Martes, 24 de noviembre de 2009
TEMAS DE ACTUALIDAD - CLASES DE EXORCISMOS - LEGIONARIOS DE CRISTO (ROMA)

Existe una preocupación creciente en ámbitos eclesiales por el aumento de la práctica del espiritismo, ocultismo y el satanismo entre los jóvenes de todo el mundo. Prueba de ello es la denuncia que ha realizado el sociólogo Carlo Climati, autor del libro «Los juegos extremos de los jóvenes», señalando que «la aparición de un satanismo casero auspiciado por numerosas páginas web donde se adora a Satanás». Climati también ha alertado de la influencia negativa de las sesiones de espiritismo, que para los que las realizan pueden ser vistas como un juego, pero «pueden dar espacio a la acción oculta de un espíritu demoníaco que se finge un alma del más allá para impactar a los que están haciendo la sesión». Esta fascinación por lo oculto puede «enredar las mentes y llevar a las personas inmaduras a gestos extremos, incluso delitos, entendidos como un homenaje a Satanás», señala Climati.

Ante este panorama se ha celebrado con gran éxito el primer curso universitario para «aprender» a ser exorcistas y poder así combatir con destreza y eficacia la posesión o influencia diabólica y las artimañas con que actúa Satanás o el Príncipe de las Tinieblas.

El Pontificio Ateneo Regina Apostolorum, regido por los Legionarios de Cristo, ha reunido en Roma a ciento veinte sacerdotes y seminaristas dispuestos a profundizar en sus conocimientos sobre Satanás, a diferenciar los problemas psicológicos de los fenómenos paranormales y a conocer el nuevo ritual del exorcismo para poderlo aplicar con rigor. Los apartados del curso han sido impartidos por cuatro exorcistas de gran prestigio, un teólogo, un psiquiatra, un psicólogo policial y un antropólogo. Cada uno, desde su disciplina, «ha analizado el tema de la posesión diabólica a la luz de la mayor difusión del satanismo entre los jóvenes de hoy».

Evitar dramatismos.

Uno de los profesores del curso titulado «Exorcismo y oración de liberación» ha sido el sacerdote español Pedro Barrajón, L.C., responsable de la parte teológica quien, en referencia a los exorcismos, afirmó  que «hay que evitar dramatismos, pero no podemos dejar de reconocer que ésta es una realidad que existe». Barrajón recomienda tratar con cautela todos los casos de supuesta posesión, pues «los verdaderos son realmente pocos». «A la mayoría de los que acuden a mí les aconsejo un buen psicólogo, y si esto no funciona, entonces vamos por otro camino», afirma el religioso español, quien sostiene que «sólo en muy pocos casos en los que el influjo físico es muy fuerte, hay que recurrir al exorcista».

El padre Barrajón también diferencia el auténtico exorcismo de otros actos como «las oraciones de liberación» que practican muchas comunidades carismáticas con la intención de curar a una persona.

«El exorcismo –dice– es un ritual realizado por un sacerdote nombrado por el obispo, y para la Iglesia tiene carácter de sacramental». En el exorcismo, después de unas oraciones introductorias «que apoyan la confianza en el poder de Dios», el sacerdote manda al demonio «en nombre de Cristo y con la autoridad de toda la Iglesia, que salga de la persona». Según el sacerdote, si la «intensidad de la posesión» es muy fuerte, se pueden necesitar varias de estas sesiones, o la colaboración de varios exorcistas.

Barrajón no cree que en actualidad haya un significativo aumento de posesiones, que «siempre han existido», aunque reconoce que sí se percibe «una mayor fascinación por ciertos rituales satánicos o las misas negras», y que «incluso en Gran Bretaña se ha llegado a aprobar el culto satánico como si se tratara de un dios verdadero».

«Puede tratarse de una moda, pero hay que tratar el tema con cuidado, para evitar que pueda penetrar con mayor profundidad», afirma este teólogo metido a exorcista quien, en todo caso, reconoce de forma tranquilizadora que «el demonio no tiene más poder sobre la libertad de las personas que la que éstas le dejan» .

LAS ALMAS DEL PURGATORIO - CONDENADAS POR TIEMPO LIMITADO


A menudo pienso en las almas del purgatorio. Son nuestras hermanas. Su alegría y consuelo es saber que de allí irán al cielo.

Los libros de espiritualidad suelen hablar del purgatorio:

"Aunque no se nos hubiese transmitido por la Tradición desde Cristo y los Apóstoles, la sola razón nos dice que debe haber un proceso de purificación final que lave hasta la imperfección más pequeña que se interponga entre el alma y Dios".

"Es evidente que nadie sabe cuánto tiempo dura el purgatorio para un alma. Lo cierto es que el alma del purgatorio no puede disminuir o acortar sus sufrimientos. Los que aún vivimos en la tierra sí podemos ayudarlas implorando la misericordia Divina".

Por eso debemos acordarnos e interceder, pidiendo su encuentro con Dios.

Podemos hacerlo, "está a nuestro alcance", y es tan sencillo... ofreciendo nuestras oraciones, nuestras enfermedades, las pequeñas mortificaciones, las misas en las que participamos con verdadera devoción; ganando indulgencias para ellas.

A muchos santos se les aparecían las almas del purgatorio y les rogaban que intercedieran por ellas. A los días, cuando iban gozosas en su tránsito al Paraíso, pasaban para agradecer esta ayuda maravillosa.

Recuerdo una noche en que entré a un sitio católico en Internet. Allí conversamos sobre muchos temas y decidimos que cada uno contaría una experiencia singular. Esta fue la que más me impresionó, porque fue un gesto desprendido de amor.

"Mi mamá nos enseñó desde pequeños a rezar por las almas benditas del Purgatorio. Por eso, cada vez que puedo lo hago. Así ocurrió durante la Primera Comunión de mi hija. Al momento que el sacerdote elevaba la Hostia Consagrada, le pedí al Señor su gracia por aquella alma que estuviese más necesitada de Su Misericordia. Al terminar la Misa regresamos a casa. Entrando en la sala sentí como una suave brisa y una voz agradable, que al oído me susurró: “gracias´".

San Josemaría Escrivá nos dejó esta hermosa reflexión:
"Las ánimas benditas del purgatorio... Por caridad, por justicia, y por un egoísmo disculpable, ¡pueden tanto delante de Dios! Tenlas muy en cuenta en tus sacrificios y en tus oraciones. Ojala cuando las nombres puedas decir: ´Mis buenas amigas, las almas del purgatorio...´"

Esta noche, querido lector, no te acuestes sin acordarte de tus hermanas, las almas benditas del purgatorio.

Esperan con tanta ilusión que reces y pidas ellas, que pidas mucho, para que Jesús las lleve al Paraíso.


Fdo. Cristobal Aguilar.

Publicado por cristobalaguilar @ 19:16  | Los Exorcismos
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti