Martes, 09 de marzo de 2010
ESPAÑA ESPERA UN GRAN TERREMOTO - COMO ACTUAR EN CASO DE TERREMOTO - GEOLOGÍA Y ASTRONOMÍA

Algunos expertos auguran la posibilidad de que España esté a las puertas de un gran terremoto. Un terremoto destructivo, parecido al de 1884 en Arenas del Rey, Granada.

Su razonamiento es sencillo. Lo más que se sabe de las zonas sísmicas es la cantidad de energía que liberan cada cierto tiempo. Esa energía puede salir poco a poco, mediante microterremotos, o de golpe, tras varios años acumulando tensión. Algunos expertos apuntan la posibilidad de que este último sea el caso que nos encontramos en nuestro país.

De hecho, el director del Instituto Geofísico de Toledo, Eliseo Ruiz, aseguró  que es previsible que se produzca un movimiento sísmico de magnitud superior al registrado en Mula. Si bien, indicaba que, de darse el caso, sería en zonas de más actividad, como el sureste de Andalucía o el nordeste peninsular.

Y es que Andalucía -especialmente Almería y Granada-, parte de Galicia, los Pirineos, y la afectada esta última vez, Murcia, son las regiones españolas más propensas a sufrir seísmos de mayor magnitud.

Predicción estadística :

El mismo día que Eliseo Ruiz apuntaba su previsión, un experto del Servicio de Coordinación Sísmica del IGN afirmó que «aunque no se pueden realizar predicciones sobre bases científicas, la estadística revela que existe la probabilidad de que se produzca un movimiento sísmico mayor de seis grados en la escala Richter».

Tras el terremoto de Arenas del Rey -grado seis en la escala de Richter, 700 muertos-, en 1884, se calculó estadísticamente que podría haber un gran terremoto en un plazo de 100 o 125 años. Llevamos 115 años desde entonces.

El terremoto de Mula es de los que asusta más que daña, pero al que lo sufre, lo deja marcado para siempre. Pero, si no era para tanto, ¿por qué este revuelo?

El verdadero motivo fue lo excepcional del hecho. El desconocimiento que los españoles de a pie tenemos de los terremotos y sus efectos. Por no saber, no sabemos si la zona donde vivimos es propensa a sufrir movimientos sísmicos.

Y tampoco sabemos si el edificio donde vivimos o trabajamos está preparado para mantenerse en pie llegado el caso.

¿Qué se está haciendo para que un posible gran terremoto no nos pille desprevenidos?

Los cálculos realizados por el Instituto Geofísico de Toledo revelan que durante la construcción de la mayor parte de las edificaciones no se adoptan las medidas adecuadas en prevención de un movimiento sísmico. Sólo un 1% de las construcciones en las poblaciones andaluzas de menos de 20.000 habitantes están preparadas para resistir un seísmo de gran magnitud e intensidad, como el que auguraba su director, Eliseo Ruiz.

Y los técnicos avisan: «Lo único que se puede hacer para prevenir un terremoto es aplicar la normativa sismorresistente en vigor». Son palabras de Francisco Ayala, ingeniero de Minas y experto del Instituto Geominero. «Un terremoto no se puede predecir. Es imposible. Lo más que se pude hacer es saber en qué zonas se pueden dar. Pero no se pude avisar ni del momento ni de la intensidad», añade.

La normativa prevé que en las zonas de riesgo por terremotos las edificaciones sean diseñadas atendiendo a la posibilidad de sufrir una sacudida sísmica. «En la ciudad de Murcia se llegará a producir un terremoto de grado nueve o 10. Lo que no sabemos es cuándo, ni si llegaremos a verlo», asegura Ayala. Un seísmo de esa magnitud arrasaría hoy más de 70.000 viviendas; las vidas que se perderían se contarían por miles.

Y es por ello que el director del instituto Geofísico de Toledo, Eliseo Ruiz advierte de una posible «despreocupación peligrosa».

Durante un Terremoto:

* Si está bajo techo, quédese allí pero busque refugio bajo una puerta interior o una mesa o escritorio robusto. Evite las ventanas y las puertas exteriores.
* Si está afuera, quédese allí. Aléjese de los edificios y tenga cuidado con chimeneas, cables en lo alto, postes u otros objetos que podrían caerse.
* Si se encuentra en un automóvil, deténgase a un costado del camino y estacione lejos de puentes y pasos desnivel. Quédese dentro del automóvil y encienda el radio para estar informado.

 

 

Afortunadamente, España no es lugar propenso a terremotos. Según el mapa proporcionado por el Instituto Geográfico las mayores zonas de riesgo son en primer lugar, las Islas Canarias, donde además existe riesgo de “tsunamis” y son posibles los volcanes. Con menos riesgo, está la costa andaluza, desde Málaga a Almería, siendo la zona de mayor riesgo en Granada. A continuación viene el Pirineo, con su centro de mayor riesgo en Navarra. Fuera de estas zonas existen casos episódicos, pero puede considerarse zona asísmica, No obstante, hay riesgo de Tsunami en el área de la costa del sur de Portugal, hasta el Estrecho de Gibraltar, tanto en el lado peninsular como en el de Marruecos.

 

Podemos considerar España poco sísmica, comparada por ejemplo, con los países fronterizos de Marruecos y Argelia, mucho mas propensos a este tipo de catástrofes. De todas formas, no hay zona que quede totalmente libre y hay una baja probabilidad, pero puede ocurrir, un terremoto devastador en cualquier punto de la península. Pese a no estar en la zona que se considera de gran riesgo sísmico, el terremoto más grave del que se conserva noticia, fue el de Lisboa, ocurrido en 1775., se calcula que mató a uno de cada tres habitantes de Lisboa y otros muchos el Tsunami que asoló la costa hasta Marruecos.

Ha habido otros terremotos destructores, en 1356 se produjeron grandes daños en Sevilla, en 1427 resultó destruida Olot, y al año siguiente Queralbs, ambas en Gertona, En 1434 hubo grandes daños en la Alhambra. En 1518 destrucción de Vera (Almería), en 1749 resultaron destruidos tres pueblos de Valencia, Montesa, Sellent y Estubeny y n 1804 cayeron tres pueblos de Almería, Dalias, Berja y Roquetas. En 1829 fué Torrevieja y Guardamar en Alicante, En el siglo XX se registran tres grandes terremotos, en 1954 en Dúrcal (Granada), en 1956 en Albolote (Granada), en 1969 en Huelva y, en Isla Cristina Solo he escrito los que han tenido consecuencias de importancia, pues los sismógrafos registran entre 1200 y 1400 terremotos anualmente, o lo que es lo mismo, en la Peninsula, hay cuatro terremotos diarios, aunque la gran mayoría pasen inadvertidos para la población.

Si se han convencido que aunque poco probable, puede ocurrir un terremoto en donde vive, debe aprender las normas básicas de actuación.en caso de seismos

Edificios asísmicos

La norma de preventiva básica es que las edificaciones estén construidas para soportar las tensiones que se producen en un terremoto. Japón que tiene gran conciencia de este riesgo y capacidad económica para hacer frente a los sobrecostes en la construcción, padece menos víctimas que países menos sísmicos, pero con edificios no preparados para estas catástrofes. Al ser España un país que en general tiene bajo riesgo, sus edificios están poco preparados para soportar los temblores, aunque las normas en este aspecto son cada vez más estrictas, por lo que un edificio más modertno es como norma general, mas resistente a los sismos que uno con más años.

Medidas preventivas

* Sea previsor, tenga en un sitio de fácil acceso y conocido por todos, un botiquín, linternas, radio a pilas, pilas cargadas, también algunos alimentos no perecederos, como arroz o pasta y agua embotellada en recipientes de plástico Cualquier desastre crea desabastecimiento de alimentos y agua potable..
* Tenga previsto con su familia un plan de actuación, hable con sus hijo de forma serena sobre los desastres naturales, Definan puntos de encuentro al aire libre y comente como actuar en caso de riesgos, ello les ayudará a actuar con calma. Todos deben saber como se desconectan la luz, el agua y el gas, donde están apuntados los teléfonos de emergencias, Bomberos, Protección Civil, Policía, Cruz Roja, etc.
* Mantenga al día la vacunación de todos los miembros de su familia.

Medidas en caso de terremoto.
.
Durante el terremoto

* Mantenga una actitud serena y procure serenar a los demás. Si el terremoto no es fuerte, pasará pronto. Si el terremoto es fuerte, es primordial conservar la calma. Piense en las consecuencias de cualquier acción que realice.

En el interior de un edificio

* Nunca salga del edificio si encuentra un lugar seguro donde permanecer, las salidas y escaleras pueden estar congestionadas.
* Resguárdese bajo estructuras que le protejan de objetos que puedan desprenderse como bajo una mesa, bajo el dintel de una puerta, en definitiva proteja su cabeza.
* No use el ascensor, la electricidad puede interrumpirse y quedar atrapado.
* Apague todo fuego, y sobre todo no encienda ningún tipo de llama (cerilla, mechero, vela, etc.), puede haber escapes de gas

En el exterior de un edificio

* Manténgase alejado de edificios, paredes, postes eléctricos y otros objetos que puedan caer. Diríjase a lugares abiertos. No corra por las calles, provocará pánico.
* Si se encuentra en un vehículo, pare en el lugar más seguro posible, no salga del mismo y aléjese de puentes, postes eléctricos y zonas de desprendimiento.

Después del terremoto

* Compruebe si hay heridos en sus familiares y vecinos.
* Salvo que tenga conocimientos, no mueva a las personas seriamente heridas a menos que están en peligro inminente de sufrir nuevos daños.
* Inspeccione el estado de las instalaciones de agua, gas y luz. Comunique los desperfectos a la compañía que corresponda, no trate Vd. mismo de solucionar averías.
* Precaución con la electricidad si hay daños en las instalaciones de gas. Limpie cuanto antes derrames de pinturas y otros productos químicos peligrosos o combustibles.
* Aléjese de los puntos bajos de la costa, pueden ocurrir “Tsunamis” o maremotos.
* Haga el menor uso del teléfono posible, puede colapsar las líneas que son necesarias para casos verdaderamente urgentes.
* Evite entrar en edificios dañados, de ser imprescindible, permanezca lo menos posible y tenga cuidado, pueden haber objetos inestable, utilice calzado fuerte para evitar cortes. * Precaución con los líquidos potencialmente peligrosos.
* Procure mantener las calles despejadas para que puedan circular los vehículos de emergencia. Ayude a los organismos de seguridad y auxilio y no obstaculice las tareas de los más cualificados para las mismas. Curiosear no solo dificulta las tareas, también es peligroso.
* Esté alerta para posteriores “réplicas”. Generalmente son de menor magnitud, pero pueden causar daños.
* No haga correr rumores, provocará confusión y nerviosismo. Haga únicamente caso de aquellas informaciones que procedan de emisoras de radio y cadenas de TV le facilitarán información de Protección Civil. Hágales caso.

 Fdo. Cristobal Aguilar.






Publicado por cristobalaguilar @ 23:46  | Astronom?a
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti