Domingo, 07 de febrero de 2010
ORACIONES A LA VÍRGEN MARÍA DEL ROSARIO DE SAN NICOLÁS

Os aconsejo leerlo todo detenidamente y efectuar alguna de estas oraciones junto con el rezo del rosario, ya que la Vírgen prometio devociones especiales. EL AUTOR DEL BLOG.














2-12-83 Corazón de María

Eres tan maravilloso
que jamás hubiera imaginado
conocerlo algún día.
Me haces estremecer de dicha
mi corazón estalla de alegría
con sólo mirar los destellos que despides.
Brillas cual sol en un día pleno
y eres transparente cual gota de rocío
pero el amor que tiene tu Corazón María,
es tan grande, que alcanza y sobra
para el mundo entero.

Yo espero que lo encuentren Madre mía,
que lo vean como yo, sólo un momento
e ilumine la ceguera de los hombres,
que haya paz y amor fraterno,
y se borre para siempre el odio de la tierra
por los siglos de los siglos.
Amén.

12-12-83 Jaculatoria a Dios Padre

“Padre, líbranos de todo mal.

Con tu Santa Sabiduría, Señor,

sálvanos de todo pecado;

en nombre de todos cuantos te queremos, Señor,

llévanos por el camino del bien. Amén”.

La Virgen dice: “El que reza esta oración nueve días seguidos, acompañada con un Rosario, le concederé una gracia especial”.

18-12-83 El Señor es...

“Son muchas las ovejas perdidas del Señor y Él quiere recuperarlas; por eso les dice el Gran Pastor a las que están en su Rebaño, que no salgan de él y no se muevan de su lado”.

“El Señor es Luz en las tinieblas,

es agua en el desierto,

abrigo en la intemperie,

da de comer al hambriento,

quien cree en Él gozará de Vida Eterna. Amén”.

20-12-83 María, nuestra ayuda

Vigilante estás Tú Dulce María,
silenciosa siempre a nuestro lado,
cuidando nuestro camino
y sacando las piedras que hay
a nuestro paso.
Nunca salgas de nuestra vida
Virgen mía,
perdidos estaremos si no tenemos tu guía,
a veces nos desviamos de la ruta que nos trazas,
o desmayamos ante cualquier tropiezo,
pero siempre nos sacas adelante,
con la ayuda de nuestro Padre.
Amén.

3-1-84 Oración para el angustiado.

Siento necesidad de decirle a mi Virgen María:

“Madre mía Celestial

qué me tienes reservado:

no sé si es dolor o alegría;

pero sé que en este día

en que me siento agotada,

solo pienso en tu Hijo

que llevó su cruz a cuestas,

que cargó todo el dolor

sin expresar una queja.

Cuánto sufrió Jesús

por el mundo y sus pecados.

Y también pienso por Ti,

tu dolor no se compara;

nada ni nadie en la tierra

sufrió lo que tú sufriste

y siento que yo, Virgen mía,

tendría que estar llorando

no de pena, sino de alegría,

por la carga que me das.

Madre, perdón por tener

estos malos pensamientos.

Ahora me siento aliviada,

sé que estoy iluminada

y me siento resguardada

con toda tu protección.

Amén”.

Esta oración no es solamente para ti, también es para todo aquel que está angustiado por algún motivo, debéis leerla y os aseguro que se aliviará. Hazla conocer.

7-1-84 María salvadora

Madre que todo lo puedes
siempre observas desde el Cielo
si hay alguien que perdió el camino,
si un hijo tuyo ha olvidado
los mandatos de su Padre.
Tú pones todo el empeño
para que esa alma perdida
encuentre pronto la salida
de ese pozo en que se encuentra.
Halle de nuevo la Luz
que le indica el Padre Eterno
por eso Madre, Tú
constantemente vigilas
los pasos que dan tus hijos
que no se aparten jamás
de su bendita Palabra.
El Señor por tu intermedio
quiere que su Ley cumplan.
Gloria al Altísimo Padre.

2-2-84 Dios es amor 

“Dios es amor, don de vida, misericordia y comprensión total.

Eres Gloria eterna, consuelo de tristeza, liberación del alma.

Señor quiero honrarte, cantar alabanzas a tu Nombre.

Hoy quiero decirte: Aquí me tienes Señor.

Quédate conmigo hoy y por siempre. Amén”.

11-2-84 Bendigo al Señor

Bendigan al Señor Rey del Universo
alaben a Dios Padre nuestro
que todos sepan que es misericordioso
que perdona y ama sobre todas las cosas.
Que su Reinado es eterno
como eterno es su amor por sus hijos.
Él sólo pide fe y vivir en su Palabra,
ofrece a cambio la salvación del alma
y liberación total.
Amén. Amén.

19-2-84 Súplica al Señor

Señor, Tú eres mi fortaleza y mi razón de ser,

escucha mi voz y mi plegaria,

tiende tu mano que yo me aferro para poder vivir.

Yo me refugio en Ti, Señor.

Mi corazón está contigo. Amén

1-3-84 Oh Madre

Oh Madre que con tu misericordia
has penetrado en mi corazón
ten piedad de mí.
Tú que desde lo alto
me has hecho ver la Verdad
y me libraste de caer
en manos enemigas,
eres admirable en tu amor
en tu bondad divina.
Por medio de Ti
recibimos la Gloria del Señor.
Mi boca pronunciará
eternamente Tu Nombre
que quede yo impregnada de Ti.
Madre eres como un manantial
emanando sabiduría
y el camino hacia el Todopoderoso.
Alabada siempre seas.
Amén.

6-3-84 Óyeme Jesús

Señor has tomado mi vida
y en Ti confío, óyeme Jesús
consuela mi corazón
fortalece mi espíritu.
Aparta de mí todo mal pensamiento
condúceme con tu rectitud,
sé que sólo así
recibiré tu bendición en el juicio final.
Amén.

12-3-84 Ilumíname Señor

“Señor, ninguna niebla me cubre ya,

todo se aclara a causa de Ti.

Tú me proteges con tu Amor supremo.

Señor yo te alabo y glorifico.

Has roto mis cadenas.

Mi corazón clama tu Nombre.

Que tu Luz siga iluminando

mis días por siempre Señor.

Amén”.

23-3-84 Con tu poder Dios mío

Con tu poder Dios mío

has cambiado todo mi ser,

desde hoy vives en mí.

Siempre me das consuelo.

Alientas mi vida,

porque sin Ti nada soy.

Deja en mi hacer tu Voluntad Señor.

Amén.

5-4-84 Cristo es amor

Cristo es Amor, Bondad y Luz
es fuente de vida
Cristo es el camino
a la eternidad.
Es el Cordero fiel
que nos lleva hacia el Pastor.
Siempre está a mi lado
Él responde a mi llamado
cuando clamo por su ayuda.
Jesús todo lo puede.
Amén.

11-4-84 Redentor

Madre, por mí murió Jesús
padeciendo los horrores
que la cruz provocó.
Se ofreció en sacrificio
Su Cuerpo y su Sangre dio,
lavó los pecados
por mi salvación.
Medito la muerte de Cristo Jesús
y sé que por Él redimido soy.
Amén.

20-4-84 Tocado del Señor

“Me has tocado mi Señor

con tus manos milagrosas,

e hiciste que mi vida

cambiara por completo.

Quiero entrar en tu morada

estar en tu presencia.

Tú que eres misericordioso

tómame Señor

que contigo quiero estar.

Amén”. 

25-4-84 Alabanza

Virgen María, eres sosiego y ternura
eres la luz y la fe,
rezando tu Santo Rosario,
encuentro consuelo en el dolor.
Perdona mi culpa
si en algo te falto,
pido al Señor vivir para alabarte.
Amén.

1-5-84 Oración para rechazar al Maligno

“A mi derecha y a mi izquierda está mi Señor, no hay un tercer lugar, no lo hay para el enemigo”.

Y os lo aseguro que se retirará de vuestro lado. Amén. Amén.

11-5-84 Das amor

Comienzo a orar y ya me encuentro ante ti Señor porque sé que me escucháis. Con tu Divina Gracia, haces posible que mi vida encuentre la serenidad deseada. Sin tu ayuda nada es posible, sin tu Luz no se puede avanzar; bendito el hombre que te busca y en Ti espera. Oh Señor, porque a tus hijos das Amor a manos llenas. Amén.

20-5-84 Oración para bendecir la mesa

“En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Señor Bendice esta mesa, donde están los alimentos que nos envías este día y que nunca nos falte tu pan. Amén.

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén”.

24-5-84 Oración para los enfermos

“Señor alivia a tus hijos

necesitados de salud

y de tu Amor,

alivia sus almas,

consuélalos Señor.

Perdona sus pecados

y cuando los llames a tu presencia

permite Señor

que entren en tu Reino.

Amén”.

29-5-84 Oración al Espíritu Santo

Espíritu Santo Luz y Poder,
te agradecemos la fuerza que nos das,
para que en ella podamos apoyarnos y caminar.
Tú que ahondas en lo profundo de nuestro ser,
y avivas la llama de nuestra fe,
libéranos de todo lo impuro que podamos albergar,
en nuestro pobre corazón.
Te pedimos que con tu Amor,
nos hagas entrar dignos de entrar
en las puertas del Eterno.
Amén.

9-6-84 Al Espíritu Santo

Espíritu puro

que vienes a derramar tus dones

a este pobre pecador,

prepara mi corazón

y líbrame de

la tentación del mundo,

para poder ser aceptado por Ti.

El temor ya no me alcanza

porque te has acercado a mí.

Camino confiado

hacia tu gloriosa Luz purificadora.

Alabado seas

por los siglos de los siglos.

Amén.

15-6-84 Oración por el hermano

Invocad a Dios y decid:
Dios mío escucha esta plegaria,
Tú que me alivias en mi dolor
hoy te pido por mi hermano.
Dale fuerzas para resistir
los malos momentos que le toca vivir,
sácalo de su desesperanza
condúcelo por tu Divina Senda.
Haz que acepte Tu Voluntad
que no ponga en peligro su vida,
sino que la salve Señor.
Amén.

29-6-84 Oración al Sagrado Corazón

“Sagrado Corazón de Jesús

porque soy débil,

te pido guíes mis pasos,

ampárame y bendíceme.

Bendito seas Señor

porque en tu Corazón

está la salvación.

Obra en mí

según tu Voluntad.

Amén”. 

10-7-84 Oración para los incrédulos

“Dios mío ayúdame

a ver con claridad,

que no quede confundido,

sácame de ese laberinto sin salida,

auxíliame que estoy perdido.

Dame la fe que no tengo

quiero creer en Ti,

no permitas que me hunda

que todo se derrumbe sobre mí,

a Ti prometo Señor

dedicar mis días.

Amén”.

4-8-84 Jaculatoria a la Virgen

“Oh dulcísima Madre,

por todos los sufrimientos que padeciste,

ayúdame a sobrellevar mi cruz”. 

7-8-84 Del Señor

Del Señor obtendréis sus dones
de su espiga la semilla,
su verdad alejará la mentira
y de su fuente beberéis la Vida.
Alabado sea el Señor.

10-8-84 Súplica

“¡Dios mío, convierte mi tristeza en alegría, quita de mí toda pena. Sé que no cumplo, Señor, como debiera, pero sigo tus consejos porque me suenan a Gloria. En mi corazón tengo Tu Nombre y grabado queda. Amén”.

Fdo. Cristobal AGuilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti