S?bado, 30 de enero de 2010
CASOS UFOLÓGICOS EN ANDALUCIA- MIRANDO 40 AÑOS ATRÁS

El hecho tuvo lugar en la provincia de Sevilla, en la carretera Aznalcollar - Castillo de las Guardas, aproximadamente a la altura del Km 5.5, es decir, en el famoso “triángulo” ufológico de la provincia de Sevilla.

Sobre las 11:00 de la mañana, al tomar una curva Adrián, vio caer un gran objeto desde el cielo y creyó que se trataba de un accidente de aviación.

Dejando su coche en el arcén, se dirigió a la vaguada donde cayó el “avión” encontrándose con un gran objeto de unos 150-200 mts levitando a unos 4 mts del suelo sin emitir ruido alguno. Las condiciones meteorológicas eran de una buena visibilidad y un 6/8 de cielo cubierto y fuerte viento.

Adrián observó como tres objetos pequeños se dirigían en vuelo horizontal hacia la parte posterior del gran objeto nodriza.

En ese momento, uno de los objetos pequeños cambió de rumbo dirigiéndose al lugar donde se encontraba el testigo.

En ese momento, el protagonista de este insólito hecho, se sube a su vehículo y emprende la huida a toda velocidad hacia la localidad del Castillo de las Guardas. Aunque la mencionada localidad se encontrara a más de 26 Km del lugar donde se encontraba, habiendo sido más fácil volver a Aznalcollar, población que distaba 5 Km.

Hay que meterse en la piel de Adrián Sánchez y el estado de pánico en el que se encontraba para entender que siguiera en el sentido en el que viajaba, es decir, Aznalcollar - Castillo de las Guardas.

Durante la huida, el objeto volaba unas veces en paralelo, otras delante del vehículo, coincidiendo las apariciones generalmente con las vaguadas existentes a ambos lados de la carretera.

En mitad de tan trepidante huida, Adrián llegó a una finca llamada “El Torilejo”. Tocó repetidamente el claxon, pero no respondió nadie, por lo que continuó su marcha hacia El Castillo.

A 5 Km del Castillo de las Guardas se detuvo en otra finca, “Villa Rosalía” donde pudo ser atendido por Miguel Mayol, propietario de la misma.

Una vez atendido y acompañado por un trabajador de la finca, se dirigió a El Castillo de las Guardas para dar parte del incidente a la

Guardia Civil.

En este trayecto Adrián Sánchez llamó la atención de su acompañante sobre la presencia de un ovni, pero resultó ser un caserío.

 

Una vez denunciado el caso en el cuartel de la guardia civil (y vuelto a tranquilizar del ataque de nervios) solicitó ser acompañado para volver a Sevilla.

Hasta aquí el relato de los hechos basados en la declaración de Adrián Sánchez y tomados del expediente desclasificado por el ejercito del aire.

Algunas conclusiones:

 

  1. La aeronave no ha sido observada por ninguna otra persona según las investigaciones de los informadores y las declaraciones recogidas a los comandantes de puesto de la Guardia Civil inmediatos al lugar de aterrizaje.
  2. La marcha del automóvil del señor Sánchez fue observada por un cabrero que custodiaba su rebaño junto a la carretera a unos cuatro kilómetros del lugar de aterrizaje y que confirmó el paso del coche a gran velocidad, pero que no observó aeronave alguna en las proximidades.
  3. En el lugar no se han observado señales de rodaduras que presumiblemente hubiera dejado una aeronave de gran tonelaje. Se ha comprobado que la distribución de objetos y residuos ligeros es totalmente natural y no se aprecian señales de rotores u otro sistema de sustentación conocido de ascensión o descenso vertical.
  4. No hay prueba alguna –excepto la declaración del D. Adrián Sánchez- sobre la presencia de objetos voladores no identificados en el lugar de y momento de autos. D. Adrián Sánchez se ha mantenido firme en sus declaraciones y no se han apreciado en ellas contradicciones o lagunas.

Sobre este punto hay una nota del Teniente General de la por entonces denominada Segunda Región Aérea al Ministro del Aire manifestando su convencimiento de que Adrián Sánchez vio algo, fuera real o alucinación.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 11 de marzo de 2010 | 17:10
Aqui hay 2 cosas en mi concepto como Cat?lico muy claras, para mi los extraterrestres existen, eso est? claro, pero no son ni vienen de Dios, vienen de su mas terrible enemigo el demonio, pues todos ellos proclaman la reencarnaci?n contraria a nuestra fe
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti