Martes, 19 de enero de 2010
EXORCISMOS QUE FRACASARÓN - TIPOS DE EXORCISMOS

Marcos 9:17-29 Los apóstoles aún con la autoridad impartida sobre ellos no pudieron expulsar un demonio fuera de un poseído, Jesús tuvo que hacer el exorcismo personalmente y luego le explicó a los apóstoles que algunos malos espíritus solo se pueden arrojar fuera a través de oración y ayuno.

Actos 19:13 –17 Algunos Judíos y los siete hijos de Sceva trataron de hacer exorcismos en el nombre de Jesús quien era predicado por Pablo el apóstol, pero para su desencanto, el hombre poseído se lanzo sobre ellos dándoles tal paliza que salieron corriendo desnudos y sangrando.

Primero que todo vemos que exorcizar es un trabajo aun difícil para los mismos apóstoles autorizados por Jesús personalmente. En cuanto a aquellos que no son creyentes, tratar de darle órdenes a un espíritu maligno es un riesgo muy grande que puede causar que el espíritu tome posesión de ellos o de los que estén allí presentes.

Solemne. Se dice que un exorcismo es solemne cuando es hecho oficialmente bajo la autorización de la Iglesia Católica a una persona poseída por malos espíritus. Un riguroso examen psicológico debe hacérsele a la víctima, para establecer si en realidad existe un caso de posesión, si es solo influencia demoníaca o si es un fraude.

La víctima debe mostrar signos típicos que acompañan a los poseídos, entre ellos conocimiento de otras lenguas, predicción del futuro, blasfemia y aborrecimiento de las cosas santas tales como el agua, la sal o el aceite benditos, fuerza sobrenatural, levitación etc.

Solamente un sacerdote autorizado lo puede hacer siguiendo el rito oficial expedido por la Iglesia. El demonio o demonios presentes en el poseído recibe órdenes del exorcista de salir y no volver mas en el nombre de Jesucristo y de la Iglesia en general la cual recibió de Cristo la promesa de que las puertas del Infierno no prevalecerían contra ella (Mateo 16:18).

Privado. Los fieles de la Iglesia pueden hacer oraciones de liberación, en las cuales se solicita la intervención divina para arrojar la influencia demoníaca de cualquier persona, sitio u objeto. Debido al extremo peligro que se puede presentar debido a la falta de conocimiento sobre el enemigo, es necesario conocer mas a fondo todo lo concerniente al demonio y sus ángeles, por esta razón la Iglesia no permite hacer exorcismos sino por un sacerdote debidamente calificado y autorizado por un Obispo.

1 Pedro 5:8-9 San Pedro la cabeza de la Iglesia nos exhorta a tener disciplina y mantenernos alerta, puesto que como un león rugiente nuestro adversario el demonio ronda en busca alguien a quien devorar. Nos dice que tenemos que resistirle permaneciendo firmes en la fe.

Armémonos pues de mucha fe en Dios, y crezcamos en la oración para que Dios escuche nuestras oraciones de liberación.

Fdo. Cristobal Aguilar.
Publicado por cristobalaguilar @ 20:20  | Los Exorcismos
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti