Domingo, 14 de marzo de 2010
MENSAJES DE LA VÍRGEN EN SUS APARICIONES - SEGÚN LA NASA EL TERREMOTO DE CHILE CAMBIÓ EL EJE DE ROTACIÓN

Richard Gross, un geofísico del Jet Propulsion Laboratory de la NASA sostiene que el sismo habría modificado el eje del planeta en 8 centímetros y reducido la duración del día en 1,26 microsegundos. dijo que aunque estos cambios son difíciles de detectar físicamente, sin embargo utilizando un modelo informático para calcular los efectos del sismo sí se pueden observar estas variaciones.

La velocidad a la que gira nuestro planeta también aumentó ligeramente.

Los terremotos pueden mover cientos de kilómetros de roca en varios metros, cambiando la distribución de la masa en el planeta, y eso afecta su rotación,aseguró Richard Gross, geofísico de laboratorio de la NASA en Pasadena, California. En el 2004 tras el terremoto que sacudió la costa de Sumatra, Indonesia se acortó la longitud de un día de la Tierra en unos 6,8 microsegundos, la razón es que los cambios repentinos en las dimensiones de las placas tectónicas de la Tierra, como los experimentados en los terremotos en Chile e Indonesia, pueden también alterar la velocidad.

 

NASA sostiene que el sismo habría modificado el eje del planeta en 8 centímetros.

 

David Kerridge, geólogo y cabeza del grupo de estudio de los peligros de la Tierra y sus sistemas en el British Geological Survey en Edimburgo, comparó el cambio de la velocidad de rotación a lo que sucede cuando una patinadora artística se basa en sus brazos cerca de su cuerpo mientras gira. "El acortamiento del día se explica por el llamado “efecto del patinador en hielo”. Cuando un patinador está dando giros sobre la pista y cierra los brazos sobre su pecho, comienza a girar más y más rápido. Cuando se cambia la distribución de la masa sobre la tierra, el ritmo de rotación también cambia”, explicó Kerridge.

Para Andreas Rietbrock, profesor de Ciencias de la Tierra en la Liverpool University del Reino Unido, también las islas aledañas pudieron haber sufrido cambios.

El sismo elevó una isla.

Otro efecto del violento sismo que sacudió Chile en la madrugada del sábado fue que la isla Santa María, en las inmediaciones de Concepción, la zona más afectada, se elevó unos dos metros por sobre su nivel, agrega el informe. Las víctimas fatales de este mega terremoto ascienden a más de 723 hasta la mañana de este martes.


Fuente: NASA


MENSAJE DE NUESTRA SEÑORA REINA DE LA PAZ, JACAREÍ - BRASIL EL 20.02.2010

Queridos hijos, Yo soy vuestra Madre y bien sabéis lo mucho que una Madre ama sus hijos. Sed dóciles a mi llamado y Yo os conduciré A aquel que es vuestro Camino, Verdad y Vida. Os pido que seáis mansos y humildes de corazón. Yo necesito de vuestro sincero y valiente testimonio. Abrid vuestros corazones al Amor de Dios. La humanidad vive alejada del Creador y camina hacia un gran abismo. Decid a todos que el tiempo es corto. Doblad vuestras rodillas en oración y veréis la paz reinar sobre la tierra. Sufro por aquello que os espera. Un hecho asombroso sucederá en España y se esparcirá por varios Países de Europa. Francia beberá el cáliz amargo del dolor. Aquello que os anuncié en el pasado va a realizarse. Estad atentos. Volveos al Señor. Este es el mensaje que hoy os transmito en nombre de la Santísima Trinidad. Gracias por haberme permitido reuniros aquí una vez más. Yo os bendigo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Quedad en paz.

"ESCUCHAD LO QUE OS DIGO, LA HUMANIDAD ESTÁ A LAS VÍSPERAS DE LOS TERRIBLES FLAGELOS Y CASTIGOS"

La Sma. Virgen a Pedro Regis el 29.12.2009

Queridos hijos, Yo soy vuestra madre dolorosa y sufro a causa de vuestros sufrimientos. Doblad vuestras rodillas en oración suplicando la Misericordia del Señor para la humanidad. Mis pobres hijos cargaran la cruz pesada. La costa terrestre se partirá en muchas regiones de la tierra. La energía venida de su interior causará sufrimiento a muchos de mis pobres hijos. Escuchad lo que os digo. La humanidad está a las vísperas de los más terribles flagelos y castigos. Lo que os anuncié va a realizarse. Sed fuertes y firmes en la fe. Sed del Señor y seréis victoriosos. Este es el mensaje que hoy os transmito en nombre de la Santísima Trinidad. Gracias por haberme permitido reuniros aquí una vez más. Yo os bendigo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Quedad en paz.

 

Les amo e intercedo constantemente por cada uno de ustedes.
Continúan el camino, en medio del sol inclemente de lo mundano que poco a poco sigilosamente
se va introduciendo en el corazón de los Míos, con el fin de alejarles del camino verdadero.
Esta dureza que se introduce en el corazón humano es obra de satanás, para insensibilizar a toda creatura humana y de esta manera llevarles a mirarse con desamor unos a otros, a mirar al hermano como un enemigo, como nada, a vivir con egoísmo para que el amor sea anulado del ser humano. De esta manera el enemigo de la humanidad, tendrá la gran oportunidad esperada por él y mediante engaños alentar al hombre a luchar por la supervivencia personal sin temer causar daño a los semejantes.

 


Amadísimos hijos: cuando el amor es desterrado, el hombre cae en sus mas bajos instintos; cuando el amor es desterrado, el hombre queda a merced de satanás, es esta la razón por la cual hoy una vez más les llamo a no permitir que el AMOR se aleje del ser de cada uno de ustedes; el amor a Dios y al prójimo debe prevalecer hoy más que en otro momento, porque satanás ha preparado sus legiones para actuar en contra de la humanidad, con engaños.

 


Este es el tiempo anunciado, este es el tiempo en que el enemigo del hombre está lanzando sus dardos venenosos para enfermarles el corazón, cegarlos y presentarse como el gran salvador, el esperado, ante una humanidad confundida, porque ha sacado a Dios de su corazón.
Los eventos de la naturaleza causan dolor y muerte, desesperanza y desconfianza; esto es y será aprovechado por el maligno para quitar la fe en la Misericordia Divina, logrando que el hombre olvide con facilidad, que Hemos suplicado un cambio en el proceder. Mi Hijo les ha llamado a que se Consagren a Mi Corazón, para que de esta manera Me permitan guiarles como Madre que Soy de cada uno.

 


Hijitos: están viviendo cuanto ha sido anunciado, y ya la desesperanza reina en el ser de una gran mayoría de Mis hijos. Este es el momento en que deben reafirmarse en la fe, confiar en la Misericordia Divina, en la Omnipotencia Divina; confiar en que un Padre no desampara a los Suyos, pero a la vez, los hijos deben buscar al Padre.

 


Hijitos: acérquense al Sacramento de la Reconciliación, acérquense al alimento Eucarístico, para que la fe no decaiga sino sea robustecida; acérquense a esta Madre que les ama, pidan la protección de sus compañeros los Ángeles, pidan la intercesión de los Santos, invoquen constantemente el SANTO NOMBRE DE DIOS; vivan una verdadera vida en comunión con Mi Hijo, para que el enemigo no les haga presa fácil.

 


Amadísimos de Mi Corazón: no permanezcan aturdidos por lo mundano, hagan un alto en el camino y miren las señales que el Cielo les envía; miren cómo la naturaleza no es la misma, cómo ha cambiado, anunciándole al hombre que se acercan momentos difíciles para toda la humanidad, y con tanta frecuencia, que no les dará tiempo para auxiliarse unos a otros.

 


Amadísimos: invoquen el NOMBRE DE DIOS, Y aliméntense del Pan Eucarístico; nútranse del Cuerpo y la Sangre de Mi Hijo, que así no tambalearán. Permanezcan firmes en la fe y oren continuamente. La vida de cada uno de ustedes deber ser oración, no sólo personal sino por sus semejantes, por aquellos que pronto sufrirán los embates de la naturaleza, por aquellos que se entregan en manos del mal.

 


iOh humanidad, oh humanidad, no escuchas el clamor de esta Madre!

 


Ustedes, hijos, que viven intercediendo por sus hermanos no declinen la oración, auméntenla con cadenas mundiales del Santo Rosario, para que este clamor suba hasta el Trono de la Santísima Trinidad y repare las ofensas que comete el hombre contra su Creador.
No teman, aquí esta Su Madre e intercedo por cada uno.
Les amo.

 

 

MENSAJES DE LA SANTÍSIMA VIRGEN AL PADRE GOBBI
AÑO 1989

 

Hijos predilectos, vivid la alegría de la Pascua.
Jesucristo flagelado, coronado de espinas, vilipendiado, llevado a la Cruz, crucificado y ajusticiado como un malhechor, ha resucitado.
Con el poder que le viene de la Persona y de la naturaleza divina, ha reclamado de la muerte su naturaleza humana y, en el esplendor de su gloria, ha salido victorioso del sepulcro. Cristo resucitado está vivo en medio de vosotros.
No temáis: Él guía los acontecimientos de la historia humana a la realización del Querer del Padre y de su gran designio de salvación.
Cristo Resucitado está ahora en el Cielo, sentado en su trono de gloria a la derecha del Padre.
A Él están sometidas todas las cosas.
Bajo el escabel de sus pies serán humillados y vencidos todos sus enemigos.
Desde este día la historia humana se abre a la plena glorificación de Cristo Resucitado.
Cristo Resucitado volverá a vosotros sobre las nubes del cielo, en pleno fulgor de su gloria.
Vivid hoy en espera de su glorioso retorno.
No os dejéis desalentar por el momentáneo triunfo del mal y del pecado.
No os entristezca la actual victoria en el mundo del rechazo obstinado de Dios, de la rebelión a su Ley de amor, de una impiedad tan universal.
No permitáis que ni siquiera os asalte la duda o la desconfianza al ver a la Iglesia tan herida y golpeada, insidiada y traicionada.
Que la alegría pascual supere toda humana razón de aprensión y de tristeza.
Cristo resucitado está vivo entre vosotros. Cristo Resucitado marca con su victoria los acontecimientos del mundo y de la historia.
Cristo Resucitado quiere instaurar entre vosotros su Reino, para que sea glorificado por todo el universo creado.
Vivid siempre en la alegría y en una segura esperanza, en espera de su glorioso retorno.”


[b]LA MARCA EN LA FRENTE Y EN LA MANO




Hoy es la fiesta del nacimiento de vuestra Madre Celeste, hijos míos predilectos consagrados a mi Corazón Inmaculado.
Vividla en la alegría y en la paz, en el silencio y en la oración, en la confianza y en el filial abandono.
Vosotros sois los pequeños niños de vuestra Madre Niña.
Sois parte de mi progenie y pieza clave de mi designio victorioso.
Formáis una corona preciosa de pureza, de amor y de humildad en torno a la cuna en la que Yo estoy recostada.
Dejaos nutrir y formar por Mí; dejaos conducir con docilidad por Mí; dejaos marcar por Mí con mi sello maternal.
Éstos son los tiempos en que los seguidores de aquél que se opone a Cristo son sellados con la marca en la frente y sobre la mano.

–La marca en la frente y en la mano es expresión de una total dependencia de quien es marcado por este signo.

El signo significa a aquél que es enemigo de Cristo, es decir, el Anticristo, y su marca cuando es impresa significa la completa pertenencia de la persona signada al ejército de aquél que se opone a Cristo y lucha contra su Divino y Real Dominio.
La marca es impresa en la frente y en la mano.

–La frente indica la inteligencia, porque la mente es la sede de la razón humana.

–La mano expresa la actividad humana, porque es con sus manos que el hombre actúa y trabaja.

Por lo tanto, es la persona la que es marcada con el sello del Anticristo en su inteligencia y en su voluntad.
Quien permite ser señalado con la marca en la frente es conducido a acoger la doctrina de la negación de Dios, del rechazo de su Ley, del ateísmo, que en estos tiempos, es cada vez más difundido y propagado.
Y así, es impulsado a seguir las ideologías hoy de moda y a hacerse propagador de todos los errores.
Quien permite ser señalado con la marca en la mano es obligado a actuar de una manera autónoma e independiente de Dios, ordenando la propia actividad a la búsqueda de bienes solamente materiales y terrenos.
De ese modo sustrae su acción al designio del Padre, que quiere iluminarla y sostenerla con su Divina Providencia; al amor del Hijo, que hace de la fatiga humana un medio precioso para su misma redención y santificación; al poder del Espíritu Santo que actúa por doquier para renovar interiormente a cada criatura.

–Quien es marcado en la mano trabaja sólo para sí mismo, para acumular bienes materiales; hace del dinero su dios y acaba siendo víctima del materialismo.

–Quien es marcado en la mano obra solo para la satisfacción de los propios sentidos, para buscar el bienestar y el placer, para dar plena satisfacción a todas sus pasiones, especialmente a la de la impureza, y se hace víctima del hedonismo.

–Quien es señalado con la marca en la mano hace de su propio yo el centro de todo su obrar, mira a los demás como objetos para usar y explotar para provecho propio y se hace víctima del egoísmo desenfrenado y de la falta de amor.

Si mi Adversario marca con su sello a todos sus secuaces, ha llegado el tiempo en que también Yo, vuestra Celeste Capitana, marco con mi sello maternal a todos aquellos que se han consagrado a mi Corazón Inmaculado y forman parte de mi ejército.
Imprimo en vuestra frente mi sello son el Signo Santísimo de la Cruz de mi Hijo Jesús.
Así abro la inteligencia humana para acoger su Divina Palabra, amarla, vivirla; os conduzco a confiaros completamente a Jesús que os la ha revelado, y os transformo hoy en valientes testimonios de fe.
A los signados en la frente con la marca blasfema, Yo contrapongo a mis hijos, signados con la Cruz de Jesucristo.
Después ordeno toda vuestra actividad a la perfecta glorificación de la Santísima Trinidad.
Por eso imprimo en vuestra mano mi sello que es el signo del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
Con el signo del Padre, vuestra actividad humana es ordenada a una perfecta cooperación al designio de su Divina Providencia, que también hoy sigue disponiendo todas las cosas para vuestro bien.
Con el signo del Hijo, cada una de vuestras acciones es injertada profundamente en el misterio de su Divina Redención.
Con el signo del Espíritu Santo, todo vuestro obrar se abre a su poderosa fuerza de santificación, que sopla por todas partes como un fuego potente, para renovar desde los fundamentos a todo el mundo.
Hijos míos predilectos, dejaos marcar todos, en la frente y en la mano con mi sello maternal en este día en el que, recogidos con amor en torno a mi cuna, celebráis la fiesta del Nacimiento terreno de vuestra Madre Celestial.”




La virgen le dijo textualmente a Lucía:

“Ve hija, di al mundo lo q pasará cuando se aproxime la fecha del número de la bestia pues los hombres están siendo dirigidos por el demonio, sembrando odio y venganzas por todas partes. Los hombres fabrican armas mortales que podrán destruir el mundo en minutos. La mitad de la humanidad podrá ser horrorosamente destruida. Habrá conflictos entre órdenes religiosas. Dios permitirá que todos los fenómenos naturales como el humo, el granizo, el frío, el agua, el fuego, las inundaciones, los terremotos, el tiempo inclemente, desastres terribles y los inviernos extremadamente fríos como los de estos tiempos, acaben con la tierra poco a poco, habrá enfermedades sin cura, las personas se burlan de los santos y de la iglesia, habrá asesinatos sin control, la gente se matara las unas a las otras, mucha gente sufrira. Estos fenómenos naturales sucederán de todas maneras antes del año 2005 y seguirán de ahí en adelante con mayor intencidad y destruccion, el clima cambiara repentinamente, clima extremo.

No podrán sobrevivir, los faltos de caridad hacia el prójimo y los que no se amen unos a otros como mi hijo les ha amado. Muchos desearán haber muerto, pues millones perderán la vida en segundos y sufriran demasiado, vendran nuevas formas de vida de otros mundos y contribuiran con la destruccion para lograr mas poder para ellos y asi procrear su nueva raza.

Los castigos que están frente a nosotros, en la Tierra, son inimaginables, pero vendrán, no hay duda. Dios ayuda al mundo, pero todo aquel que no de testimonio de fidelidad y lealtad hacia el, será destruido en forma irremediable puesto que muchos ya le han dado la espalda y el no puede hacer nada ante eso”

Muchas almas pueden perderse y muchas naciones y estados desaparecerán de la Tierra; el mundo se podría perder para siempre. Ya ha llegado el tiempo para todos de transmitir el mensaje de Nuestra Señora a sus familiares, a sus amigos y al mundo entero.
Estamos cerca del último minuto, del último día y la catástrofe se aproxima, llegaran nuevas formas de vida de otros mundos.

En todas partes se habla de paz y seguridad, pero el castigo vendrá sin nada que lo pueda detener. UNA GUERRA SIN SENTIDO PROVOCARÁ UNA DESTRUCCIÓN NUCLEAR. Esta guerra podría destruir todo, sera un desastre. La oscuridad caerá entonces sobre nosotros durante 72 horas y la tercera parte que sobreviva a estas 72 horas de oscuridad y sacrificio; empezará a vivir en una nueva era. Será gente nueva.

En una noche muy fría, 10 minutos antes de la media noche, UN GRAN TERREMOTO sacudirá la tierra durante 8 horas. Los buenos y los que propaguen la profecía de la Virgen de Fátima, NO DEBEN TEMER, pero los demas sufriran las con secuencias de hacer caso omiso de esta advertencia, el terremoto causara la destruccion de gran parte de la tierra, algunas partes se separaran y causará gran desastre!.

La madre Lucía, dice que la Virgen pide:

“No salgan de su hogar y no dejen a nadie extraño entrar en el, vendra gente nueva y desconocida aparentando ser buena y le dira que se unan a ellos, a su nueva raza y forma de vida, no haga caso!. Estas nuevas ”personas” se aprovecharan de la catastrofe que estará sucediendo en el mundo. La noche será muy fría. Soplarán fuertes vientos. Habrá angustia y en poco tiempo empezará un terremoto que hará temblar fuertemente la Tierra. En casa, cierren puertas y ventanas y no hablen con nadie que no esté dentro de ella. No miren hacia fuera, no sean curiosos, pues esa será la ira de el Señor. Enciendan velas, ya que por tres días ninguna otra luz podrá alumbrar. El movimiento será tan violento que moverá la tierra 23 grados y luego la regresará a su posición normal.

Entonces vendrá una absoluta y total oscuridad que cubrirá la Tierra entera. Todo espíritu maligno andará suelto haciendo mucho mal a las almas que no quisieron escuchar este mensaje y a los que no quisieron arrepentirse. Todo estará obscuro y aparecerá en el cielo una gran cruz mística, para recordarnos el precio que su Hijo pagó por nuestra redencion.

Imploren lo siguiente: “OH Dios perdona nuestros pecados, sálvanos del fuego del infierno y lleva al cielo todas las almas, especialmente a las más necesitadas de tu misericordia”.
Aquellos que crean mis palabras y lleven el mensaje a los demás, no deberán temer nada en el Gran Día del Señor.

Fdo. Cristobal Aguilar.

 


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti