Jueves, 19 de noviembre de 2009
LA COFRADÍA DEL ROSARIO - LA FORTALEZA DE LA ORACIÓN A LA VÍRGEN

“El Rosario" es algo propio de la Orden de Predicadores (dominicos). Todos estamos convencidos de ello. Otros podrán enseñar a los cristianos a recitar el Rosario. Pero hay un modo de predicar el Rosario. Nuestras constituciones hablan del apetito o deseo de verdad que se encuentra en todo hombre. Nosotros, por vocación especial, estamos llamados a satisfacer dicho deseo. Esto vale también para la predicación del Rosario.

El Rosario debe ser una luz; algo que va más allá de la representación imaginaria de los principales misterios de la vida de Cristo; más allá de los sentimientos que provoca en nosotros….debe ser una luz que impregne los misterios de la fe para sacar; aquí y ahora su significado y valores vitales. No es sólo el esfuerzo de una inteligencia que razona. Es, sobre todo, una simple mirada contemplativa de alguien que se deja penetrar por la luz que es Dios.

Al hacernos comulgar con el corazón de Aquella que es llamada Bienaventurada por haber creído, el Rosario es una oración que ilumina y una luz que ora.1

Esta forma de oración, entrañable a la Orden, nos permite compartir la fe con los sencillos de corazón a los que el Padre ha tenido a bien revelar los secretos de su Reino.2

Santo Domingo de Guzmán3, Padre y Fundador de la Orden de Predicadores, varón evangélico cuyo centro vital es la experiencia de Dios vivida en la contemplación de Cristo Redentor, acunado en el regazo de María Madre de Jesús, e intensificada al contacto con la humanidad doliente y necesitada de salvación, conjuga admirablemente la oración contemplativa con la predicación, por eso el Santo Rosario en la Orden de Predicadores es un modo de evangelización inmejorable y conforme con su espíritu propio, refuerza en su familia la vocación mariana, confiando siempre en que Ella abre a la ternura, a la delicadeza, a la educación, a la finura en el trato cotidiano.

El Santo Rosario nace, se desarrolla lenta, suave, sabiamente y madura como rico fruto colmado de gracia divina, en el seno de la Orden de Predicadores, con el mismo Santo Domingo que los entrega como joya preciosa a la vida de la iglesia.

San Pío V, en la bula “Consueverut Romani Pontífices” del 19 de diciembre de 1569, establece la forma definitiva Del Rosario: quince misterios en los que se contempla el Evangelio íntegro al ritmo melódico y armonioso del Avemaría: Los misterios se dividirán en tres partes: misterios gozosos, misterios dolorosos y misterios gloriosos. Pero ahora, desde “el miércoles 16 de octubre, Vigésimo cuarto aniversario de su elección a la sede de Pedro, el Santo Padre Juan Pablo II hizo pública la carta apostólica "Rosarium Virginia Mariae"´ sobre el rezo del Rosario, en la que añade cinco nuevos misterios, los Misterios de Luz 4, entonces, a partir de esa fecha tendremos veinte Misterios, cada misterio consta de diez Avemarías anteponiendo a cada decena el Padrenuestro.

El Papa Pío V también en la bula “Salvatoris Domini” del 5 de Marzo de 1572 instituye la fiesta litúrgica de la Bienaventurada Virgen María de la Victoria” en honor del Rosario. Dos años después (1574) Gregorio XIII, dispuso esta solemnidad con el Título de “Nuestra Señora del Rosario” y para celebrar el primer domingo de octubre, Clemente XI la Hace fiesta universal de la Iglesia: San Pío X la fija el 7 de octubre y la liturgia actual la ha confirmado.

La Cofradía del Rosario extendida por todas partes por los frailes dominicos, ha sido un medio eficaz para la difusión del Santo Rosario. La primera Cofradía del Rosario, propiamente dicha, se fundó en 1470 por el Beato Alano de Rupe, O. P. 5 en Douai Francia y aprobada por Sixto IV, en el año 1478. Enriqueciendo este movimiento surge de su entraña misma el “ Rosario Perpetuo” fundado por Fr. Timoteo Ricci, O. P., en 1635 en Bolonia-Italia y aprobado por Alejandro VII, en 1656. El “Rosario Viviente”, fundado en 1826, en Lyon Francia por Maria-Paulina Jaricot, dominica seglar, aprobado por Gregorio XVI, desde 1877 bajo la dirección de la Orden de Predicadores.

En México, se fundó la primera Cofradía del Rosario el 16 de marzo de 1538, por Fr. Tomás de San Juan, conocido como Fr. Tomás del Rosario, semilla fecunda que ha dado abundante fruto por todo nuestro país, y que los actuales cofrades deben saber promover y acrecentar con profundo celo apostólico, mostrado en el rezo constante, intachable y eficaz del Rosario que en su contemplación nos hace aspirar a Cristo en la práctica de la vida cristiana, cobijados con María y por María bajo la providencia del Padre que nos concede la abundancia de los dones del Espíritu Santo, que nos lleva a la encarnación de la palabra de Dios, en nosotros para salvación y reconciliación de todos.

La Cofradía del Rosario Perpetuo se constituyó el 12 de diciembre de 1896, ese mismo día los cofrades celebraron su primera hora de guardia solemne.

La Cofradía del Rosario Viviente, “Cofradía del Santo Nombre de Jesús fue canónicamente erigida en el templo de Santo Domingo de México, por el M. R. P. Vicario General, Fr. Secundino Martínez, el día 9 de Noviembre de 1901, en el altar del crucero de la Epístola. Al igual que la “Cofradía de la Milicia Angelical” Mientras tanto la “Cofradía de la Primera Comunión y Perseverancia fue erigida por el M. R. P. provincial Fr. Luis Getino, que estaba de visita, en el altar del propio crucero, el día 1ro. de enero de 1923 6 .


  1. Alocución del Maestro de la Orden Fr. Vicente de Cuesnongle, O. P., al V Congreso Internacional de Promotores del Rosario
  2. Número 207 de Las Actas del Capítulo Provincial Electivo 2001 de la O. P.
  3. Domingo de Guzmán nació en Caleruela, Burgos entre los 1172-1173. Honorio III aprueba su Orden de Predicadores el 22 de diciembre de 1216. Muere el 6 de agosto de 1221 en Bolonia.
  4. Juan Pablo II, “Rosarium Virginia Marie”, EDICIONES PAULINAS, 2002
  5. Alano de la Roche nació en Bretón, Holanda por el año 1428. Murió en Zwolle el 8 de septiembre de 1475.
  6. Manual de las Tres Cofradías de los Niños, publicación de los P. Dominicos del Templo de Santo Domingo de México, Año 1929.
1.1 FINALIDAD

La Cofradía del Rosario es una comunidad de hermanos que unidos entre sí por la caridad fraterna en la piadosa plegaria del Santo Rosario, dan culto a la Bienaventurada Virgen María y alcanzan su patrocinio con la oración unánime, viven responsablemente su compromiso bautismal, imitando las virtudes y siguiendo los pasos de María, buscando su santificación y la del prójimo, atentos a todo lo que pueda ayudarles en esta tarea e insertados en la pastoral de la Iglesia, como fermento de unidad en la misma y promoción del amor a Jesús por María desde la mas temprana edad 7.

1.2 MEDIOS.

La Cofradía, como asociación de hermanos y hermanas que se comprometen y procuran la perfección evangélica en nuestro mundo de hoy, inspirando y nutriendo su vida cristiana con la espiritualidad y orientación dominicana, acoge a aquellas personas que por especial vocación se comprometen a vivir en el mundo, en comunión fraterna, una vida evangélica impregnada del espíritu de oración contemplativa, tomando como modelo al mismo Cristo y a la Virgen María que es la que nos lleva a El y Cristo nos lleva al Padre.

Por eso el rezo del Rosario, oración evangélica y cristocéntrica, centrada en el misterio de la Encarnación Redentora, es el medio esencial y primario para alcanzar la finalidad de la Cofradía del Rosario.

1.3 INGRESO

1.3.1 Cualquier bautizado que ame el Rosario y que de una forma consciente y responsable busque su salvación y la del prójimo, puede formar parte de la Cofradía del Rosario 8.

1.3.2 El candidato que quiera integrarse a la Cofradía del Rosario se ha de entrevistar con el Presidente ó el Director Espiritual de la Cofradía, de su Parroquia, o de la Región correspondiente, con el fin de poner de manifiesto sus intenciones y deseo de contarse entre los cofrades.

1.3.3 El aspirante ha de tener un tiempo de preparación, durante el cual estudiará los Estatutos de la Cofradía, reflexionará sobre sus elementos y orará acompañado por un cofrade formador. Durante este tiempo, el aspirante podrá descubrir el ser y quehacer del cofrade, para que libre y responsablemente viva como otro cristo, acompañado de la Bienaventurada Virgen María.

1.3.4 Una vez que el Candidato recibe el distintivo de la Cofradía y acepta este estilo de vida, como cofrade, ha de ser inscrito en el libro de la Cofradía. En este libro se ha de anotar: Nombre, domicilio, fecha de nacimiento, y de su ingreso a la cofradía 9.

1.4 RITO DE ADMISIÓN

Se recomienda realizar el rito de admisión del candidato dentro de la celebración de la Santa misa, después de leer el Evangelio.

Los candidatos acompañados de su padrino, teniendo en las manos los estatutos y una vela encendida con su rosario y el distintivo de la Cofradía, se acercan al pie del altar y de rodillas piden al Padre Director la bendición.

Padre Director : ¿Que pides?
Aspirante :

La misericordia y la bendición de Dios.
–continúa diciendo el aspirante- Padre Director, Presidente de la Cofradía, y Cofrade Formador, después de haber orado y reflexionado sobre el ser del Cofrade, pido ser admitido en la Cofradía del Rosario.

Padre Director : Nuestro auxilio está en el Nombre del Señor.
Aspirante : Que hizo el Cielo y la tierra.
Padre Director : Señor, escucha nuestra oración
Aspirante : Y llegue hasta Tí nuestro clamor.
Padre Director : El Señor esté con ustedes.
Todos : Y con tu espíritu.
Padre Director :
Oremos: Oh Dios y Padre Nuestro que aceptaste el Sacrificio de tu Amado Hijo, Para salvar a la humanidad sumida en el pecado, te damos gracias para estos hijos tuyos que desean contarse entre los socios de la Cofradía del Rosario de la Bienaventurada Virgen Maria. Derrama sobre ellos tu gracia para que con la fuerza de tu Espíritu, puedan vivir como auténticos discípulos de tu Hijo y lleguen al final de sus vidas, acompañados de María, a la Bienaventuranza prometida, por Cristo Nuestro Señor.
Todos : Amén.
- este rito se realiza fuera de la Santa Misa, se recomienda hacer una celebración de la palabra, después del amén el Padre rocía con agua bendita a los cofrades, el rosario, el distintivo y a la vela, y tomando el distintivo se los pone diciendo-:
Padre Director :
N… recibe, este distintivo como prenda de tu amor a nuestro Señor Jesucristo y a la Bienaventurada Virgen María, y como insignia de tu ser Cofrade, sé fiel a este compromiso hasta la muerte y la Santísima Virgen María te guardará para su Hijo en la Vida Eterna, según sus promesas.
Cofrade : Amén.
Oración para la bendición y entrega del Rosario :
Padre Director :
Para la mayor alabanza y acción de gracias de Nuestro Señor Jesucristo y de la Bienaventurada Virgen María, bendecimos esta corona del Rosario, símbolo de tu entrega total a Dios. + En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
Cofrade : Amén.

-Al final de la Santa Misa, o de la celebración de la palabra, se canta la Salve o el himno a la Virgen del Rosario.


2.1 EL ROSARIO

Esta oración como Instrumento Litánico, CRISTOCENTRICA, es recomendada por la Iglesia, y ha de ser promovida y difundida por los cofrades con dinamismo, creatividad y alegría entre la familia, los jóvenes, los niños y los enfermos.

Para lograr la promoción y difusión del Rosario, se recomienda hacerlo mediante el “Rosario Perpetuo” y el “Rosario Viviente” según la situación y disposición de las personas.

2.1.1 COFRADIA DEL ROSARIO PERPETUO

La finalidad de esta Cofradía es la de alabar y dar gracias incesantemente a Jesucristo Nuestro Señor y a la Bienaventurada Virgen María, mediante la recitación continua del Rosario y la meditación de los misterios de nuestra fe, durante las 24 horas del día.

La Cofradía del Rosario Perpetuo se organiza de la siguiente manera:

El Director local o Regional es nombrado por Padre Director Nacional.

El Director Local ha de cuidar que todos los Cofrades sean verdaderos apóstoles del Rosario. Cada centro tiene además: Jefes de División, Jefes de Sección y Cofrades; los Jefes son designados por el Director Local o Regional.

La División se compone de 31 secciones, una Para cada día del mes; cada Sección consta de 24 Cofrades, uno para cada hora del día.

Los Jefes de División y de Sección, tienen la responsabilidad de velar para que cada socio cumpla escrupulosamente su compromiso de orar en su hora correspondiente.

Para pertenecer a la “Cofradía del Rosario Perpetuo”, se necesita ser Cofrade del Rosario, comprometerse a hacer una hora de guardia en la que se han de rezar las cuatro partes del Rosario.

La hora y el día de guardia, lo distribuye el Jefe de División, mismo que será responsable de inscribir al cofrade en el libro de Cofrades del Rosario Perpétuo.

2.1.2 COFRADIA DEL ROSARIO VIVIENTE 

Esta Cofradía tiene como finalidad fomentar la oración a través del Rosario entre los niños, que forman la cofradía “Pequeños Cofrades de Fátima y del Santo Nombre de Jesús”. Los jóvenes en la “Cofradía de la Milicia Angelical” -de Santo Tomás de Aquino-, los enfermos, en sus lugares habituales, y las personas con muchas ocupaciones, a un tiempo propicio según su situación de vida 13.

La pertenencia a esta Cofradía, es de desear que sea transitoria hasta que, dadas las circunstancias, los cofrades puedan ingresar en la Cofradía del Rosario plenamente, es decir que los niños sean jóvenes, los jóvenes adultos, y los enfermos sanen.

La Cofradía del Rosario Viviente, consiste en repartir entre veinte socios, los veinte misterios del Rosario, de modo que entre todos recen diariamente el Rosario completo. Los niños en jardines de oración, los jóvenes en equipos, los enfermos según su condición y las personas ocupadas, durante la realización de sus actividades.

Cada grupo de veinte personas forma un Coro, al frente del cual hay un Jefe, nombrado por el Director de la Cofradía, el cual se encargará de que no falte el número debido de cofrades y de repartirles mensualmente el misterio que deben rezar diariamente durante todo el mes.

3.1 Pongan especial cuidado en hacer del rezo del Rosario, una verdadera oración que una con Dios, y no permitan un rezo mecánico que repite fórmulas sin fruto alguno. Oren pausada, serena y armoniosamente, meditando los misterios de nuestra salvación al arrullo de la Bienaventurada Virgen María.

3.2 Estén atentos a los acontecimientos de los tiempos para reflexionar sobre ellos en la oración, a ejemplo de María, siempre unida total y responsablemente a la voluntad de Dios, para descubrir así lo que pide Dios. (Lc. 1,38 M.C. 35).

3.3 Busquen participar en cursos, pláticas, reflexiones que les ayuden en su formación, para que así pueda prestar un mejor servicio cristiano a todos, teniendo presente el Evangelio que nos dice: “Dichosos los que escuchan la palabra de Dios, la guardan y la ponen en práctica” (Lc 11, 28)14.

3.4 Reúnanse un día de cada mes. A esta reunión mensual tienen que asistir todos los cofrades. La finalidad de esta reunión es consolidar la cofradía para como hermanos orar, estudiar, hacer planes de vida y apostolado. Las Cofradías procurarán tener alguna junta mensual solo de la mesa directiva. En esta reunión han de preparar la reunión que se tendrá mensualmente con todos los cofrades.

3.5 Participen en la tarea evangelizadora de su Parroquia15 o de su Comunidad Religiosa siguiendo el mandato de Jesús ( Mt. 28, 19-20) y el ejemplo de María (Lumen Gentium del Concilio Vaticano II en el número 63). Así como frecuentar los sacramentos de Reconciliación y de la Eucaristía, donde el Señor se muestra misericordioso y concede sus gracias en abundancia.

3.6 Las Cofradías del Rosario, por estar vinculadas a la Orden de Predicadores, son esencialmente apostólicas y trabajan de modo muy especial en el ejercicio de la caridad. Por eso los cofrades deben cooperar con perseverancia y energía en su salvación y la de sus prójimos, teniendo presentes las palabras de Jesús:

“No todo el que dice Señor, Señor entrará en el Reino de los Cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre Celestial” (Mt 7,21).

La Cofradía ha de ser un medio propicio para ejercitarse en la misericordia, virtud que santo Domingo ejercitó toda su vida. En torno nuestro vemos continuamente injusticia, hambre, desnudez, falta de vivienda, enfermedad, ignorancia, hombres y mujeres que desconocen sus deberes y derechos y sobre todo ignorancia de las verdades fundamentales de la fe. Es aquí donde el Rosario, que no es otra cosa que la Vida, la Muerte y la Resurrección de Jesucristo, nos ha de impulsar a practicar las obras de misericordia. Cada Cofrade está invitado a responder a este llamado del Señor, dispuesto y fortalecido por la oración del Rosario y el ejemplo de la Bienaventurada Virgen María, a sacrificarlo todo, aún la propia vida en beneficio de los demás, y de manera especial de los necesitados (Jn 15,13). Así, cada cofrade estará preparado para un día escuchar la voz del Padre, que dice: “…venid, benditos de mi Padre..." ( Mt 25, 31-46).

3.7 Sí algún cofrade enferma, la Cofradía ha de asistirlo como madre buena y solicita que está pendiente de que se le brinden al hermano enfermo los auxilios necesarios, especialmente los espirituales. Para ello se ha de informar a todos los cofrades de la enfermedad del hermano con el fin de poder visitarlo, ayudarlo según se requiera 16.

3.8 En la muerte de un cofrade se debe asistir a las exequias y a los sufragios que se ofrezcan por él.

  • Se avisará a cada una de las Cofradías de la Región para que todo cofrade rece y ofrezca el Rosario por el cofrade difunto.
  • Cada cofrade ofrecerá la recitación de los misterios del Rosario por el Cofrade difunto respectivamente.
  • En el libro de la Cofradía se ha de anotar la Fecha del fallecimiento.

3.9 Es necesario establecer y entablar comunicación fraternal entre cada socio y con todas las cofradías del país. Para ello es necesario que cada cofradía cuente con sus Estatutos, Manual de Formación y Directorio actualizado de los cofrades que integran su Región.

Para que el apostolado sea eficaz, los cofrades han de dedicar diariamente un tiempo oportuno a la oración, rezando por lo menos cinco misterios del Rosario. Los Cofrades del Rosario Perpetuo a su hora señalada. Los Cofrades del Rosario Viviente, su misterio asignado, así todos como cofrades responsables, contemplarán las verdades de la salvación, y se unirán a la Oración que la Cofradía del Rosario hace en todo el mundo 18.

Los cofrades participan de la gracia que se obtiene en la recepción de los sacramentos y de las promesas hechas por la Santísima Virgen María, al Beato Fr. Alano de Rupe, O. P. y a aquellos que unidos a Ella, por la oración y el rezo del Rosario, anuncian la Vida, Muerte y Resurrección de de su Hijo, ayudando así a la salvación a las personas, y cumpliendo el compromiso bautismal de formar parte del pueblo de Dios como profetas, sacerdotes y reyes en el discipulado de Jesucristo el Hijo de Dios Padre por el Espíritu Santo .


  1. Cfr. Mariano Navarro “El Santo Rosario” CLARET, México 1942, p. 484.

Las Cofradías del Rosario tienen como Madre, Intercesora a la Bienaventurada Virgen María, que los anima al seguimiento de su Hijo Jesucristo, por eso las cofradías y los cofrades celebrarán las fiestas propias de su Cofradía además de las fiestas litúrgicas de la Santísima Virgen a saber:

1ro. de enero “María Madre de Dios”.
2do. de febrero “La Presentación e Jesús al Templo y la Purificación de María”
25 de marzo “La Encarnación del Hijo de Dios ”
31 de mayo “La Visitación de Nuestra Señora”
15 de agosto “La Asunción de la Santísima Virgen”
8 de septiembre “La Natividad de la Santísima Virgen”
7 de octubre “La Santísima Virgen del Rosario”.
21 de noviembre “La Presentación de la Santísima Virgen”
8 de diciembre “La Inmaculada Concepción de María”
12 de diciembre “ Nuestra Señora de Guadalupe”
La fiesta patronal de las Cofradías es el 7 de octubre y donde es tradición, el primer domingo del mes de octubre.

Fdo. Cristobal Aguilar.

Publicado por cristobalaguilar @ 19:40  | Las Cofrad?as
Comentarios (1)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
Publicado por Invitado
Domingo, 14 de febrero de 2010 | 1:50
quiero tener mas informacion yo quiero pertenecer a la cofradia del santo rosario pero no se como
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti