Viernes, 16 de abril de 2010
EL DIARIO DE SOR FAUSTINA - CUARTO CUADERNO

Bueno seguimos con este interesante diario de el apóstol de la Divina Misericordia, os recomiendo su lectura. EL AUTOR DEL BLOG.

                        +

 

1415              (76) JMJ

 

Oh Jesús mio, entre terribles amarguras y sufrimientos,

Siento que Tu divino Corazón me acaricia.

Como una buena madre me estrechas a Tu seno

Y ya ahora me haces gustar lo que el velo oculta.

 

                     Oh Jesús mio, en un terrible desierto,

                     entre el pavor,

                     Mi corazón siente la luz de Tu mirada,

                     Que ninguna tormenta podrá ofuscar,

                     Y me das la certeza interior de que me

                     amas mucho, oh Dios.

 

Oh Jeus mio, entre tan grandes miserias de la vida,

Tu, Jesús, me iluminas como una estrella y me defiendes del naufragio.

Y aunque mi miseria es tan grande,

No obstante confio muchisimo en el poder de Tu Misericordia.

 

                     Oh Jesús oculto, entre muchos combates de la ultima hora,

                     La omnipotencia de Tu gracia descienda en mi alma

                     Para que en cuanto muera, pueda contemplarte

                     Cara a cara, como los elegidos del cielo.

 

Oh Jesús mio, rodeada de muchos peligros

Camino por la vida con un grito de gozo, con la cabeza alta,

Ya que contra Tu Corazón, oh Jesús, lleno de amor

Se estrellan todos los enemigos y se disipan las tinieblas.

 

1416              (77) + Oh Jesús, escóndeme en Tu Misericordia y protege de todo lo que pueda asustar mi alma; que no quede decepcionada la confianza que he depositado en Tu misericordia.  Protegeme con la omnipotencia de Tu misericordia y ademas juzgame con benevolencia.

 

1417              Hoy, durante la Santa Misa, junto a mi reclinatorio he visto al Nino Jesús que parecia tener un año, y que me pidió tomarlo en brazos.  Cuando lo tomé en brazos, se estrechó a mi corazón y dijo:  Estoy bien junto a tu corazón.  Aunque eres tan pequeño, yo sé que eres Dios.  ¿Por qué tomas el aspecto de un chiquitín para tratar conmigo?  Porque quiero enseñarte la infancia espiritual.  Quiero que seas muy pequeña, ya que siendo pequeñita te llevo junto a Mi Corazón asi como tú Me tienes en este momento junto a tu corazón.  En ese momento me quedé sola, pero nadie podrá comprender lo que sentia mi alma, estaba toda sumergida en Dios como una esponja arrojada en el mar…..

 

1418              (78) + Oh Jesús mio, Tú sabes que me he expuesto a mas de un disgusto por haber dicho la verdad.  Oh verdad, qué oprimida estás muchas veces y casi siempre andas con una corona de espinas.  Oh verdad eterna, sostenme para que tenga el valor de decir la verdad aunque tuviera que sellarla con mi vida.  Oh Jesús, qué difícil es creer en esto cuando se ve que la enseñanza es una cosa y el comportamiento en la vida otra.

 

1419              Por eso, durante los ejercicios espirituales, tras una larga observación de la vida, he decidido clavar fuertemente mi mirada en ti, Jesús, modelo perfectisimo.  ¡Oh eternidad que descubrirás muchos secretos y mostrarás la verdad!.......

 

1420              Oh Hostia viva, sostenme en este destierro para que pueda seguir fielmente las huellas del Salvador.  No Te pido, oh Señor, que me bajes de la cruz, sino que me permitas perseverar en ella.  Deseo ser tendida sobre la cruz como Tu, Jesús.  Deseo experimentar todos los tormentos y los dolores que Tú has sufrido, deseo beber el caliz de la amargura hasta el fondo.

 

(79)                                                          La bondad de Dios

 

1485       La Misericordia de Dios oculto en el Santisimo Sacramento; la voz del Señor que nos habla desde el trono de la misericordia:  Venid a Mi todos.

 

               Dialogo de Dios misericordioso con el alma pecadora

 

- Jesús:  No tengas miedo, alma pecadora, de tu Salvador; Yo soy el primero en acercarme a ti, porque sé que por ti misma no eres capaz de ascender hacia Mi.  No huyas, hija, de tu Padre; desea hablar a solas con tu Dios de la Misericordia que quiere decirte personalmente las palabras de perdon y colmarte de Sus gracias.  Oh, cuánto Me es querida tu alma.  Te he asentado en Mis brazos.  Y te has grabado como una profunda herida en Mi Corazón.

 

- El alma:  Señor, oigo Tu voz que me llama a abandonar el mal camino, pero no tengo ni valor ni fuerza.

 

- Jesús:  Yo soy tu fuerza, Yo te daré fuerza para luchar.

 

- El alma:  Señor, conozco Tu santidad y tengo miedo de Ti.

 

- Jesús:  ¿Por qué tienes miedo, hija Mia, del Dios de la Misericordia?  Mi santidad (80) no Me impide ser misericordioso contigo.  Mira, alma, por ti he instituido el trono de la misericordia en la tierra y este trono es el tabernáculo y de este trono de la misericordia deseo bajar a tu corazón.  Mira, no Me he rodeado ni de séquito ni de guardias, tienes el acceso a Mi en cualquier momento, a cualquier hora del dia deseo hablar contigo y deseo concederte gracias.

 

- El alma:  Señor, temo que no me perdones un numero tan grande de pecados; mi miseria me llena de temor.

 

- Jesús:  Mi misericordia es mas grande que tu miseria y la del mundo entero.  ¿Quién ha medido Mi bondad?  Por ti bajé del cielo a la tierra, por ti dejé clavarme en la cruz, por ti permití que Mi Sagrado Corazón fuera abierto por una lanza, y abri la Fuente de la Misericordia para ti.  Ven y tomas las gracias de esta fuente con el recipiente de la confianza.  Jamás rechazaré un corazón arrepentido, tu miseria se ha hundido en el abismo de Mi misericordia.  ¿Por qué habrias de disputar Conmigo sobre tu miseria?  Hazme el favor, dame todas tus penas y toda tu miseria y Yo te colmaré de los tesoros de Mis gracias.

 

(81) – El alma:  Con tu bondad has vencido, oh Señor, mi corazón de piedra; heme aquí acercandome con confianza y humildad al tribunal de Tu misericordia, absuelveme Tu Mismo por la mano de Tu representante.  Oh Señor, siento que la gracia y la paz han fluido a mi pobre alma.  Siento que Tu misericordia, Señor, ha penetrado mi alma en su totalidad.  Me has perdonando mas de cuanto yo me atrevia esperar o mas de cuanto era capaz de imaginar.  Tu bondad ha superado todos mis deseos.  Y ahora Te invito a mi corazón, llena de gratitud por tantas gracias.  Había errado por el mal camino como el hijo prodigo, pero Tu no dejaste de ser mi Padre.  Multiplica en mi Tu misericordia, porque ves lo debil que soy.

 

-Jesus:  Hija, no hables mas de tu miseria, porque Yo ya no Me acuerdo de ella.  Escucha, nina Mia, lo que deseo decirte:  estrechate a Mis heridas y saca de la fuente de la vida todo lo que tu corazón pueda desear.  Bebe copiosamente de la fuente de la vida y no pararas durante el viaje.  Mira el resplandor de Mi misericordia y no temas a los enemigos de tu salvacion.  Glorifica Mi misericordia.

 

1486       (82) Dialogo entre Dios misericordioso y el alma desesperada.

 

- Jesús:  Oh alma sumergida en las tinieblas, no te desesperes, todavía no todo está perdido, habla con tu Dios que es el Amor y la Misericordia Misma.  Pero, desgraciadamente, el alma permanece sorda ante la llamada de Dios y se sumerge en las tinieblas aún mayores.

 

- Jesús vuelve a llamar:  Alma, escucha la voz de tu Padre misericordioso.

En el alma se despierta la respuesta:  Para mi ya no hay misericordia.  Y cae en las tinieblas aún mas densas, en una especie de desesperación que le da la anticipada sensación del infierno y la hace completamente incapaz de acercarse a Dios.

 

Jesús habla al alma por tercera vez, pero el alma está sorda y ciego, empieza a afirmarse en la dureza y la desesperación.  Entonces empiezan en cierto modo a esforzarse las entrañas de la misericordia de Dios y sin ninguna cooperación de parte del alma, Dios le da su gracia definitiva.  Si la desprecia, Dios la deja ya en el estado en que ella quiere permanecer por la eternidad.  Esta gracia sale del Corazón misericordioso de Jesús y alcanza al alma con su luz y el alma empieza a comprender (83) el esfuerzo de Dios, pero la conversión depende dde ella.  Ella sabe que esta gracia es la ultima para ella y si muestra un solo destello de buena voluntad aunque sea el mas pequeño, la misericordia de Dios realizará el resto.

 

-[Jesús]:  Aquí actúa la omnipotencia de Mi misericordia, feliz el alma que aproveche esta gracia.

 

- Jesús:  Con cuánta alegria se llena Mi Corazón cuando vuelves a Mi.  Te veo muy debil, por lo tanto te tomo en Mis propios brazos y te llevo a casa de Mi Padre.

 

- El alma como si se despertara:  ¿Es posible que haya todavía misericordia para mi? Pregunta llena de temor.

 

- Jesús:  Precisamente tú, niña Mia, tienes el derecho exclusivo a Mi misericordia.  Permite a Mi misericordia actuar en ti, en tu pobre alma; deja entrar en tu alma los rayos de la gracia, ellos introducirá luz, calor y vida.

 

- El alma:  Sin embargo me invade el miedo tan sólo al recordar mis pecados y este terrible temor me empuja a dudar en Tu bondad.

 

- Jesús:  Has de saber, oh alma, que todos tus pecados no han herido tan dolorosamente Mi corazón como tu actual desconfianza.  Despues de tantos esfuerzos de Mi (84) amor y Mi misericordia no te fias de Mi bondad.

 

- El alma:  Oh Señor, salvame Tu Mismo, porque estoy pereciendo; sé mi Salvador.  Oh Señor, no soy capaz de decir otra cosa, mi pobre corazón esta desgarrado, pero Tu, Señor….

 

Jesús no permite al alma terminar estas palabras, la levante del suelo, del abismo de la miseria y en un solo instante la introduce a la morada de su propio Corazón, y todos los pecados desaparecen [374] en un abrir y cerrar de ojos, destruidos por el ardor del amor.

 

- Jesús:  He aquí, oh alma, todos los tesoros de Mi Corazón, toma de él todo lo que necesites.

 

- El alma:  Oh Señor, me siento inundada por Tu gracia, siento que una vida nueva ha entrado en mi y, ante todo, siento Tu amor en mi corazón, eso me basta.  Oh Señor, por toda la eternidad glorificaré la omnipotencia de Tu misericordia; animada por Tu bondad.  Te expresaré todo el dolor de mi corazón.

 

- Jesús:  Di todo, niña, sin ningun reparo, porque te escucha el Corazón que te ama, el Corazón de tu mejor amigo.

 

- Oh Señor, ahora veo toda mi ingratitud y Tu bondad.  Tú me perseguias con Tu gracia y yo frustraba todos Tus esfuerzos; veo que he merecido (85) el fondo mismo del infierno por haber malgastado Tus gracias.

 

Jesús interrumpe las palabras del alma y [dice]:  No te abismes en tu miseria, eres demasiado debil para hablar; mira mas bien Mi Corazón lleno de bondad, absorbe Mis sentimientos y procura la dulzura y la humildad.  Sé misericordiosa con los demas como Yo soy misericordioso contigo y cuando adviertas que tus fuerzas de debilitan, ven a la Fuente de la Misericordia y fortalece tu alma, y no pararás en el camino.

 

- El alma:  Ya ahora comprendo Tu misericordia que me protege como una nube luminosa y me conduce a casa de mi Padre, salvandome del terrible infierno que he merecido no una sino mil veces.  Oh Señor, la eternidad no me bastará para glorificar dignamente Tu misericordia insondable, Tu compasión por mi.

 

1487              + Dialogo de Dios misericordioso con el alma que sufre

 

- Jesús:  Oh alma, te veo tan doliente, veo que ni siquiera tienes fuerzas para hablar Conmigo.  Por eso te hablaré sólo Yo, oh Alma.  Aunque tus sufrimientos fueran (86) grandisimos, no pierdas la serenidad del espiritu ni te desanimes.  Pero dime, nina Mia, ¿quién se ha atrevido a herir tu corazón?  Dimelo todo, dimelo todo, sé sincera al tratar Conmigo, descubre todas las heridas de tu corazón, Yo las curaré y tu sufrimiento se convertirá en la fuente de tu santificación.

 

- El alma:  Tengo tantas cosas variadas que no sé de qué hablar primero ni cómo expresar todo esto.

 

- Jesús:  Háblame simplemente, como se habla entre amigos.  Pues bien, nina Mia, ¿qué es lo que te detiene en el camino de la santidad?

 

- El alma:  La falta de salud me detiene en el camino de la santidad, no puedo cumplir mis obligaciones, pues, soy un sfrelotodo.  No puedo mortificarme ni hacer ayunos rigurosos como hacian los santos; (87) ademas no creen que estoy enferma y al sufrimiento fisico se une el moral y de ello surgen muchas humillaciones.  Ves, Jesús, ¿cómo se puede llegar a ser santa en tales condiciones?

 

- Jesús:  Nina, realmente todo esto es sufrimiento, pero no hay otro camino al cierlo fuera del Via Crucis.  Yo Mismo fui el primero en recorrerlo.  Has de saber que éste es el camino mas corto y el mas seguro.

 

- El alma:  Señor, otra vez una nueva barrera y dificultad en el camino de la santidad: por ser fiel a Ti me persiguen y me hacen sufrir mucho.

 

- Jesús:  Has de saber que el mundo te odia, porque no eres de este mundo.  Primero Me persiguió a Mi, esta persecución es la señal de que sigues Mis huellas con fidelidad.

 

- El alma:  Señor, me desanima tambien que ni las Superioras ni el confesor entienden mis sufrimientos interiores.  Las tinieblas han ofuscado mi mente, pues, ¿cómo avanzar?  Todo esto me desanima mucho y pienso que las alturas de la santidad no son para mi.

 

- Jesús:  Asi pues, nina Mia, esta vez Me has contado mucho.  Yo sé que es un gran sufrimiento el de no ser (88) comprendida y sobre todo por los que amamos y a los cuales manifestamos una gran sinceridad, pero que te baste que Yo te comprendo en todas tus penas y tus miserias.  Me agrada tu profunda fe que, a pesar de todo, tienes en Mis representantes, pero debes saber que los hombres no pueden comprender plenamente un alma, porque eso supera sus posibilidades.  Por eso Yo Mismo Me he quedado en la tierra para consolar tu corazón doliente y fortificar tu alma para que no pares en el camino.  Dices que unas tinieblas grandes cubren tu mente, pues, ¿por qué en tales momentos no vienes a Mi que soy la luz y en un solo instante puedo infundir en tu alma tanta luz y tanto entendimiento de la santidad que no aprenderás al leer ningun libro ni ningun confesor es capaz de enseñar ni iluminar asi al alma.  Has de saber ademas que por estas tinieblas de las que te quejas, he pasado primero Yo por ti en el Huerto de los Olivos.  Mi alma estuvo estrujada por una tristeza mortal y te doy a ti una pequeña parte de estos sufrimientos debido a Mi especial amor a ti y el alto grado de santidad que te (89) destino en el cielo.  El alma que sufre es la que mas cerca está de Mi Corazón.

 

- El alma:  Pero una cosa mas, Señor:  ¿qué hacer si me desprecian y rechazan los hombres, y especialmente aquellos con quienes tuve derecho de contar y ademas en los momentos de mayor necesidad?

 

- Jesús:  Nina Mia, haz el proposito de no contar nunca con los hombres.  Harás muchas cosas si te abandonas totalmente a Mi voluntad y dices:  Hágase en mi, oh Dios, no según lo que yo quiera sino según tu voluntad.  Has de saber que estas palabras pronunciadas del fondo del corazón, en un solo instante elevan al alma a las cumbres de la santidad.  Me complazco especialmente en tal alma, tal alma Me rinde una gran gloria, tal alma llena el cielo con la fragancia de sus virtudes; pero has de saber que la fuerza que tienes dentro de ti para soportar los sufrimientos la debes a la frecuente Santa Comunión; pues ven a menudo a esta fuente de la misericordia y con el recipiente de la confianza recoge cualquier cosa que necesites.

 

- El alma:  Gracias, oh Señor, por Tu bondad inconcebible, por haberte dignado quedarte con nosotros en este destierro donde vives con nosotros como Dios de la misericordia (90) y difundes alrededor de Ti el resplandor de tu compasión y bondad.  A la luz de los rayos de Tu misericordia he conocido cuánto me amas.

 

1488              Dialogo entre Dios misericordioso y el alma que tiende a la perfeccion.

 

- Jesús:  Me son agradables tus esfuerzos, oh alma que tiendes a la perfección.  Pero ¿por qué tan frecuentemente te veo triste y abatida?  Dime, nina Mia, ¿qué significa esta tristeza y cuál es su causa?

 

- El alma:  Señor, mi tristeza se debe a que a pesar de mis sinceros propositos caigo continuamente y siempre en los mismos errores.  Hago los propositos por la manana y por la noche veo cuánto me he desviado de ellos.

 

- Jesús:  Ves, nina Mia, lo que eres por ti misma, y la causa de tus caidas está en que cuentas demasiado contigo misma y te apoyas muy poco en Mi.  Pero esto no debe entristecerte demasiado; estás tratando con el Dios de la Misericordia, tu miseria no la agotará, ademas no he limitado el numero de perdones.

 

- El alma:  Si, lo sé todo, (91) pero me asaltan grandes tentaciones y varias dudas se despiertan en mi y ademas todo me irrita y desanima.

 

- Jesús:  Nina Mia, has de saber que el mayor obstáculo para la santidad es el desaliento y la inquietud injustificada que te quitan la posibilidad de ejercitarte en las virtudes.  Todas las tentaciones juntas no deberian ni por un instante turbar tu paz interior y la irritabilidad y el desanimo son los frutos de tu amor propio.  No debes desanimarte sino procurar que Mi amor reine en lugar de tu amor propio.  Por lo tanto, confianza, nina Mia; no debes desanimarte, [sino que] venir a Mi para pedir perdon, porque Yo estoy siempre dispuesto a perdonarte.  Cada vez que Me lo pides, glorificas Mi misericordia.

 

- El Alma: Yo reconozco lo que es mas perfecto y que Te agrada mas, pero enfrento grandes obstáculos para cumplir lo que conozco.

 

- Jesús:  Nina mia, la vida en la tierra es una lucha y una gran lucha por Mi reino, pero no tengas miedo, porque no estás sola.  Yo te respaldo (92) siempre, asi que apóyate en Mi brazo y lucha sin temer nada.  Toma el recipiente de la confianza y recoge de la fuente de la vida no sólo para ti, sino que piensa tambien en otras almas y especialmente en aquellas que no tienen confianza en Mi bondad.

 

- El alma:  Oh Señor, siento que mi corazón se llena de Tu amor, que los rayos de Tu misericordia y Tu amor han penetrado mi alma.  Heme aquí, Señor, que voy para responder a Tu llamada, voy a conquistar las almas sostenida por Tu gracia; estoy dispuesta a seguirte, Señor, no solamente al Tabor, sino tambien al Calvario.  Deseo traer las almas a la Fuente de Tu Misericordia para que en todas las almas se refleje el resplandor de los rayos de Tu misericordia, para que la casa de nuestro Padre esté llena y cuando el enemigo comience a tirar flechas contra mi, entonces me cubriré con Tu misericordia como con un escudo.

 

1489              Dialogo entre Dios misericordioso y el alma perfecta

 

- El alma:  Señor y Maestro mio, deseo hablar Contigo.

 

- Jesús:  Habla, porque te escucho en todo momento, nina (93) amada; te espero siempre.  ¿De qué deseas hablar Conmigo?

 

- El Alma:  Señor, primero derramo mi corazón a tus pies como el perfume de agradecimiento por tantas gracias y beneficios de los cuales me colmas continuamente y los cuales no lograria enumerar aunque quisiera.  Recuerdo solamente que no ha habido un solo momento en mi vida en que no haya experimentado Tu proteccion y Tu bondad.

 

- Jesús:  Me agrada hablar contigo y tu agradecimiento te abre nuevos tesoros de gracias, pero, nina Mia, hablemos quizás no tan generalmente, sino en detalles de lo que pesa mas sobre tu corazón; hablemos confidencial y sinceramente como dos corazones que se aman mutuamente.

 

- El alma:  Oh mi Señor misericordioso, hay secretos en mi corazón de los cuales no sabe ni sabrá nadie fuera de Ti, porque aunque quisiera decirlos nadie me comprenderia.  Tu representante sabe algo, dado que me confieso con él, pero tanto cuanto soy capaz de revelarle de estos secretos, lo demas queda entre nosotros por la eternidad, ¡oh Señor mio! (94) Me has cubierto con el manto de Tu misericordia perdonandome siempre los pecados.  Ni una sola vez me has negado Tu perdon, sino que teniendo compasión por mi, me has colmado siempre de una vida nueva, la vida de la gracia.  Para que no tenga dudas de nada, me has confiado a una carinosa proteccion de Tu Iglesia, esta madre verdadera, tierna que en Tu nombre me afirma en las verdades de la fe y vigila que no yerre nunca.  Y especialmente en el tribunal de Tu misericordia mi alma experimenta todo un mar de benevolencia.  A los ángeles caidos no les has dado tiempo de hacer penitencia, no les has prolongado el tiempo de la misericordia.  Oh Señor mio, en el camino de mi vida has puesto a unos sacerdotes santos que me indican una via segura.  Jesús, en mi vida hay un secreto mas, el mas profundo, pero tambien el mas querido para mi, lo eres Tu Mismo bajo la especie del pan cuando vienes a mi corazón.  Aquí está todo el secreto de mi santidad.  Aquí mi corazón unido al tuyo se hace uno, aquí ya no hay ningun secreto, porque todo lo Tuyo es mio, y lo mio es Tuyo.  He aquí la omnipotencia y (95) el milagro de Tu misericordia.  Aunque se unieran todas las lenguas humanas y angelicas, no encontrarian palabras suficientes para expresar este misterio del amor y de Tu misericordia insondable.  Cuando considero este misterio del amor, mi corazón entra en un nuevo éxtasis de amor y Te hablo de todo, Señor, callando, porque el lenguaje del amor es sin palabras, porque no se escapa ni un solo latido de mi corazón.  Oh Señor, a pesar de que Te has humillado tanto, Tu grandeza se ha multiplicado en mi alma y por eso en mi alma se ha despertado un amor todavía mas grande hacia Ti, el unico objeto de mi amor, porque la vida del amor y de la unión se manifiesta por fuera como: pureza perfecta, humildad profunda, dulce mansedumbre, gran fervor por la salvacion de las almas.  Oh mi dulcisimo Señor, velas sobre mi en cada momento y me inspiras sobre cómo debo portarme en un caso dado; cuando mi corazón oscilaba entre una y otra cosa, Tu Mismo intervenias, mas de una vez, en solucionar el asunto.  Oh, cuántas e innumerables veces, con una luz repentina me hiciste conocer (96) lo que Te agradaba mas.  – Oh, qué numerosos son estos perdones secretos de los cuales no sabe nadie.  Muchas veces has volcado en mi alma fuerza y valor para avanzar.  Tu Mismo eliminabas las dificultades, para [375] de mi camino interviniendo directamente en la actuación de los hombres.  Oh Jesús, todo lo que Te he dicho es una palida sombra frente a la realidad que hay en mi corazón.  Oh Jesús mio, cuánto deseo la conversión de los pecadores.  Tu sabes lo que hago por ellos para conquistarlos para Ti.  Me duele enormemente cada ofensa hecha contra Ti.  Tu sabes que no escatimo ni fuerzas, ni salud, ni vida en defensa de Tu reino.  Aunque en la tierra mis esfuerzos son invisibles, pero no tienen menos valor a Tus ojos.  Oh Jesús, deseo atraer las almas a la Fuente de Tu Misericordia para que tomen la vivificante agua de vida con el recipiente de la confianza.  Si el alma desea experimentar una mayor misericordia de Dios, acerquese a Dios con gran confianza y si su confianza es sin limites, la misericordia de Dios será para ella tambien sin limites.  Oh Señor mio, (97) que conoces cada latido de mi corazón, Tu sabes con qué ardor deseo que todos los corazones latan exclusivamente por Ti, que cada alma glorifique la grandeza de Tu misericordia.

 

- Jesús:  Hia Mia amadisima, delicia de Mi corazón, tu conversación Me es mas querida y mas agradable que el canto de los angeles.  Todos los tesoros de Mi Corazón estan abiertos para ti.  Toma de este Corazón todo lo que necesites para ti y para el mundo entero.  Por tu amor retiro los justos castigos que la humanidad se ha merecido.  Un solo acto de amor puro hacia mi, Me es mas agradable que miles de himnos de almas imperfectas.  Un solo suspiro de amor Me recompensa de tantos insultos con los cuales Me alimentan los impios.  Tu mas pequena accion, es decir, un acto de virtud adquiere a Mis ojos un valor inmenso y es por el gran amor que tienes por Mi.  En un alma que vive exclusivamente de Mi amor, Yo reino como en el cielo.  Mi ojo vela sobre ella dia y noche y encuentro en ella Mi complacencia y Mi oido está atento a (98) las súplicas y el murmullo de su corazón y muchas veces anticipo sus ruegos.  Oh nina amada por Mi particularmente, pupila de Mi ojo, descansa un momento junto a Mi Corazón y saborea aquel amor del cual te regocijarás durante toda la eternidad.

 

Pero, hija, aún no estás en la patria; asi pues, ve fortalecida con Mi gracia y lucha por Mi reino en las almas humanas y lucha como una hija real y recuerda que pronto pasarán los dias del destierro y con ellos la oportunidad de adquirir meritos para el cielo.  Espero de ti, hija Mia, un gran numero de almas que glorifiquen Mi misericordia durante toda la eternidad.  Hija Mia, para que respondas dignamente a Mi llamada, recibeme cada dia en la Santa Comunión – ella te dará fuerza….

 

(99) Jesús, no me dejes sola en el sufrimiento.  Tu sabes, Señor, lo debil que soy.  Soy un abismo de miseria, soy la nadda misa.  Por eso, ¿qué habria de extrano si me dejaras sola y yo cayera?  Soy una recien nacida, Señor, por eso no sé sostenerme por mi misma.  Sin embargo, a pesar de todo abandono, confio, y a pesar de mis sentimientos, confio y me estoy transformando completamente en la confianza, muchas veces a pesar de lo que siento.  No disminuyas ninguna de mis aflicciones, sólo dame fuerza para soportarlas.  Haz conmigo lo que Tu quieras, Señor, sólo dame la gracia de poder amarte en cada acontecimiento y circunstancia.  Señor, no disminuyas mi caliz de amargura, sólo dame fortaleza para que pueda beberlo todo.

 

Oh Señor, a veces, me elevas hacia el resplandor de las visiones y otras veces me sumerges en una noche oscura y en el abismo de mi nulidad y el alma se siente como si estuviera sola en un gran desierto…. Sin embargo, por encima de todo confio en ti, Jesús, porque eres inmutable.  La disposición de mi animo es variable, pero Tu eres siempre igual, lleno de misericordia.

 

1490              (100) + Oh Jesús, Fuente de la vida, santificame.  Fuerza mia, fortaléUnica luz de mi alma, iluminame.  Maestro mio, guiame; me confio a Ti como el recien nacido al amor de su madre.  Aunque todo se conjure contra mi y aunque me falte tierra bajo los pies, estaré tranquila junto a Tu Corazón.  Tu siempre eres para mi la mas tierna de las madres y superas a todas las madres.  Te cantaré mi dolor con el silencio y Tu me comprenderas mejor que si me expresara de cualquier otro modo…

 

1491              + Hoy el Señor me visitó y me dijo:  Hija Mia, no tengas miedo de lo que te sucederá, no te daré por encima de tus fuerzas; conoces el poder de Mi gracia, que eso te baste.  Tras estas palabras el Señor me ha dado a comprender mas profundamente la actuación de su gracia.

 

1492              Antes de la Santa Comunión Jesús me ha hecho conocer que no debo en absoluto dar credito (101) a las palabras de una de las hermanas, porque a Él no le gusta su astucia y su malicia.  Hija Mia, no presentes a esa persona ni tus ideas ni tu opinión.  Le he pedido perdon al Señor por lo que no le agradaba en esa alma y le he suplicado que me fortalezca con su gracia en el momento en que ella venga de nuevo a hablar conmigo.  Me había preguntado por muchas cosas a las cuales le había contestado con todo el amor de hermana y como prueba de que hablaba sinceramente, le había dicho algunas cosas experimentadas por mi personalmente, sin embargo las intenciones de aquella alma diferian de las palabras que tenia en los labios…

 

1493              + Oh Jesús mio, desde el momento en que me he abandonado totalmente a Ti, no pienso en mi absolutamente.  Puedes hacer conmigo lo que Te agrade, pienso en una sola cosa, es decir:  ¿qué es lo que mas prefieres?, ¿qué es, oh Señor, con lo que pueda agradarte?  Aguzo el oido y estoy atenta a cada ocasión; no importa si por fuera, en tal caso, sea juzgada de otro modo….

 

1494              (102) 15 I 1938.  Hoy, cuando me visitó esa misma hermana por la cual he sido amonestada por el Señor, me armé espiritualmente para la lucha.  Aunque eso me costó mucho no me alejé nada de la recomendación del Señor; sin embargo, casi una hora despues, cuando la hermana no pensaba retirarse todavía, llamé interiormente a Jesús a socorrerme.  Entonces oí en el alma una voz:  No tengas miedo, te estoy mirando en este momento y te ayudo; te envio ahora mismo dos hermanas que vendrán a visitarte y entonces te resultará facil continuar la conversación.  Y en aquel mismo momento entraron dos hermanas y entonces la conversación se ha hecho muy facil, no obstante que continuó todavía por media hora.

 

1495              Oh, qué bueno es invocar la ayuda de Jesús durante la conversación.  Oh, qué bueno es impetrar para si gracias actuales en los momentos de tranquilidad.  Lo que me da el miedo mas grande son las conversaciones aparentemente confidenciales, hay que tener entonces mucha luz de Dios para poder conversar con provecho para aquella alma y para si mismo.  Dios concede su ayuda, pero hay que pedirsela; que nadie confie demasiado en si mismo.

 

1496              (103) 17 I 1938.  Hoy, desde temprano, en la manana, mi alma se encuentra en las tinieblas.  No logro ascender hasta Jesús, me siento como abandonada por Él.  No pediré luz a las criaturas, porque sé que ellas no me iluminarán si Jesús quiere mantenerme en las tinieblas.  Me someto a su santa voluntad y sufro; sin embargo la lucha está aumentando.  Durante las visperas quise unirme a las hermanas en la oracion.  Cuando me trasladé con el pensamiento a la capilla, mi espiritu se sumergió en las tinieblas aún mayores.

 

1497              Se apoderó de mi un disgusto para todas las cosas.  Entonces oí la voz de Satanas:  “Mira, qué contradictorio es todo lo que te da Jesús:  te hace fundar un convento y te envia la enfermedad; te manda hacer gestiones para instituir la Fiesta de la Misericordia mientras que el mundo no quiere tal Fiestas en absoluto.  ¿Por qué rezas por esta Fiesta?  Esta Fiesta es tan inoportuna.”  Mi alma calla y reza con un acto de buena voluntad sin entrar en dialogo con el espiritu de las tinieblas.  Sin embargo, se ha adueñado de mi un tedio de la vida tan extraño que he tenido que hacer un gran 4esfuerzo de la voluntad para aceptarla… (104) Y oigo otra vez las palabras del tentador: “Pide la muerte para ti manana despues de la Santa Comunión.  Dios te escuchará, ya que te ha escuchado tantas veces y te ha dado todo lo que le has pedido.”  Me callo y rezo con un acto de voluntad, o mas bien me someto a Dios pidiendole dentro de mi que no me abandone en este momento.  Son ya las once de la noche, todas las hermanas estan durmiendo en sus celdas, solamente mi alma lucha y con gra esfuerzo.  El tentador continua:  “?Qué te importan otras almas?  Tu debes rezar solamente por ti misma.  Los pecadores, ellos se convertiran sin tus plegarias.  Veo que en este momento estas sufriendo mucho, y yo te doy un consejo del cual dependerá tu felicidad: no hables nunca de la Divina Misericordia y no invitesecialmente a los pecadores a confiar en la sericordia, porque ellos se merecen un justo castigo.  Otras cosa importantisima: no hables a los confesores de lo que pasa en tu alma y especialmente a ese Padre extraordinario y a aquel sacerdote de Vilna.  Yo los conozco, sé quienes son, por eso quiero advertirte (105) de ellos.  Trata de ser una buena hermana, basta con vivir como las demas, ¿por qué te expones a tantas dificultades?”

 

1498              Yo sigo callada y con un acto de voluntad persevero toda en Dios, a pesar de que un gemido se escapa del corazón.  Por fin el tentador se fue y yo, extenuada, me dormi inmediatamente.  Por la manana, cuando recibi la Santa Comunión y entré inmediatamente en mi celda, cai de rodillas y renové el acto de sumisión en todo a la santisima voluntad de Dios.  Te ruego, Jesús, dame fuerza para luchar, que se haga de mi según Tu santisima voluntad.  Mi alma se ha enamorado de Tu santisima voluntad.

 

1499              En ese momento vi a Jesús que me dijo:  Estoy contento de lo que haces y sigue tranquila si haces siempre todo lo que está en tu poder para toda esta obra de la misericordia.  Ten la maxima sinceridad con el confesor.  Satanas no sacó ningun provecho con haberte tentado, porque no entraste en conversación con él.  Continua asi.  Hoy Me has rendido una gran gloria luchando con tanta fidelidad.  (106) Que tu corazón se consolide y se afirme en que Yo siempre estoy contigo aunque en el momento de la lucha no Me sientas.

 

1500              Hoy el amor de Dios me traslada al otro mundo.  Estoy sumergida en el amor, amo y siento que soy amada y lo estoy viviendo con plena conciencia.  Mi alma se anega en el Señor conociendo la gran Majestad de Dios y su propia pequenez, pero gracias a este conocimiento aumenta mi felicidad…. Este conocimiento es muy vivo en el alma, muy fuerte y al mismo tiempo tan dulce.

 

1501              + Como ahora no puedo dormir bien de noche, ya que no me lo permiten los dolores, visito todas las iglesias y las capillas y adoro, aunque sea por poco tiempo, al Santisimo Sacramento.  Cuando vuelvo a mi capilla, entonces rezo por ciertos sacerdotes que proclaman y divulgan la misericordia de Dios.  Rezo tambien según la intencion del Santo Padre y para impetrar la misericordia de Dios para los pecadores; éstas son mis noches.

 

1502              (107) 20 I [1938].  Nunca soy servil ante nadie.  No soporto adulaciones y la humildad es solamente la verdad, en una verdadera humildad no hay servilismo; aunque me considero la mas pequena de todo el convento, por otra parte estoy contenta con la dignidad de ser esposa de Jesús…. No importa que a veces oiga decir que soy soberbia, ya que sé bien que el juicio humano no logra descrubrir los motivos de las acciones.

 

1503              Al principio de mi vida religiosa, inmediatamente despues del Noviciado, empecé a ejercitarme en la humildad de modo especial, es decir, no me bastaban las humillaciones que Dios me enviaba, sino que yo misma las buscaba, y en un fervor exagerado, a veces, me presentaba a las Superioras como no era en realidad y ni siquiera tenia la idea de tales miserias.  Pero, poco despues Jesús me ensenó que la humildad es solamente la verdad.  Desde aquel momento he cambiado mi manera de pensar siguiendo fielmente la luz de Jesús.  Comprendi que si un alma está con Jesús, Él no le permitirá errar.

 

1504              (108) + Señor, Tu sabes que desde la juventud siempre buscaba Tu voluntad y al conocerla, procuraba cumplirla.  Mi corazón estaba acostumbrado a la inspiración del Espiritu Santo a quien permanezco fiel.  En medio del mayor bullicio, siempre he oido la voz de Dios, siempre sé lo que pasa dentro de mi [alma]…[376].

 

1505              Me esfuerzo por la santidad, ya que con ella seré util a la Iglesia.  Hago continuos esfuerzos en lar virtudes, procuro imitar fielmente a Jesús y esta serie de actos de virtud cotidianos, silenciosos, ocultos, casi imperceptibles, pero si cumplidos con gran amor, los pongo en el tesoro de la Iglesia de Dios para el provecho comun de las almas.  Siento interiormente como si fuera responsable por todas las almas, siento claramente que vivo no solamente para mi, sino [para] toda la Iglesia……

 

1506              + Oh Dios incomprensible, mi corazón se deshace de gozo porque me has permitido penetrar los misterios de (109) Tu misericordia.  Todo tiene comienzo en Tu misericordia y todo termina en Tu misericordia….

 

1507              Toda gracia procede de la misericordia y la ultima hora está llena de misericordia para con nosotros.  Que nadie dude en la bondad de Dios; aunque sus pecados fueran negros como la noche, la misericordia de Dios es mas fuerte que nuestra miseria.  Una sola cosa es necesaria: que el pecador entreabra, aun cuando sea un poco, las puertas de su corazón a los rayos de la gracia misericordiosa de Dios y entonces Dios realizará el resto.  Pero, infeliz el alma que ha cerrado la puerta a la misericordia de Dios tambien en la ultima hora.  Tales almas han sumergido a Jesús en una tristeza mortal en el Huerto de los Olivos; a pesar de esto de su compasivisimo Corazón brotó la misericordia de Dios.

 

1508              21 I [1938].  Jesús, seria verdaderamente tremendo sufrir si no estuvieras Tu, pero justamente Tu, Jesús, tendido en la cruz; me das fortaleza y siempre acompanas al alma que sufre.  Las criaturas abandonan al hombre que sufre, pero Tu, oh Señor, eres fiel….

 

1509              (110) Sucede frecuentemente en la enfermedad, como con Job en el Antiguo Testamento:  cuando uno camina y trabaja, todo está bien y perfecto, pero si Dios envia una enfermedad, el numero de amigos empieza a disminuir.  Pero si están todavía, se interesan por nuestro sufrimiento, y lo demas.  Pero si Dios envia una enfermedad mas larga, tambien estos amigos fieles comienzan a abandonarnos poco a poco.  Nos visitan con menos frecuencia y a menudo sus visitas producen sufrimientos.  En vez de consolarnos, nos reprochan algunas cosas que nos hacen sufrir mucho y el alma, igual que Job, está sola; pero felizmente no está sola, porque Jesús Hostia está con ella.  Despues de haber probado los sufrimientos mencionados anteriormente y haber pasado toda la noche en amargura, por la manana, cuando el capellan me trajo la Santa Comunión, con fuerza de voluntad tuve que dominarme para no gritar a plena voz:  Bienvenido verdadero, unico Amigo.  La Santa Comunión me da fuerza para sufrir y luchar.  Quiero decir todavía una cosa que he experimentado:  cuando Dios nos envia (111) ni muerte ni salud, y eso se prolonga durante años, las personas que nos rodean se acostumbran y tratan a uno como si no estuviera enfermo.  Entonces empieza una serie de martirios silenciosos;

 

1510              solamente Dios sabe cuantos sacrificios le ofrece tal alma.  Una noche en que me encontraba tan mal que no sabia cómo volver a la celda, de repente encontré a la Hermana Asistente que estaba diciendo a una de las Hermanas Directoras que fuera a la puerta con un encargo; pero en cuanto me vio a mi le dijo:  No, hermana, usted no va a ir, irá Sor Faustina, porque llueve mucho.  Contesté que sí; fui y cumpli con el mandado, pero sólo Dios lo sabe todo.  Éste es solamente un ejemplo entre muchos.  A veces parece que una hermana del segundo coro es de piedra, mientras que ella tambien es un ser humano, tienel el corazón y los sentimientos….

 

1511              En tales casos Dios Mismo viene en ayuda, porque de otro modo el alma no lograria soportar estas pequenas cruces de las cuales no he escrito todavía ni pienso escribir ahora, pero cuando tenga la inspiración escribiré…..

 

1512              (112) Hoy durante la Santa Misa vi a Jesús, sufriendo como si agonizara en la cruz, que me ha dicho:  Hija Mia, medita frecuentemente sobre Mis sufrimientos que padeci por ti y nada de lo que tu sufres por Mi te parecerá grande.  Me agrada mas cuando contemplas Mi dolorosa Pasion; une tus pequeños sufrimientos a Mi dolorosa Pasion para que adquieran un valor infinito ante Mi Majestad.

 

1513              Hoy Jesús me dijo:  Muchas veces Me llamas maestro.  Esto es agradable a Mi Corazón, pero no olvides, alumna Mia, que eres alumna de un maestro crucificado.  Que te baste esta sola palabra.  Tu sabes lo que se encierra en la cruz.

 

1514              + He aprendido que la mayor fuerza está oculta en la paciencia.  Veo que la paciencia siempre conduce a la victoria, aunque no inmediatamente, pero la victoria se manifestará despues de años.  La paciencia va unida a la mansedumbre.

 

1515              (113) + Hoy he pasado toda la noche con Jesús en el calabozo.  Es una noche de adoración.  Las hermanas rezan en la capilla.  Yo me uno a ellas espiritualmente, porque la falta de salud no me permite ir a la capilla.  Pero como no he podido dormir en toda la noche, la he pasado junto con Jesús en el calabozo.  Jesús me hizo conocer los sufrimientos que alli había padecido.  El mundo los conocerá el dia del juicio.

 

1516              Diles a las almas, hija Mia, que les doy Mi misericordia como defensa, lucho por ellas Yo solo y soporto la justa ira de Mi Padre.

 

1517              Hija Mia, di que esta Fiesta ha brotado de las entrañas de Mi misericordia para el consuelo del mundo entero.

 

1518              Oh Jesús, paz y descanso mio, Te ruego por esta hermana, ilumínala para que cambie interiormente, sostenla con Tu gracia fuertemente para que tambien ella llegue a la perfección……

 

1519              (114) + Hoy, antes de la Santa Comunión el Señor me ha dicho:  Hija Mia, hoy habla abiertamente de Mi misericordia con la Superiora, porque de entre las Superioras ha sido ella la que ha participado mas en propagar Mi misericordia.  Y efectivamente, por la tarde vino la Madre y hablamos sobre esta obra de Dios.  La Madre me dijo que las estampitas no habian salido muy bien y que se vendian mal.  Pero yo misma, me dijo, he tomado bastantes y las reparto donde creo oportuno, y hago lo que puedo para que la obra de la misericordia se difunda.  Cuando se alejó, el Señor me dijo cuánto le es querida esa alma.

 

1520              Hoy el Señor me dijo:  He abierto Mi Corazón como una Fuente viva de Misericordia.  Que todas las almas tomen vida de ella.  Que se acerquen con gran confianza a este mar de misericordia.  Los pecadores obtendran la justificación y los justos seran fortalecidos en el bien.  Al que haya depositado su confianza (115) en Mi misericordia, en la hora de la muerte le colmaré el alma con Mi paz divina.

 

1521              El Señor me dijo:  Hija Mia, no dejes de proclamar Mi misericordia para aliviar Mi Corazón, que arde del fuego de compasión por los pecadores.  Diles a Mis sacerdotes que los pecadores mas empedernidos se ablandarán bajo sus palabras cuando ellos hablen de Mi misericordia insondable, de la compasión que tengo por ellos en Mi Corazón.  A los sacerdotes que proclamen y alaben Mi misericordia, les daré una fuerza prodigiosa y ungiré sus palabras y sacudiré los corazones a los cuales hablen.

 

1522              La vida comunitaria es difícil de por si, pero es dos veces mas difícil familiarizarse con almas soberbias.  Oh Dios, concédeme una fe mas profunda para que en cada hermana siempre pueda ver Tu santa imagen que tiene grabada en su alma…..

 

1523              (116) Amor eterno, llama pura, arde incesantemente en mi corazón y diviniza todo mi ser según Tu eterno designio por el cual me has llamado a la existencia y a participar en Tu eterna felicidad.  Oh Señor misericordioso, me has colmado de estos dones unicamente por misericordia; viendo que todo lo que tengo me ha sido dado gratuitamente, adoro Tu bondad inconcebible con la mas profunda humildad.  Señor, el asombro me inunda el corazón [al pensar] que Tu, Señor absoluto, no necesitas a nadie y, sin embargo, por amor puro Te humillas asi a nosotros.  No dejo de asombrarme nunca cuando el Señor entra en una familiaridad tan estrecha con su criatura; es otra vez, su bondad insondable.  Siempre comienzo esta meditación y nunca la termino, porque mi espiritu se sumerge en Él totalmente.  Qué delicia es amar con todas las fuerzas de su alma y, a la vez, ser amada aún mas, sentirlo (117) y vivirlo con plena conciencia de su ser no hay palabras para expresarlo.

 

1524              25 I [1938].  Jesús mio, qué bueno eres y paciente; a veces nos miras como a los ninos pequenos.  Algunas veces Te rogamos y no sabemos ni siquiera qué es lo que pedimos, porque al final de la plegaria cuando nos das lo que Te hemos suplicado, no queremos aceptarlo.

 

1525              Un dia, vino a verme cierta hermana y me pidió orar y me dijo que no podia resistar mas si [la situación] continuaba asi mas tiempo.  ¡Rece, hermana! Le contesté que lo haria; empecé una novena a la divina Misericordia, supe que Dios le concederia la gracia, pero ella al recibirla, otra vez estaria descontenta.  No obstante yo continuaba rezando tal y como ella me había pedido.  Al dia siguiente vino la misma hermana; apenas empezó la conversación y se puso a hablar de lo mismo, le dije:  Usted sabe, hermana, que en la oracion no debemos obligar a Dios que no dé lo que queremos nosotros, sino que, mas bien, debemos someternos a su santa voluntad.  (118)  Pero a ella le parecia que lo que pedia era indispensable.  Al final de la novena, vino nuevamente aquella hermana y me dijo:  Ah, heermana, Jesús me ha concedido esta gracia, pero ahora pienso de otro modo.  Rece, hermana, para que otra vez sea de modo diferente.  Le contesté: Si, rezaré para que en usted hermana, se cumpla la voluntad de Dios y no lo que usted desee….

 

1526              Oh misericordiosísimo Corazón de Jesús, protégenos de la justa ira de Dios.

 

1527              + Cierta hermana me persigue continuamente sólo porque Dios se relaciona conmigo tan estrechamente.  A ella le parece que todo lo dentro de mi es fingido.  Cuando le parece que cometo algun error, me dice:  Tienen visiones y hacen esta clase de errores.  Lo ha comentado a otras hermanas, y siempre en el sentido negativo, difundiendo, mas bien la opinión de que se trata de una medio loca.  Un dia me dolio mucho el hecho de que esa gota de inteligencia humana sabia indagar de este modo (119) los dones de Dios.  Despues de la Santa Comunión, pedi que Dios la iluminara; sin embargo conoci que si esa alma no cambiaba su disposición interior, no alcanzaria la perfección.

 

1528              + Cuando me quejé a Jesús de cierta persona: Jesús, ¿cómo es posible que esa persona emita un juicio semejante incluso sobre la intención?  El Señor me contestó:  No te extrañes de esto; esa alma no se conoce a si misma, pues ¿cómo puede emitir un juicio justo sobre otra alma?

 

1529              Hoy vi al Padre Andrasz rezando.  Supe que intercedia ante Dios tambien por mi.  A veces, el Señor me permite conocer quién reza por mi.

 

1530              Me he retirado un poco al segundo plano, como si esta obra de Dios no me interesara.  En este momento no hablo de ella, pero toda mi alma está sumergida en la oracion y suplico a Dios que se digne anticipar este gran don, es decir, la Fiesta de la Misericordia y veo que Jesús obra, nos da indicaciones sobre cómo esto debe ser realizado.  Nada sucede por casualidad.

 

1531              (120) Hoy le dije al Señor Jesús:  ¿Ves, cuántas dificultades [hay] antes de que crean que Tu Mismo eres el autor de esta obra?  No todos lo creen ni siquiera ahora.  Quédate tranquila, niña Mia, nada puede oponerse a Mi voluntad; a pesar de las murmuraciones y la aversión de las hermanas, Mi voluntad se cumplirá en ti en toda su plenitud hasta el ultimo deseo y designio.  No te aflijas a causa de eso, Yo tambien fui piedra de escándalo para algunas almas.

 

1532              + Jesús se quejó conmigo cuánto le dolia la infidelidad de las almas elegidas, y aún hiere mas Mi Corazón su desconfianza despues de una caida.  Me doleria menos, si no hubieran experimentado la bondad de Mi Corazón.

 

1533              He visto la ira de Dios que pesa sobre Polonia.  Y veo ahora que si Dios golpeara nuestro país con los mayores castigos esto seria todavía su gran misericordia, ya que por delitos tan graves, podría castigarnos con (121) la destrucción eterna.  Quedé aterrorizada y el Señor descorrió el velo apenas un poco.  Ahora veo claramente que las almas elegidas mantienen la existencia del mundo hasta que rebase la medida.

 

1534              + He visto el esfuerzo en la oración de cierto sacerdote.  Su oración se parecía a la oración de Jesús en el Huerto de los Olivos.  Oh, si aquel sacerdote supiera lo agradable que era su oración a Dios.

 

1535              Oh Jesús, me encierro en Tu misericordiosísimo Corazón como en una fortaleza inconquistable, para [defenderme] de las flechas de los enemigos.

 

1536              Hoy he estado junto a una persona agonizante que moría en mi comarca natal.  La sostenía con mis oraciones; después de un momento he sentido dolores en las manos, los pies y el costado, durante un breve momento……

 

1537              (122) 27 I [1938].  Hoy, durante la Hora Santa Jesús se quejó conmigo de la ingratitud de las almas.

 

A cambio de los beneficios recibo la ingratitud; a cambio del amor obtengo el olvido y la indiferencia.  Mi Corazón no puede soportarlo.

 

1538              En ese momento, en mi corazón ardió un amor fortísimo a Jesús; ofreciéndome por las almas ingratas, en ese momento me he sumergido toda en Él.  Al volver en mi, el Señor me ha dado a probar una pequeña parte de esa ingratitud que inundaba su Corazón.  Esa experiencia duró poco tiempo.

 

1539       Hoy he dicho al Señor:  ¿Cuándo me llevarás Contigo?  Yo ya me sentía tan mal y con gran impaciencia esperaba Tu venida.  Jesús me contestó:  Debes estar siempre preparada, pero ya no te dejaré por mucho tiempo en este destierro; tiene que cumplirse en ti Mi santa voluntad.  Ah, Señor, si Tu santa voluntad no se ha cumplido todavía plenamente, aquí me tienes preparada a todo lo que Tu quieras, oh Señor. (123) Oh Jesús mío, me extraña solamente que Tu me des a conocer tantos secretos y no quieras revelarme el secreto referente a la hora de mi muerte.  Y el Señor me contestó:  Quédate tranquila, te la har&eacut

Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti