Mi?rcoles, 31 de marzo de 2010
VISIONES Y PROFECÍAS DE SANTA BRÍGIDA DE SUECIA - SOBRE LOS ÁNGELES Y LA PROTECCIÓN QUE EJERCEN (IMPORTANTE)

Aquí os vuelvo a deleitar con un avance del cuarto libro de esta santa, en donde se nos habla de la protección de los Santos Ángeles sobre todos nosotros, también el Señor Jesús y la Vírgen le comentan como se debaten los demonios sobre las almas. Con estos dos capítulos concluimos este libro y comenzaremos próximamente el quinto.EL AUTOR DEL BLOG.

Revelación hecha a la Santa en el monte Gárgano, sobre la excelencia y proteccion de los santos ángeles.

 

                   Capítulo 94

 

Vió santa Brígida muchos ángeles, que cantaban en el monte Gárgano, y decían: Bendito seais, Señor, Dios nuestro, que sois y seréis y fuisteis sin principio y sin fin. Vos nos creasteis espíritus para vuestro servicio, y también para consuelo y guarda de los hombres; y de tal manera somos enviados para provecho de éstos, que nunca carecemos de vuestra dulzura, consuelo y vista. Mas, porque apenas nos conocían los hombres, quisisteis mostrar en este lugar vuestra bendicion y la dignidad que nos disteis, para que aprendiese el hombre a amaros y a desear también nuestro auxilio. Pero este lugar que fué venerado por largo tiempo, lo menosprecian hoy muchos, y los moradores de la tierra se acercan más a los espíritus inmundos que a nosotros, porque siguen con más fervor las sugestiones de éstos.

 

Oh Señor, Creador y Redentor mío, dijo entonces Brígida, dadles a los hombres vuestro favor y ayuda, para que dejen de pecar, y os amen y deseen de todo corazón. Y respondió nuestro Señor: Los hombres están acostumbrados a inmundicias, y no aprenden sino a fuerza de castigo, y, ¡ojalá esto bastase para que se conociesen y volviesen en sí!

 

 

Rabía de los judíos contra Jesús en su Pasión y muerte.

 

                   Capítulo 95

 

Tanta fué la sed y rabia que de la sangre de mi Hijo tuvieron sus enemigos, dice la Virgen a santa Brígida, que aun después de muerto, le hirieron. Prepárate, hija mía, porque viene a hablarte mi Hijo, con grande acompañamiento. Y llegando Jesucristo, le dijo a la Santa: Yo representé en figura a Moisés, que cuando sacó del cautiverio al pueblo, estaba el agua como un muro a derecha e izquierda. Yo soy en figura ese Moisés que saqué al pueblo cristiano, esto es, les abrí el cielo y les mostré el camino que habían de tomar, librándolos de Faraón, esto es, del demonio que los tenía oprimidos. Iban como entre dos murallas de mar, de las cuales, la una no debía seguir adelante, y la otra no había de retroceder, y de este modo ambas permanecían firmes.

 

Estos dos muros eran las dos leyes. El primero, era la ley antigua, que no debía pasar más adelante, y el segundo, la ley nueva, que no había de retroceder. Por entre estos dos muros, que son esas leyes que permanecían con firmeza, iba yo, con la cruz acuestas, como por el mar Rojo, porque con mi sangre se enrojeció todo mi cuerpo, enrojecióse el madero de la cruz, que antes estaba blanco, y enrojecióse la lanza, y de esta suerte, redimí, para que me amase, a mi pueblo cautivo.

 

Oidme vosotros, ángeles, amigos míos, la dignidad que di a los sacerdotes, con preferencia a todos vosotros y a los demás hombres. Diles cinco dotes: primero, el poder de atar y desatar en el cielo y en la tierra; lo segundo, les concedí que de un pésimo enemigo, hicieran un amigo, de un demonio un ángel mío; lo tercero, el poder de predicar mi Evangelio; lo cuarto, el poder de consagrar y santificar mi cuerpo, lo cual no puede hacer ningún ángel; lo quinto, el poder de tener en sus manos mi Cuerpo, que si estuviese delante de vosotros, ninguno os atreveríais a tocarlo. Y ellos no me corresponden cual debían hacerlo.

Autora: Santa Brígida de Suecia
Transcrito por: Cristobal Aguilar.




Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti