Viernes, 12 de marzo de 2010
ORACIÓN CONTRA LA TRISTEZA

Hoy llego a ti, Señor,
sin flechas, sin oro, ni incienso;
roto y cansado del viaje,
enlodado de sombras y lejos del cielo.

Loco con mis pesares,
casi sin fe y esperanza vengo;
cruzando lomas y valles,
peregrina mi alma sin dueño.

¿Dónde está el arroyo fresco?
¿Dónde yace la fuente cristalina?
¿Dónde la luz que alumbró mi vida?
¿Dónde el bálsamo para mi herida?

Ten compasión, Señor de tanta pena,
y tanto dolor en mi cuerpo yerto.
¡Cuánto pesa, Señor, la triste cadena,
que arrastra mi espíritu muerto, Amén.

Autor:  Padre Eusebio Gomez OCD

Transcrito por: Cristóbal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti