Domingo, 25 de abril de 2010
EL MONASTERIO DE SANTO TORIBIO DE LIÉBANA

El Monasterio de Santo Toribio de Liébana es un monasterio franciscano localizado en el municipio de Camaleño y próximo a Potes, en la comarca de la Liébana (Cantabria, España). Alberga obras del Beato de Liébana así como el Lignum Crucis, según los cristianos católicos el trozo más grande conocido de la cruz donde murió Jesucristo. Su Puerta del Perdón se abre al comienzo de cada Año Jubilar Lebaniego para recibir a los peregrinos. Junto a Jerusalén, Roma, Santiago de Compostela y Caravaca de la Cruz, es uno de los lugares santos del cristianismo. Fue declarado Monumento Nacional el 11 de agosto de 1953.

Junto al monasterio se encuentran la Cueva Santa (de estilo prerrománico), las ruinas del Santuario de Santa Catalina, la Ermita de San Juan de la Casería (siglo XVI) y la Ermita de San Miguel (siglo XIII).

El monasterio está a 410 msnm en la ladera norte de la sierra de la Viorna y lo habitan cuatro personas,todas ellas monjes franciscanos.

El 2 de mayo celebra la fiesta de La Santuca, una celebración que ya existía en el siglo XV y en la cual una talla de la Virgen María es llevada en procesión desde Aniezo, a unos 15 kilómetros, hasta Santo Toribio, donde está durante unas horas y luego se lleva de vuelta.

El origen del monasterio es oscuro. Durante el reinado de Alfonso I, éste repoblaría la Liébana en una etapa temprana de la Reconquista, a mediados del siglo VIII. La primera referencia del Monasterio de Turieno, bajo la advocación de Santo Toribio, data de 1125. Su fundación es atribuida a un obispo de Palencia del siglo VI llamado Toribio, el cual se retiró junto con algunos de sus acólitos para seguir una vida de acuerdo con la regla benedictina. En un primer momento, al ser fundado el monasterio fue consagrado a San Martín de Turieno, para cambiar a Santo Toribio de Liébana posteriormente.

Probablemente durante el siglo VIII el cuerpo de otro obispo del siglo VI, Toribio de Astorga, fue trasladado al monasterio junto con las reliquias que se cree había traído de Tierra Santa. La más importante de estas es el Lignum Crucis, el trozo de la cruz de Cristo más grande que aún perdura según la Iglesia Católica. Es por ello que el 23 de septiembre de 1512 el papa Julio II otorga, mediante bula, el privilegio de celebración del Año Jubilar Lebaniego, lo que hace del monasterio un importante centro de peregrinación, siendo uno de los lugares santos más importante del catolicismo romano en Europa, junto a otros importantes sitios como Roma, Santiago de Compostela, Caravaca de la Cruz y Asís.

El monasterio fue además el lugar donde en el siglo VIII el monje Beato de Liébana escribió e ilustró sus libros, entre los que destaca el Comentarios al Apocalipsis. El monasterio fue originalmente un posesión real, pero fue donado por Alfonso VIII a los condes Don Gómez y Doña Emilia, los cuales lo entregaron al Monasterio de San Salvador de Oña (Burgos), junto con otras propiedades en Liébana y en provincias vecinas. En 1837 la comunidad monástica tuvo que abandonar forzosamente el monasterio tras la desamortización eclesiástica de sus bienes, pero fue refundado en 1961.

Arquitectura


Vista panorámica del Monasterio.

El edificio más importante es la iglesia, de estilo gótico, cuya construcción empezó en 1256, aunque se ha remodelado varias veces desde entonces. Fue construida sobre un edificio prerrománico y románico (quizá de estilo asturiano o mozárabe). El templo sigue las directrices del gótico monástico de influencia cisterciense, con la claridad de líneas y de espacios y la sobriedad decorativa que caracteriza a la arquitectura de San Bernardo. Año Santo Jubilar La iglesia tiene planta rectangular proporciona un espacio diáfano, con tres naves y una torre prismática al pie de la central, más ancha, y tres ábsides poligonales. Su fachada es similar a la de la Abadía de los Cuerpos Santos, la actual Catedral de Santander. No obstante han desaparecido construcciones que cerraban el atrio y proporcionaban un aspecto más recoleto al monasterio.

Sus puertas en el muro meridional son de estilo románico y posiblemente anterior al interior del edificio. La puerta principal, la Puerta del Perdón, solo se abre en cada Año Santo Jubilar, cuando el día de Santo Toribio coincide en domingo.

El Lignum Crucis está recogido en una capilla abovedada de estilo barroco diseñado en 1705 por Pedro Martínez de Cardeña, en el muro norte de la iglesia, vigilado por una efigie del fundador de la capilla, Francisco Gómez de Otero y Cossío (1640-1714), inquisidor de Madrid y arzobispo de Santa Fé de Bogotá, el cual nació en esta localidad. El claustro se terminó de completar en el siglo XVII, actualmente recoge una exposición en forma de miniaturas sobre los Comentarios del Apocalipsis. La cúpula presenta un gran trabajo de cantería con una gran elabra con una decoración profusa de guirnaldas, amorcillos y una representación de los evangelistas. En las hornacinas de la iglesia se pueden ver diferentes esculturas de apóstoles y santos.

El jubileo 

El año jubilar comienza el año en el que la festividad de Santo Toribio, el 16 de abril coincide en domingo. La reliquia se cree que llega a Liébana probablemente en el siglo VIII. Desde ese momento la reliquia empieza a ser conocida y comienza a ser venerada. Es en el siglo XVI cuando los papas Julio II y León X instauran el jubileo con una indulgencia plenaria . La puerta del perdón construida cuando se instaura el jubileo por los papas. En 1967 el papa Pablo VI amplía el plazo para ganar el jubileo durante un año.

Cofradía de la Santa Cruz

Creada en 1181 por los obispos de León, Palencia, Burgos y Oviedo para resurgir el monasterio que se encontraba en un periodo de crisis. Se denominó en un primer momento cofradía de Santo Toribio pero cuando se instaura el jubileo pasa a denominarse cofradía de la santa cruz. El 3 de mayo se celebra su fiesta.

Esta costumbre antiquísima se pierde en la tradición popular y su origen es incierto. Dos hombres de cada pueblo van a venerar la cruz un día de la semana según la vez. Antiguamente la gente salía de casa de madrugada en ayunas e iban en peregrinación hasta el monasterio durante toda la noche.

Senderos hasta Santo Toribio

Al ser un lugar de peregrinación, el monasterio de Santo Toribio es el punto final de varios senderos de Pequeño Recorrido que llegan al mismo desde los distintos puntos cardinales:

  • Desde el Nor-Este: PR-S.3, llamado «Camino de Arceón», que parte del Collado Joz, entre Lamasón y Peñarrubia, pasa por Cicera, sube al collado de Arceón y baja a Lebeña, para seguir después por Castro-Cillorigo, Potes y llega al Monasterio de Santo Toribio de Liébana. En total, son 24 kilómetros.
  • Desde el este: PR-S.4, «Camino de Pasaneu», que parte de Lafuente (Lamasón), y llega a Santo Toribio después de recorrer 33,5 kilómetros.
  • Desde el Sur-este: PR-S.5, «Camino de Piasca», que parte de Pesaguero y recorre 23,5 km.
  • Desde el Sur-Oeste: PR-S.6, «Camino del Valle de Cereceda», desde Bores en Vega de Liébana hasta Santo Toribio, recorriendo 17 km.
  • Desde el Oeste: PR-S.7, «Camino de Valdebaró», que parte de Fuente Dé (Camaleño), y llega a Santo Toribio después de recorrer 22 kilómetros.
  • Desde el Nor-Oeste: PR-S.8, «Camino del Duje», que parte de Sotres (Asturias) y recorre 25 km.
Fdo. Cristobal Aguilar.
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti