Jueves, 12 de noviembre de 2009
LA FUERZA DE LA ORACIÓN

“ Cuando un justo reza, su oración tiene una gran eficacia” (Santiago 5,16b)

Nada tiene más impacto en tu vida, tus iglesias, tu país, o el mundo que las oraciones del pueblo de Dios. Santiago lo subraya cuando escribe que tus oraciones eficaces “pueden tener una enorme importancia”.

Puedes tener una comprensión mejor de la declaración de Santiago examinando tus propósitos en la lengua de origen empleada: el griego.

Si te pones del lado del conjunto de las palabras, el versículo puede leerse así:” la oración o la súplica activa, enérgica, iluminada de fervor por el justo (el que es justificado por la sangre de Cristo) prevalece por su fuerza y poder y puede realizar mucho”.

Este tipo de oración pone al enemigo en fuga, cura a los enfermos, resucita a los muertos, restaura los matrimonios rotos, destruye las pasiones, libra al oprimido y a los cautivos y glorifica al Señor en tu situación.

Dinamizada por la fe, esta clase oración tiene la audacia de un león; ella no abandona nunca y no se echa para atrás ante la adversidad.

Y sin embargo, muchos cristianos no rezan como si sus oraciones pudieran llevar a cabo muchas cosas”. Al contrario, a ellas les falta el entusiasmo, son débiles, indecisas e incluso simples excusas.

Desde ahora, pide a Dios que te ayude a evaluar tu vida de oración. ¿Rezas realmente con fe o la haces por costumbre? ¿Hay algún pecado en tu vida que dificulta la escucha de tus oraciones? ¿Has cesado de orar porque no has obtenido inmediatamente las respuestas que esperabas?

Una acción para hoy: Hoy, reza con confianza y fe, sabiendo que tus oraciones “pueden hacer mucho en ti”. Reza con celo y dinamismo, convicción y certeza. No te abandones. Haz tus súplicas con seguridad delante de Dios, y persevera en la oración hasta que intervenga en tu situación.

Fdo. Cristobal Aguilar.

Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 05 de octubre de 2011 | 23:19

Un artículo que se publica siempre debe de ponerse la fuente,  en este caso es el Padre Felipe Santos, SDB (Salesiano de Don Bosco) y fue publicado en

Catholic.net. Se presta a confusión o plagio, lamentable error.

Publicado por nestor
Domingo, 13 de mayo de 2012 | 23:07
exlente pagina...Dios les bendiga
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti