S?bado, 30 de enero de 2010
¿SE COMUNICAN CON NOSOTROS LOS DIFUNTOS? ¿ES POSIBLE ESTO?

Normalmente las personas que experimentan fenómenos de índole paranormal, en los que son testigos de apariciones fantasmales o destinatarios de mensajes de ultratumba, suelen mantener dichas experiencias en secreto, o como máximo las comparten con su círculo de amistades.

La explicación que los estudiosos del tema hacen sobre el estado post morten, vendría a justificar la posibilidad de la comunicación entre vivos y difuntos, al manifestar una continuidad de la existencia, es decir, el muerto no es consciente de que lo está y pretende continuar su vida normal.

Ello es debido a la conformación de la materia, en todo el universo, y por ende en el cuerpo humano. Así ya nadie pone en duda la existencia de distintos cuerpos sutiles, además del cuerpo estrictamente llamado físico, y como ya se intuía en épocas pasadas, el alma humana se sirve de distintos medios para manifestarse, unos más sutiles que otros, dependiendo del plano o nivel existencial y de la densidad de la materia existente en dicho plano, ya que, en lo que llamamos universo, con los distintos sistemas solares, existen una serie de mundos astrales o planos existenciales interpuestos, donde es posible su interrelación, y donde cada uno posee su respectiva densidad material.

Si comparásemos estos distintos planos o niveles existenciales, observaríamos que el mundo físico es el que posee mayor densidad de materia, y por tanto su situación con respecto al resto de los planos, seria inferior.

De esta manera ocurre lo mismo con el cuerpo del hombre, donde el cuerpo físico se correspondería con el plano de mayor densidad material, y por tanto sería en este estado donde los sentidos físicos le capacitan para distinguir todas las percepciones del universo físico, y conforme los distintos cuerpos sutiles del hombre van evolucionando, estos se corresponden a otros tantos niveles o planos existenciales, donde los sentidos físicos son permutados o evolucionan hacia otro estado cada vez más sutil.

Esta situación se produce mediante el proceso de la muerte, cuando el alma humana se separa del cuerpo físico, y conforme percibe el nuevo estado o nivel existencial, adapta dichos sentidos sutiles a la nueva situación o plano astral, posibilitando por tanto la interrelación entre el mundo físico y el plano astral.

Esto nos llevaría a la conclusión de que es posible conocer la existencia post mortem, es decir, lo que ocurre después de la muerte física, desde el plano físico, a través de la utilización de los sentidos sutiles o astrales.

Es así como las investigaciones llevadas a cabo por parapsicólogos y estudiosos del tema, han llevado a la conclusión de que la vida astral, nombre comúnmente aceptado, no es en si una nueva forma de existencia, sino por el contrario, sería la continuación de la vida física, con la salvedad de que en dicha situación, la persona se encuentra en constante contacto con los muertos, dependiendo la comunicación con los mismos, del nivel consciente que se posea de dicha situación.

De esta manera, si sabemos dirigir nuestra consciencia astral, incluso en estado de vigilia seria posible el contacto con los muertos, pero evidentemente requiere de un entrenamiento y desarrollo del que no todo el mundo puede responder por igual.

Pero lo que si, casi todo el mundo hace, es actuar en mayor o menor medida, sobre el cuerpo astral cuando se encuentra durmiendo, y es así como muchas personas se pueden comunicar con sus difuntos. Aún así, no todas las personas recuerdan la comunicación con sus difuntos, y otras veces solo recuerdan haber soñado con ellos, pero lo cierto es que dicha comunicación se produce, a pesar de que no sea recordado.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Publicado por cristobalaguilar @ 23:30  | El plano Astral
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti