Jueves, 04 de febrero de 2010
ABDUCCIONES DE DORMITORIO

Tanto los visitantes de dormitorio como las abducciones sufridas por testigos en lugares desolados resultan muy perturbadoras y llevan a los testigos a sentirse diferentes, elegidos, especiales, privilegiados y al mismo tiempo se sienten violados, obligados a conocer cosas que no quieren y no les interesan, víctimas de manera inevitable del ridículo y del aislamiento del mundo en el que viven sus familiares y amigos y se suma a eso el hecho de que están indefensos ante el posible siguiente secuestro o comunicación con estas entidades que en su mayor parte les dan conocimientos y mensajes confusos, muchas veces insólitos y hasta los dejan mal parados por efectuar predicciones que quizás se cumplen en un primer hecho y luego se vuelven falsas profecías.

Hace un tiempo le realizamos unas entrevistas a Orlando Ferraudi, un hombre que en 1956 fue abducido mientras pescaba en la Costanera Norte de la Ciudad de Buenos Aires y fue llevado a dar una vuelta en la nave, le dieron muchísima información y aún hoy nos dice “los llamo y están acá en un segundo”, los ve y le siguen dando “conocimiento” y datos y más datos que él no alcanza a comprender, no sabe qué hacer con eso, no es alguien común desde aquel momento y su familia ha sufrido las consecuencias.

Mónica Pérez, abducida en Huerta Grande, Córdoba, año 1984, también sigue en permanente contacto y consulta la opinión de “ellos” para realizar algunas actividades y le bajan información y fórmulas y hasta le recomiendan reservar ciertas informaciones generando en quien la escucha dudas sobre la veracidad del hecho por resultar sospechoso que oculte cosas...pero Mónica no ha sacado ningún beneficio de esto y lleva una vida bastante normal con un confuso comportamiento que va del temor a la tranquilidad de que “ellos” la cuidan.

Sobran de estas historias para ver que nada bueno parecen generar los seres que aparecen a invadir la vida de estas personas, sin embargo nos preguntamos si nosotros sabemos qué es “algo bueno” o qué puede ser “algo malo”, quizás estas personas sean conejitos de indias utilizados por alguna “inteligencia”...¿superior o inferior?, que aplica en ellos cosas que a futuro mejorarán o destruirán nuestra especie.

No lo sabemos, no está claro el mensaje que intentan dejar...porque no tengo dudas de que intentan decir algo con todo esto.

También podría ser que estén ahí haciendo algo que siempre hicieron, (conocemos los relatos de íncubos y súcubos de la Edad Media y las referencias históricas que nos acercó J. Vallée en su “Pasaporte a Magonia&rdquoGui?o y que sea algo natural, una enfermedad desconocida o alguien que se divierte o que nos estudia o qué?!

Otro extraño caso que es terrible por el desgaste al que es sometido a diario el testigo es el del Sr. Orsiani que según cuenta escucha como una radio que se enciende en su cabeza y constantes mensajes.

Le cuentan algo así como que existe una guerra intergaláctica y también le pasan información, esta persona tiene coincidencias sorprendentes con Orlando Ferraudi, inclusive realizamos una reunión para que se conocieran y fue muy interesante escucharlos hablar ya que sin conocerse parecían hablar un mismo idioma (siempre referido a la información que manejan del contacto con estos supuestos seres).

El matrimonio de Liliana Flotta y Eduardo Grosso realizaron un interesante estudio específicamente con el tema abducciones y encontraron patrones coincidentes entre las víctimas y en cuanto a cómo ayudar a las víctimas recomiendan lo siguiente:

“Hemos comprobado a lo largo de estos años, que el testigo siente un enorme alivio contando su experiencia al investigador.
El hecho de sentirse escuchado y comprendido, y de saber que no es un “caso único en el mundo” lo ayuda inmensamente en retomar su relación con la familia, su trabajo y su vida social; aunque indefectiblemente el testigo cambia su actitud ante la vida después del encuentro, marcando este hecho un punto de inflexión fundamental.”

¿La tecnología que poseen les permite viajar en fabulosas naves y sin embargo viven en la prehistoria de la medicina? hay cosas como esta que nos muestran a las claras que de ser marcianos no son ni buenos ni más evolucionados que nosotros y de ser proyecciones que reciben en las mentes estas personas están siendo utilizadas por alguna inteligencia para lograr un fin determinado.

¿Cuál será ese objetivo que persiguen? Seguramente es tarea de los investigadores y de los profesionales de la salud y de las mismas víctimas sobre todo saber para que les pasa esto y quién es el que los elige para que ellos recuerden y vivan estas experiencias.

Lo seguro es que esto no es bueno para quienes lo sufren a veces a diario, al menos no lo es si tenemos en cuenta que deben vivir en este planeta, en esta sociedad y con el resto de las personas que suelen tomar esto como algo ridículo, una mentira o síntoma de locura.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti