Viernes, 19 de febrero de 2010
CLASES DE DEMONIOS EN LA ANTIGUEDAD

En la Antigüedad, los hombres creían en tres clases de demonios: los bondadosos, los malignos y los neutrales. Los creyentes (cristianos) sólo aceptan, desde tiempos arcaicos, dos tipos: los malos y los buenos.

De acuerdo con la doctrina cristiana, Dios creó nueve coros de ángeles: tronos, serafines, querubines, demoníacos, principados, potestades, virtudes de los cielos, ángeles y arcángeles. Todos ellos gozaban de pureza, sin mancha del mal. Sin embargo, algunos de ellos se tentaron con el pecado de la soberbia y quisieron asemejarse a su creador omnipotente.

Se dice que dos tercios del ejército de los ángeles adoptó esta actitud. Satanás, líder de los serafines, se encontraba a la cabeza de los espíritus rebeldes.

Entonces, Dios Padre mandó al arcángel San Miguel a combatirlo, junto a los ángeles obedientes. Fue cuando se desató una gran batalla celestial. El resultado de la misma: Satanás fue derrotado y enviado al abismo junto con su séquito de espíritus perdidos. Los ángeles rebeldes fueron expulsados muy lejos del Paraíso: al Infierno o reino de las sombras.

LAS CUATRO JERARQUÍAS DEMONÍACAS

Los “machinae” constituyen el estrato inferior de los demonios; habitualmente se los denomina “artefactos demoníacos”. Los “miles” son clases de demonio que emergen constantemente en la imaginación humana. Son demonios guerreros, que intervienen en enfrentamientos bélicos.

Por otra parte, los “incubi” son los encargados de expandir la raza demoníaca. Siembran el descontento y la podredumbre en el universo, se dedican a convertir inocentes en demonios. Son sumamente sagaces.

Por último, encontramos a los “lores”. Éstos son los jefes de la casta de Demonios. Su tamaño es mayor, de aspecto espantoso y sumamente malignos. Tienen a su cargo a varios demonios menores que utilizan de mensajeros e intercesores.

Existen símbolos del Demonio que tal vez, sin saber, usamos permanentemente. Son como puertas a un universo espiritual sombrío. Estos símbolos condensan poderes usados por chamanes y encantadores, y es bueno saber si contamos con algunos de ellos en nuestro hogar. A continuación, un breve inventario con algunos de los emblemas diabólicos más comunes.

LOS PENTAGRAMAS

El pentagrama común y el invertido son dos emblemas demoníacos. El primero es empleado en brujería y hace alusión a los cuatro elementos (fuego-aire-agua-tierra), mientras que el invertido alude a la estrella matutina, cuyo nombre el Diablo se adjudica.

Ambos son empleados en ceremonias esotéricas y es un recurso de conjura contra espíritus malignos. También encontramos el hexagrama, utilizado como herramienta mágica; se trata de una estrella ubicada dentro de un círculo.

LAS CRUCES EMBLEMÁTICAS

Por otra parte, tenemos la “rueda del sol”, más conocida como “cruz svástica”. Insignia religiosa empleada antiguamente, antes de que Adolf Hitler la aprovechara para representar a las fuerzas nazis. Fue emblema de celtas, budistas y griegos. Simboliza el recorrido solar en el firmamento.

Otra de las famosas cruces diabólicas en la Cruz Tau, que representa al dios persa Matras y a la deidad india Aryans. El empleo diabólico invierte el sentido original, ya que “Mathras” o “Matras” era el ángel celestial o benigno. Este símbolo es adoptado más tarde por los masones.

Por último, hallamos la “cruz invertida”, que expresa rechazo expreso por Cristo; es una forma de burla o de irreverencia. Es común que los satanistas empleen este símbolo en sus cuellos o que lo adopten estrellas del rock. La conocida “cruz de Nerón”, relacionada con la anterior, también es una blasfemia a Jesucristo que se encontró en más de un bastón empleado por Adolf Hitler mediante la inscripción “SS”. Su significado es “las ruinas del hombre muerto”.

Cabe destacar que la “S” es una letra satánica porque adquiere la forma de la caída de un rayo, significando “destrucción”. En los mitos y en la épica helénica es el instrumento de justicia empleado por el dios Zeus. Cuando se la utiliza como parte de la vestimenta, significa “dominio”. No es casual que las fuerzas nazis la adoptaran como insignia.

LOS ANIMALES DIABÓLICOS

El cuerno italiano, llamado también “unicornio”, fue parte de la mitología que los druidas llevaron a Irlanda y Escocia. Comúnmente se lo asocia con la buena suerte, pero los satanistas lo relacionan con las finanzas, y lo llaman "ojo del mal".

Los miembros de animales generalmente tienen un poder fetiche relacionado con prácticas oscuras. La cabeza de cabra (cabra cornuda) es empleada como amuleto de chamanes y brujos. También es una forma de irreverencia o burla, porque parodia la pureza del “cordero de Dios”, Jesucristo, que murió para salvar al mundo del pecado.

Un emblema egipcio retomado por los adoradores del diablo es el llamado “escarabajo sagrado”. En Egipto significaba “reencarnación” pero en los ritos satánicos se lo asocia con el “Dios de las Moscas” o Belcebú. Es usado como signo de protección.

Fdo. Critobal AGuilar.
Publicado por cristobalaguilar @ 19:41  | Los Demonios
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti