Lunes, 08 de marzo de 2010
EL REGRESO EN TIEMPO Y FORMA DE NTRO. SEÑOR JESUCRISTO

Tras el cumplimiento de las profecías que anunciaban la llegada del profeta Elías como precursor (Malaquías 4:5; Mateo 17:11), se cumplen también aquellas que hablaban de cómo sería el regreso del Divino Maestro en esta nueva Era (Hechos 1:11; Lucas 12:40).

 

 

 

 

 
            Miraba yo en la visión de la noche,
             y he aquí sobre las nubes del cielo 
            venía uno como hijo de hombre
            que vino hasta el Anciano de días y 
            le hicieron sentarse delante de él. 
 
                Daniel 7:13
 
 
            ...y verán al Hijo del Hombre 
            venir sobre las nubes del cielo, 
            con poder y majestad grande
 
               Mateo 24:30
 
 
            Y he aquí que viene con las nubes 
            y todo ojo le verá". 
            
               Apocalipsis 1:7
 

Su regreso ha sido tal y como lo anunciaron los profetas, "sobre las nubes". ¿Mas por qué la nube?, ¿cuál es el significado espiritual de ese símbolo?. La nube es sutil, está arriba y no toca el suelo, es mensajera que viaja por todas partes fecundando la tierra con su lluvia y es sombra bienhechora. De ella surge el relámpago que anuncia la tempestad y el trueno vibrante que estremece.

Si traducimos todo esto a un idioma espiritual, analizaremos que la nube es la mejor alegoría que podría Dios haber utilizado para hacer comprender a los hombres que su manifestación en este tiempo ya no sería en forma material, sino sutil, espiritual y elevada.

 

 
 
            Vi descender del cielo a otro 
            ángel fuerte, envuelto en una 
            nube, con el arcoiris sobre su cabeza;
            y su rostro era como el sol, y sus pies
            como columnas de fuego.
 
            Tenía en su mano un librito abierto;
            y puso su pie derecho sobre el mar, y
            el izquierdo sobre la tierra;
            y clamó a gran voz, como ruge un
            león; y cuando hubo clamado, siete
            truenos emitieron sus voces.
 
            Cuando los siete truenos hubieron
            emitido sus voces, yo iba a escribir;
            pero oí una voz del cielo que me decía:
            sella las cosas que los siete truenos
            han dicho, y no las escribas.
 
                 Apocalipsis 10: 1-4
 
            Vi descender del cielo
a otro ángel fuerte....
 
                                     Una vez más encontramos el símbolo del ángel
                                     envuelto en la nube en la Revelación de Juan. 
                                     La reiteración de la llegada espiritual del Divino
                                     Maestro en este tiempo perteneciente al Sexto Sello. 
                                     El arcoiris con sus siete colores, simbolo de los
                                     siete espíritus o virtudes que rodean al Padre celestial,
                                     y símbolo también del primer pacto que hiciera Dios
                                     con los hombres en Génesis 9:13.
                                     Mirada y pisada ardiente que calcina purificando todo
                                     aquello que aparece a su paso.
 
....y clamó a gran voz....
 
                                     1884. En un humilde recinto de la ciudad de México,
                                     una jóven doncella llamada Damiana Oviedo, recibe
                                     por primera vez la inspiración del Divino Maestro,
                                     escuchando su voz a través de la comunicación por
                                     el entendimiento humano. Después de ella, muchos
                                     hombres y mujeres humildes (muchos de los cuales
                                     no sabían leer o escribir), preparados espiritualmente,
                                     fueron escogidos para recibir su palabra y para ser
                                     testigos de la llegada prometida del Espíritu Santo.
                                                 Aún tengo muchas cosas que deciros,
                                                 pero ahora no las podéis
                                                 sobrellevar.
                                                 Pero cuando venga el Espíritu de
                                                 verdad, Él os guiará a toda la verdad;
                                                 porque no hablará por su propia
                                                 cuenta, sino que hablará todo lo que
                                                 oyere, y os hará saber las cosas que
                                                 habrán de venir. 
                                                    Juan 16:12,13
 
Tenía en su mano
un librito abierto....
 
 
                                     1866 - 1950. Durante este período se reciben en diferentes
                                     lugares (denominados recintos) de México, todas las
                                     enseñanzas y revelaciones entregadas por Dios a la
                                     Humanidad como testimonio de su manifestación en este
                                     tiempo, y con ellas se forma por orden divina El Libro de la
                                     Vida Verdadera, el cual, junto con las enseñanzas de Elías,
                                     El Precursor; las explicaciones de Los Protectores, que son
                                     el mundo espiritual de luz, y El Mensaje de María, la ternura
                                     divina, constituyen el libro del Tercer Testamento. 
 
....sella las cosas
que los siete truenos....
 
 
                                     Los mirajes que Juan contempló en su revelación, y que le fué
                                     ordenado que no escribiera, son las profecías que estaban
                                     destinadas para ser reveladas a la Humanidad en este tiempo.
                                     Así mismo, otros profetas como Daniel, recibieron la misma orden
                                     de no escribir aquello que estaba destinado para el tiempo del juicio.
                                     La asombrosa concordancia entre estos diferentes pasajes de la
                                     Biblia ha desconcertado a muchos estudiosos bíblicos, algunos de
                                     los cuales han llegado a aseverar que el Apocalipsis es simplemente
                                     la paráfrasis o repetición del Libro de Daniel, cosa que es inexacta.
                                     
 
                                                 Pero tú, Daniel, cierra las palabras 
                                                 y sella el libro hasta el tiempo del fin....
                                                    Daniel 12:4
 
                                     Es en este tiempo en el que Dios ha permitido que esas profecías
                                     vayan siendo reveladas a la Humanidad, a través de sus escogidos,
                                     y de las enseñanzas que han sido recopiladas y compendiadas
                                     en las páginas del Tercer Testamento. 

La Segunda Promulgación de La Ley Divina

En el pasaje siguiente, se describe de una manera vívida lo que este cúmulo de revelaciones ha de provocar en la Humanidad, porque la dulzura del amor divino viene a despertar en nosotros, pecadores, la amargura del recuerdo de nuestras múltiples transgresiones a la Ley Divina, misma que nos ha sido promulgada de nuevo en esta era de luz..

 
            Y fui al ángel, diciéndole que me
            diese el librito. Y él me dijo: Toma,
            y cómelo; y te amargará el vientre,
            pero en tu boca será dulce como la
            miel.
 
            Entonces tomé el librito de la mano
            del ángel, y lo comí; y era dulce
            en mi boca como la miel, pero cuando
            lo hube comido, amargó mi vientre.
            Y él me dijo: Es necesario que
            profetices otra vez sobre muchos
            pueblos, naciones, lenguas y reyes.
                   Apocalipsis 10:9-11
 
....Y era dulce en mi boca
como la miel....
 
                                     Toda la palabra contenida en las páginas del libro
                                     que Dios ha legado a la Humanidad en este tiempo,
                                     y que es Su tercer y último testamento,
                                     tiene la misma esencia de su palabra entregada en los
                                     tiempos pasados y es el complemento de ella; es
                                     enseñanza que endulza la vida de todo aquél que la
                                     escucha; es luz que ilumina la mente y descorre los
                                     velos del conocimiento; es alimento que nutre y fortalece
                                     al espíritu abriendo ante él los arcanos de la sabiduría
                                     Divina. Prueba contundente de la divinidad y poder de
                                     este libro maravilloso lo constituye el hecho de que,
                                     ante la necesidad espiritual de los hombres, basta que
                                     ellos abran el libro en cualquiera de sus páginas para
                                     que ahí precisamente encuentren la respuesta a su duda,
                                     inquietud o ansia de saber.
 
....pero cuando lo hube comido
amargó mi vientre
 
                                     Cuando el hombre logra elevarse en espíritu,
                                     recibe el alimento de la enseñanza divina,
                                     derriba los muros de la ignorancia y se enfrenta a la
                                     verdad de la conciencia. Frente a este espejo el
                                     espíritu descubre y saborea la amargura que no es
                                     más que el resultado y consecuencia de sus
                                     transgresiones a la Ley divina que es eterna.
                                     Pablo (Saulo) habla de esto mismo en Hebreos 4:12.
 
 
                                                 ....la palabra de Dios es viva y eficáz, 
                                                 y más cortante que toda espada de dos filos; 
                                                 y penetra hasta partir el alma y el espíritu, 
                                                 las coyunturas y los tuétanos, y discierne 
                                                 los pensamientos y las intenciones 
                                                 del corazón" 
 
Fdo. Cristobal AGuilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti