Domingo, 21 de marzo de 2010
EL MONASTERIO DE SAN MARTÍN PINARIO

El Monasterio de San Martín Pinario (San Martiño Pinario en gallego) es un monasterio benedictino fundado en el siglo X situado en la ciudad gallega de Santiago de Compostela, en la provincia de La Coruña, en España.

Situación

Está situado frente a la fachada norte o de la Azabachería de la Catedral de Santiago de Compostela y ocupa 2,2 Ha. La iglesia primitiva fue consagrada en 1109 por el arzobispo Gelmírez, pero no es mucho lo que queda de aquella época, ya que fue reedificado completamente a partir del siglo XVI. Se mezclan en él elementos renacentistas, barrocos y neoclásicos.

Historia

Tuvo su origen en un oratorio con la advocación de Santa María denominado de la Corticela que fue derribado a finales del siglo IX, excepto la capilla, que hoy en día forma parte de la Catedral de Santiago, cuando el rey Afonso III el Magno y el obispo Sisnando iniciaron la nueva fábrica catedralicia.

De este modo, hacia el año 899, se edificó este monasterio a donde se trasladaron los monjes benedictos del antiguo oratorio. Este monasterio luego fue sustituido por otro cenobio cuya iglesia fue consagrada en el año 1102 por el obispo Diego Gelmírez, pero no es mucho lo que queda de aquella época.

A lo largo de la Edad Media el monasterio creció de tal manera que a finales del siglo XV se convirtió en el monasterio más rico y poderoso de Galicia. Esto conllevó a que fuese reedificado casi completamente a partir del siglo XVI. A partir de ese siglo fue el monasterio más poderoso de Galicia teniendo bajo su dependencia la mayoría de los monasterios gallegos.

Con la desamortización en el año 1835 se dedicó a varias funciones y desde el año 1868 se convirtió en la sede del seminario mayor de la archidiócesis compostelana.

En la actualidad funciona como Seminario Mayor y sede de una facultad universitaria. Anteriormente fue utilizado como residencia universitaria, pero al finalizar el curso academico 2007-2008 fue cerrada.

Descripción

La Fachada

La fachada tiene estructura de retablo y muestra las figuras de la Virgen con el niño y varios santos abades benedictinos. El Padre Eterno preside el frontón triangular. San Martín de Tours culmina el conjunto en lo alto del mismo con su representación más clásica: a caballo y partiendo su capa para abrigar a un mendigo.

La fachada principal se orienta hacia el sur y tiene delante unos jardines que constituyen la Plaza de la Inmaculada. Fue diseñada por Gabriel de las Casas y en ella cuatro grandes columnas dóricas soportan un entablamento con pináculos. Sobre la puerta hay una imagen de San Benito, un gran escudo de España y San Martín a caballo en alto.

La Iglesia 


Fachada de la iglesia.

La iglesia, terminada en 1652, es obra de Mateo López y González de Araújo y se abre a la plaza que lleva el nombre del monasterio, que baja cara a ella.

La planta de la iglesia tiene una sola nave longitudinal, cubierta con una bóveda de cañón con falsos casetones. A la nave se abren seis capillas laterales que se comunican entre sí y tienen el mismo tipo de bóveda que la nave. El crucero se ilumina por medio de una cúpula en media naranja. La sillería del coro, barroca, es obra de Mateo de Prado y el retablo del altar mayor de Fernando de Casas Novoa y de Miguel de Romay. Es un retablo bifronte, con la cara posterior de madera pulida.

En el interior se acumulan piezas de mucho valor, colecciones de orfebrería, pinturas, objetos sagrados, etc. Se pueden visitar el oratorio de San Felipe Neri, la sacristía, la botica, la capilla de las reliquias y el claustro procesional.

Los claustros 

El monasterio cuenta con dos claustros. El más grande fue construido en 1636 por Bartolomé Fernández Lechuga (el autor del crucero de la iglesia), y continuado por José de Peña de Toro y Fernando de Casas y Novoa, quien terminó en 1743.

 Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti