Martes, 22 de diciembre de 2009
PROYECTO ESPACIAL DE E.S.A. CON RESPECTO A LA LUNA

Tal es la fiebre con volver a la Luna, que incluso la Agencia Espacial de la India está a punto de lanzar una nave que orbite alrededor de nuestro satélite. China y Japón enviaron una sonda que está dando buenos resultados, y Estados Unidos enviará en 2009 dos sondas robóticas. “Al contrario que hace 40 años, ahora todo el mundo quiere ir a la Luna. Hay al menos  una docena de propuestas procedentes de varios países para viajar al satélite”, revela Worden. Pero es Estados Unidos el que va por delante. Para ello, científicos de la NASA están desarrollando dos cohetes: Uno en horas “de oficina” y otro en sus ratos libres. El ‘oficial’ es el Ares, pero cuando nadie les ve, de manera anónima y ayudados por ingenieros jubilados de la NASA, diseñan el proyecto Jupiter, un cohete que, en sus palabras, será más seguro, más barato y más fácil de construir.

Según el portavoz de este grupo, Ross Tierney, el diseño de Júpiter está siendo seguido y analizado muy de cerca por un equipo de 57 voluntarios, desde ingenieros de base hasta mandos intermedios de la propia NASA, que, según él, les temen porque algunos contratistas del Ares ya han pedido una revisión del contrato.

El hecho es que la NASA pretende alcanzar la luna allá por 2020, y lo hará con el Lunar Electric Rover y el programa Constellation. En lugar de construir un cohete grande y caro que transporte una nave más pequeña como ocurrió con el Saturn en las misiones Apollo, el programa Constellation utilizará dos cohetes para enviar una nave más grande: el primer cohete transportará el módulo de aterrizaje lunar, y el segundo, llamado Ares I, transportará la nave Orion con los astronautas a bordo. Después, las dos naves se acoplarán en el espacio mientras orbitan alrededor de la Tierra. Cuando se unan se propulsarán en dirección a la Luna para que los astronautas puedan descender y caminar sobre la superficie lunar. Y al igual que el Ares que se está desarrollando en la NASA, los científicos freelance también pretenden que su cohete tenga dos partes bien diferenciadas, habiendo diseñado una de ellas para tomar tierra.

El programa Aurora que comenzó en 2001 tiene como objetivo implementar un plan para la exploración del sistema solar. Las futuras misiones transportarán sofisticadas cargas que permitirán investigar si existen formas de vida en otros mundos dentro del sistema solar. Por si fuera poco, La Agencia Europea del Espacio (ESA) ha empezado a colaborar en el desarrollo de laboratorios y módulos habitables para la futura colonización humana del satélite terrestre. “Hay elementos que la NASA no desarrolla y pide colaboración. Ellos se han centrado en el sistema de transporte Tierra-órbita lunar- alunizaje-regreso pero no han destinado dinero ni estudios para crear lo que se construirá sobre la superficie”, dice en exclusiva para GEO Bernard H. Foing, Coordinador Senior de Investigaciones del Departamento de Soporte de Investigación y Ciencia de la ESA. Por si fuera poco, la ESA también tiene un proyecto de módulo lunar tripulado en colaboración con la Agencia Espacial Rusa.

La respuesta podría ser Luna Gaia, un hábitat diseñado por un grupo internacional de ingenieros y científicos que es capaz de proporcionar a los astronautas verduras frescas, pescado y agua potable. Ni Julio Verne podría haber imaginado algo así. De hecho, incorpora una serie de parámetros que seguramente integra la NASA a su propia estación lunar, ya que la Agencia Espacial lo considera como un excelente punto de partida para lograr estancias prolongadas en el satélite. Lo que Luna Gaia tiene de particular es que se compone de una serie de módulos hinchables, del tamaño de un pequeño piso, interconectados entre sí por pasillos cubiertos. Lo curioso es que se construiría en el interior de un cráter en el polo norte lunar para evitar en la medida de lo posible las radiaciones solares. Pero lo mejor es que incluiría invernaderos en los que se cultivarían los alimentos necesarios para los habitantes, se generaría energía con la luz del sol, habría plantas potabilizadoras para conseguir agua bebible, y plantas para convertir el dióxido de carbono en oxígeno y los residuos corporales en alimento. La ‘ciudad’ sería autosuficiente hasta en un 95%. Con este sistema se podría mantener con vida a todo un equipo de doce astronautas durante tres años.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Publicado por cristobalaguilar @ 19:16  | Astronom?a
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti