S?bado, 31 de octubre de 2009
LA CANONIZACIÓN - CONGREGACIÓN PARA LAS CAUSAS DE LOS SANTOS

Se llama canonizar al acto por el que el Papa declara que una persona es digna de culto universal. La canonización tiene el propósito de presentar a dicha persona como modelo de conducta ante los creyentes, dándole reconocimiento por el grado de perfección alcanzado y como intercesor ante Dios.

La Iglesia Católica es la única confesión religiosa que posee un mecanismo formal, continuo y altamente racionalizado para llevar a cabo el proceso de canonización de una persona. Actualmente las canonizaciones se efecúan después de un proceso judicial, llamado proceso de beatificación y canonización, o simplemente proceso de canonización. El proceso de canonización se puede definir como el proceso que dilucida la duda acerca de la santidad de una persona. Existen dos vías para llegar a la declaración de canonización

  • La vía de virtudes heroicas
  • La vía de martirio

En el proceso de canonización se establece la duda procesal de si el candidato a santo (o siervo de Dios) ha vivido las virtudes cristianas en grado heroico, o si ha sufrido martirio por causa de la fe. Además, para llegar a la canonización se requiere de la realización confirmada de uno o dos milagros.

La canonización se lleva a cabo mediante una solemne declaración papa de que una persona está, con toda certeza, contemplando la visión de Dios. El creyente puede rezar confiadamente al santo en cuestión para que interceda en su favor ante Dios.

El nombre de la persona se inscribe en la lista de los santos de la Iglesia y a la persona en cuestión se la "eleva a los altares", es decir, se le asigna un día de fiesta para la veneración litúrgica por parte de la Iglesia católica.

El tiempo transcurrido entre la muerte y la canonización pueden ser varios siglos (San Pedro Damián fue canonizado 756 años tras su muerte) o de pocos días; después de San Dimas (también llamado el buen ladrón, que fue el único santo canonizado en vida, por el mismo Jesucristo), San Antonio de Padua posee el récord de la canonización más rápida de la historia: fue declarado santo 352 días después de su deceso.

Los santos originalmente eran aclamados a vox populi (por aclamación popular), se trataba de un acto espontáneo de la comunidad cristiana local. Para evitar abusos, los obispos tomaron responsabilidad por la declaración de santos en su diócesis. Entonces se le asignaba un día de fiesta, generalmente el aniversario de su muerte. A finales del siglo X se realizaron los primeros procesos canónicos, siendo el primer santo canonizado por proceso Ulrico de Augsburgo y la primera mujer santa Wiborada. Finalmente, en el año 1234, se reservó oficialmente al papado el derecho de canonización. En el año 1588 el Papa Sixto V puso el proceso en manos de la Congregación para las Causas de los Santos y del Santo Padre, que se encarga de estudiar, comprobar y verificar todo el proceso.

PROCESO DE CANONIZACIÓN


Hay cuatro pasos en el proceso oficial de la causa de los santos:

A) SIERVO DE DIOS

El Obispo diocesano y el Postulador de la Causa piden iniciar el proceso de canonización. Y presentan a la Santa Sede un informe sobre la vida y las virtudes de la persona (en todos los casos debe morir perteneciendo oficialmente a unas de las Iglesias Católicas (u Orden Religiosa) que guardan obediencia al Papa de Roma y está reconocida oficialmente por la Santa Sede del Vaticano).

  1. Iglesia Católica Apostólica Romana
  2. Iglesias católicas orientales:
    1. Iglesias patriarcales (Iglesia Católica Maronita, Iglesia Católica Copta, Iglesia Católica Armenia, Iglesia Católica Siria, Iglesia Católica Caldea, Iglesia Greco-Católica Melquita)
    2. Iglesias archiepiscopales mayores (Iglesia Greco-Católica Ucraniana, Iglesia Greco-Católica Rumana, Iglesia Católica Siro-Malabar, Iglesia Católica Siro-Malankara)
    3. Iglesias metropolitanas sui iuris (Iglesia Católica Bizantina Búlgara, Iglesia Greco-Católica Eslovaca, Iglesia Católica Bizantina Húngara, Iglesia Católica Bizantina Ítalo-Albanesa, Iglesia Católica Bizantina Griega, Iglesia Católica Bizantina Rutena, Iglesia Greco-Católica de la Eparquía de Kri?evci o Iglesia Greco-Católica de Croacia y de Serbia y Montenegro, Iglesia Greco-Católica Macedonia, Iglesia Católica Bizantina Albanesa, Iglesia Católica Bizantina Rusa, Iglesia Greco-Católica Bielorrusa).
  3. Iglesia Católica Galicana: Consiste en la separación de la Iglesia Católica de Francia y sus colonias, de la Iglesia Católica de Roma. Duró desde el 19 de mayo de 1692 hasta el Concilio Vaticano I, el 18 de julio de 1870 en el que se volvieron a unir a la Iglesia Católica Apostólica Romana.
  4. Iglesia Católica Febroniana: Consiste en la separación de parte de la Iglesia Católica de Alemania. Duró desde finales de 1743 hasta el 21 de mayo de 1764, en el que el papa Clemente XIII ordenó su supresión de todos los obispos febronianistas de Alemania, sustituyéndolos por otros afines a la Iglesia Católica Apostólica Romana.

La Santa Sede, por medio de la Congregación para las Causas de los Santos, examina el informe y dicta el Decreto diciendo que nada impide iniciar la Causa (Decreto "Nihil obstat"). Este Decreto es la respuesta oficial de la Santa Sede a las autoridades diocesanas que han pedido iniciar el proceso canónico.

Obtenido el Decreto de "Nihil obstat", el Obispo diocesano dicta el Decreto de Introducción de la Causa del ahora Siervo de Dios.

B) VENERABLE

Con el título de Venerable se reconoce que un fallecido vivió virtudes heroicas, esta canonización la hace el Cardenal correspondiente a la zona geográfica donde vivió esa persona, en la catedral, basílica o iglesia más importante de esa zona.

C) BEATO

Se reconoce por el proceso llamado de "beatificación". Además de los atributos personales de caridad y virtudes heroicas, se requiere un milagro obtenido a través de la intercesión del Siervo de Dios y verificado después de su muerte. El milagro no es requerido si la persona ha sido reconocida mártir. Los beatos son venerados públicamente por la iglesia local (en España la provincia correspondiente), esta canonización la hace el Papa o un Cardenal en nombre del Papa generalmente en la Basílica de San Pedro o en la Plaza de San Pedro del Vaticano. En algunos casos, puede que la Ceremonia de Beatificación, se efectúe en el lugar de nacimiento de la persona a beatificar.

D) SANTO

Con la canonización, al beato le corresponde el título de santo. Para la canonización hace falta otro milagro (en total dos milagros o un milagro más haber muerto como mártir) atribuido a la intercesión del beato y ocurrido después de su beatificación. Al igual que ocurre en el proceso de beatificación, el martirio no requiere habitualmente un milagro, esta canonización la hace el Papa en la Basílica de San Pedro o en la Plaza de San Pedro del Vaticano. En el caso del Papa Juan Pablo II, las Canonizaciones las realizaba en el País de Origen del Beato a canonizar (durante sus Viajes Pontificios por el Mundo). En la actualidad, se efectúa en algunos casos en el País de Origen del Beato a canonizar.

Mediante la canonización se concede el culto público en la Iglesia católica. Se le asigna un día de fiesta y se le pueden dedicar iglesias y santuarios. No existe un cómputo preciso de quiénes han sido proclamados santos desde los primeros siglos. En 1988, para celebrar su IV centenario, la Congregación para las Causas de los Santos publicó el primer "Index ac status Causarum". Este libro y los suplementos que le siguieron, escritos enteramente en latín, están considerados como el índice definitivo de todas las causas que han sido presentadas ante la congregación desde su institución, los primeros Santos fueron los Doce Apóstoles.

¿QUE ES LA CONGREGACIÓN PARA LA CAUSA DE LOS SANTOS?

La Congregación para las Causas de los Santos (Congregatio de Causis Sanctorum), es una de las nueve Congregaciones de la Curia Romana. Es creada el 8 de mayo de 1969. Su acrual Prefecto es Mons. Angelo Amato y el Secretario Mons. Michele Di Ruberto.

Se trata del organismo del Vaticano encargado de estudiar los milagros, martirios y virtudes heroicas y de proponer los diferentes ejemplos de santidad para que el Sumo Pontífice proceda a realizar las canonizaciones y beatificaciones oportunas.

Su actual Prefecto es Mons. Angelo Amato y el Secretario Michele Di Ruberto. La Congregación cuenta actualmente con 34 miembros.

LISTA DE PREFECTOS

  • Si llevan una † significa que han fallecido
  • Card. Flavio Chigi † (12 de febrero de 1759 - 12 de julio de 1771)
  • ...
  • Card. Arcadio María Larraona Saralegui † (12 de febrero de 1962 - 9 de enero de 1968 jubilado)
  • Card. Benno Walter Gut † (29 de junio de 1967 - 7 de mayo de 1969 nombrado Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos)
  • Card. Paolo Bertoli † (7 de mayo de 1969 - 1 de marzo de 1973 fallecido)
  • Card. Luigi Raimondi † (21 de marzo de 1973 - 24 de junio de 1975 fallecido)
  • Card. Corrado Bafile † (11 de julio de 1975 - 27 de junio de 1980 jubilado)
  • Card. Pietro Palazzini † (27 de junio de 1980 - 1 de julio de 1988 jubilado)
  • Card. Angelo Felici † (1 de julio de 1988 - 13 de junio de 1995 jubilado)
  • Card. Alberto Bovone † (13 de junio de 1995 - 17 de abril de 1998 fallecido)
  • Card. José Saraiva Martins (30 de mayo de 1998 - 9 de julio de 2008 jubilado): Prefecto Emerito
  • Mons. Angelo Amato (9 de julio de 2008 - ..., en cargo).

La Congregación para las Causas de los Santos (Latín: Congregatio de Causis Sanctorum) es la congregación de la Curia Romana que supervisa el complejo proceso que conduce a la canonización de santos, pasando por los pasos de una declaración de "virtudes heroicas" y beatificación . Después de preparar un caso, incluyendo la aprobación de los milagros, el caso se presentó a la papa, que decide si o no proceder a la beatificación o canonización.

El predecesor de la congregación fue la Sagrada Congregación de Ritos, fundada por el Papa Sixto V, el 22 de enero de 1588 en el Boletín Immensa Aeterni Dei. La congregación trataron de regular el culto divino, y las causas de los santos.

El 8 de mayo de 1969, Papa Pablo VI emitió la constitución apostólica Sacra Rituum Congregatio, dividiéndolo en dos congregaciones, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. Este último fue dado tres oficinas, las de la judicatura, el Promotor General de la Fe y la histórico-jurídica.

Con los cambios en el proceso de canonización introducida por Papa Juan Pablo II en 1983, un Colegio de Relatores se añadió a preparar los casos de los declarados como Siervo de Dios.

El actual Prefecto es Mons. Angelo Amato, el Prefecto Emérito es el cardenal José Saraiva Martins y el secretario (nombrado el 5 de mayo de 2007) es el arzobispo Michele Di Ruberto, sustituye a Mons. Edward Nowak, que fue nombrado Assessore Ecuestre de la Orden del Santo Sepulcro.

Fdo. Cristobal Aguilar.

 


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti