Domingo, 08 de noviembre de 2009
EL ENCUENTRO DEL CATEQUISTA - PREPARACIÓN

El Encuentro Catequético: Su confección, problemas, ideas y soluciones

PRIMERA PARTE

1. Nuestro Criterio como Catequista y nuestra Presentación al grupo de catequizandos.

Desde el comienzo de nuestro año catequístico debemos promover e invitar a alcanzar un especie de contrato pedagógico con nuestro grupo. Un contrato que contiene derechos y deberes de cualquiera de las partes, o actores (docente, alumno), pautas de trabajo, metodos y condiciones, que deben siempre respetarse. Este contrato debe concretarse en la primera etapa del año, en donde nosotros presentamos el camino que queremos realizar, comentanto todas nuestras espectativas, nuestros métodos, actitudes, herramientas de evaluación y demás reglas. Por supuesto todo esto debe tratar de darse en una ida y vuelta con el grupo (en un diálogo democrático), siempre tratando de democraticamente ir analizando todas esas partes e ir conciliando dentro de lo posible y lo lógico un contrato no sólo nuestro y arbitrario, sino que también vaya haciéndose parte del grupo, que les resulte familiar, cercano, significativo y principalmente, un contrato al que puedan sumarse y comprometerse. Por estas razones recomiendo que al comenzar el año sea presentado y discutido este conjunto de reglas que vamos a seguir a lo largo del camino catequístico del año. Es útil presentar los grandes objetivos del año, ir explicándolos, y consensuarlos.
También presentarnos adecuadamente a nosotros mismos, somos catequistas, portadores de la Palabra y del anuncio que Cristo nos encomendó; pero también somos personas en proceso, en crecimiento continuo de nuestra fe; y además estamos para cumplir también una función pedagógica y debemos respetar nuestras adecuadas actitudes como docentes y catequistas, debemos ser responsables y comprometidos con nuestra tarea. Se que no hace falta aclarar mucho que siempre que digo diálogo y democracia, debemos entenderlo desde nuestras responsabilidades y según el rol que estamos ejerciendo, nosotros como catequistas y ellos como alumnos; aclaro esto por que puede malentenderse y si dejamos que los alumnos decidan, ellos van a decidir no hacer nada, o cosas que les sean superfluas y superficiales y no les sirvan para su crecimiento personal y grupal. Por esto el diálogo debe darse desde el rol que cumplimos, es bueno ceder algo a veces, es bueno reinterpretar con la luz y criterios de alumnos, pero si le damos todo para que ellos elijan ya conocemos el resultado de antemano.

Este contrato mencionado incluye la evaluación como parte fundamental del proceso catequístico, como herramienta para la toma de decisiones y la corrección del camino a seguir(si es necesario). Es un conjunto de acciones, como parte de un proceso y no sólo termino, es siempre autoevaluación, que se integra en el marco institucional e incluye todas las dimensiones y situaciones de las personas que están involucradas en el proceso(alumnos, docentes, directivos si hay). Evaluar significa volver a recorrer el camino realizado, en un intento de comprension histórica del mismo.
Volver a recorrer, intentando comprender: no es caminarlo de nuevo, sino hacer memoria de lo vivido.
Comprensión histórica: ni comprensión ideológica, ni moralista, sino histórica, es decir tal como fue vivido, como se fue haciendo, con todas las coordenadas propias de la historia.




2. Metodología catequística.

El Objetivo
Lo primero que debemos saber y tener en claro es el objetivo del encuentro, lo que queremos lograr, las metas, y lo que deseamos transmitir a los catequizadnos.

Elementos a tener en cuenta para la formulación del objetivo principal para cada encuentro:
Debe hacerse de manera clara, de modo que cualquiera que lo lea lo entienda en el mismo sentido.
Es importante que la formulación sea precisa, que especifique lo que se quiere lograr en el encuentro.
Recordar que debe ser alcanzable en un encuentro (1 hora y media o dos)

Es importante también que el objetivo explicite claramente la dimensión evangelizadora que se propone el encuentro, esa proclamación de la buena noticia que debe alcanzarse también en cada encuentro.
Técnicamente el objetivo debe empezar con un verbo en infinitivo (valorar, conocer, profundizar). Puede elaborarse con un QUÉ(quiero realizar), un CÓMO(realizarlo) y un PARA QUÉ (la buena noticia que anuncio, la dimensión evangelizadora


Resumen del Metodo Catequístico Base

Les presento a continuación un método Catequístico que podría servirnos de base, e idea principal para que cada uno de nosotros pueda a través de su experiencia ir haciendo que este método externo, se convierta en un método internalizado y propio. Esta síntesis del método fue armada a partir de diversos documentos eclesiales y de los métodos mas populares utilizados hoy en parroquias y escuelas.

En resumen los pasos principales de este método, más allá de la diversidad de palabras con las que pueden presentarse cada paso son tres. Un primer momento, llamado Situación, Motivación, etc...El objetivo principal de este primer momento es introducir al grupo al tema, inclinar, motivar su animo al tema que queremos dar. El segundo momento, llamado Proclamación o la Palabra de Dios, como lo indica el nombre este es el tiempo de presentar la Palabra de Dios, es Dios mismo que viene a iluminar la vida vivida en el primer momento, y viene a darle un nuevo sentido a todo. Y un tercer momento conclusivo que puede aparecer denominado de las siguientes maneras: Respuesta, o expresión de Fe y celebración con compromiso: esta última parte del encuentro, es evidente que debe ser la mas importante y debe dedicársele el tiempo debido, teniendo que recoger todo lo trabajado en todo el encuentro. Es bueno organizar una celebración rica en signos y gestos para la mayor comprensión, la adecuada significación y que sea vivida y experimentada a pleno.



1) SITUACIÓN DE UN ENCUENTRO (1º momento):
en síntesis podemos dividirla en 3 partes, que deberían desarrollarse progresivamente en los grupos, o pueden quedarse en alguna por inexperiencia, superficialidad u otras razones; podemos describir un poco mas esta primera parte de la siguiente manera:

Descubrir y /o hallar la situación, a través de un disparador o motivación(canciones, recortes de diario, presentación de una historia, cuento, dramatización, fotografías, juegos etc.). Acá estamos en un nivel impersonal, se habla en general, en plural(como éramos?, que hacíamos?).
Personalización de la situación: ahora se intentara que se llegue al yo, se intenta que el grupo se interrogue e inquiete por ver esa situación en su propio interior. Debemos tener en cuenta que acá no debemos imponer o ir directamente a esa personalización , sino que debemos hacer que ellos vayan descubriendo y se les vayan despertando sus interrogantes. Además tener en cuenta que las conversaciones no se sigan en temas ajenos , sino que el planteo sea personal.(yo estoy, yo me siento, yo hice...). para esto es muy importante el saber manejar muy bien las preguntas.
La profundización de la situación o del cuestionamiento: es para que el grupo no se quede en la parte superficial del problema. Debemos pasar a una reflexión mas onda, sobre valores, intenciones vitales, a asumir esa postura y esa situación. Acá intentamos buscar las raíces de esa situación, ayudar a internalizar. Por su puesto esto puede lograrse y buscarse principalmente en catequesis destinadas a adolescentes, jóvenes y adultos. Es imposible a un niño cuestionarle sobre esto, por que no tiene todavía suficientemente desarrollada la auto evaluación, no puede todavía regirse por su propio interior y tener sus propias opciones , sino que todavía las toma del exterior(padres, docentes, familia).



2)PROCLAMACIÓN O LA PALABRA DE DIOS (2º momento del encuentro):
• Este punto es el núcleo central de toda la catequesis. Es la que nos da el verdadero sentido de la vida, e ilumina nuestra vida.
• Es una invitación, un llamado. Se invita a los oyentes a ponerse en presencia de Dios, a adoptar una actitud de escucha y de fe, este es el clima a lograrse. Lo esencial es el encuentro de cada uno con Dios.
• La proclamación de la palabra se hará a través de las mediaciones o fuentes de la catequesis(magisterio, liturgia, vida de la iglesia, valores humanos), teniendo siempre la preponderancia la palabra de Dios escrita en la Biblia. Todas estas fuentes siempre están relacionadas entre si y cada una con características propias, por eso es bueno ir utilizándolas también.

1. Hay un primer momento de proclamación de la palabra, es el momento de la lectura de la Biblia;
2. Después, hay un momento de apropiación de esa Palabra de Dios, o sea un entender lo que Dios dijo(reconstrucción del texto, relectura, con preguntas, algo de exégesis, referencias geográficas, históricas.). Lo leído tiene que ser entendido, por eso hay que facilitar la lectura, definir palabras difíciles, y realizar un comentario acotado para que pueda comprenderse mejor la lectura;
3. Y hay un 3º momento de aplicación de esta palabra a la vida de cada uno, a mi vida concreta. Este momento nos adentra ya en el tercer momento del encuentro.


3) RESPUESTA, O EXPRESIÓN DE FE Y CELEBRACIÓN CON COMPROMISO (3º momento del encuentro):
• En la expresión el catequista ayuda al grupo a expresar lo que ha vivido gracias a la presencia del Señor entre ellos, puede hacerse con oración, expresión corporal, con celebraciones, actividades...
• Después de esta expresión se propone una Celebración que culmina con un compromiso(concreto, simple, factible, realizable).

SEGUNDA PARTE

3. Pensando juntos el Encuentro Catequístico:

Los invito a que a través de este material podamos ver cuáles son los principales problemas que tenemos al momento de hacer un encuentro:
• Cuales son los problemas al elegir actividades, y el método.
• Repensar nuestras actitudes-compromiso-tiempo dedicado, como catequistas a la hora de realizar nuestros encuentros.
• Ofrecer algunas pistas y criterios para elegir un método y armar un encuentro.
• Recordar la importancia de confeccionar personalmente los encuentros, y si se parte de un cuadernillo, poder con espíritu critico y analítico a reformarlo para el bien del grupo que tenemos a cargo.


Situación.
Pensemos un minuto, puede ser útil escribirlo, Cuáles son los principales obstáculos y problemas que tenemos a la hora de confeccionar un encuentro de catequesis. Aquellas personas que quizás, aun toman críticamente un cuadernillo(manual) de catequesis y lo dan a sus alumnos, deben situarse en cuales serÍan los problemas que tendrían si ahora les tocara armar un encuentro.


Pensemos en concreto:
La situación principal para esta reflexión quiero son los problemas que encontramos al momento de realizar un encuentro. De los muchos que se te pudieron haber ocurrido, creo que podemos agrupar esos problemas, en tres grandes bloques:

1. ¿QUÉ DAR?, implican los problemas que tenemos cuando pensamos en quienes esta dirigido el encuentro(edad, tipo de grupo, fines de este grupo), y la situación propia de este grupo y de cada uno de sus participantes. A esto le agregamos el objetivo del encuentro, que debe tener en cuenta los dos puntos anteriores.

2. ¿COMÓ DARLO? Acá hablamos, de los problemas que tenemos, primero que nada en la elección del método que elegimos para dar nuestros encuentros, y después de las distintas actividades, juegos, dinámicas que utilizaremos.

3. ¿PARA QUÉ ?. Los problemas que tendremos sobre el fin principal del encuentro(el mensaje a transmitir), el que tenga un alcance mas allá de lo situacional y del momento, que se refiera a lo evangelizador, y a la proclamación de la buena noticia en ese grupo o persona. Es buscar y ayudar a la continua maduración de la fe en los demás.

Trabajo sobre los bloques:
Es bueno que respondas sinceramente este material con tu compañeros en animación, o catequistas colegas o equipo de pastoral. El trabajo en grupo es muy edificante, y siempre es recomendable la creación de grupos de catequistas en una misma parroquia, o escuela.




¿1.QUÉ DAR?
¿Conocemos al grupo del que somos responsables?(su realidad personal y grupal, su etapa psicológica personal y grupal, sus angustias, sus problemas, sus amistades, su familia, su vida...). ¿nos formamos para esto?
¿Evaluamos nuestros encuentros, el estado de nuestro grupo, las necesidades, carencias y dificultades, así como también, medir lo alcanzado, la maduración adquirida?, ¿Cada cuánto?
¿Tenemos un tema, u objetivo para cada encuentro?
¿Tenemos una planificación anual o semestral?, o ¿Tmprovisamos encuentro por encuentro?, si es así ¿Repetimos temas y olvidamos otros importantes?, tenemos algún criterio de planificación? ¿nuestra planificación tiene alguna conexión con el año Litúrgico?¿Lo creemos importante?

Leer y extraer los puntos principales.:
1)Elementos a tener en cuenta para la selección del tema del encuentro.:
Tomar en cuenta los temas que a los jóvenes les interesa trabajar; situaciones que están viviendo, problemas o dificultades que enfrentan, acontecimientos sociales que les toca a todos, experiencias o conflictos que este viviendo la comunidad, etc.
Tomar en cuenta la etapa que vive la comunidad, puesto que hay temas que son complejos ya sea porque exigen un mayor clima de confianza o porque los jóvenes necesitarían contar con una mayor capacidad de análisis, que se va adquiriendo con el paso del tiempo.
Tomar en cuenta la edad de los miembros de la comunidad, porque en edades distintas se tienen intereses o inquietudes diferentes.
Elementos a tener en cuenta para la formulación del objetivo principal para cada encuentro:
Debe hacerse de manera clara, de modo que cualquiera que lo lea lo entienda en el mismo sentido.
Es importante que la formulación sea precisa, que especifique lo que se quiere lograr en el encuentro.
Recordar que debe ser alcanzable en un encuentro.
Es importante también que el objetivo explicite claramente la dimensión evangelizadora que se propone el encuentro, esa proclamación de la buena noticia que debe alcanzarse también en cada encuentro.
Técnicamente el objetivo debe empezar con un verbo en infinitivo (valorar, conocer, profundizar). Puede elaborarse con un QUE(quiero realizar), un COMO(realizarlo) y un PARA QUE(la buena noticia que anuncio).


2) Cada encuentro catequístico no es una entidad aislada de los demás encuentros catequísticos. Cada encuentro forma un conjunto con los demás. Este conjunto podría llamarse el programa catequístico. Esta sucesión de encuentros condiciona de alguna manera cada uno de los encuentros y aun los pasos esenciales del encuentro pueden insistir mas que otros en uno y otro elemento del proceso. El encuentro con su proceso químicamente puro no existe como tal. (Metodología catequística. Francisco de Vos).


3) En el documento CT, numero veintitrés, se nos enseña que…La catequesis está intrínsecamente unida a toda la acción litúrgica y sacramental, por que es en los sacramentos y sobre todo en la eucaristía donde Jesucristo actúa en plenitud para la transformación de los hombres. En la iglesia primitiva, catecumenado e iniciación a los sacramentos del bautismo y de la eucaristía, se identificaban. Aunque en este campo haya cambiado la practica de la Iglesia, en los antiguos países cristianos, el catecumenado jamás ha sido abolido; conoce allí una renovación y se practica abundantemente en las jóvenes iglesias misioneras. De todos modos, la catequesis está siempre en relación con los sacramentos. Por una parte, una forma eminente de catequesis es la que prepara a los sacramentos, y toda catequesis conduce necesariamente a los sacramentos de la fe. Por otra parte, la práctica auténtica de los sacramentos tiene forzosamente un aspecto catequético. En otras palabras, la vida sacramental empobrece y se convierte muy pronto en ritualismo vacío, si no se funda en un conocimiento serio del significado de los sacramentos. Y la catequesis se intelectualiza, sino cobra vida en la práctica sacramental.
Todo esto se enmarca en uno de los objetivos de la catequesis, que ha de buscar la integración entre la fe y la vida, donde se halla la realidad litúrgico – sacramental como uno de los elementos fundamentales de la vida cristiana.


2. ¿CÓMO DARLO?

¿Tenemos algún método? ¿hay alguno que usemos siempre, o variamos entre distintos métodos? O ¿Simplemente improvisamos según el momento? ¿bajo que criterios elegimos los métodos que usamos?
¿Seguimos algún cuadernillo o libro?¿qué nos parece este material?¿le realizamos algún cambio?¿lo tenemos que cambiar mucho?
¿Estamos acostumbrados a confeccionar cada uno de los encuentros?¿nos animamos a hacerlos?¿le damos el tiempo que requiere en su elaboración? Si nos parece importante realizar nosotros mismos los encuentros ¿por qué es?
¿Solo usamos juegos y dinámicas para realizar los encuentros y después rezamos un rato?
Sobre las actividades, dinámicas, juegos ¿usamos siempre las mismas?¿siempre encontramos la apropiada para el encuentro?¿ponemos actividades para que los chicos se diviertan o para alcanzar el objetivo del encuentro? ¿nos sentimos obligados a poner algún juego o dinámica en cada encuentro?

Actividad: confeccionar una lista de criterios metodológicos, y después recortarla tomando los 5 principales según el grupo. Van a servirte al momento de evaluar tu actividad como catequista.



¿3.PARA QUÉ?

¿Tenemos claro el mensaje, la buena noticia que queremos mostrarles a nuestros chicos, en cada encuentro?
¿Somos testigos fieles de ese mensaje que proclamamos? Mirándonos un poco ¿cómo esta nuestra fe: estamos en constante crecimiento y conversión o nos creemos ya santos?¿nos autoevaluamos en cuanto a ser mensajeros de Dios, proclamadores de su Palabra? (no pregunto, ni busco la perfección, sólo pregunto si nosotros nos interrogamos siempre sobre nuestra fe, y si estamos siempre en búsqueda y camino hacia la santidad)

Actividad : Releer el documento Catechesi tradendae. Y realizar una síntesis con el grupo.



Ahora te invito a que personalmente, o con tu equipo de catequistas puedas releer todo lo trabajado a la luz de la Palabra de Dios... El Señor siempre tiene algo nuevo reservado para cada uno de nosotros, así que disponte a escucharlo.

Celebración: La Palabra de Dios.
Ambientamos previamente el espacio para la celebración.
Leemos en clima de oración: Juan 21, 1-3.(y recitamos tranquilamente) En nuestra tarea de catequistas muchas veces diremos y pensaremos que no pescamos nada, que es en vano nuestro esfuerzo y fíjense además que no era un solo discípulo, sino que el fracaso acá, fue de varios discípulos, de una comunidad. Los invito a pensar en nuestro interior: en todos aquellos momentos de desanimo en nuestra tarea, en aquellas veces en que quisimos rendirnos y abandonar. (1 minuto para la reflexión)

Leemos: Juan 21, 4-14; (y recitamos tranquilamente)
Pero Jesús nos espera en la otra orilla, y aunque no reconozcamos su presencia, él siempre nos acompaña, nos ayuda y nos orienta... hasta que en algún momento nuestra ceguera se va, y lo reconocemos, decimos que “Es el Señor” el que nos habla...Y es Jesús el que nos espera ya en la orilla, para que descansemos, y nos invita a comer con el...y parte el pan en nuestra presencia, por que él sabe que lo necesitamos, que necesitamos de él para vivir realmente, necesitamos de su alimento, de su cuerpo y sangre, que nos nutre y fortifica cada domingo...pensemos ahora con que necesitemos que nos alimente hoy, que cosas nos hacen falta, en que aspecto de nuestro ser necesitamos que su espíritu haga de nuevo.
Escribir lo pensado en papeles con figuras de peces, para entregárselo a Jesús, y que el nos devuelva como ese alimento que cada uno necesita. (1 minuto para la reflexión)
Leer ahora: Juan 21, 15-17. (y recitamos tranquilamente) nosotros caemos y los traicionamos a Jesús, pero el hoy nos quiere perdonar por esas ocasiones, y nos renueva una y otra vez, nuestra tarea y nuestro llamado a ser catequistas, diciéndonos: apacienta mis corderos... (1 minuto para la reflexión)
El compromiso.
Y hoy nosotros somos Pedro, y Jesús nos pide que nos juguemos por el y nos invita a que pensemos: ¿Que estamos dispuesto a cambiar en nuestro ser catequista?, ¿ que cosas debemos mejorar? Y que elaboremos a partir de estas preguntas y todo lo vivido hoy, un compromiso concreto, simple y factible. (1 minuto para la reflexión personal, es conveniente escribir las respuestas, pueden presentarse algunas en grupo.)



Conclusión: Pequeño Aporte. Sobre los 3 bloques (para leer después de una exposición de los trabajos sobre áreas en los distintos grupos)

¿QUÉ DAR?

• Implica a quienes esta dirigido (edad, tipo de grupo, fines de este grupo), y la situación propia de este grupo y de cada uno de sus participantes.
• Debemos siempre y en la medida de nuestras posibilidades intentar conocer la realidad del grupo con el que trabajamos. Debemos siempre tener en cuenta la realidad personal de cada uno de nuestros alumnos, esto incluye su familia y entorno también.
• También como grupo en cuanto a entidad única, nos compete ir conociéndolos e ir manejando sus códigos y lenguajes propios.
• Sobre el conocimiento de cada persona es bueno tener en cuenta los aportes de la psicología que nos ayudan a determinar en que etapa de su madurez tanto intelectual como afectiva se encuentra el chico. Estos conocimientos nos ayudan a preparar nuestros encuentros y a no brindar actividades o no pedir cosas que muchas veces a ellos no les resulta significativo o no pueden comprender. Por esto insisto en nuestra formación y en nuestro empeño y compromiso en conocer lo mas posible a ese grupo.
• Son útiles también las jornadas, retiros o encuentros y campamentos, que crean ambientes mas amenos y nos permiten dedicarle mas tiempo para conocer nosotros al grupo y para que el grupo se conozca entre si.
• Como grupo también tienen una evolución, y también debemos prestar mucha atención a ella. Sirve de mucho comparar un grupo con las etapas de las personas, por ejemplo un grupo tiene un comienzo o un nacimiento(primera etapa), una segunda etapa de niñez, en donde se va conociendo y descubriendo como grupo, sus cualidades y virtudes y sus defectos; sigue una adolescencia con su madurez intelectual y afectiva(3ºGui?o; tenemos también las crisis que nos permiten renovarnos, evaluarnos para crecer o para morir; seguimos con la adultez y termina con la muerte. Este esquema es eso, un esquema, pero es útil a la hora de pensar por donde anda el grupo y que le estaría pasando o faltando.
• A esto le agregamos el objetivo del encuentro, que debe tener en cuenta los puntos anteriores.
• Debemos acostumbrarnos a tener siempre claro los objetivos del encuentro, mas allá de su formulación o método, es bueno escribirlos, para tenerlos presente y después de cada encuentro ver si se cumplieron o no.
• Nunca debemos improvisar un encuentro, salvo por alguna razón que nos es ajena(como un problema o algún acontecimiento importante que debemos tratar si o si). Por esto debemos acostumbrarnos de a poco a ir planificando e ir viendo todos los encuentros mas en conjunto, para evitar repetir temas y olvidamos otros importantes

1)Elementos a tener en cuenta para la selección del tema del encuentro.:

• Tomar en cuenta los temas que a los jóvenes les interesa trabajar; situaciones que están viviendo, problemas o dificultades que enfrentan, acontecimientos sociales que les toca a todos, experiencias o conflictos que este viviendo la comunidad, etc.
• Tomar en cuenta la etapa que vive la comunidad, puesto que hay temas que son complejos ya sea porque exigen un mayor clima de confianza o porque los jóvenes necesitarían contar con una mayor capacidad de análisis, que se va adquiriendo con el paso del tiempo.
• Tomar en cuenta la edad de los miembros de la comunidad, porque en edades distintas se tienen intereses o inquietudes diferentes.
2) Cada encuentro catequístico no es una entidad aislada de los demás encuentros catequísticos. Cada encuentro forma un conjunto con los demás. Este conjunto podría llamarse el programa catequístico. Esta sucesión de encuentros condiciona de alguna manera cada uno de los encuentros y aun los pasos esenciales del encuentro pueden insistir mas que otros en uno y otro elemento del proceso. El encuentro con su proceso químicamente puro no existe como tal. (Metodología catequística. Francisco de Vos). Por esta razón es siempre recomendable el ir planificando(y repito) al menos una vez al mes, pensar todos los encuentros de ese mes o del tema que nos compete. En esta planificación siempre debe incluirse una evaluación al termino de cada unidad y al termino del año; esta evaluación que es tanto de los chicos y lo aprehendido, como nuestras como docentes nos permitirá ir corrigiendo el camino e ir haciéndolo mas adecuado para ese grupo.

3) En el documento CT(23), se nos enseña que…La catequesis está intrínsecamente unida a toda la acción litúrgica y sacramental, por que es en los sacramentos y sobre todo en la eucaristía donde Jesucristo actúa en plenitud para la transformación de los hombres. ... la catequesis está siempre en relación con los sacramentos. Por una parte, una forma eminente de catequesis es la que prepara a los sacramentos, y toda catequesis conduce necesariamente a los sacramentos de la fe. Por otra parte, la práctica auténtica de los sacramentos tiene forzosamente un aspecto catequético. En otras palabras, la vida sacramental empobrece y se convierte muy pronto en ritualismo vacío, si no se funda en un conocimiento serio del significado de los sacramentos. Y la catequesis se intelectualiza, sino cobra vida en la práctica sacramental. En nuestra planificación debe estar incluida toda la parte litúrgica, esta nos servirá para ayudar al crecimiento de la fe de los chicos y nuestro y siempre debemos promover y crecer en las adecuadas actitudes y formación de nuestras vivencias litúrgicas, esto nos permitirá llegar a una espiritualidad y a una piedad mas rica y una comunicación cada vez mas cercana con Dios.


¿CÓMO DARLO?
• Acá hablamos primero que nada del método que elegimos para darlo.
• Es importante saber que siempre tenemos un método que seguimos, queramos o no: a saber, 1)cada cuadernillo que podemos llegar a usar tiene siempre un método, del que debemos ir conociendo y al que debemos analizarlo y criticarlo, y si es necesario ir acomodándolo a las necesidades y realidad de nuestro grupo y nuestros objetivos;2) si no usamos cuadernillo puede ser que confeccionemos los encuentros nosotros, entonces tenemos un método que puede ser conciente o inconciente: en el primer caso por ejemplo elijo yo personalmente para armar mis encuentros el método catequístico presentado en este seminario; en el segundo caso puede ser que de modo inconciente tengamos un método del que no nos demos cuenta, para esto debemos evaluarnos y hacer conciente este método y corregirlo también para llegar a lograr lo mejor para el grupo que nos toca. Es bueno, también ir variando entre diversas metodologías, incluir jornadas o convivencias, siempre que se pueda.

• Si tendría que elegir un criterio o un filtro, por el cual debemos elegir nuestro método o por el cual tenemos que pasar cada uno de nuestros encuentros creo que este seria algo axial: EL METODO O EL ENCUENTRO DEBE PERMITIRNOS LLEGAR AL GRUPO, MOTIVARLO A CRECER Y A APRENDER, Y A LA VEZ SERLE SIGNIFICATIVO SEGÚN SUS REALIDADES PERSONALES Y FAMILIARES. ADEMAS DEBE SER PROGRESIVO, LOS SABERES DEBEN IR PRESENTANDOSE DE UNA MANERA ESCALONADA, Y NO ESTANCARNOS EN UNA RELIGIOSIDAD SUPERFICIAL E INMADURA, SINO DE A POCO, IR CRECIENDO Y MADURANDO.

• Evaluemos siempre después de cada encuentro, al menos unos minutos, para ver que fallo y que estuvo bien, y así ir creciendo nosotros como catequistas y portadores de la fe. Y también ir evaluando y que el grupo se autoevalúe sobre el estado de nuestro grupo, las necesidades, carencias y dificultades, así como también, medir lo alcanzado, y la maduración adquirida.
• Acostumbrémonos a confeccionar cada uno de los encuentros, los animo a hacerlo, veamos que bueno es dar el tiempo que requiere en su elaboración y de a poco notaran como todo cambia. Todo cuadernillo puede servir, pero recuerden siempre que no esta dirigido a ese grupo que nos toca.
• Sobre las distintas actividades, juegos, dinámicas que utilizaremos. Es bueno ir modificando las dinámicas y conseguir material tanto con libros como con Internet, para enriquecer nuestra biblioteca y presentarles siempre al grupo un factor de sorpresa y de creatividad.


¿PARA QUÉ ?.
• O sea el fin principal del encuentro, el que tenga un alcance mas allá de lo situacional y del momento, que se refiera a lo evangelizador, y a la proclamación de la buena noticia en ese grupo o persona. Es buscar y ayudar a la continua maduración de la fe en los demás.
• Ese mensaje siempre debe estar claro tanto en nuestra mente como en nuestro corazón, y debe habernos penetrado y evangelizado antes a nosotros para después poder anunciarlo al grupo.
• ¿somos testigos fieles de ese mensaje que proclamamos?: debemos estar siempre en constante crecimiento y conversión. Siempre en clave de búsqueda y de maduración personal y espiritual, axial debemos vivir nuestra misión como catequistas y nuestro ser cristianos.

Fdo. Cristobal Aguilar.



Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti