Martes, 01 de diciembre de 2009
LOS CORRIMIENTOS DE TIERRA

Un corrimiento de tierra es un desastre estrechamente relacionado con las avalanchas, pero en vez de arrastrar nieve, llevan tierra, rocas, árboles, fragmentos de casas, etc, tambien es llamado deslave o derrumbe.

Los corrimientos de tierra pueden ser provocados por terremotos, erupciones volcánicas o inestabilidad en la zona circundante, asi como explociones causadas por el hombre para construcción. Los corrimientos (deslaves) de barro o lodo son un tipo especial de corrimiento cuyo causante es el agua que penetra en el terreno por lluvias fuertes, modificando el terreno y provocando el deslizamiento. Esto ocurre con cierta regularidad en California durante los períodos de lluvias.

Se producen cuando una gran masa de terreno o zona inestable, desliza con respecto a una zona estable, a través de una superficie o franja de terreno de pequeño espesor.

Los deslizamientos se producen cuando en la franja se alcanza la tensión tangencial máxima en todos sus puntos.

Estos tipos de corrimientos son ingenierilmente evitables. Sin embargo, los siguientes no lo son.

Se producen en zonas muy lluviosas afectando a zonas muy grandes.

Los terrenos arcillosos, al entrar en contacto con el agua, se comportan como si alcanzasen el límite líquido, y se mueven de manera más lenta que los deslizamientos.

Seda (de gusano) en pequeñas pendientes, pero en gran cantidad.

Se da en zonas de arenas limosas saturadas, o en arenas muy finas redondeadas (loess).

Debido a la gran cantidad de agua intersticial que presentan, las presiones intersticiales son tan elevadas que un seísmo, o una carga dinámica, o la elevación del nivel freático, pueden aumentarlas, llegando a anular las tensiones efectivas.

Esto motiva que las tensiones tangenciales se anulen, comportándose el terreno como un «pseudolíquido».

Se produce, entre otros terrenos, en rellenos mineros.

Movimiento muy lento que se da en capas superiores de laderas arcillosas, de en torno a 50 centímetros de espesor.

Está relacionado con procesos de variación de humedad estacionales.

Se manifiestan en forma de pequeñas ondulaciones, y suelen ser signo de una posible futura inestabilidad generalizada.

Aunque es de sobra conocido que la deforestación favorece los corrimientos de tierra y lodo, esta imagen muestra claramente lo que sucede al dejar la ladera de un colina totalmente “limpia” de árboles.

En el caso de Stillman Creek, en Seattle, el permiso para talar los árboles de la ladera de la colina se dio en base a informes geológicos que afirmaban que aquella “no era una zona potencialmente inestable”. Pero lo cierto es que “no dejar una sólo árbol en la maldita ladera es buscarse problemas” en palabras de uno de los afectados.

Visión de futuro

En la actualidad, los investigadores aseguran que únicamente se dispone de imágenes de la superficie de los corrimientos de tierras. “No estamos seguros de que la superficie del corrimiento de tierras represente lo que está sucediendo en realidad dentro del mismo. Para conocer esto con certeza, creemos que es necesario realizar investigaciones sobre el movimiento de partículas dentro de los corrimientos de tierras”, afirmaron.

El próximo proyecto de investigación de Elverhoi y su equipo consistirá principalmente en comprender los mecanismos que llevan a la arena y la arcilla a aguas más profundas para gestionar mejor la seguridad de las instalaciones submarinas. “Ese conocimiento es también importante para aprender qué tipo de conexión existe entre los corrimientos de tierras y los tsunamis, y qué es lo que crea la base para las bolsas de petróleo en el talud continental. Esto no sólo es interesante para Noruega, sino también para todas las organizaciones de prospección petrolífera en otras áreas de océanos profundos, como la costa de Nigeria, Angola y Brasil", señaló Anders Elverhoi.

Corrimientos de tierras antiguos

Curiosamente, el interés de Elverhoi en los corrimientos de tierras submarinos se inició a finales de los años 80, cuando la industria petrolífera necesitaba obtener conocimientos relativos a la ubicación de instalaciones en el lecho marino sin riesgo de que quedaran arruinadas por los corrimientos de tierras.

En los últimos años, la industria petrolífera ha comenzado a buscar petróleo en el talud continental que une la plataforma continental y el océano profundo, un área en la que se han observado "enormes" corrimientos de tierras.

Un ejemplo de ello es el campo de gas natural de Ormen Lange, en el que se produjo el corrimiento de tierras Storegga hace aproximadamente 8.200 años. El corrimiento de tierras dio lugar a una ola de entre 10 y 15 metros de altura, que arrasó un asentamiento de la Edad de Piedra en la costa oeste de Noruega.

Después de la Edad de Hielo se produjo un corrimiento de tierras similar frente a la costa de Bjornoya. El corrimiento se desplazó entre 100 y 200 kilómetros a lo largo del lecho marino, a pesar de que el ángulo de inclinación era de entre medio grado y un grado, siendo esta pendiente no superior a la que existe en Dinamarca.

El primer gran corrimiento de tierra de la época moderna cuyos efectos hayan quedado registrados es el que se produjo frente a la costa de Newfoundland en Canadá en 1929. Los investigadores de aquél momento estudiaron los daños que el corrimiento de 1.000 kilómetros cúbicos originó, por ejemplo, en los cables tendidos en el fondo marino. Los cables fueron demolidos porque el corrimiento se desplazó a una velocidad de entre 60 y 100 kilómetros por hora.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Publicado por cristobalaguilar @ 20:39  | Astronom?a
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti