Domingo, 13 de diciembre de 2009
EVANGELIO DICTADO DE JESUCRISTO - APÓCRIFO - SEGUNDA PARTE

Aqui os traigo la segunda parte de este interesante apócrifo, siempre advirtiendo a aquellos que lo lean que se debe tener en cuenta que no estan reconocidos por la Iglesia como verdaderos y que solo los presentamos aquí para ver distintas facetas con los evangelios actuales y para dar luz. EL AUTOR DEL BLOG.

CAPITULO 20

Regreso de los Setenta y dos

Exito o fracaso de los

enviados por Cristo. Refinar la materia. Manchas en la Tierra, restos de energíasnegativas: la base para el último levantamiento de los demonios al final del Reino dePaz. El alma de la Tierra es desatada. Acerca de los"espíritus" (3). Los"sabios" del mundo no toman en cuenta las fuerzas del Universo; son manejados yluchan contra la luz (4). Cristo manifiesta Su propia posición y Su vínculo con Dios; elacontecimiento de la Caída y Su acto redentor (5). Cristo, estando en vestido terrenal, ySus mensajeros, sólo han podido y pueden ser reconocidos por aquellos que handesarrollado el ver y el oír internos. A quien oye y realiza los mandamientos de Cristo,le es puesta al descubierto la ley divina, y vive en El (6). La poderosa irradiación dela verdad eterna, a través de la Sabiduría, en el cambio de era (7)

1. Después de algún tiempo volvieron los Setenta y dos, con alegría,diciendo: "Señor, hasta los diablos nos están sometidos en Tu nombre".

 

2. Y El les dijo: "Vi Yo al Satanás caer del cielo como rayo.

 

3. "He aquí que os he dado poder para andar sobre serpientes y escorpionesy sobre toda violencia del enemigo; y nada os dañará. Mas no os alegréis por que losespíritus os estén sometidos; alegraos más bien de que vuestros nombres estén escritosen el Cielo".

(Cap. 20, 1-3)

 

4. En aquella hora se alegró Jesús en el espíritu y dijo: "Te doygracias, Padre santo del Cielo y de la Tierra, porque has ocultado estas cosas a lossabios e inteligentes y las has revelado a los sencillos. Sí, Santísimo, porque así esbueno a Tus ojos.

(Cap. 20, 4)

 

5. "Todo Me ha sido entregado por Mi Padre. Y nadie conoce al Hijo, sino elPadre, ni quién es el Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo quierarevelárselo". (Cap. 20, 5)

 

6. Y volviéndose hacia Sus discípulos, les dijo confidencialmente:"bienaventurados los ojos que ven lo que vosotros veis, pues Yo os digo que muchosprofetas y reyes querían ver lo que vosotros veis, y no lo vieron, y querían oír lo queoís, y no lo oyeron. (Cap. 20, 6)

 

7. "Benditos vosotros los del círculo interior, vosotros los que oís Mipalabra, a los que son revelados los misterios, vosotros los que no encerráis o matáis acriatura inocente alguna, sino buscáis lo bueno en todo, porque a tales pertenece eternavida.

 

(Cap. 20, 7)

 

8. "Benditos serán los que se abstengan de todo lo obtenido conderramamiento de sangre y muerte y practiquen el derecho y la justicia. Benditos vosotros,porque obtendréis bienaventuranza". (Cap. 20, 8)

 

CAPITULO 21

Jesús reprende la crueldad para con un caballo

El hombre egoísta, egocéntrico, domina y tortura a los animales. Quienvive en Dios, es uno con todas las criaturas (2-4). El hombre ultraja y destruye a la vidaen la Tierra. Extinción de muchas especies animales. Importancia de muchos animales parael equilibrio ecológico. La ley de siembra y cosecha también es válida en la manera detratar a la Creación (5). Amor desinteresado, la llave para la comprensión y ayuda alprójimo y para comprender y superar la ley causal. Hambre y sed del alma, del manantialinterno (7). Para Dios, matar animales, aun siendo como sacrificio, es una atrocidad. Cadaser humano debería sacrificar voluntariamente su yo. La imagen de Dios errónea. Elcorrecto entendimiento de "ojo por ojo, diente por diente" (8) y de "asíos arrojaré de Mi lado". Transmisión e interpretación de palabras bíblicas (10).Riquezas terrenales y riqueza interna (11). La riqueza externa es sólo prestada, para quese emplee en favor de muchos (12-13). La ley de Dios es absoluta y se cumplirá. Elbautismo con agua, un símbolo. El "está consumado". Cristo enseña ahora todala verdad (14). La planificación y preparación de la misión redentora y de la Obra dela Redención. Muchos seres espirituales formarán parte de la misión, hasta que todoslos seres de la Caída hayan regresado (16)

1. Aconteció que el Señor salió de la ciudad, e iba por la montaña con Susdiscípulos. Y llegaron a un monte de caminos muy escarpados. Allí encontraron a unhombre con un animal de carga.

 

2. El caballo se había desplomado a causa de la sobrecarga, y el hombre logolpeaba hasta hacerle sangrar. Y Jesús se le acercó y dijo: "tú, hijo de lacrueldad, ¿por qué golpeas a tu animal? ¿No ves acaso que es demasiado débil para sucarga, y no sabes que sufre?"

 

3. Pero el hombre respondió: "¿qué tienes que ver Tú con esto? Puedogolpear a mi animal cuanto me plazca; pues me pertenece y lo compré por una buena suma dedinero. Pregunta a los que están contigo, pues son de mi vecindario y lo saben".

 

4. Y algunos de los discípulos respondieron diciendo: "sí, Señor, es talcomo dice; estábamos presentes mientras compraba el caballo". Y el Señorrespondió: "¿no veis acaso cómo sangra y no oís cómo gime y se lamenta?"Pero ellos respondieron diciendo: "¡no, Señor, no oímos que gima y selamente!" (Cap. 21, 1-4)

 

5. Y el Señor se entristeció y dijo: "¡ay de vosotros, que por lainsensibilidad de vuestro corazón no oís cómo se lamenta y clama piedad al Creadorcelestial, y tres veces ay de aquel contra el que clama y se lamenta en su tortura!"(Cap. 21, 5)

 

6. Se acercó y tocó al caballo, y el animal se levantó, y sus heridas estabancuradas. Dijo al hombre: "prosigue ahora tu camino y en adelante no lo golpees más,si es que también esperas hallar piedad".

 

7. Y viendo a la muchedumbre que venía hacia El, dijo Jesús a Sus discípulos:"por los enfermos estoy enfermo, por los hambrientos sufro hambre, por los sedientossufro sed". (Cap. 21, 6-7)

 

8. Y dijo también: "he venido para terminar con los sacrificios y lasfiestas de sangre. Si no cesáis de sacrificar y comer carne y sangre de animales, la irade Dios no cesará de venir sobre vosotros, tal como en el desierto vino sobre vuestrospadres, los cuales, ávidos del disfrute de la carne, se llenaron de podredumbre y fuerondestrozados por plagas. (Cap. 21, 8)

 

9. "Y os digo que aunque estéis reunidos en Mi seno, si no cumplís Mismandamientos, os repudiaré; pues si no queréis cumplir el conocimiento oculto en lascosas pequeñas, ¿cómo podré daros el conocimiento mayor?

 

10. "Quien sea fiel en lo más pequeño, también será fiel en lo grande.Y quien sea injusto en lo más pequeño, también será injusto en lo grande.

(Cap. 21, 9-10)

 

11. "Y si no habéis sido fieles en los pecaminosos bienes terrenales,¿quién os confiará las verdaderas riquezas? Y si no habéis sido fieles en lo que esdel otro, ¿quién os dará lo vuestro? (Cap. 21, 11)

 

12. "Nadie puede servir a dos señores; pues, o bien odiará al uno yamará al otro, o bien, adhiriéndose al uno, menospreciará al otro. No podéis servir aDios y a Mammon [la riqueza], al mismo tiempo". Y los fariseos, que eran codiciosos,oyeron todas estas palabras y se burlaron de El.

 

13. Y El les dijo: "vosotros sois los que se justifican ante los hombres;pero Dios conoce vuestros corazones; pues lo que es muy apreciado entre los hombres, esuna atrocidad ante la faz de Dios. (Cap. 21, 12-13)

 

14. "La Ley y los Profetas estuvieron vigentes hasta Juan; y desde entoncesel Reino de Dios es predicado, y todos se apresuran a entrar en él. Es más fácil que elCielo y la Tierra pasen que que no se cumpla una tilde de la Ley". (Cap. 21, 14)

 

15. Y se Le acercaron varias mujeres, llevándole a sus hijitos, a los quetodavía amamantaban, para que los bendijese. Pero algunos dijeron: "¿por quémolestáis al Maestro?"

 

16. Sin embargo, Jesús les amonestó diciendo: "de ellos saldrán aquellosque Me anunciarán ante los hombres". Y los tomó en Sus brazos y los bendijo. (Cap.21, 15-16)

CAPITULO 22

La resurrección de la hija de Jairo

Requisitos para la sanación del cuerpo. El Cristo está en ti (2-5). Elresucitar a los "muertos" (6-12)

1. Y he aquí que llegó uno de los superiores de la sinagoga, llamado Jairo, yal verlo cayó a Sus pies y Le suplicaba diciendo: "mi pequeña hija está a punto demorir. Te ruego, ven, pon Tus manos sobre ella para que sane y viva". Y Jesús fuecon él, y una muchedumbre Le seguía y se agolpaba en torno a El.

 

2. Y había una mujer que tenía hemorragias desde hacía doce años, habíasufrido grandemente de muchos médicos y había gastado en ello todo lo que poseía; y nomejoraba, sino incluso empeoraba.

 

3. Como había oído hablar de Jesús, empujando se puso detrás de El y tocóSu túnica, diciéndose: "con sólo que toque Su túnica, seré sana". Y enseguida cesó el flujo de sangre, y sintió en su cuerpo que había sido sanada de su mal.

 

4. Y Jesús mismo notó inmediatamente que una fuerza había salido de El, y sedirigió a la muchedumbre diciendo: "¿quién ha tocado Mi túnica?" Y losdiscípulos Le dijeron: "ves que la muchedumbre se agolpa, y dices: ¿quién Me hatocado?"

 

5. Y miró hacia atrás, para ver a la que lo había hecho. La mujer, llena detemor y temblorosa, pues sabía lo que había sucedido, se acercó y, postrándose anteEl, Le dijo toda la verdad. Pero El le dijo: "hija Mía, tu fe te ha sanado. Ve enpaz y sé sanada de tu enfermedad". (Cap, 22, 1-5)

6. Aún estaba El hablando, cuando llegaron algunos de los siervosde la casa del superior de la sinagoga, diciendo: "tu hija ha muerto, ¿por quéseguir molestando al Maestro?"

 

7. Pero en cuanto Jesús oyó las palabras que fueron dichas, habló al superiorde la sinagoga: "¡no temas, ten sólo fe!" Y no permitió que nadie Losiguiera, a excepción de Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago.

 

8. Y entrando en la casa del superior de la sinagoga, vio el gran alboroto y loscantores del templo, y todos lloraban y se lamentaban a gritos.

 

9. Y cuando hubo entrado les dijo: "¿por qué alborotáis y lloráis así?La muchacha no ha muerto, tan sólo duerme". Y se burlaban de El, pues pensaban queestaba muerta y no Le creyeron; pero después que hubo echado fuera a todos, tomó consigoa dos de Sus discípulos, y entró donde yacía la muchacha.

 

10. Y tomando a la muchacha de la mano, le dijo: "¡talitha, qumi!",que quiere decir: "¡muchacha, a ti te lo digo, levántate!"

 

11. Y se levantó la muchacha, y empezó a andar. Tenía doce años. Y semaravillaron sobremanera.

 

12. Y les ordenó severamente que nadie diera esto a conocer, y mandó que aella le diesen algo de comer. (Cap. 22, 6-12)

 

CAPITULO 23

Jesús y la samaritana

El agua de la vida, la verdad,una fuerza eternamente fluente (3-7).Quien busque seriamente, hallará la verdad. Examinad a aquellos que hablen sobre laverdad. Acerca del valor de formas externas de adoración. ¿Quién es hoy día el pueblode Israel? La Nueva Jerusalén. La última Alianza (16)

1. Jesús llegó a una ciudad de Samaria, llamada Sicar, cerca del campo queJacob dio a su hijo José.

 

2. Allí mismo estaba el pozo de Jacob. Como Jesús estaba fatigado del viaje,se sentó al borde del pozo. Era sobre la hora sexta.

 

3. Y al llegar una mujer de Samaria a sacar agua, Jesús le dice: "dame debeber". (Pues Sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar provisiones).

 

4. Le dice la mujer samaritana: "¿cómo es que Tú, un judío, me pides untrago de agua a mí, a una mujer de Samaria?" (Pues los judíos no se relacionan conlos samaritanos).

 

5. Jesús respondió diciéndole: "si reconocieras el regalo de Dios yquién es el que te dice, 'dame de beber', pedirías a Dios que te diera agua viva".

 

6. Entonces la mujer Le dijo: "Señor, no tienes con qué sacar el agua, yel pozo es hondo; ¿de dónde tienes, pues, el agua viva? ¿Acaso eres Tú más grande quenuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, y de él bebió él mismo, sus hijos y suscamellos, bueyes y ovejas?"

 

7. Jesús respondió diciéndole: "quien beba de esta agua volverá a tenersed; pero quien beba del agua que Yo le daré, nunca más tendrá sed, sino que el aguaque Yo le dé, brotará como un manantial de agua que correrá hacia la vida eterna".(Cap. 23, 1-7)

 

8. Le dijo la mujer: "Señor, dame de esa agua, para que no tenga más sedni tenga que venir aquí a sacar agua". Jesús le dijo: "ve, llama a tu marido yven acá". La mujer respondió: "no tengo marido".

 

9. Jesús, mirándola, le dijo: "bien has dicho, no tengo marido; porquecinco tuviste, y el que ahora tienes no es tu marido. Has dicho la verdad".

 

10. Le dijo la mujer: "Señor, veo que eres profeta. Nuestros padres oraronen este monte, y vosotros decís que es Jerusalén el sitio donde hay que adorar".

 

11. Jesús le dijo: "créeme, mujer, que llegará el tiempo en que ni eneste monte ni en Jerusalén adoraréis a Dios. No sabéis lo que adoráis; mas nosotrossabemos lo que adoramos, porque la salvación viene de Israel.

 

12. "Pero llega el tiempo, y ya está aquí, en que los verdaderosadoradores adorarán al Padre universal, en el espíritu y en la verdad; pues talesadoradores quiere tener el Santísimo. Dios es espíritu, y los que Le adoran han deadorarle en el espíritu y en la verdad".

 

13. Le dice la mujer: "sé que vendrá el Mesías, el que se llama Cristo.Cuando venga nos lo hará saber todo". Jesús le dijo: "Yo Soy, el que a ti tehabla".

 

14. Y en esto llegaron los discípulos y se extrañaron de que hablase con lamujer. Pero ninguno preguntó: "¿qué buscas tú?" O, "¿por quéconversas Tú con ella?"

 

15. Entonces dejó la mujer su cántaro, se encaminó a la ciudad y dijo a lagente: "venid a ver a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No seráéste el Cristo?"

 

16. Entonces fueron y llegaron a El, y muchos samaritanos creyeron en El y Lerogaron que se quedase con ellos. Y permaneció allí dos días. (Cap. 23, 8-16)

CAPITULO 24

Jesús condena la crueldad. Sana a enfermos y expulsa a demonios

Toda infracción contra la ley de la vida recaerá sobre el hombre; la naturaleza y lascriaturas en la Tierra son regalos de Dios para el bienestar de los hombres (1).Explicación del "brazo seco" (3). Salvación y sanación para el cuerpo, cuandosea bueno para el alma (7). Fariseos, ayer y hoy. La lucha contra la creciente luz, en laTierra y en los lugares de purificación, aún existirá en el tiempo del Reino de Paz. Enel cambio de era, se pondrán los cimientos del Reino de Paz, y tomará forma.Exhortación a los hombres en el Reino de Paz: no olvidéis a los pioneros ni al serafínencarnado de la Sabiduría divina, Mi profetisa y mensajera. Continúa la lucha detrásdel muro de niebla (8). Explicación del "milagro de losalimentos" (12-13)

1. Al pasar Jesús por un pueblo, vio a un grupo de haraganes, que atormentabana un gato que habían encontrado y lo maltrataban de forma ignominiosa. Y Jesús lesmandó que cesaran y empezó a reprenderles, pero ellos no hacían caso de Sus palabras yLo insultaron. (Cap. 24, 1)

 

2. Entonces hizo un látigo de cuerdas anudadas y los echó, diciendo: "deesta Tierra que Mi Padre creó para la alegría y la felicidad, habéis hecho el más bajoinfierno con vuestros actos de violencia y crueldad". Y huyeron de Su presencia.(Cap. 24, 2)

 

3. Pero uno, aún peor que los otros, retornó y Lo amenazó. Y Jesús extendióSu mano, y el brazo del joven se secó. Un gran temor sobrevino a todos, y uno dijo:"es un brujo". (Cap. 24, 3)

 

4. Al día siguiente la madre del joven vino a Jesús rogándole querestableciera la salud a su brazo. Y Jesús les habló sobre la ley del amor y la unidadde toda vida en la familia de Dios. Entonces dijo: "tal como hagáis en esta vida convuestros semejantes, así os irá a vosotros en la vida venidera".

 

5. Y el joven creyó y confesó sus pecados. Y Jesús extendió Su mano, y elbrazo seco quedó tan sano como el otro. Y la gente glorificó a Dios por haber dado talpoder a un hombre.

 

6. Cuando Jesús partió de allí, he aquí que Le seguían dos ciegos, quegritaban diciendo: "¡Señor, Hijo de David, ten piedad de nosotros!" Y cuandohubo entrado en la casa, se Le acercaron los ciegos, y Jesús les dijo: "¿creéisque puedo hacer esto?"

 

7. Y Le dijeron: "sí, Señor". Y Jesús tocó sus ojos, diciendo:"hágase en vosotros según vuestra fe". Y en seguida se abrieron sus ojos.Jesús les mandó severamente: "mirad de no contar esto a nadie"; pero ellos,después de marcharse, difundieron Su fama por toda aquella tierra. (Cap. 24, 4-7)

 

8. Cuando éstos se hubieron marchado, he aquí que Le llevaron a un hombre queera mudo y estaba poseído por un demonio. Y cuando el demonio hubo sido expulsado, hablóel mudo. Y la gente se asombró y dijo: "jamás fue vista tal cosa en Israel".Pero los fariseos decían: "El expulsa a los diablos por medio del superior de losdiablos". (Cap. 24, 8)

 

9. Y Jesús recorría todas las ciudades y pueblos, enseñando en sus sinagogas,predicando el evangelio del Reino de Dios y sanando toda epidemia y toda enfermedad en elpueblo. (Cap. 24, 9)

 

10. Y viendo a la muchedumbre, Le inundó la compasión; pues estaban apáticosy dispersos, como ovejas que no tienen pastor. (Cap. 24, 10)

 

11. Entonces dijo a Sus discípulos: "la mies es en verdad enorme, pero haypocos obreros. Rogad, pues, al Señor de la mies que envíe obreros a Su mies".

 

12. Y Sus discípulos Le trajeron dos pequeñas cestas llenas de pan y fruta yuna jarra llena de agua. Y Jesús colocó el pan y la fruta delante de ellos, y tambiénel agua. Y comieron y bebieron todos hasta que se saciaron.

 

13. Y se maravillaron; pues cada uno tuvo suficiente y aun se quedó con sobras,y eran en número de unos cuatro mil. Y se marcharon bendiciendo a Dios por todo lo quehabían oído y visto. (Cap. 24, 11-13)

 

CAPITULO 25

Sermón de la Montaña (1ª parte)

El Sermón de la Montaña, el Camino Interno al perfeccionamiento. Los bienaventurados.Los "pobres". Carga correctamente con tus sufrimientos. La mansedumbre, cualidadde los que aman desinteresadamente. Los Diez Mandamientos y el Sermón de la Montaña,como camino a la verdad y la justicia. La misericordia, el portal al eterno SER. Las almaspuras en la Ley Absoluta de Dios. Los pacificadores tienen la paz en sí mismos. Lucha delos pioneros en varios frentes. Hombres de iglesia, fariseos, lobos en piel de oveja.Campo de batalla tras el muro de niebla. Orad por las almas sin luz (2-4). Riquezaterrenal, como obligación y tarea. El empleo equivocado de la riqueza tiene gravesconsecuencias. Advertencia a los que se burlan. Ricos, poderosos, falsos profetas,halagadores, pseudocristianos: herramientas de Satanás (5). Los justos son la sal de laTierra, que sacarán a la luz la injusticia (6). Llamamiento y misión de la profetisa ymensajera de Dios. El obrar de los pioneros bajo el enseñamiento y la conduccióndirectos. La Nueva Jerusalén (7). Liberarse de la ley de siembra y cosecha a través deCristo; atadura a la ley de la Caída, a través de confesiones y dogmas. Cristo conduceactualmente a toda la verdad (8). Maestros falsos y maestros verdaderos (9). Salvaciónsólo a través de fe y realización (10). Cristo transforma los pecados entregadosvoluntariamente (11). Purificar, antes de que se forme un karma grave. El enemigoaparente, tu espejo (12-13). Cada cual recibe lo que él mismo ha sembrado (14). Dad amordesinteresadamente (15). Deseos personales conducen a ataduras con hombres y cosas."Vivir en la ciénaga" (16). Semillas que vuelan al campo del alma de tuprójimo. El camino de purificación de los pioneros hasta el Reino de Paz (17-18)

1. Viendo Jesús a la muchedumbre, subió a un monte. Y cuando se hubo sentado,se Le acercaron los Doce; y levantando los ojos hacia Sus discípulos, dijo:

 

2. "Bienaventurados en el espíritu los pobres, porque suyo es el Reino delos Cielos. Bienaventurados los que sufren, porque ellos serán consolados.Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán la Tierra. Bienaventurados los quetienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.

 

3. "Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzaránmisericordia. Bienaventurados los de corazón puro, porque ellos verán a Dios.Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.Bienaventurados los que padecen persecución por su adhesión a lo que es justo, porquesuyo es el Reino de Dios.

 

4. "Bienaventurados seréis cuando los hombres os odien y os expulsen de sucolectividad y con mentira digan contra vosotros todo género de males y desprecienvuestro nombre por vuestro amor al Hijo del hombre. Alegraos en aquel día y saltad dealegría, pues he aquí que grande será en los Cielos vuestra recompensa, pues igualhicieron sus padres con los profetas. (Cap. 25, 1-4)

 

5. "¡Ay de vosotros los ricos!, porque habéis recibido en esta vidavuestro consuelo. Ay de vosotros los que ahora estáis saciados, porque tendréis hambre.Ay de vosotros los que ahora reís, porque entristeceréis y lloraréis. Ay de vosotroscuando todos los hombres hablen bien de vosotros, porque así hicieron sus padres con losfalsos profetas. (Cap. 25, 5)

 

6. "Vosotros sois la sal de la Tierra, pues todo lo sacrificado debesalarse con sal; pero si la sal ha perdido su sabor, ¿con qué se salará? Para nadaservirá ya, sino para tirarla y que la pisoteen bajo los pies. (Cap. 25, 6)

 

7. "Vosotros sois la luz del mundo. La ciudad levantada sobre un monte nopuede ocultarse. Tampoco se enciende una luz y se la pone bajo el celemín, sino sobre elcandelero, y da luz a todos los que están en la casa. Haced por tanto que vuestra luzbrille ante los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padreen el Cielo. (Cap. 25, 7)

8. "No penséis que he venido a destruir la Ley o los Profetas;no he venido a destruir, sino a cumplir. Porque en verdad os digo que hasta que Cielo yTierra pasen, no pasará ni la más pequeña letra ni una tilde de la Ley y los Profetas,hasta que todo se haya cumplido. Pues ved que hay aquí Uno más grande que Moisés, yése os dará la ley superior, incluso la ley perfecta, y esta ley obedeceréis. (Cap. 25,8)

 

9. "Quien quebrante uno de estos mandamientos que El dará, y enseñe a lagente a hacer lo mismo, será llamado el más pequeño en el Reino de los Cielos; pero elque los guarde y enseñe, será llamado grande en el Reino de los Cielos. (Cap. 25, 9)

 

10. "En verdad, los que crean y obedezcan salvarán su alma, y los que noobedezcan la perderán; porque os digo que si vuesta justicia no es mayor que la de losescribas y fariseos, no entraréis en el Reino de los Cielos. (Cap. 25, 10)

 

11. "Si vas, pues, a presentar tu ofrenda sobre el altar, y te acuerdas deque tu hermano tiene algo contra ti, deja tu ofrenda ante el altar, ve primero areconciliarte con tu hermano y luego vuelve a presentar tu ofrenda. (Cap. 25, 11)

 

12. "Llega lo antes posible a un acuerdo con tu adversario, mientras aúnvas con él de camino, para que tu adversario no te entregue en su día al juez y el juezte entregue al alguacil, y no salgas hasta que hayas pagado el último céntimo.

 

13. "Habéis oído que se dijo: amarás a tu prójimo y odiarás a tuenemigo; pero Yo os digo a vosotros que escucháis: amad a vuestros enemigos, haced elbien a los que os odian. (Cap. 25, 12-13)

 

14. "Bendecid a los que os maldicen y orad por los que por maldad abusan devosotros, para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los Cielos, que hace salirel sol sobre malos y sobre buenos y envía lluvia sobre los justos y los injustos. (Cap.25, 14)

 

15. "Pues si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis?; puestambién los pecadores aman a los que les aman. Y si hacéis el bien a los que os hacen elbien, ¿qué recompensa tendréis?; pues también hay pecadores que hacen lo mismo. Y sisaludáis solamente a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de más, que los otros no hagan?¿No hacen así también los publicanos? (Cap. 25, 15)

 

16. "Y si deseas algo tanto como tu vida, pero que te desvía de la verdad,renuncia a ello, pues es mejor entrar en la vida y poseer la verdad, que perderla y serarrojado a las tinieblas exteriores. (Cap. 25, 16)

 

17. "Y si deseas algo que causa pena y preocupación a otro, arráncalo detu corazón. Sólo así obtendrás paz. Pues mejor es padecer preocupación que ocasionarpreocupación a aquellos que son más débiles que vosotros.

 

18. "Sed, pues, perfectos, como perfecto es vuestro Padre en elCielo". (Cap. 25, 17-18)

CAPITULO 26

Sermón de la Montaña

(2ª parte)

Los primeros pasos en el Camino Interno,que es un proceso evolutivo devolverse desinteresado (2). La oración como medio para darse importancia o la oraciónviva (4). Los verdaderos sabios reposan en sí mismos y no discuten (5). Acerca del PadreNuestro (6). Perdonar y pedir perdón; justicia y gracia de Dios (7-9). La muerteterrenal. El ulterior estado de consciencia del alma. Los que están de duelo. Encarnarnuevamente. Ataduras entre hombres y almas. La actitud correcta (10-11). Acumular tesoros.Fin de las encarnaciones en el Nuevo Tiempo (12-14). Preocuparse por uno mismo; planificarconfiando en Dios. Orar y trabajar correctamente. Todo lo que es, está amparado por Dios(15-18)

1. "Estad atentos a no dar vuestras limosnas delante de los hombres, paraser vistos por los hombres. De otra manera, no tendréis recompensa en vuestro Padre enlos Cielos. Cuando des limosna, no vayas pregonándolo, como hacen los hipócritas en lassinagogas y en las calles para ser alabados por los hombres. En verdad os digo que yatienen su recompensa.

 

2. "Cuando des limosna, no dejes que tu mano izquierda sepa lo que hace tumano derecha, para que tu limosna permanezca oculta; y el Uno, que ve lo oculto, terecompensará abiertamente. (Cap. 26, 1-2)

 

3. "Y cuando ores, no seas como los hipócritas, que gustan de orar en lassinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos por los hombres. En verdad osdigo que ya tienen su recompensa.

 

4. "Tú, cuando ores, entra en tu cámara y, cuando hayas cerrado lapuerta, ora a tu Padre celestial, que está en lo oculto; y el oculto Uno, que ve en looculto, te recompensará abiertamente. (Cap. 26, 3-4)

 

 

5. "Y cuando oréis en común, no utilicéis vanas repeticiones como lospaganos, que piensan ser escuchados por su mucho hablar. No lo hagáis, pues, igual queellos; porque vuestro Padre en el Cielo sabe lo que necesitáis antes de que se lopidáis... .

 

(Cap. 26, 5)

"... Por eso, cuando estéis reunidos, debéis rezar así:

 

6. "Padre nuestro que estás en los Cielos, santificado sea Tu nombre. TuReino viene. Hágase Tu voluntad, como en el Cielo, así en la Tierra. El pan nuestro decada día dánoslo día a día, y el fruto de la vid viva. Y tal como Tú nos perdonasnuestros pecados, perdonemos nosotros los pecados de otros. No nos abandones en latentación, y líbranos del mal, porque Tuyos son el Reino y el Poder y la Gloria por todala eternidad. Amén. (Cap. 26, 5-6)

 

7. "Porque si perdonáis a otros hombres su culpa, también os perdonará avosotros vuestro Padre celestial. Pero si no perdonáis a los hombres su culpa, tampocovuestro Padre en el Cielo os perdonará vuestra culpa.

 

8. "Igualmente cuando ayunéis, no parezcáis tristes como los hipócritas,pues ellos desfiguran sus rostros para tener la apariencia de hombres que ayunan. Enverdad os digo, ya tienen su recompensa.

 

9. "Yo os digo que jamás encontraréis el Reino de los Cielos, a no serque os guardéis del mundo y de su malicia. Y jamás veréis al Padre en el Cielo, a noser que guardéis el sábado y ceséis en vuestro afán de acumular riquezas. Tú, cuandoayunes, úngete la cabeza y lava tu cara, para no darte importancia ante los hombres contu ayuno. Y el Uno santo, que ve en lo oculto, te recompensará abiertamente. (Cap. 26,7-9)

 

10. "Deberíais hacer de igual modo cuando os lamentéis por los muertos yestéis de luto, porque vuestra pérdida es su ganancia. No hagáis como aquellos quelloran delante de los hombres y se lamentan públicamente y desgarran sus vestidos, paraque los demás vean su luto; pues todas las almas están puestas en las manos de Dios ytodos aquellos que hayan hecho el bien reposarán con sus antepasados en el seno delEterno.

 

11. "Orad, más bien, por su reposo y su ascenso, y considerad que estánen la tierra del reposo que el Eterno les ha preparado y que recibirán la justarecompensa por sus actos. Y no os lamentéis como los que no tienen esperanza. (Cap. 26,10-11)

 

12. "No acumuléis para vosotros tesoros en la tierra, que la polilla y elorín corroen y los ladrones desentierran y roban. Acumulad tesoros en el Cielo, donde nila polilla ni el orín los corroen, y donde los ladrones no excavan ni roban; pues dondeesté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

 

13. "Las luces del cuerpo son los ojos. Por eso, si ves con claridad, todotu cuerpo estará lleno de luz. Pero si te faltan los ojos o si ellos están nublados,todo tu cuerpo estará en tinieblas. Si, pues, la luz que hay en ti es tiniebla, ¡cuángrandes serán las tinieblas!

 

14. "Nadie puede servir a dos señores. O bien odiará al uno y amará alotro; o bien, adhiriéndose al uno, despreciará al otro. No podéis servir al mismotiempo a Dios y a Mammon [la riqueza]. (Cap. 26, 12-14)

 

15. "Por esto os digo: no os inquietéis por vuestra vida, sobre quécomeréis y beberéis, ni por vuestro cuerpo, con qué os vestiréis. ¿No es la vida másque el alimento y el cuerpo más que el vestido? ¿Y de qué aprovecha al hombre ganartodo el mundo si pierde su vida?

 

16. "Mirad las aves del cielo: no siembran ni cosechan, ni almacenan engraneros y, sin embargo, vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No estáis vosotros muchomás cobijados que ellas? ¿Quién podría entre vosotros añadir a su estatura un solocodo, si lo quisiera? ¿Y por qué os preocupáis tanto por vuestras vestiduras? Mirad loslirios en el campo, cómo crecen; no trabajan ni hilan. Y en cambio os digo que Salomón,en todo su esplendor y gloria, no estaba tan bien ataviado como ellos.

 

17. "Pues, si a la hierba del campo, que hoy es y mañana es arrojada alfuego, Dios así viste, ¿no os vestirá mucho más a vosotros, oh hombres de poca fe?

 

18. "No os preocupéis pues, preguntándoos: ¿qué comeremos, québeberemos o qué vestiremos? (Como hacen los paganos). Pues vuestro Padre celestial sabeque necesitáis todo eso. Aspirad primero al Reino de Dios y a Su justicia, y todo lodemás se os dará por añadidura. No os inquietéis, pues, por el mal de mañana; bastacon que cada día tenga sus propios males". (Cap. 26, 15-18)

 

CAPITULO 27

 

Sermón de la Montaña

(3ª parte)

Vuestros pensamientos, palabras y actos negativos son vuestros jueces(1). Paja y viga. La necesidad del autorreconocimiento (2). Misionar es querer convencer.Vivid la verdad y sed ejemplo (3). Rogar, buscar y llamar; la puerta del interior no seabre al intelecto (4). Lo que tú exiges de tu prójimo, tú mismo no lo posees en elcorazón. Las expectativas conducen a ataduras (6). La lucha en el angosto camino a lavida (7). Distinguir entre frutos buenos y malos (8-9). Acoged la palabra de la vida conel corazón. "Esta es Mi Palabra": una obra de lavida y del amor (13)

1. "No juzguéis, para que no seáis juzgados; pues con el juicio con quejuzguéis, seréis juzgados, y con la medida con que midáis, se os medirá. Como hagáisa los otros, así se hará con vosotros. (Cap. 27, 1)

 

2. "¿Cómo ves la paja en el ojo de tu hermano y no te percatas de la vigaen el tuyo? O ¿cómo osas decir a tu hermano: quiero quitar la paja de tu ojo?; y heaquí que hay una viga en tu ojo. Hipócrita, quita primero la viga de tu propio ojo, ysólo entonces verás con claridad, para poder quitar la paja del ojo de tu hermano. (Cap.27, 2)

 

3. "No deis lo sagrado a los perros, ni arrojéis vuestras perlas a lascerdas, no sea que las aplasten con los pies y, dándose vuelta, os destrocen. (Cap. 27,3)

 

4. "Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad a la puerta, y se osabrirá. Porque todo el que pida, recibirá, y quien busque, hallará, y a los que llamen,se les abrirá. (Cap. 27, 4)

 

5. "Pues ¿quién de vosotros es el que, si su hijo le pide pan, le da unapiedra, o si le pide un pez, le da una serpiente? Si vosotros, a pesar de ser malos,sabéis dar dones buenos a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre, que está en losCielos, dará cosas buenas a aquellos que se las pidan!

 

6. "Cuanto queráis que los hombres os hagan a vosotros, hacedlo vosotros aellos; y lo que no queráis que ellos os hagan, tampoco lo hagáis vosotros a ellos;porque esta es la Ley y los Profetas.(Cap. 27, 5-6)

 

7. "Entrad por la puerta estrecha; pues angosta es la senda y estrecha esla puerta que llevan a la vida, y son pocos los que las encuentran. Pero ancha es lapuerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que van por él.(Cap. 27, 7)

 

8. "Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidurasde ovejas, mas por dentro son lobos feroces. Por sus frutos los reconoceréis. ¿Puedencogerse racimos de los espinos o higos de los abrojos?

 

9. "De igual modo, todo árbol bueno da frutos buenos, pero un árbol malo,da frutos malos. El árbol que no da buenos frutos, sólo sirve para ser talado y arrojadoal fuego. Por los frutos, pues, distinguiréis lo bueno de lo malo. (Cap. 27, 8-9)

 

10. "No todos los que Me digan:


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti