Mi?rcoles, 07 de abril de 2010
LAS PROFECÍAS PARA EL CAMBIO EN LA IGLESIA DE CRISTO

Curiosamente, según el intérprete más famoso de las profecías de Nostradamus, Jean Michel de Fontbrune, el Papa que sigue sería un judío.

Algunos estudiosos de las profecías sobre el Vaticano y el fin del mundo, también creen que con el nuevo Papa judío en el trono de San Pedro, comenzará una fusión de todas la religiones monoteístas, una futura Iglesia Mundial cuya sede se ubicaría en Jerusalén. El Nuevo Orden Mundial y la Globalización política mundial tendrían su reflejo también en la religión. Según esta interpretación, el nuevo responsable que se colocará al frente de esta Iglesia Global será reconocido por los judíos. Los cristianos verdaderos se mantendrían al margen de esta globalización religiosa, y tal como dicen las profecías, en los últimos tiempos serán perseguidos por la Bestia y el Gobierno del 666.

Sin embargo, la situación dentro del Vaticano, en donde realmente se elige al Papa, es complicada. Cuentan fuentes cercanas al Papa, que dentro de los que eligen al Sumo Pontífice hay dos bloques claramente divididos. Uno, es el de los italianos, la agrupación más fuerte en Roma, y otra que es la que reúne a los hispanoamericanos. Y aquí entra otra profecía, aquella de Nostradamus que habla del Papa negro. Se dice que para una solución neutral, quien podría suceder a actual papa sería el cardenal Francis Arinze, el único africano entre los papables. Arinze es nigeriano y dirige el Consejo Pontificio por el Diálogo entre Religiones. En este caso, el lema del olivo estaría relacionado con la paz.

Y llegamos al último lema de San Malaquías: “Petrus Romanus” o Pedro el Romano. Malaquías profetizó que este Papa “habrá de apacentar a sus ovejas padeciendo muchas tribulaciones, y luego un juez tremendo vendrá a juzgar a su pueblo”.

Los intérpretes no se ponen de acuerdo: algunos ven el fin del mundo en esta profecía; otros ven una referencia a una renovación espiritual de la Iglesia. Lo cierto del tema es que las profecías de Fátima y los augurios de otros profetas vaticinan una época de cambio para la Iglesia.

Las opciones quedan abiertas : Pedro el Romano sería el último Papa. Su lema, el olivo, puede interpretarse tanto como el símbolo de la paz (con lo que se cruza con Nostradamus, si el elegido es el nigeriano Arinze, ya que el Consejo Pontificio por el Diálogo entre Religiones tiene de emblema un olivo), así como que el próximo Papa sea un judío converso (la rama de olivo es un símbolo antiguo del judaísmo). Aquí todos miran a Jean Marie Lustiger, quien proviene de familia judía afincada en Alemania y actualmente es el Arzobispo de París, en Francia. Nacido hace 78 años en el seno de una familia judía de origen polaco (su madre murió en Auschwitz), Lustiger se bautizó a los catorce años. Entre otras cosas, su ministerio se ha caracterizado por la promoción del diálogo con los judíos. Fue nombrado arzobispo de París por Juan Pablo II en 1981, después de haber sido obispo de Orleáns, y ordenado cardenal en 1983.

Fin del mundo, llegada del Anticristo, regreso de Jesus a juzgar a la humanidad... o simplemente un cambio global a nivel de la religión ?. Quizás las profecías apunten a iluminarnos sobre un cambio radical en el Papado y en el gobierno del catolicismo (el último Papa conocido como tal), antes que una predicción realmente funesta para la humanidad. Lo cierto es que, circunscribiéndose sólo a enunciar una lista de Papas, San Malaquías ha resultado mucho más certero que Nostradamus (quien, posiblemente, haya basado una parte de sus profecías en los escritos del santo). Aquí hay una lista de los aciertos de San Malaquías :

A cada Papa le puso un "lema", y en 800 años se han cumplido muy bien :

Así, el número 1 era "Ex Castro Tiberis": ¨de un Castillo del Tíber", y correspondió al Papa Celestino II que había nacido en la ciudad de Castillo sobre el río Tíber.

El lema del número 2 era "Inimicus Expulsus" ("Expulsador de Enemigos"), que correspondió al Papa Lucio II, y su nombre de familia era "Caccianemici" que significa "Expulsador de Enemigos".

El número 35, "De Suttore Osseo" (Del Remendón de Ossa), el Papa Juan XII (1316-24), que era hijo de un zapatero remendón nacido en Ossa.

Así se han ido cumpliendo los "lemas" con increíble exactitud... en los ultimos tiempos:

El Papa número 106, "Pastor Angélicus" correspondió a Pío XII, que tenía en su escudo un Angel, y es considerado como el más angélico de todos los Papas.

El número 107, "Pastor et Nauta" ("Pastor y Navegante"), correspondió a Juan XXIII, cuyo tema preferido era el "Buen Pastor", y nació en Venecia, la ciudad entre las aguas.

El número 108, "Flos Florum" ("Flor de las Flores"), Pablo VI, que tiene en su escudo de armas el "lirio", la "flor de las flores".

El número 109, "De Mediate Luna" ("De la Media Luna"), Juan Pablo I, que fue elegido en una Media Luna y falleció en la siguiente Media Luna.

El número 110, "De Labore Solis", Juan Pablo II. Interpretada como el “Papa que viene del este”, o como el “Papa capaz de un gran y prolongado trabajo”, resultó casi calcada con la realidad.

"Pedro Romano", según San Malaquías, sería el 111, pero a Pedro Romano no le da "número", solo dice que será el único Papa llamado "Pedro", como el primero. Y en verdad esta profecía también se ha cumplido, porque en 800 años desde que se hicieron estas profecías, ningún Papa se ha llamado "Pedro".




Fdo. Cristobal Aguilar.

Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti