la destrucción de los jóvenes, debido a padres de familia quienes no deberían de aceptar el papel o el nombre de padres, porque destruyen las almas de sus hijos con sus ejemplos?

EL SAGRADO CORAZÓN EN TODOS LOS HOGARES

            "Demasiado pocos tienen tan siquiera un rostro Mío en sus hogares, hijos Míos.  Yo os pido que ese rostro del Sagrado Corazón sea colocado en todos los hogares como protección contra satanás.  Ya están siendo descartados y tirados en los basureros, hijos Míos, tan poca es la Fe.

            Podría seguir y seguir, hija Mía e hijos Míos, diciéndoos y escribiendo un largo discurso sobre lo que sucederá al mundo, y que vendrá sobre vosotros repentinamente.

            "No sigáis a los mofadores quienes continuan diciendo:  `Su promesa no se ha cumplido, ni se cumplirá, el que vendrá una Segunda vez'.  Os aseguro que vendré a vosotros como un ladrón en la noche.  Pocos estaréis preparados a no ser que escuchéis el consejo de Mi Madre y mantengáis abiertos vuestros corazones a la verdad.  Entre más buscáis riquezas en esta vida, menos las tendréis en el cielo, porque no coinciden, hija Mía e hijos Míos.  No podéis tener un dios simbolizado por el dinero ante vosotros, porque amaréis a uno y detestaréis al otro.   ¿Y a quién detestaréis, hijos Míos, sino a Mí?

Veronica-Jesús ahora mira a todo Si derredor, y gira rápidamente, pero señala a Nuestra Señora que vaya con El.  Ellos cruzan hasta estar casi arriba de la primera rama de nuestro lado derecho; del árbol muy grueso, la primera rama.  Ahora Jesús y Nuestra Señora miran a todos y Jesús extiende Su mano hacia afuera, así, y hace la señal de la cruz:  En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

            Ahora Jesús mira y extiende Sus manos, así, delante de El, y de todos Sus dedos hay rayos de una luz preciosa.  ¡Ay, no hay manera humanamente hablando de cómo poder explicar cómo es esta luz!  ¡Es preciosa!  Siento que si llegara a mi ahora, me moriría del gozo.  La luz es tan bella.  Pero ahora cae sobre otros a nuestro lado derecho--sobre los enfermos, y sobre aquellos quienes están enfermos de cuerpo o mente--estas luces caen en cascadas hacia abajo ahora.  Casi toqué una de ellas, pero había algo tan sobrenatural que sabía que tenía que retirar mi mano, o me hubiera muerto.  Lo sé.

            Ahora las luces comienzan a opacarse.  Eran luces rectas.  Eran similares a las luces que habían en una de las fotografias tomadas aquí en los terrenos, cayendo en cascada sobre el exedra; solamente que son las luces por los árboles, cayendo en cascadas sobre los enfermos y los inválidos.

            Ahora Jesús se mueve rápidamente.  El viento Le vuela Su túnica y Su manot.  Y Nuestra Señora se ve--no puedo explicar cómo se ve Nuestra Señora - -Ella está abatida.  Lo único que puedo decir es que no esperaba que Ella estuviera tan triste.  Deseamos que éste sea un cumpleaños feliz para Nuestra Señora, pero Su Corazón está demasiado destrozado.  Ella dice lo siguiente:

Nuestra Señora - "El mejor regalo, hija Mía, que el hombre Me pudiese dar es el de regresar del camino en que va, que es desagradable para Mi Hijo, para el Padre y para el Espíritu Santo--el Espíritu de vida, el Espíritu Santo, hija Mía."

Verónica - Ahora Nuestra Señora está--Ella está delante de Jesús ahora; mientras El hablaba, Nuestra Señora se adelantaba.  Podía ver Su falda volando con el viento.  Ay, Nuestra Señora lleva puesta un par de zapatillas preciosas.  Son de oro.  Yo sé que son de oro puro.  Son preciosas las zapatillas.  Y en las puntas de las zapatillas hay una sola, en cada una, el pie derecho y el izquierdo, una sola rosita dorado.  Nuestra Señora las llama rositas; son muy pequeñas, son preciosas rositas pequeñas.

            Ahora Nuestra Señora enjuga Sus ojos con Sus manos.  Y sé que valientemente trata de sostenerse recta, pero ahora Ella está de pie a nuestro lado izquierdo con Su cabeza inclinada hacia abajo.  Yo sé que Ella está llorando; puedo oír Su suave llanto.  Ahora Jesús va hacia Nuestra Señora.  El viene de nuestro lado derecho, y va hacia el lado izquierdo, y ha colocado Su brazo alrededor de Nuestra Señora, y Le está dando de palmaditas en Su espalda.  El se siente muy mal que este Mensaje haya tenido que ser dado en Su cumpleaños pero Nuestra Señora dice lo siguiente:

Nuestra Señora - "No estéis tristes, hija Mía e hijos Míos, habrán tiempos de gran gozo para todos Nosotros.  No será permanente esta situación sobre la tierra; tierra que está cubierta con pecado y profanación, hijos en contra de sus padres, asesinatos en cada calle, matanza de los no nacidos, y mucho más, mucho más que eso, hija Mía, que desearía conocierais, pero que no puedo, por la pureza de corazón, instruirte en los hechos viles del satanismo."

Verónica - Ahora Nuestra Señora asciende alto en el cielo, y Ella señala hacia Su lado izquierdo.  Ella está de pie a nuestro lado derecho, por arriba de la estatua, y Ella señala hacia nuestro lado derecho, y ahora toca Sus labios rápidamente.

Nuestra Señora - "Mira, hija Mía, y verás a los hombres corriendo de aquí para allá, pero ¡adónde van sino a la condenación!  El hombre se ha entregado a sí mismo a satanás, mientras satanás vaga por el mundo.  Y si tan sólo Me hubierais escuchado hace muchos años; os advertí que satanás andaría suelto sobre la tierra con todos los demonios del infierno.  ¿Qué oportunidad tenéis, hijos Míos, si sois tan orgullosos y arrogantes que creéis que podéis asociaros con satanás y salir ganadores?  No, hija Mía, sus poderes son demasiado grandes.  Yo no puedo explicaros ahora por qué esto es permitido.  Es una hazaña mística en contra de satanás.

Jesús - "Hija Mía e hijos Míos, Mi Madre desea que sepáis esto sin importar el estado de vuestras almas, que están tan oscurecidas por la manera en que estáis construyendo, (o más bien) destruyendo, vuestras vidas--Mi Madre os ha prometido, y Ella no fallará en Su promesa, que Ella estará con vosotros hasta el fin de los tiempos.

Nuestra Señora - "Hijos Míos..."

Verónica - Jesús mira alrededor.

Nuestra Señora - "...y os digo, Mis pobres hijos, recordad Mis palabras: `Cuando os enferméis, sea físico, mental o de pesadumbre en vuestros corazones, diréis ¡Mi Jesús, Mi Confianza!  Y os socorreré verdaderamente.  Empleo esa palabra, hija Mía, `socorrer' porque era una de las palabras favoritas de uno de Nuestros hijos en la Casa de Mi Hijo.  Sí, lo sabéis, y todos sabéis quién era, aunque encontró su muerte prematuramente, como pasó con el que vino después de él."

Jesús - "Hija Mía e hijos Míos, debo advertiros, también, que Mi Madre no dijo a la ligera, ni debe tomarse a la ligera, lo que Ella os acaba de dar como conocimiento sobre la KGB.  Ellos ahora tienen control de las mayores estaciones en vuestro gobierno.  Ellos llegan como ángeles de luz a vuestro líder, y aunque tiene un buen corazón, él no tiene el conocimiento para comprender, ni para buscar, el verdadero mal que hay alrededor de él, que puede llevar a esta nación directamente a una confrontación con Rusia.

RUSIA PLANEA APODERARSE SIN DISPARAR UN TIRO

            "Es cierto, hija Mía, que uno de los agentes de la KGB quien llegó al poder fue permitido presentarse ante el Senado y golpear su zapato sobre la mesa diciendo:  "¡Tomaremos los Estados Unidos sin disparar un tiro!"  No toméis esto a la ligera, hijos Míos, porque eso es exactamente lo que están haciendo."

Nuestra Señora - "No te asustes, hija Mía.  Encontrarás mucha controversia sobre este Mensaje, pero la verdad debe ser dada a conocer.  Y, también, hija Mía, te preparo bien desde ahora, escúchame y recuerda que tu vida no será fácil, porque estos agentes tratarán de destruirte.  No temas, hija Mía, Yo he prometido proteger a tu familia.  No debes nunca sentir que Yo te volveré la espalda, no importa cuán grave sean los tiempos.

            "Serás muy cuidadosa, hija Mía, de mantener tus puertas cerradas a todos menos a los miembros más cercanos de tu familia y a los trabajadores más cercanos del Santuario.  Ninguna otra persona debe entrar a tu casa.  Debes instruir a tu esposo de buscar únicamente a los del Santuario para ayudarle en las reparaciones mayores en tu casa, o el enemigo entrará, y morirás.

            "Sí, hija Mía, te he traído aquí esta noche para que puedas comprender que tu tiempo ha llegado.  Antes fue una guerra de nervios para tí, pero ahora habrá una guerra física, hija Mía, y debes prepararte para ella.  El mundo no tomará este Mensaje a la ligera.  Aquellos quienes conocen comprenderán; los otros buscarán odiarte.

            "Os digo, todos los que deseen ser salvados deben ahora apartarse del mundo.  Pueden vivir en el mundo, pero no pueden ser parte de él.  Pensad sobre esto, hijos Míos, y comprenderéis.  Algunas veces comprendo que tenéis dificultad en comprender el simbolismo y la manera en que Mi Hijo os trae Sus Mensajes.  Pero recordad, nada se os oculta.  Todo lo que haréis cuando estéis confundidos, hijos Míos, todo lo que haréis será rezar al Espíritu Santo; o rezaréis directamente al Padre Eterno, y Le pediréis iluminaros en cuanto a las angustias del día que caen sobre vosotros.

            "No estáis abandonados, porque a todos se os ha dado un ángel de protección.  El tuyo, hija Mía, es Tomdarius.  No, no Tomdarius, hija Mía; él era de Ben (un trabajador antigua del santuario), quien ha escogido mantenerse alejado de las gracias que le fueron dadas  Estas no pueden ser continuadas a no ser que él regrese al Santuario.  El no puede entrar al círculo, pero él debe todavía recordar su papel como un peregrino para Cristo en el mundo.  El se ha entregado a búsquedas mundanas, y esto lo aleja más del camino al Cielo.

            "Hija Mía e hijos Míos, cada Mensaje que es dado es como un Mensaje Mío personal a cada uno y a todos vosotros, para prepararos para lo que está por venir.  No será fácil aceptar el dictamen de la humanidad contra vosotros, porque únicamente unos pocos serán salvados, hijos Míos, y estoy segura, como Madre vuestra, que desearíais estar entre los pocos que serán salvados.

            "Recordad, mantened una constante vigilia de oración a través de vuestro país y del mundo.  Llevad puesto vuestro Escapulario.  Llevad un crucifijo que podáis encontrar; no tiene que ser grande ni pequeño, sino una imagen de Mi Hijo."

Verónica - Ahora Nuestra Señora y Jesús están ambos--Nuestra Señora levanta el crucifijo, el bello crucifijo dorado de Su Rosario, así...            
(Pausa).
           Oh, oh, Nuestra Señora dijo:

Nuestra Señora - "Arriba en lo alto."

Verónica - En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Nuestra Señora - "Os bendigo con el escudo de la Inmaculada Concepción:  En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.  Que seáis protegidos por el escudo de la Inmaculada Concepción."

Verónica - Ahora Nuestra Señora toca Sus labios. 

Jesús - "Hija Mía, estaremos aquí durante el resto de las oraciones esta noche.  Mi Madre luego debe ir a Lourdes.

            "Sí, hija Mía, no puedes comprender el humanismo que hay aún en Nuestros Corazones, aunque todo se ha vuelto un espíritu por el Padre.  En nuestra naturaleza humana sobre la tierra, Nosotros no hemos olvidado.  Sí, Mi Madre viajará a Lourdes.  Pero Ella regresa tan pronto como sea posible.  Ella tiene que despertar al mundo antes que sea demasiado tarde.  Mi Madre no descansa, sino que ha ido constantemente, sin medir el tiempo, a todas las naciones del mundo, apareciendo personalmente, para implorar a todos que detengan la matanza que viene rápidamente sobre la tierra.  Ella no desea ver el mundo destruido.

            "Ahora, hijos Míos, recordad:  llevad vuestra armadura escudo, el Escapulario, el Rosario.  Yo digo llevad el Rosario; no digo llevarlo puesto como una decoración.  Debéis llevarlo alrededor de vuestros cuellos, escondido de la vista de otros, por si sois de los que huiréis con sólo lo que lleváis puesto.  No tendréis tiempo de regresar, no tendréis tiempo de preparar; todo dependerá de vuestros propios años de preparación, después de haber aprendido que la única verdadera manera de salvar vuestras almas es siguiendo el Mensaje del Cielo.

NO INVOLUCRARSE CON OTRAS APARICIONES

            "Hay muchos falsos profetas por todo el mundo, muchos que también llegan como ángeles de luz para engañaros al final.  Recuerda, hija Mía, que te he pedido no involucrarte con otras apariciones en el mundo, porque tristemente, hijos Míos, debo deciros, muchas de ellas no son verdaderas.  Como ves, hija Mía, que si no fuese así, Yo te lo diría, pero muchos de ellos han venido por gratificación de sus naturalezas humanas.

            "Ahora, Hija Mía, recuerda que te he advertido asegurar tus puertas, y de no salir de tu casa sin estar acompañada.  Sí, hija Mía, envié a Grace de nuevo.  La envié de nuevo para asegurar que no olvides Nuestras advertencias para tí.

            "Ahora, Hija Mía, te sentarás y continuarás con las oraciones de expiación.  Mantén el Rosario alrededor del cuello, también, hija Mía.  Yo digo--lo que te digo lo digo al mundo.  Pero no te desligues, hija Mía, en tu razonamiento.  Muchos de los mensajes son para ti y para el mundo."

Verónica - Ahora Nuestra Señora hace una seña a Jesús y El levanta Su mano.  Ambos ahora están directamente arriba de la estatua, y El levanta Su mano, así:  En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.

            Ahora Jesús mira hacia Nuestra Señora.  Nuestra Señora está a nuestro lado izquierdo.  Y El señala, así, y Ella dice, sí.

            Ahora Jesús me hace una seña, así.

Jesús - "Continuad ahora, hijos Míos, con vuestras oraciones de expiación."

Verónica - Nuestra Señora todavía está muy triste.  No ha sido un cumpleaños muy feliz para Ella esta noche.  Las noticias son demasiado graves.  Nuestra Señora dijo que las noticias son demasiado graves.  

 

Transcrito por: Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti