S?bado, 10 de abril de 2010
EL CONCILIO DE EFESO EN EL AÑO 431

l Concilio de Éfeso se celebró entre el 22 de junio y el 16 de julio del año 431, en Éfeso, antiguo puerto griego, en la actual Turquía.

Está considerado por la Iglesia Católica, por la Iglesia Ortodoxa y por la Iglesia Copta como el III Concilio Ecuménico.


Motivación del concilio

Convocado por el emperador Teodosio II para poner fin a la querella suscitada por la doctrina nestoriana, reunió a unos doscientos participantes bajo la presidencia del Patriarca de Alejandría, Cirilo.

Al contrario de los anteriores concilios cuyas cuestiones teológicas se referían principalmente a la unicidad de Dios, el concilio de Éfeso supuso un cambio de dirección, pues se debatió sobre la naturaleza de Cristo dada la negación de los nestorianos a la unicidad de la naturaleza de Cristo y considerar que sus naturalezas, divina y humana, se encontraban separadas, prevaleciendo la naturaleza humana sobre la divina, por lo que María no debía ser considerada Madre de Dios (Theotókos), sino sólo "Madre de Cristo" (Khristotokos, ya que había dado a luz a un hombre en que la divinidad había ido a habitar.

Desarrollo del concilio

En la primera sesión del concilio, celebrada el 22 de junio, y aprovechando la ausencia de Nestorio que se negaba a comparecer hasta que no llegara a Éfeso su amigo el patriarca Juan de Antioquía, se procedió a condenar la doctrina nestoriana como errónea (Cánones 2 a 5), decretando que Cristo era una sola persona con sus dos naturalezas inseparables. Asimismo decretó la maternidad divina de María. Cirilo logró además que se aprobara un decreto redactado por él que deponía y excomulgaba a Nestorio.

El 27 de junio llegó a Éfeso Juan de Antioquía, celebrando inmediatamente una asamblea paralela en la que acusa a Cirilo de herejía arriana, por lo que se procedió a su condena y deposición.

El 10 de julio llegaron los legados papales (los obispos Arcadio y Proyecto y el representante personal del papa Celestino I, Felipe), que aprueban la sesión celebrada el 22 de junio y con ello la condena de Nestorio.

El emperador Teodosio opta por declarar depuestos a Cirilo y Nestorio y los encarcela, para posteriormente ser persuadido por los legados papales para que aceptara como verdadero el concilio que condenaba a Nestorio, por lo que es puesto en libertad a Cirilo, que vuelve a Alejandría, y a Nestorio, que se retira a un monasterio de Antioquía.

Otras decisiones

El concilio de Éfeso, además de condenar la doctrina de Nestorio, condenó también como herética la doctrina del Pelagianismo, excomulgando a su principal valedor, Celestio (Canon 1).

Decretó asimismo la excomunión para todos los que no se atuvieran a lo decretado en el propio concilio (Canon 6), y estableció asimismo el anatema para quien no respetara los cánones surgidos del concilio de Nicea, especificando que el texto del Credo surgido en dicho concilio no debería sufrir adición o sustracción alguna (Canon 7).

 

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 09 de marzo de 2016 | 6:02
1
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti