Jueves, 17 de diciembre de 2009
ESPÍRITUS BURLONES

Definición: Son espíritus burlones y traviesos. Sus manifestaciones van desde seres entrañables y bondadosos hasta seres malvados y diabólicos. Son prácticamente físicos y en algún caso les daña la luz....

¿Por qué aparecen?
Normalmente por otra persona que te envidia, te odia... etc. y que los invoca para que caiga sobre ti una verdadera desdicha. Es tan vil como lanzar un "mal de ojo".

¿Cómo puedo saber si es eso lo que ocurre en mi hogar?
Cuando una entidad que se burla de ti...: esconden las cosas, te dan golpes, te destapan por la noche, te quitan el apetito, escuchas ruidos mientras no hay nadie, sentir frío y de pronto sentir un agobiante calor, los aparatos electrónicos no funcionan o simplemente sentir malas vibraciones... Hay una infinidad de “burlas” que solo un espíritu de esta clase reconoce y sabe como hacerlas lo más viles posible, con el intento de amedrentarte. Algunos lo hacen para que abandones el recinto donde te alojas: ya sea tu casa; tu lugar de trabajo; garaje... etc. Cualquier lugar que emplee una persona para alguna clase de actividad. Normalmente estos espíritus nunca los hallaras en una casa abandonada de hace muchos años, pues llegan a “aburrirse” solos y se marchan en busca de otra victima.

La palabra poltergeist deriva de dos vocablos alemanes: un término folklórico, polter, que significa "ruido", y geist, que significa "espíritu". Los poltergeist son, pues, literalmente, "espíritus ruidosos". Y sean o no espíritus, al menos se manifiestan de múltiples y escandalosas formas: ruidos misteriosos, olores desagradables, muebles que se desplazan por su cuenta, fríos súbitos, voces inexplicables, objetos que aparecen y desaparecen, levitación incontrolada de las víctimas.., todo esto son síntomas de lo que suele denominarse "actividad poltergeist". Se trata de un campo fenómeno lógico muy amplio, que a veces es difícil deslindar de otros fenómenos de índole parapsicológica. El desarrollo de las investigaciones psíquicas y de la parapsicología durante los últimos cien años ha introducido un término más complicado para describir el fenómeno poltergeist: psicokinesis espontánea recurrente (Pker).

Ya desde el siglo 21 se han hallado testimonios de estos fenómenos. Entonces se aseguraba que eran causados por una fuerza maligna. Se creía que la actividad poltergeist no era sino una manifestación más del diablo, omnipresente en muchas imaginaciones de la época. Así, en 1599, el jesuita e historiador español Martín Antonio del Rio, incluía a los poltergeist dentro de su clasificación de 18 clases de demonios exactamente en decimosexto lugar: Los del tipo decimosexto son espectros que en algunos momentos y lugares o casas se proponen causar diversas conmociones y molestias. Algunos molestan durante el descanso con entrechocar de cazos y arrojando piedras; otros tiran del colchón, haciéndote caer de la cama. Aunque en la actualidad hay gente que sostiene que la PKER puede ser atribuida a la actividad de espíritus elementales, en general se suele aceptar que tiene un origen natural, no sobrenatural Pero seguimos sin conocer a ciencia cierta las causas y los motivos. Las actividades poltergeíst suelen presentar rasgos comunes en muchas de sus manifestaciones. Golpes y llamadas misteriosas son a menudo las primeras indicaciones de la presencia de un poltergeist. El reverendo Joseph Glanvill registró en 1666 un famoso caso de este tipo, caso que popularmente se conoció como el tamborilero de. Tidworth. Dos niñas ocupaban un dormitorio del que salía un extraño tamborileo. Los escépticos decían que eran las niñas las causantes del ruido, pero una investigación del caso demostró que eran totalmente ajenas al repiqueteo, puesto que sus manos estuvieron siempre a la vista de los numerosos testigos. Este ejemplo es en cierto modo un clásico, puesto que está suficientemente documentado como para que no quepan dudas sobre la autenticidad del fenómeno, aunque nunca ha podido explicarse por medios racionales. En 1848, en Estados Unidos, el célebre caso de las hermanas Fox pareció con firmar que los golpecitos eran la primera medicación de la actividad poltergeist. Este caso provocó, además, la fundación del movimiento espiritista, cuando algunos testigos supusieron que determinados espiritús estaban tratando de comunicarse a través de las dos chicas.

A medio camino entre el fantasma y el fenómeno parapsicológico, los poltergeist, espíritus juguetones, hacen ruido, tiran cosas, trasladan objetos y causan infinidad de molestias. La palabra poltergeist deriva de dos vocablos alemanes: un término folklórico, polter, que significa ruido, y geist, que significa espíritu. Los poltergeist son, pues, literalmente, espíritus ruidosos, Y sean o no espíritus, al menos se manifiestan de múltiples y escandalósas formas: ruidos misteriosos, olores desagradables, muebles que se desplazan por su cuenta, fríos súbitos, voces inexplicables, objetos que aparecen y desaparecen, levitación incontrolada de las víctimas.., todo esto son síntomas de lo que suele denominarse actividad poltergeist. Se trata de un campo fenómeno lógico muy amplío, que a veces es difícil deslindar de otros fenómenos de índole parapsicológico. El desarrollo de las investigaciones psíquicas y de la parapsicología durante los últimos cien años ha introducido un término más complicado para describir el fenómeno poltergeist: psicokinesis espontánea recurrente (PKER).


Fdo. Cristobal Aguilar.

Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti