Mi?rcoles, 28 de octubre de 2009
EL TELESCOPIO ESPACIAL WEBB

El telescopio espacial "Webb" será el sustituto del "Hubble", la maravilla de la astronomía durante los últimos quince años. Según los planes de la NASA, el nuevo telescopio debería entrar en funcionamiento en 2012, coincidiendo con la destrucción del "Hubble" en su choque con la atmósfera terrestre.

El astrónomo de la Universidad de Arizona George Rieke ha afirmado que el nuevo telescopio será mejor, más grande y con capacidad de funcionar en una nueva longitud de onda. Así, según Rieke, "Webb"abrirá nuevas posibilidades en la exploración del Universo, tal y como sucedió en la última década con los hallazgos hechos por el "Hubble".

Tras casi 15 años de operaciones, el "Hubble" ha comenzado a sufrir el desgaste de sus baterías y diversos desperfectos en sus giroscopios. La NASA ha descartado enviar misiones tripuladas para repararlo. Esta decisión ha causado polémica. Gran parte de la comunidad científica acusa a la agencia espacial de cruzarse de brazos ante la pérdida de uno de sus más valiosos instrumentos.

Entre los logros del "Hubble" destacan que constató la existencia de los llamados "agujeros negros", de los cuásares y de misteriosos soles en los extramuros del Universo. En el año 2012 será arrastrado por la fuerza de la gravedad hasta desintegrarse en su choque con la atmósfera terrestre.

El telescopio espacial "Webb" con un espejo plegable de 6,5 metros recogerá longitudes de onda que irán de los 0,6 a los 28 micrómetros y podrá observar sin distorsiones el nacimiento de estrellas y la formación de galaxias en la eterna expansión del Universo.

Con un escudo que bloqueará la luz del Sol, la Tierra y la Luna, el nuevo telescopio, de siete toneladas, será puesto en órbita por un cohete "Ariane 5" de la Agencia Espacial Europea a una distancia permanente de 1,5 millones de kilómetros de nuestro planeta, en lo que los astrónomos denominan el Punto Lagrange 2.

El problema con el que se puede encontrar este nuevo telescopio es el presupuesto. La construcción del "Webb" fue propuesta a un costo de 1.500 millones de dólares (1.200 millones de euros). Sin embargo, esa suma ya ha aumentado a 2.500 millones de dólares (2.000 millones de euros) y podría subir más todavía si la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de EEUU (NASA) insiste en utilizar un cohete "Boeing Delta 4" en vez del "Ariane" europeo.

Por otro lado, entre los nuevos proyectos de la NASA figura el retorno de los transbordadores a las misiones espaciales y el desarrollo de las naves que los sustituirán a partir de la próxima década. A largo plazo se contempla el retorno del hombre a la Luna, la preparación de misiones tripuladas a Marte y el lanzamiento de sondas robóticas a otros planetas.

Según Hecht, el destino final del "Webb" deberá resolverse en los próximos meses, cuando la NASA haga una nueva evaluación de sus prioridades astrofísicas, lo que incluiría un nuevo diseño que reduciría su tamaño sin alterar su capacidad científica.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Publicado por cristobalaguilar @ 22:30  | Astronom?a
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti