Mi?rcoles, 28 de octubre de 2009
EL MADROÑO - EL LUGAR DEL ALQUIMISTA

De sabor agradable -aunque ligeramente ácido- y más dulces cuanto más maduros los del madroño son algo más que simples frutos ya que son fuente de flavonoides, taninos, pectina y vitamina P que les confieren propiedades astringentes, antisépticas, antiinflamatorias, antibacterianas, cardioprotectoras, antioxidantes y hasta anticancerígenas. Son tan variadas sus cualidades que se ha observado que el madroño puede ser útil incluso en casos de alopecia. Una planta legendaria, símbolo -junto al oso- de la capital de España de la que ahora empezamos a descubrir algunos secretos.
Recoge la mitología que de la sangre vertida por el gigante Gerión cuando fue muerto por Heracles nació un árbol que florece y da frutos al mismo tiempo; y siempre en la época en que las Pléyades relucen especialmente en el firmamento. Con el tiempo se coligió que ese árbol es el madroño ya que efectivamente florece y fructifica a la vez -los frutos son del año anterior- y siempre entre noviembre y diciembre justo cuando las Pléyades -un cúmulo de 7 estrellas de la constelación de Tauro- son particularmente visibles.
Leyenda o realidad, el caso es que las propiedades del madroño son conocidas desde hace siglos. De hecho, en el año I de nuestra era el médico griego Pedanio Dioscórides ya lo mencionaba en el capítulo 138 de su Materia médica, obra que durante 15 siglos fue la máxima autoridad en botánica y farmacología. Asimismo, Gaius Plinius Secundus -filósofo y escritor pero también naturalista romano que ha pasado a la historia como Plinio el Viejo- aconsejaba en su monumental Historia natural, refiriéndose a este fruto, comer unus edo, es decir, "uno sólo". Y es que ya por entonces se sabía que los madroños empiezan a fermentar en el árbol y cada fruto puede llegar a contener hasta un 0,5% de alcohol. De ahí que su nombre científico sea Arbutus unedo -del latín Arbutus que significa "arbolillo"- y de unus-edo -que, como ya hemos comentado, se traduce por "uno-sólo"- lo que recuerda que su consumo excesivo puede conducir incluso a la embriaguez.

Madroño, madroñero, alborocera, aborio, borto, albedro, borrachín o árbol de las fresas. Todos esos nombres se refieren al mismo árbol, caracterizado desde el punto de vista de la botánica porque sus frutos, sus hojas y su corteza contienen sustancias con importantes propiedades terapéuticas. Así, por ejemplo, el madroño contiene glucósidos -y, de entre ellos, flavonoides y fenólicos-, taninos, pectina y vitamina P. Básicamente pues, además de poder conducir a la embriaguez su efecto es astringente -es decir, provoca estreñimiento- por lo que no conviene abusar de ellos. Pero vayamos por partes.

- Nombre científico o latino: Arbutus unedo

- Nombre común o vulgar: Madroño, Madroñero, Alborecera, Albornio, Borrachín, Madroñera

- Familia: Ericaceae.

- Origen: Litorales de la Europa meridional y del suroeste; también está en Irlanda del Norte.

- Hábitat: El madroño habita alrededor de la región mediterránea y en la parte oeste de Europa.

- Aparece por toda España, aunque preferentemente en las provincias del litoral, en tierras bajas y en montañas poco elevadas.

- Etimología: el nombre Arbutus significa "arbolillo", y unedo "comer sólo uno", haciendo referencia a la embriaguez y dolor de cabeza que pueden producir los frutos comidos en exceso.

- Arbusto grande o árbol alcanzando los 8-10 m de altura.

- Característico de la zona mediterránea.

- Corteza pardo oscura muy caracteristica que se desprende en tiras.

- Ramitas jóvenes con pelos glandulosos, rosadas.

- Hojas brillantes de color verde oscuro por el haz y algo más claro en el envés, elíptico-acuminadas y base atenuada, alternas, dentadas; nervio central más claro; pecíolo corto, rosado. Se tornan rojizas en el invierno.

- Flores blancas o cremosas, a veces algo rosadas, en forma de urna y reunidas en inflorescencias péndulas, que nacen en otoño juntamente con los frutos maduros.

- El fruto es una baya primero amarilla-anaranjada y posteriormente roja en la madurez.

- Fruto rojo característico con carne amarillenta, tardando un año en madurar, por eso es ideal en jardinería, ya que puede presentar flores y frutos a la vez.

- Frutos carnosos dulces y comestibles, pero en grandes cantidades es indigesto. Ácido salvo cuando esta totalmente maduro (amarillo por dentro).

- Los frutos si son consumidos en abundancia provocan dolor de cabeza y pueden llegar a emborrachar por su contenido alcohólico (con ellos se preparan bebidas alcohólicas).

- Frutos y hojas del madroño tienen propiedades antiinflamatorias, antirreumáticas y diuréticas.

- Las hojas contienen taninos, resinas y heterósidos que al metabolizarse liberan hidroquinona, principio activo antiséptico.

- Las hojas y cortezas contienen taninos, por esta razón se han utilizado como astringente para combatir diarreas y disenterías.

- También se preparaban infusiones de hojas como diurético y antiséptico de las vías urinarias.

- Antiguamente se fermentaban para fabricar bebidas alcohólicas. En el Algarve es típico el licor de madroño.

- La madera proporciona un buen combustible, muy apreciado en las herrerías; los grandes ceporros o cepas que forman su sistema radical son casi tan apreciados como la leña de la encina para usarlos como combustible y para hacer carbón.

- La madera se usa para objetos tallados.

- Es muy utilizada en jardineria como especie ornamental por la belleza de su follaje, flores y frutos.

- Destacan la floración y los frutos, presentes sobre los ejemplares de forma simultánea.

- Se puede plantar aislado, agrupado o formando barreras verdes.

- Es muy recomendable como ejemplar aislado, ya sea sobre el césped, en un ángulo ajardinado de la casa o creciendo en un recipiente que adorne una antojana o patio.

- Prefiere los lugares soleados, pero hasta semisombra, aunque sólo en zonas con clima invernal no excesivamente frío.

- Las heladas pueden dañar a las plantas jóvenes.

- Por gustar de cierta humedad ambiental es frecuente encontrarla en barrancos y desfiladeros fluviales.

- Tolera los suelos calcáreos, si bien prefiere los silícicos o descalcificados.

- Muestra preferencia por los suelos silíceos, sueltos, algo frescos y profundos.

- Si encuentra un terreno con abundante agua crece más.

- Riego moderado, el suelo bien drenado. No le gusta el encharcamiento.

- Abono: aporte estiércol muy descompuesto en primavera.

- Se pueden cortar las ramas inferiores para conseguir un tronco límpio. Tiende a ramificar desde la base.

- Casi no se deben podar durante las primeras temporadas.

- Poda mínima, en primavera se podan las ramas bajas.

- En primavera, cuando ya no haya peligro de heladas, se quitan las ramas dañadas, débiles o indeseadas. La aguanta bien.

- No aguanta los transplantes, por lo que si hay que extraerlo de la tierra para plantarlo en otro lugar el riesgo de que se seque es muy alto.

- Sensible a hongos (royas y moteados).

- Multiplicación: por semillas, aunque crece lentamente; difícil por esqueje o acodo. Se puede por injerto.

- Germinan bien sin tratamiento, pero muy escalonadamente.

- Las semillas requieren de 2 a 3 meses de estratificación fría para germinar antes de sembrar (extender las semillas en un plato cubriéndolo con un trapo humedecido, bien escurrido, y dejarlo en el frigorífico a 2-4 ºC).

- Las plantulas son muy sensibles al trasplante.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti