Jueves, 04 de marzo de 2010
LA UNCIÓN DE ENFERMOS - OBRA DE CARIDAD EXCELENTÍSIMA

Puntos importantes sobre la unción de los enfermos, del Sacramento y del dogma.

1.-La extremaunción es verdadero y propio sacramento.

[1]   Define el Concilio de Trento: “Si quis dixerit, extremam unctionem non esse vere et proprie sacramentum a Christo Domino institutum et a beato Iacobo Apostolo promulgatum, sed ritum tantum acceptum a Patribus aut figmentum humanum, a.s.”, Dz. 926. Su Santidad San Pío X condenó la sentencia modernista de que el apóstol Santiago no pretendió en su carta hablar de un sacramento, sino recomendar una “práctica piadosa”, Dz. 2048.
Marcos 6:13, Santiago 5:14, San Hipólito (Traditio Apostolica), Su Santidad Inocencio I (Dz. 99), San Cesario de Arlés (Sermo 13, 3; 50, 1; 52, 5; 184, 5), Beda el Venerable, de la época carolingia (Expos. Ep. Iac. 5, 14), cf. Testimonio del patriarca armenio Juan Mandakuni (Discurso XXV).

2.-El óleo es la materia remota de la extremaunción.

El Decretum pro Armenis (1439), enseña: “cuius materia est oleum olivae per episcopum benedictum”, Dz. 700, cf. 908.
Santiago 5:14

3.-La forma consiste en la oración del sacerdote por el enfermo mientras le aplica la unción.

La Iglesia Latina usa las siguientes palabras: “Per istam sanctam unctionem et suam piissimam misericordiam indulgeat tibi Dominus, quidquid per visum (auditum, odorantum, gustem et locutionem, tanctum, gressum) delisqui. Amen”, Dz. 700, 908, cf. 1996.
Santiago 5:14.

4.- La extremaunción confiere al enfermo la gracia santificante para aliviarle y reconfortarle.

Estos dos dogmas (5 y 4) se enseñan en el Decretum pro Armenis: “Effectus vero est mentis sanatio et, in quantum autem expedit, ipsius etiam corporis”, Dz. 700, el Concilio de Trento lo confirma, Dz. 927, 909.

5.-La extremaunción opera la remisión de los pecados mortales y veniales todavía existentes.

Estos dos dogmas (5 y 4) se enseñan en el Decretum pro Armenis: “Effectus vero est mentis sanatio et, in quantum autem expedit, ipsius etiam corporis”, Dz. 700, el Concilio de Trento lo confirma, Dz. 927, 909.

6.-La extremaunción produce a veces el restablecimiento de la salud corporal si ello conviene a la salud del alma.

Definido en el Denzinger 909.

7.-La extremaunción sólo puede ser administrada válidamente por los obispos y presbíteros.

Contra los reformadores, que por presbíteros entendían a los “ancianos” de la comunidad, el Concilio de Trento declaró que el término “presbíteros”, aplica a los sacerdotes ordenados por el obispo: “Si quis dixerit presbyteros Ecclesiae… non esse sacerdotes ab episcopo ordinatos, sed aetate seniores in quavis communitate, ob idque proprium extremae unctionis ministrum non esse solum sacerdotem, a.s.”, Dz. 929.
Santiago 5:14 da a los laicos la instrucción específica de llamar a los presbíteros.

8.-La extremaunción sólo puede ser recibida válidamente por los fieles que se hallaren gravemente enfermos.

Dz. 910

 

Fdo. Cristobal Aguilar.





Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 10 de octubre de 2012 | 19:01
pido a Dios por la salud de mi suegro  PEDRO MIRANDA BADILLO despues de su operacion que todo salga bien gracias omnipotente TU SOLO ERES SANTO ALTISIMO JESUCRISTO hos lo agradesco infinitamente. AMEN.
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti