Viernes, 12 de febrero de 2010
EL SACRISTÁN

Un sacristán es la persona (laica o religiosa) que asiste al sacerdote en las labores de cuidado y limpieza de la iglesia, la sacristía y de los objetos sagrados que contienen. Es además el encargado de preparar todo lo necesario para la celebración de la misa.
En la antigüedad muchas de las funciones del sacristán fueron realizadas por los ostiarii, posteriormente por los mansionarii y los tesoreros. Los Decretos de Gregorio IX  hablan del sacristán como si tuviera una oficina adjunta a la honorable, y afirman que su deber era el de cuidar los vasos, ornamentos y luces sagradas. Hoy en día el sacristán puede ser elegido o designado directamente. El Cæremoniale Episcoporum prescribió que en catedrales y colegiatas, el sacristán debía ser un sacerdote, describiendo sus funciones en lo que respecta a la sacristía, a la eucaristía, a la pila bautismal, los crismas, la decoración de la iglesia, el mantenimiento del orden dentro de la misma, la preparación de las ceremonias, el repique de las campanas de la iglesia, la distribución de los feligreses, y por último, se sugirió que se nombrara a uno o dos canónigos que supervisaran la labor del sacristán y sus asistentes.



Son varias las razones por las cuales no es fácil el ejercicio del ministerio de sacristán:

a) Se le deja solo.

La gente en general no tiene conciencia de que toda la Iglesia es servidora; ni reconocen los servicios que prestan a la comunidad estos ministros de la pastoral. Los sacerdotes a veces tienen demasiada cautela o desconfianza, por sus experiencias pasadas con encargados que se consideraban dueños de la capilla u obraban independientes. No hay mentalidad ni praxis de corresponsabilidad de parte de todos, y de este modo se cargan en el sacristán.

b) Se le considera lejano o raro.

Hay una tendencia a considerar al Sacristán como una persona que es casi clérigo; o bien que no alcanza a realizar los trabajos del común de las personas. Y éstos son dos peligros en los que puede caer la persona misma. Muchas veces su función se reduce al templo, sin proyección a la comunidad y sin relación al apostolado. Siendo una persona tan visible, sus defectos se hacen muy notorios, y pueden crear una imagen falsa en la gente.

c) Su trabajo es poco deseado.

Hay miedo al fracaso, a no saber cumplir con sus deberes, a cansarse antes del trabajo, a perderse en mil detalles inútiles. Siendo un servicio a la comunidad, no hay un pago adecuado por sus actividades, ni prestaciones, seguro, etc.; si acaso una motivación simbólica. Y sí hay trabajo constante. Por eso ahora están buscando que sea mejor un equipo de personas.

d) Acarrea riesgos.

Es responsable del patrimonio religioso de una comunidad, incluyendo el Santísimo Sacramento. Además, el excesivo trabajo puede hacer disminuir su atención a su familia y a sus trabajos. Y corre el peligro de familiarizarse con lo sagrado al grado de perder la sensibilidad religiosa o caer en la rutina y perder el respeto.

e) Es un servidor público.

Muchas personas los rechazan por ser uno de ellos mismos, por no tener una formación de altura, o por no cumplirles sus gustos. Deben luchar contra muchos caprichos, y ser firme ante muchos criterios que pretenden mandarlo. Eso los hace a veces hoscos, o miedosos.

Fdo. Cristobal Aguilar.

Un sacristán es un funcionario que se encarga de la atención de la sacristía, la iglesia, y su contenido.

In ancient times many duties of the sacristan were performed by the doorkeepers ( ostiarii ), later by the treasurers and mansionarii. [ 1 ] The Decretals of Gregory IX [ 2 ]speak of the sacristan as if he had an honourable office attached to acertain benefice, and say that his duty was to care for the sacredvessels, vestments, lights, etc. Nowadays the sacristan is elected orappointed. En la antigüedad, muchos deberes del sacristán fueron realizados por los porteros (ostiarii), más tarde por los tesoreros y mansionarii. [1] El Decretales de Gregorio IX [2]habla del sacristán, como si hubiera una oficina de honor unido a uncierto beneficio, y decir que su deber era cuidar de los vasossagrados, ornamentos, luces, etc Hoy en día el sacristán es elegido onombrado. The Cæremoniale episcoporum prescribed that in cathedral and collegiate churches the sacristan should be a priest , and describes his duties in regard to the sacristy, the Blessed Eucharist , the baptismal font , the holy oils , the sacred relics, the decoration of the church for the different seasons and feasts,the preparation of what is necessary for the various ceremonies, thepregustation in pontifical Mass, the ringing of the church bells, the preservation of order in thechurch, and the distribution of Masses; and finally it suggests thatone or two canons be appointed each year to supervise the work of thesacristan and his assistants. El episcoporum Cæremoniale previsto que en las iglesias catedral y la colegiata el sacristán debe ser un sacerdote, y describe sus funciones en lo que respecta a la sacristía, la Eucaristía Beato, la pila bautismal, los santos óleos, las reliquiassagradas, la decoración de la iglesia para la diferentes estaciones delaño y las fiestas, la preparación de lo necesario a las diversasceremonias, el pregustation en la MisaPontifical, el repique de las campanas de la iglesia, la preservacióndel orden en la iglesia, y la distribución de las masas, y por último,se sugiere que uno o dos canónigos ser nombrados cada año parasupervisar el trabajo del sacristán y sus ayudantes.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti