S?bado, 06 de marzo de 2010
LA PROFECÍA DEL HOLOCAUSTO NUCLEAR - VISIONES Y AVISOS DEL REINO DEL CIELO

En el templo cerrado el rayopenetrará,
Los ciudadanos extenuados en sus fuertes:
Caballos, bueyes, hombres la onda los, tocará
Con hambre, sed los más débiles armados.
Sobre las picas de los fugitivos fuego del cielo,
Conflicto próximo de los cuervos jugueteando,
Desde tierra se implora ayuda socorro del cielo,
Cuando junto a los muros estarán los combatientes.

Creemos que se trata de un arma tanextraordinariamente mortífera que podría pulverizar cualquier edificio porsólido que fuese (hoy construye ya el hombre refugios antiatómicos que podríanasegurarle la supervivencia en caso de ataques con armas nucleares) y lapalabra «templos» puede entenderse en sentido estrictamente religioso, o ensentido metafórico. Además, el infernal mecanismo profetizado por Nostradamuspodría destruir seguramente las armas de los enemigos en fuga; lo cualproduciría una trágica oleada de muerte, a la que seguiría una igualmente trágicacarestía: ésta será, dice el profeta, la única miserable arma que va a quedar alos más débiles que sobrevivan.

La nación de la hoz creerá haber eliminado todaresistencia contra ella, pero en realidad la satisfacción por la victoriaobtenida contra todo el mundo durará poco. Precisamente cuando se crea que todoestá perdido, entonces, «in extremis», las naciones de Occidente se tomarán elmás completo desquite. Un sabio inventor descubrirá y pondrá a punto unanovísima arma terriblé, cuyos efectos producirán indefectiblemente granconsternación y luto entre los hombres. La potencia y el radio de acción deeste «dardo del cielo» serán tales que abarcarán una vastísima extensión denuestro planeta y, por consiguiente, no habrá para los enemigos ninguna posibilidadde salvarse.

Estando reunidos los jefes para hallar un remedioy una solución para prevenir o alejar el grave eligro que les amenaza, seabatirá sore ellos la nueva arma y los destruirá. En consecuencia, las tropas,sin sus adalides y caudillos, huirán a la desbandada y el caos político ymilitar desbarajustará el orden anterior de la nación de la hoz. Será como sise hubiese llevado a cabo una masiva ejecución de los jerifaltes enemigos.

En fin, contra las sectas de los rojos, es decir,contra los varios gobiernos de régimen comunista, se alinearán todas las demásnaciones que se esforzarán en devolver la paz y la tranquilidad al mundo tanduramente probado a través de tantas y tan terribles guerras. Después de haberbarrido el mundo con un huracán de hierro y de fuego, no habrá salvaciónposible para los supervivientes, de forma que muchos morirán por juiciossumarísimos y cuantos maquinaron contra la verdadera libertad morirándespiadadamente, a excepción de uno escribe el gran profeta , que más quecualquier otro causará al mundo lutos, desolación y ruinas.
Esta precisión tiene caracteres de especial importancia, porque permitedeterminar una lógica sucesión cronológica entre las cuartetas que se refierena futuros acontecimientos, estableciendo una fundamental distinción entre laspredicciones que dicen relación con el próximo conflicto (la tercera guerramundial, de la que hemos ya hablado) y las concretan los sucesos que señalaránel fin de los tiempos.

Este temido Anticristo, a quien se cita muchasveces en las cuartetas de Nostradamus y asimismo en predicciones de otrosvarios videntes que vivieron en distintas épocas, escapará al merecido castigoysaltará de nuevo a la escena del mundo sólo cuando suene la tremenda hora delfin, preludio del segundo advenimiento de Cristo sobre la Tierra.
Veamos ahora los acontecimientos que seguirán a la definitiva derrota de los«Bárbaros», reconstruyéndolos a través de algunas cuartetas que transcribimos:

 

Cuanto más esté el grande en falsosueño
La inquietud vendrá a tomar reposo:
Levantad falange de oro, de azul y rojo,
Subyugar África, roerla hasta los huesos.

(CENTURIA V, CUARTETA LXIX)

 

Selín monarca pacificador Italia,
Reinos unidos, rey cristiano del mundo,
Muriendo querrá reposar en Tierra Santa,
Después de haber barrido del mar a los piratas.

(CENTURIA IV, CUARTETA LXXVII)

 

Fdo.Cristóbal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti