Lunes, 04 de enero de 2010
PROFECÍAS DEL LIBRO DE ENOC (PRIMERA PARTE)

No se puede juzgar un libro si primero no se ha leído atentamente, de modo que aquellos que no han leído nunca el libro de Enoc no saben lo que se pierden. Cuando usted conozca el libro de Enoc entonces podrá juzgar si este libro es inspirado y revelado por Dios, o no lo es, y el propósito de estos textos tomados del libro profético de Enoc es que usted conozca las impresionantes y fascinantes profecías escritas por el profeta Enoc, séptimo desde Adán, hace unos 5.500 años. Este libro profético de Enoc fue entregado por el propio Enoc a su hijo Matusalén, y este a su vez se lo entregó a su hijo Lamec, y este a su hijo Noé, el cual, como es lógico, lo llevó dentro del arca cuando ocurrió en diluvio mundial, y este libro de Enoc ha llegado así hasta nuestros días, posiblemente algo alterado en algunos de sus pasajes, pero en conjunto sus profecías son exactas y asombrosas, como veremos en los 123 comentarios de texto que he publicado en este libro. Enoc describió proféticamente la futura segunda venida del Cristo con sus ángeles, para juzgar al mundo, y también anunció la creación de los nuevos cielos y de la nueva tierra que vendrá después del Milenio, y donde ya no existirá la maldición ni la muerte. Todo esto lo veremos más adelante, cuando estudiemos esos fascinantes pasajes de Enoc y los comente.

Cuando el apóstol Judas, hermano de Jacobo (Jud.1invasor hizo referencia al libro de Enoc él estaba citando una PROFECÍA DICHA POR ENOC, en la cual se hace referencia a la futura SEGUNDA VENIDA GLORIOSA DEL CRISTO con sus ángeles, para hacer juicio sobre el mundo (Jud.1:14-15), y esto significa que para los apóstoles del Cristo Yahúshua, y para los cristianos de los cuatro primeros siglos, Enoc era considerado un verdadero PROFETA de Dios muy especial, por eso es que los cristianos de los cuatro primeros siglos, y especialmente los principales "padres de la Iglesia", tenían en gran estima dicho libro de Enoc.

¿Quien escribió dicho libro de Enoc, y cuando se escribió?, si lee usted el libro de Enoc verá que es el propio Enoc, séptimo desde Adán, quien lo escribió, pues es él quien lo está narrando, por lo tanto, esa creencia tan extendida entre católicos y protestantes de que el libro de Enoc fue escrito en el siglo 2º A.C. durante el período “intertestamentario” por algún misterioso judío falsario que se hacia pasar por Enoc no es más que una gran patraña, una espantosa mentira, INVENTADA CON EL FIN DE DESTRUIR EL VALOR PROFÉTICO DEL LIBRO DE ENOC, ¡no existe ninguna prueba de que el libro de Enoc se escribiera en el siglo 2º A.C.!, al contrario, el contenido interno del libro indica que fue el propio Enoc, séptimo desde Adán, quien lo escribió. Esto significa que el libro de Enoc ¡TIENEUNOS 5.500 AÑOS DE ANTIGÜEDAD aproximadamente!, ya que Enoc nació 622 años después de la creación de Adán (Compendio Manual de la Biblia, de Halley, p.70, Casa Bautista de Publicaciones). ¡Esto significa que el libro de Enoc es el libro más antiguo de la tierra!

Si el libro de Enoc fuera del siglo 2º A.C. ¡entonces el apóstol Judas JAMÁS habría dicho que ese Enoc era el SÉPTIMO DESDE ADÁN! Igualmente pasajes del libro de Enoc son citados en la famosa epístola de Bernabé, en los escritos de Justino Mártir (100165), es mencionado por Atenágoras (170); por Ireneo, Obispo de Lyon (115-185); por Clemente de Alejandría (150220); por Tertuliano (160-230); por Lactantio (260-325) y muchos más "padres de la Iglesia", lo cual demuestra que ellos creían en dicho libro, y era leído en las iglesias durante los cuatro primeros siglos de cristianismo. La razón por la cual este libro profético no fue añadido al Canon del Nuevo Testamento es porque no fue escrito por ninguno de los apóstoles del Cristo, o por ningún cristiano cercano a dichos apóstoles.

Surge ahora una pregunta lógica: ¿como sobrevivió entonces el libro de Enoc al Diluvio?, como veremos después, el propio libro de Enoc dice que este libro profético pasó por herencia familiar al hijo de Enoc: Matusalén (Gen.5:21), y este se lo pasó a su hijo Lamec (Gen.5:25), ¿y quien fueel hijo de Lamec?, ¡fue NOÉ! (Gen.5:28-29). Por lo tanto, como HERENCIA FAMILIAR el libro profético de Enoc llegó a manos de Noé, y este lo llevó en el arca cuando llegó el diluvio mundial, en el año 600 de la vida de Noé (Gen.7Helloween.

Estoy absolutamente convencido que el libro de Enoc es inspirado por Dios, y de un valor profético impresionante, no es extraño que el apóstol Pablo dijera que Enoc fue arrebatado por Dios, para no ver la muerte, porque agradó a Dios (Heb.11Avergonzado, ¡Dios se llevó a Enoc fuera de la tierra!, porque él ANDUVO CON DIOS, es decir, fue el hombre más fiel y justo de esa generación, una justicia que Noé también heredó, y por eso Dios lo sacó de este planeta, para llevarle a otro planeta, como veremos después, y en ese lugar el ángel Miguel le mostró los misterios del Cosmos, y el lugar donde nacen las estrellas.

Las revelaciones proféticas que Dios le dio a Enoc no contradicen la Biblia ni el Evangelio en absoluto, sino que armonizan con las profecías de la Biblia, y los relatos históricos del libro de Enoc lo que hacen es complementar detalles que la Biblia omite. El propio Enoc, como veremosdespués, MILES DE AÑOS ANTES DE LA VENIDA DEL CRISTO, ya mencionó el ascenso del Cristo al cielo, después de resucitar, y su futura venida gloriosa a la tierra, para sentarse en su trono de gloria a juzgar a las naciones, algo que el propio Cristo también anunció (Mt.25:31-46), y no solo habló Enoc de la futura segunda venida del Hijo del hombre para sentarse en su trono de gloria, sino que también mencionó de forma metafórica la historia del pueblo de Israel cuando vivió esclavizado en Egipto y cuando Dios lo sacó de ese país por medio de Moisés MILES DE AÑOS ANTES DE QUE ESTO OCURRIERA. También describió de forma metafórica la historia del pueblo de Israel. También Enoc describió la corrupción del mundo en la época antediluviana, y las razones por las cuales el mundo de entonces se hundió en la violencia y maldad más espantosa, algo que es mencionado también en el Génesis (Gen.6:11-13).

Enoc y el propio Génesis mencionan que los hijos de Dios descendieron del cielo para procrear con las hijas de los hombres (Gen.6:1-2), y Enoc llamó a esos hijos de Dios "los vigilantes del cielo", porque la misión de ellos es vigilar al ser humano y protegerlo, sin embargo, un grupo de esos ángeles decidieron un día descender a la tierra para fornicar con las hijas de los hombres y engendrar una nueva especie sobre la tierra, una nueva raza de gigantes, incluso el libro de Enoc menciona el número de esos ángeles malvados que descendieron a la tierra, sobre el monte Hermón: fueron 200, los cuales tomaron para sí las mujeres más hermosas del planeta, y de esa unión sexual de esos ángeles extraterrestres con las mujeres terrestres nació una nueva raza de GIGANTES de una maldad y violencia indescriptible. Esos "vigilantes del cielo" que descendieron a la tierra para procrear con las mujeres terrestres enseñaron a los humanos todo tipo de conocimientos ocultos, hechicerías, y magia satánica, así como a fabricar todo tipo de armas de guerra para luchar entre ellos, y de esta manera el mundo de la época antediluviana se llenó de maldad y de violencia, entonces es cuando el Creador supremo, Yahúh, decidió exterminar a todos los seres humanos malvados, así como a los gigantes, con un diluvio de agua que cubrió todo el planeta, y a esos ángeles rebeldes que se corrompieron con las mujeres de la tierra los encadenó en prisiones abismales, hasta el día del juicio. Todo esto lo veremos más adelante, cuando leamos el libro de Enoc.

Esta versión seleccionada del libro de Enoc que hoy publico en Internet ha sido traducida al castellano desde dos versiones inglesas, editadas por Robert H. Charles y Hedley F. Sparks, y desde la versión francesa de François Martin; las tres a su vez traducidas de los manuscritos etíopes, cotejados con manuscritos griegos; corregidas además estas versiones de acuerdo con los manuscritos arameos de Qumrân (4QEn - 4QEnastr), editados por Josef T. Milik

Tito Martínez

 

 

Capítulo 1

 1 Palabras de bendición con las que bendijo Enoc a los elegidos justos que vivirán en el día de la tribulación, cuando serán rechazados todos los malvados e impíos, mientras los justos serán salvados.

2 Enoc, hombre justo a quien le fue revelada una visión del Santo y del cielo pronunció su oráculo y dijo: la visión del Santo de los cielos me fue revelada y oí todas las palabras de los Vigilantes1 y de los Santos y porque las escuché he aprendido todo de ellos y he comprendido que no hablaré para esta generación sino para una lejana que está por venir.2

 1. "Los vigilantes" son los ángeles del cielo, se les llama así porque la misión de ellos es vigilar y proteger a los seres humanos en la tierra.

 2. Las palabras que Enoc dice seguidamente no estaban dirigidas a la generación de Enoc, sino a una generación lejana, es decir, a una generación que vendría cientos de años después, durante la vida de su biznieto Noé.

 3 Es acerca de los elegidos que hablo y a causa de ellos que pronuncio mi oráculo: el Único Gran Santo vendrá desde su morada.

 4 El Dios eterno andará sobre la tierra, sobre el monte Sinaí aparecerá con su gran ejército y surgirá en la fuerza de su poder desde los alto de los cielos.3

 3. Profecía de Enoc impresionante, la cual hace referencia al descenso físico del Dios Yahúh sobre el monte Sinaí, para hablar con Moisés cara a cara, (Ex.19:10-11, 1620).

 5 Y todos los Vigilantes temblarán y serán castigados en lugares secretos y todas las extremidades de la tierra se resquebrajarán y el temor y un gran temblor se apoderarán de ellos hasta los confines de la tierra.

6 La altas montañas se resquebrajarán y derrumbarán y las colinas se rebajarán y fundirán, como la cera ante la llama.

7 Y la tierra se dividirá y todo lo que está sobre la tierra perecerá y habrá un juicio sobre todos.

8 Pero con los justos Él hará la paz y protegerá a los elegidos y sobre ellos recaerá la clemencia y todos ellos pertenecerán a Dios, serán dichosos y benditos, los ayudará a todos y para ellos brillará la luz de Dios.4

4. Esta profecía hace referencia a la futura glorificación de los santos (los elegidos), entonces ellos resplandecerán como el sol en el Reino de Dios (Mt.13:43, 1Co.15:50-54).

9 Mirad que Él viene con una multitud de sus santos, para ejecutar el juicio sobre todos y aniquilará a los impíos y castigará a toda carne por todas sus obras impías, las cuales ellos han perversamente cometido y de todas las palabras altaneras y duras que los malvados pecadores han habladocontra Él.5

5. Esta impresionante profecía de Enoc es la que el apóstol Judas mencionó en Jud.1:14-15. En ella se hace referencia a la futura venida gloriosa del Cristo Yahúshua con sus santos ángeles (Mt.25:31, Ap.19:1115), para juzgar a las naciones y aniquilar a todos los malvados (2Ts.1:7-9). Este y otros muchos más pasajes del libro de Enoc confirman la inspiración divina y el ministerio profético de Enoc.

 Capítulo 2

 1 Observad todas las cosas que ocurren en el cielo, cómo las luminarias del cielo no cambian su ruta en las posiciones de sus luces y cómo todas nacen y se ponen, ordenadas cada una según su estación y no desobedecen su orden.

2 Mirad la tierra y presta atención a sus obras, desde el principio hasta el fin, cómo ninguna obra de Dios sobre la tierra cambia, y todas son visibles para vosotros.

3 Ved las señales del verano y las señales del invierno, cómo la tierra entera se llena de agua y las nubes rocían la lluvia sobre ella.

 Capítulo 3

 1 Observad y ved cómo todos los árboles se secan y cae todo su follaje; excepto catorce árboles cuyo follaje permanece y esperan con todas sus hojas viejas hasta que vengan nuevas tras dos o tres años.

 Capítulo 4

 1 Y otra vez observad las señales del verano, cómo en Él el sol quema y rescalda y entonces sobre la superficie ardiente de la tierra buscáis sombra y refugio del ardor del sol, sin encontrar forma de marchar ni por el suelo y ni por las rocas, a causa del calor.

 Capítulo 5

 1 Observad y ved todos los árboles, cómo en todos ellos despuntan las hojas verdes y los cubren y todos sus frutos son para adorno y gloria. Ensalzad y considerad todo estas obras y sabed cómo el Dios vivo, el que vive eternamente, Él ha hecho todas esas cosas. 2 Cómo todas sus obras prosiguen de año en año hasta siempre y todas le obedecen sin alteraciones y todo pasa como Dios lo ha estatuido.

3 [Y ved como los mares y los ríos de igual forma cumplen y no cambian sus tareas, según los mandamientos de Él.]

4 Pero, vosotros cambiáis sus tareas y no cumplís su palabra y en cambio la habéis transgredido y habéis ultrajado su grandeza con palabras altaneras e hirientes de vuestra boca impura. Duros de corazón, ¡no habrá paz para vosotros!

5 Por ello maldeciréis vuestros días y los años de vuestra vida se perderán; pero los años de vuestra destrucción se multiplicarán como una maldición eterna, y no habrá misericordia ni paz para vosotros.

6 En esos días vuestros nombres significarán maldición eterna para todos los justos y en vosotros serán malditos todos los malditos y por vosotros jurarán todos los pecadores y malvados.

7 Para los elegidos habrá luz, alegría y paz y heredarán la tierra, pero para vosotros impíos habrá maldición.

8 Y entonces la sabiduría se dará a los elegidos y vivirán todos, y no pecarán más ni por olvido ni por orgullo, sino que en cambio los que sean sabios serán humildes 9 No transgredirán más ni pecarán el resto de su vida, ni morirán por el castigo o por la ira divina, sino que completarán el número de los días de su vida. Su vida será aumentada en paz y sus años de regocijo serán multiplicados en eterna alegría y paz por todos los días de su vida.

 Capítulo 6

 1 Así sucedió, que cuando en aquellos días se multiplicaron los hijos de los hombres, les nacieron hijas hermosas y bonitas;

2 y los Vigilantes, hijos del cielo las vieron y las desearon, y se dijeron unos a otros: "Vayamos y escojamos mujeres de entre las hijas de los hombres y engendremos hijos".6

6. Esta narración de Enoc es mencionada también en Gen.6:1-5. Esos hijos de Dios que descendieron a la tierra eran los ángeles o vigilantes que abandonaron su morada en el cielo para procrear con las hijas de los hombres. Seguidamente Enoc dio el nombre del jefe de esos ángeles: Shemihaza. En Génesis 6:2 no se dice por ninguna parte que esos hijos de Dios que se unieron sexualmente a las hijas de los hombres fueran los hijos de Set, eso no es más que una pura invención sin ninguna base bíblica. El pasaje de Génesis

6:2 está haciendo una clara diferencia entre los hijos de Dios, y las hijas de los hombres, es decir, ESOS HIJOS DE DIOS NO ERAN HOMBRES. Esos hijos de Dios mencionados en Génesis 6:2 solo podían ser ángeles que descendieron a la tierra en forma de hombres, ¿como sabemos esto?, lo sabemos por la misma Biblia, porque estos HIJOS DE DIOS también son mencionados en el libro de Job, donde se dice bien claro, y por dos veces, que Satanás, acompañado por estos hijos de Dios aliados con él, subieron al cielo y se acercaron al trono de Dios para acusar a Job: "Y un día vinieron LOS HIJOS DE DIOS a presentarse delante de Yahúh, entre los cuales vino también Satanás" (Job 1:6, 2invasor. Satanás es un ángel rebelde, no humano, y él es el jefe supremo de los ángeles o hijos de Dios rebeldes, él se presentó por dos veces ante el trono de Dios, que está en el CIELO, para acusar a Job, acompañado por los otros ÁNGELES rebeldes, y que son llamados en ese pasaje "los hijos de Dios". Es completamente ridículo y falso pensar que Satanás se acercó al trono de Dios en el cielo acompañado por los hijos de Set, Estos hijos de Dios celestiales también son mencionados en el siguiente pasaje de Job: "¿O quién puso su piedra angular, cuando las estrellas todas del alba alababan, y se regocijaban todos LOS HIJOS DE DIOS?" (Job.38Secreto. El pasaje está hablando de la creación del mundo, y entonces los HIJOS DE DIOS se regocijaron y alabaron a Dios por la creación de la tierra. Obviamente es IMPOSIBLE que esos hijos de Dios fueran hombres, ni mucho menos los hijos de Set, ya que el hombre aun no había sido creado en la tierra. Por consiguiente, cuando Génesis 6:2 dice que los hijos de Dios tomaron para sí a las hijas de los hombres para procrear con ellas, significa sencillamente que un gruporebelde de ÁNGELES del cielo abandonaron su estado, su morada en el cielo, y su condición espiritual para procrear con las mujeres terrestres, y crear una nueva raza de gigantes, por eso es que el pasaje del Génesis dice que de esa unión con las hijas de los hombres nacieron gigantes de gran fama y muy violentos. Los apóstoles Pedro y Judas también mencionaron a esos ángeles que abandonaron su condición espiritual en el cielo, veamos esos pasajes:

a) "Pues si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que precipitándolos en los abismos tenebrosos del Tártaro, los entregó para ser custodiados hasta el juicio" (2P.2:4, Biblia de Jerusalén). Ahora bien, ¡este pasaje de Pedro resulta que se encuentra en EL LIBRO DE ENOC!, donde se desarrolla con más detalle lo que Pedro menciona, lo cual demuestra sin ninguna duda que PARA LOS APÓSTOLES EL LIBRO DE ENOC ERA UN LIBRO INSPIRADO POR DIOS Y EXACTO. Pero ¿en qué consistió ese pecado de esos ángeles?, la respuesta la tenemos en la epístola de Judas:

b) "Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día" (Jud.6). En este texto el apóstol Judas (no confundir con el traidor) leemos que ese pecado de los ángeles consistió en que ellos abandonaron su dignidad ocondición de ÁNGELES celestiales, y también abandonaron su morada en el cielo (pues la morada de los ángeles es el cielo, no la tierra), y son estos hijos de Dios angelicales los que se unieron a las hijas de los hombres, por eso es que ellos luego fueron arrojados por Dios a unos abismos, donde están aprisionados y reservados para el día del juicio, y es a estos ángeles a los que el apóstol Pablo se refería, cuando dijo que, en el futuro, los cristianos glorificados JUZGARÁN A LOS ÁNGELES, es decir, juzgarán a esos ángeles rebeldes que están reservados para el día del juicio: 3 "¿O no sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿Cuánto más las cosas de esta vida?" (1Co.6Corazon .

3 Entonces Shemihaza que era su jefe, les dijo: "Temo que no queráis cumplir con esta acción y sea yo el único responsable de un gran pecado".

4 Pero ellos le respondieron: "Hagamos todos un juramento y comprometámonos todos bajo un anatema a no retroceder en este proyecto hasta ejecutarlo realmente".

5 Entonces todos juraron unidos y se comprometieron al respecto los unos con los otros, bajo anatema.

6 Y eran en total doscientos los que descendieron sobre la cima del monte que llamaron "Hermon"7 , porque sobre él habían jurado y se habían comprometido mutuamente bajo anatema.

7- Enoc dijo que fueron 200 los ángeles que descendieron a la tierra, sobre la cima del monte Hermón. Seguidamente dio los nombres de los 10 ángeles jefes de decena.

7 Estos son los nombres de sus jefes: Shemihaza, quien era el principal y en orden con relación a él, Ar'taqof, Rama'el, Kokab'el, -'el, Ra'ma'el, Dani'el, Zeq'el, Baraq'el, 'Asa'el, Harmoni, Matra'el, 'Anan'el, Sato'el, Shamsi'el, Sahari'el, Tumi'el, Turi'el, Yomi'el, y Yehadi'el.

8 Estos son los jefes de decena.

 Capítulo 7

 1 Todos y sus jefes tomaron para sí mujeres y cada uno escogió entre todas y comenzaron a entrar en ellas y a contaminarse con ellas, a enseñarles la brujería, la magia y el corte de raíces y a enseñarles sobre las plantas. 8

 8- Los 200 ángeles se unieron sexualmente con las mujeres de la tierra, y las dieron conocimientos ocultos sobre magia y hechicería.

2 Quedaron embarazadas de ellos y parieron gigantes de unos tres mil codos de altura que nacieron sobre la tierra y conforme a su niñez crecieron

3 y devoraban el trabajo de todos los hijos de los hombres hasta que los humanos ya no lograban abastecerles.

4 Entonces, los gigantes se volvieron contra los humanos para matarlos y devorarlos;

5 y empezaron a pecar contra todos los pájaros del cielo y contra todas las bestias de la tierra, contra los reptiles y contra los peces del mar y se devoraban los unos la carne de los otros y bebían sangre.9

9- La unión sexual entre esos ángeles extraterrestres y las mujeres de la tierra dio como resultado una nueva raza de gigantes. La cifra de 3.000 codos (unos 1.410 metros de altura) seguramente es una mala traducción. Esos gigantes consumían ingentes cantidades de comida, y los humanos eran los encargados de abastecerles, pero cuando ya no pudieron alimentarlos más, se volvieron en contra de los humanos, para matarlos y devorarlos.

6 Entonces la tierra acusó a los impíos por todo lo que se había hecho en ella.

 Capítulo 8

 1 Y 'Asa'el enseñó a los hombres a fabricar espadas de hierro y corazas de cobre y les mostró cómo se extrae y se trabaja el oro hasta dejarlo listo y en lo que respecta a la plata a repujarla para brazaletes y otros adornos. A las mujeres les enseñó sobre el antimonio, el maquillaje de los ojos, las piedras preciosas y las tinturas 2 Y entonces creció mucho la impiedad y ellos tomaron los caminos equivocados y llegaron a corromperse en todas las formas.10

10. El Génesis dice que vio YAHÚH que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal (Gen.6:5, 12), y es entonces cuando Yahúh decidió arrasar toda la tierra con un diluvio (Gen.6Secreto.

3 Shemihaza enseñó encantamientos y a cortar raíces ; Hermoni a romper hechizos, brujería, magia y habilidades afines; Baraq'el los signos de los rayos; Kokab'el los presagios de las estrellas; Zeq'el los de los relámpagos; 'el enseñó los significados; Ar'taqof enseñó las señales de la tierra; Shamsi'el los presagios del sol; y Sahari'el los de la luna, y todos comenzaron a revelar secretos a sus esposas.

4 Como parte de los hombres estaban siendo aniquilados, su grito subía hasta el cielo.

 Capítulo 9

 1 Entonces Miguel, Sariel, Rafael y Gabriel observaron la tierra desde el santuario de los cielos y vieron mucha sangre derramada sobre la tierra y estaba toda llena de la injusticia y de la violencia que se cometía sobre ella.11

11- En Gén.6:12 se dice que fue Yahúh quien miró la tierra y vio toda la maldad y violencia que había sobre ella. El pasaje de Enoc no contradice al texto del Génesis, sino que se complementan, es decir, fueron Yahúh y los ángeles Miguel, Sariel, Rafael y Gabriel los que observaron la tierra y vieron la maldad que había en ella.

2 Considerando esto, los cuatro fueron y se dijeron: "el grito y el lamento por la destrucción de los hijos de la tierra sube hasta las puertas del cielo".

3 Y dijeron a los santos del cielo: "Es ahora a vosotros a quienes las almas de los hijos de los hombres suplican diciendo 'llevad nuestra causa ante el Altísimo, nuestra destrucción ante la gloria majestuosa y ante el Señor de todos los señores' en cuanto a majestad".

4 Y Rafael, Miguel, Sariel y Gabriel dijeron al Señor del mundo: "Tú eres nuestro gran Señor, el Señor del mundo, el Dios de dioses, el Señor de señores y el Rey de reyes; los cielos son el trono de tu gloria por todas las generaciones que existen desde siempre; toda la tierra es el escabel ante ti para siempre, y tu nombre es grande, santo y bendito por toda la eternidad. 5 "Eres tú quien todo lo ha creado y en ti reside el poder sobre todas las cosas; todo es descubierto en toda su desnudez ante ti; tú lo ves todo y nada se te puede esconder.

6 "Tú has visto lo que ha hecho 'Asa'el, como ha enseñado toda injusticia sobre la tierra y revelado los secretos eternos que se cumplen en los cielos;

7 y lo que ha enseñado a los humanos Shemihaza, al que tú habías dado la facultad de gobernar sobre sus compañeros.

8 "Ellos han ido hacia las hijas de los hombres y se han acostado con ellas y se han profanado a sí mismos descubriéndoles todo pecado.

9 "Luego, estas mujeres han parido en el mundo gigantes, por lo que la tierra se ha llenado de sangre e injusticia.12

12. Este pasaje enseña que fue esa raza de gigantes la que llenó toda la tierra de violencia, porque ellos decidieron matar a los hombres y devorarlos.

10 "Y ahora mira que las almas de los que han muerto gritan y se lamentan hasta las puertas del cielo y su gemido ha subido y no puede cesar debido a la injusticia que se comete en la tierra.

11 "Pero tú que conoces todas las cosas antes de que sucedan, tú que sabes aquello, tú los toleras y no nos dices qué debemos hacerles al observar eso".

 Capítulo 10

 1 Entonces el Altísimo, Grande y Santo habló y envió a Sariel al hijo de Lamec.

2 Y le dijo: "Ve hacia Noé y dile en mi nombre, 'escóndete'; y revélale la consumación que viene, pues la tierra entera va a perecer, un diluvio está por venir sobre toda la tierra y todo lo que se encuentre sobre ella perecerá.13

13. Este pasaje de Enoc complementa lo que dice Gén.6:14-22. Dios escogió al justo Noé para salvarlo del diluvio.

3 "En seguida enseña al Justo, al hijo de Lamec, lo que debe hacer para preservar su alma para la vida y escapar definitivamente, pues por él será sembrada una planta y serán establecidas todas las generaciones".

4 Y además, el Señor le dijo a Rafael: "Encadena a 'Asa'el de pies y manos, arrójalo en las tinieblas, abre el desierto que está en Dudael y arrójalo en él;

5 bota sobre él piedras ásperas y cortantes, cúbrelo de tinieblas, déjalo allí eternamente sin que pueda ver la luz,

6 y en el gran día del Juicio que sea arrojado al fuego.14

14- Este pasaje de Enoc fue mencionado también por el apóstol Pedro: "Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al Tártaro los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio" (2P.2Arcoiris. El apóstol Judas también lo mencionó (Jud.1Helloween. Como puede ver, para los apóstoles del Cristo, como Pedro y Judas, Enoc era un profeta de Dios, y sus escritos verdaderos e inspirados por Dios.

7 "Después, sana la tierra que los Vigilantes han corrompido y anuncia su curación, a fin de que se sanen de la plaga y que todos los hijos de los hombres no se pierdan debido al misterio que los Vigilantes descubrieron y han enseñado a sus hijos. 8 "Toda la tierra ha sido corrompida por medio de las obras que fueron enseñadas por 'Asa'el, impútale entonces todo pecado".

9 Y el Señor dijo a Gabriel:

"Procede contra los bastardos y réprobos hijos de la fornicación y haz desaparecer a los hijos de los Vigilantes de entre los humanos y hazlos entrar en una guerra de destrucción, pues no habrá para ellos muchos días.15

15- Esos bastardos y réprobos hijos de la fornicación eran los gigantes que nacieron de la unión de los ángeles o vigilantes con las mujeres humanas. El Señor ordenó el exterminio de esos gigantes, y según ese pasaje, ellos mismos lucharon entre sí, destruyéndose mutuamente.

10 "Ninguna petición en su favor será concedida, pues esperan vivir una vida eterna o que cada uno viva quinientos años.

11 Y a Miguel le dijo el Señor: ve y anuncia a Shemihaza y a todos sus cómplices que se unieron con mujeres y se contaminaron con ellas en su impureza,

12 ¡que sus hijos perecerán y ellos verán la destrucción de sus queridos! Encadénalos durante setenta generaciones en los valles de la tierra hasta el gran día de su juicio.

13 "En esos días se les llevará al abismo de fuego, a los tormentos y al encierro en la prisión eterna. 14 "Todo el que sea condenado, estará perdido de ahí en adelante y será encadenado con ellos hasta la destrucción de su generación. Y en la época del juicio que yo juzgaré, perecerán por todas las generaciones.

15 "Destruye todos los espíritus de los bastardos y de los hijos de los Vigilantes porque han hecho obrar mal a los humanos.

16 "Destruye la opresión de la faz de la tierra, haz perecer toda obra de impiedad y haz que aparezca la planta de justicia; ella será una bendición y las obras de los justos serán plantadas en alegría para siempre. 17 "En ese tiempo todos los justos escaparán y vivirán hasta que engendren millares. Todos los días de vuestra juventud y vuestra vejez se completarán en paz.

18 "Entonces toda la tierra será cultivada en justicia y toda ella será plantada de árboles y llena de bendición.

19 "Todos los árboles de la tierra que deseen serán plantados en ella y sembrarán allí viñas y cada una de ellas producirá mil jarras de vino y cada semilla producirá mil medidas por una, y una medida de aceitunas producirá diez lagares de aceite.

20 "Y limpia tú la tierra de toda opresión, de toda violencia, de todo pecado, de toda impiedad y de toda maldad que ocurre en ella y hazles desaparecer de la tierra.

21 "Y todos los hijos de los hombres llegarán a ser justos y todas las naciones me adorarán, se dirigirán en oración a mí y me alabarán.

22 "Y la tierra estará limpia de toda corrupción, de todo pecado, de todo castigo y de todo dolor y yo no enviaré más plagas soistabre la tierra, hasta las generaciones de las generaciones ni por toda la eternidad.

(ContinuaráGui?o

Fdo. Cristobal Aguilar

 


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
Publicado por Invitado
S?bado, 22 de mayo de 2010 | 17:05
Judas el que escribio en la biblia, NO es el Hermano de Jacobo, era el hermano de Jesus al igual que Santiago, medio hermanos por su madre....
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti