Domingo, 25 de octubre de 2009
EL SIGNIFICADO DE LOS SUEÑOS (IV)

SOÑAR CON NUESTRO PADRE


Soñar al propio padre puede significar que se acercan problemas cuya solución requiere del consejo paterno.
En caso de que el padre ya haya fallecido puede significar que los problemas son graves y que debe actuar con máxima precaución.
Una joven y enamorada que sueñe a su padre muerto, aunque aún esté con vida, puede significar que sus relaciones amorosas no van por buen camino y que su pretendiente no está actuando con seriedad y honestidad.

SOÑAR CON UN DIFUNTO


Soñar un difunto es, por lo general, un aviso de que algo desagradable está por suceder.
Si en el sueño habla con el difunto, aunque no recuerde el diálogo, puede ser que le esté previniendo para que se cuide de enemistades, o más probablemente, para que vigile sus propios actos, conducta y errores.
En el espiritismo se afirma que este tipo de sueños es en realidad una comunicación directa con los difuntos; en tal virtud, si quien aparece en el sueño es un enemigo conocido, el riesgo es grande; pero si no lo conoció, entonces debe meditar sobre el caso.
Por ejemplo, si es un familiar muy querido (padre o madre, hermanos, etc.) entonces su acercamiento se puede interpretar con el objeto de proteger al soñante contra posibles sucesos desagradables, aunque también puede ser sencillamente una visita o encuentro amoroso de padres a hijos, en cuyo caso debe dar su agradecimiento.
Obviamente los indicados cambian cuando se recuerdan las palabras del difunto o el diálogo completo.

SOÑAR CON LOS PIES

Soñarse mirando sus pies significa auto resignación, auto humillación, sujeción a otras personas, lo cual puede y debe ser superado.
Soñar que ve los pies de otras personas puede significar que tiene la voluntad para no dejarse influenciar por otras personas y que es capaz de lograr éxitos importantes.
Soñarse lavándose los pies puede significar que no está aplicando la suficiente energía para defender sus derechos, dejando que otros aprovechen esa oportunidad.
Soñar dolencias en los pies anuncia dificultades en los asuntos que se están manejando y en la familia.
Soñarse con los pies enrojecidos o hinchados sugiere que pronto habrá cambios, tal vez separaciones familiares que eventualmente pueden llegar a convertirse en un conflicto grave.

SOÑAR CON UÑAS

El soñar uñas de las manos o de los pies, propios o ajenos, significa demasiado trabajo y esfuerzo comparativamente a la recompensa que se recibe, es decir, que existe un íntimo descontento.
Soñar uñas defectuosas y dolorosas sugiere que próximamente habrá importantes afecciones en la salud o fracasos en los asuntos que se estén manejando.
Soñarse arrancándose las uñas significa peligro de grave enfermedad que incluso puede conducir a la muerte si no se, toman las debidas precauciones.
Soñar uñas blancas, propias o ajenas, sugiere que próximamente habrá problemas de índole diversa tanto en el hogar como en los negocios.
Soñarse arreglándose las uñas de las manos sugiere que entrará en tratos y negocios aparentemente honorables, pero que pueden resultar poco productivos.
Soñar con que se cortan las uñas propias significa que vamos a contraer deudas gravadas con altos intereses y que además vamos a tener ciertos inconvenientes en el ambiente familiar, en tanto que si se cortan las uñas los demás, anuncia que otras personas nos causarán graves daños y que deberíamos tener cierta precaución, puesto que se corre el riesgo de contraer alguna enfermedad que requiera cierto cuidado.
Soñar uñas propias o ajenas demasiado cortas sugiere que sus asuntos van de mal en peor y que enfrentará contrariedades y aun fracasos con pérdidas.
Soñar uñas de otra persona demasiado alargadas sugiere que el soñante será tratado con indiferencia y no le reconocerán sus méritos.
Soñar las propias uñas demasiado alargadas puede significar que se está ofendiendo a los demás al adoptar actitudes vanidosas de autosuficiencia.
Cuando las uñas aparecen quebradas puede significar que su salud no es buena.

SOÑAR CON AUTOMÓVIL

Soñarse subiendo a un automóvil indica que un viaje que ya se tiene en mente ocurrirá pronto, pero en condiciones distintas de como se había pensado.
Soñarse bajando de un automóvil insinúa que lo que se empezó bien tiene probabilidades de acabar mal si no vigila oportunamente los detalles.
Soñarse guiando un automóvil en un sitio o calle donde hay mucha gente indica éxitos, pero también envidias que tratan de frustrar lo ya logrado.
Soñarse conduciendo un automóvil en una carretera donde se ven montañas elevadas al frente, indica el deseo de escalar puestos hasta llegar a jerarquías importantes, lo que es posible de realizar a base de trabajo, constancia y esfuerzo.
Las montañas son símbolo de esfuerzo.
Soñar muchos automóviles en movimiento insinúa que en el futuro inmediato se realizarán viajes cortos y también que rápidamente se manejarán los asuntos que perturban la tranquilidad.
Soñarse angustiado por perder su propio automóvil, pero luego lo encuentra, indica que los contratiempos presentes pasarán pronto.
Las probabilidades y el tiempo que se presenten en el sueño para encontrar y recuperar el coche son las mismas que mediarán para resolver sus problemas.
Soñar un nuevo y lujoso automóvil insinúa que anhela tener uno, aunque no sea de lujo.
También, que están por llegar visitas muy queridas, o que tendrá que hacer un corto viaje para visitar a alguien simplemente por afecto y placer.
Soñarse conduciendo un automóvil de lujo, especialmente si es negro, insinúa enfermedad por descuido en la salud.
Este es, en realidad, un sueño de advertencia para evitar males mayores.
Soñarse simplemente conduciendo un automóvil, indica que está inquieto(a) no obstante estar viviendo en agradables condiciones.
También anuncia que próximamente habrá cambios en los asuntos que se estén manejando, en cuyo caso debe tener mucho cuidado con su conducta y carácter, pues cualquier error le traerá lamentables consecuencias.
Soñarse conduciendo un automóvil acompañado de alguien y que produce un accidente, insinúa que sus asuntos marchan bien y se corre el riesgo de terminar bruscamente y con resultados negativos.
Soñarse salvándose de ser atropellado(a) por un automóvil insinúa que el o la soñante debe alejarse de situaciones o negocios dudosos, de amores ligeros y de rivalidades de toda índole; en síntesis, es un aviso para retirarse de todo aquello que no esté muy claro en la mente del soñante.
Soñarse buscando o tratando de conseguir un auto de lujo indica desmesuradas ambiciones que no podrían satisfacerse con el simple esfuerzo del trabajo.
Soñarse viajando en un automóvil viejo y deteriorado, de cualquier tipo, es presagio de mala suerte en el futuro inmediato (malos negocios, contratiempos, enfermedades, etc.).
Si el soñante va manejando uno de esos viejos autos, es un aviso de que todo lo malo que le suceda será por su culpa, debido quizá a su incapacidad para auto superarse.
El automóvil en la vida diaria es un instrumento de trabajo, placer y diversión; en consecuencia, tiene por lo menos esos indicados en los sueños, y el símbolo depende de cómo y en qué momento aparece.

Fdo. Cristobal Aguilar.
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti