Viernes, 19 de marzo de 2010
VIDAS DE SANTOS - SAN JUAN BERCHMANS

San Juan Berchmans nació en Diest, pequeña villa de Flandes, Bélgica, el 1599. Nació el 13 demarzo y murió otro 13, el de agosto. No importa. La superstición no tenía cabida en su vida.Todos los días son regalo de Dios.

Su padre Juan, curtidor de pieles, y su madre Isabel, eran buenos cristianos. Tuvieron cinco hijos,de los que tres se consagraron al Señor. Murió pronto la madre, y al final el padre se ordenósacerdote.

Nuestro santo fue el ángel del hogar, fiel ayudante de su madre. Inició sus estudios en elSeminario de Malinas, luego entró en el Noviciado de los jesuitas de la misma ciudad. Más tardepasó a Roma. En el Seminario y en el Noviciado se distinguió por su candor, estudio y piedad.

Su devoción a la Virgen era proverbial. Sentía hacia ella un cariño tierno, profundo, confiado yfilial. «Si amo a María, decía, tengo segura mi salvación, perseveraré en la vocación, alcanzarécuanto quisiere, en una palabra, seré todopoderoso». A ella dedicó su Coronita de las doceestrellas.

Pululaban por entonces los errores de Bayo, catedrático de Escritura en Lovaina, quien afirmabaque María había sido concebida en pecado. Los teólogos Belarmino y Francisco de Toledointervienen para esclarecer la verdad. Es curioso notar que el gran teólogo español Juan de Lugoatribuye el movimiento a favor de la Inmaculada a las oraciones de Berchmans.

El mismo Lugo insiste en que el decreto de 24 de mayo de 1622 se ha conseguido por lainfluencia sobrenatural de Juan Berchmans. En él se confirman las constituciones de Sixto VI,Alejandro VI, San Pío V y Pablo V. Se manda severamente que nadie, ni de palabra ni por escrito,se atreva a afirmar que la Santísima Virgen María fue concebida en pecado, y se solemniza lafiesta de la Inmaculada.

En el último año de su vida Juan se había comprometido, firmando con su propia sangre, a«afirmar y defender dondequiera que se encontrase el dogma de la Inmaculada Concepción de laVirgen María».

Los santos han practicado en grado heroico todas las virtudes. Pero suelen distinguirse en algunade ellas. ¿Cuál es la virtud característica de Berchmans? Él deseaba practicarlas todas por igual.Su obsesión, su locura de santo, era la fidelidad en observar perfectamente sus obligaciones, sinexcusas ni escapismos. «La virtud más eminente, es hacer sencillamente, lo que tenemos quehacer», decía Pemán en El Divino Impaciente.

Aparentemente no había hecho nada, nada llamativo. Pero vivió «apasionado por la gloria deDios». «Quiere trabajar sin perder la más pequeña parte de su tiempo». Aprovecha las cruces dela vida diaria: «Mi mayor penitencia, la vida común». «Quiero ser santo sin espera alguna».

Hacía cada cosa en su momento, y sobrenaturalizando la intención. Cuando hay que orar, decía,ora con todo amor. Cuando hay que estudiar, estudia con toda ilusión. Cuando hay que practicardeporte, practícalo con todo entusiasmo. Y siempre con más amor, en cada instante del programadiario, bajo la dulce mirada maternal de la Virgen María. Estudiaba con la mirada puesta en elfuturo apostolado, en las almas que se le encomendarían.

Mi mayor consuelo, decía al morir joven, es no haber quebrantado nunca, en mi vida religiosa,regla alguna ni orden de mis superiores, a sabiendas, y advertidamente, y el no haber cometidonunca un pecado venial. Alto y recio mensaje. Es patrono de los que se preparan para elsacerdocio. Murió el 13 de agosto de 1621. Sus últimas palabras fueron: Jesús, María.

Fdo. Cristobal Aguilar.
Publicado por cristobalaguilar @ 19:10  | Vidas de Santos
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti