Martes, 02 de febrero de 2010
LAS AFIRMACIONES POSITIVAS PARA EL CREYENTE

Ya hemos hablado en otros artículos lo que implican las afirmaciones, y como pueden modelar la mente, pero para el cristiano, también sirven para modelar el espíritu. Veamos pues desde un punto de vista objetivo este tema. EL AUTOR DEL BLOG.

Una afirmación positiva es una frase que tiene como objetivo cambiar nuestras conductas y pautas mentales. Se suelen utilizar repitiéndolas de manera continuada varias veces al día, o también escribiéndolas. El propósito de estas repeticiones es conseguir que las afirmaciones lleguen a nuestro subconsciente, y allí sustituyan las pautas mentales que deseamos modificar. Para el cristiano, también es una forma de hacer que la mente se someta al espíritu.


Trabajo en el jardín y esto me produce mucha energía y satisfacción. Me siento centrado.

Vivo la Presencia de Dios.

Soy uno con el Universo.
Yo, estoy en armonía con el Universo.
Yo, estoy siempre centrada. Vivo el presente.

Tengo un equipo interno funcionando en completa armonía y me apoya en mis propósitos.
Armonía.

Ejercito todas las partes de mi cerebro, visualizo, afirmo, imagino, escribo.

Estoy centrada en principios, veo las cosas desde varios puntos de vista. Pienso y actúo desde mi Ser.

Yo soy el creador; yo decido lo que quiero ser.
Yo soy perfecto, fuerte, feliz; puedo elegir.

Estoy llena de amor, alegría. He creado abundancia física, mental, emocional y espiritual en mi vida. Gracias a Dios. En Completa armonía y para todo bien.

Soy Uno con la fuerza universal.
Lo que creo que son problemas, son oportunidades para encontrarme con la Abundancia Material y Espiritual.

Tomo el control de mi vida. Yo elijo lo que quiero ser.

Yo, puedo alcanzar lo que deseo.
Yo, tengo control sobre mi vida.

Yo__________ doy y recibo amor incondicionalmente.

 

Fdo. Cristobal Aguilar.



Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti