Viernes, 02 de abril de 2010
ORACIÓN A LA VÍRGEN DE LORETO

María, Madre del sí, tú escuchaste a Jesús

y conoces el timbre de su voz

y el latido de su corazón.

Estrella de la mañana, háblanos de él

y descríbenos tu camino

para seguirlo por la senda de la fe.

 

María, que en Nazaret habitaste con Jesús,

imprime en nuestra vida tus sentimientos,

tu docilidad, tu silencio que escucha y hace florecer

la Palabra en opciones de auténtica libertad.

 

María, háblanos de Jesús, para que el frescor

de nuestra fe brille en nuestros ojos

y caliente el corazón de aquellos

con quienes nos encontremos,

como tú hiciste al visitar a Isabel,

que en su vejez se alegró contigo

por el don de la vida.

 

María, Virgen del Magníficat

ayúdanos a llevar la alegría al mundo

y, como en Caná, impulsa a todos los jóvenes

comprometidos en el servicio a los hermanos

a hacer sólo lo que Jesús les diga.

 

María, dirige tu mirada al ágora de los jóvenes,

para que sea el terreno fecundo de la Iglesia italiana.

Ora para que Jesús, muerto y resucitado,

renazca en nosotros

y nos transforme en una noche llena de luz,

llena de él.

 

María, Virgen de Loreto, puerta del cielo,

ayúdanos a elevar nuestra mirada a las alturas.

Queremos ver a Jesús, hablar con él

y anunciar a todos su amor.

Amén.

 

Autor: Papa Benedicto XVI

Transcrito por: Cristóbal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti