Lunes, 26 de octubre de 2009
PIE DE GATO - EL LUGAR DEL ALQUIMÍSTA

El pie de gato es una planta herbácea vivaz, con tallo rastrero, horizontal, que forma unos densos céspedes debido a su intensa ramificación. Las hojas terrestres tienen forma de lezna y las superiores son lineales y se encuentran abrazando al tallo. Las cabezuelas florales están dispuestas en corimbos terminales.
Esta hierba ocupa un vasto territorio en el centro y norte de Europa, penetrando hasta Siberia. Suele crecer en pendientes secas, lindes de campos, praderas y bosques, generalmente sobre sustrato arenoso. En la Península Ibérica se puede encontrar por la zona del Pirineo y montañas próximas catalanas, así como en la Cordillera Cantábrica.
Al ser una planta poco conocida hasta hace relativamente poco tiempo, no se conocen formas de administración más que en infusión.
.- Infusión. Se prepara a manera de té; para ello se añaden 30 g de cabezuelas por litro de agua, pudiéndose tomar hasta 3 tazas al día. Si lo que se persigue son sus beneficiosos efectos sobre la secreción de bilis, entonces se puede triplicar la cantidad.

Florece a finales de la primavera, casi entrando el verano. Se recolectan las cabezuelas florales; dentro de éstas hay unas de color violáceo con pistilo y otras blancas hermafroditas. Las cabezuelas de color violáceo son más valiosas que las blancas. La recogida debe hacerse cuando la planta está florida o a punto de hacerlo: se procede cortando el tallo un poco por debajo de la cabezuela; rápidamente deben ponerse a secar a la sombra y guardarlas, también, en lugar seco. Las cabezuelas, ya desecadas, tienen un olor agradable y sabor amargo.

Las cabezuelas contienen resina, materias tánicas, fitosferina, un hidrocarburo y principios amargos. También se encuentra abundante mucílago, sales potásicas y flavonoides. Por la presencia de cantidades importantes de mucílago, al pie de gato se le atribuye una importante acción demulcente y antitusígena, formando parte de las llamadas "especies pectorales". También se ha demostrado que las cabezuelas ejercen una notable acción sobre la vesícula biliar, en parte debido a los flavonoides que la componen. Por ello se recomienda su empleo en afecciones hepáticas relacionadas con la secreción de bilis, así como en la ictericia. Además, tiene efecto diurético, más bien ligero, debido a las sales potásicas.
El pie de gato es una planta alpina. El conocimiento de sus propiedades es relativamente moderno, ya que durante muchos años se confundió con otras especies similares. Quizá por ello, en la actualidad, no sea tan conocida como otras.

Nombre común o vulgar: Pie de gato

Nombre científico o latino: Antennaria dioica

Hábitat: vive en Europa, Asia y América. Prados boscosos de montaña hasta 3.000 m.

Planta vivaz con hojas tomentosas que forman rosetas de las que surgen tallos en cuyas extremidades se encuentran lazs cabezuelas florales de color violeta o blanco.

Se utiliza en forma de infusión para el tratamiento de trastornos hepáticos y biliares, como astringente en el tratamiento de diarreas y para combatir la irritación ocasionada por la tos.

Se recolectan las cabezuelas florales; dentro de éstas hay unas de color violáceo con pistilo y otras blancas hermafroditas.

Principios activos:

Abundantes mucílagos, flavonoides, sales potásicas.

Indicaciones, contraindicaciones:

La abundancia de mucílagos, produce un efecto demulcente y antitusivo.

Los flavonoides justifican sus virtudes como colagogo enérgico, especialmente las flores frescas.

Las sales potásicas son responsables de su acción ligeramente diurético.

Astringente, vulnerario, febrífugo.

Indicado para afecciones respiratorias:

Faringitis, bronquitis; disquinesias hepatobibiliares, colecistitis; gastritis, cistitis, oliguria.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti