Viernes, 23 de octubre de 2009
LA MARIA LUISA - EL LUGAR DEL ALQUIMÍSTA

Planta que puede llegar a alcanzar los dos metros de altura. Es un arbusto, ya que la ramas están en cierta forma lignificadas. Las hojas son alargadas y aparecen unidas al tallo por un nudo, agrupándose en número de tres, aunque a veces pueden aparecer cuatro. La unión al tallo se hace de forma directa, casi sin existir peciolo. Las hojas son ásperas, con el nervio principal saliente en el envés de la misma. Son enteras, sin divisiones, y desprenden un agradable olor a limón.
Procede de América del Sur y en nuestro país se cultiva en jardines y macetas por su aroma, y como planta ornamental.
Las hojas contienen esencia, constituida por más de ciento veinte componentes entre los que se encuentra el citral, que supone más del 30% del total. En menor cantidad se puede encontrar limoneno, linalol, cineol, terpineol y un aldehído sesquiterpénico llamado cariofileno -responsable de su acción eupéptica- aunque también se le atribuye cierta acción espasmolítica.

La esencia tiene propiedades carminativas, aperitivas, eupépticas, espasmolíticas y antihistamínicas, además de desprender un agradable aroma que contribuye a mejorar el sabor de la infusión. El empleo de hierba luisa es frecuente en casos de atonía digestiva, espasmos gastrointestinales, dispepsia, meteorismo, gastritis, vómitos, inapetencia, dismenorrea, jaqueca, digestiones pesadas y dolor de estómago, siendo por todo ello muy empleada en medicina popular.


.- Infusión. Se añaden 15 g de la planta florida y hojas de hierba luisa sobre un litro de agua que previamente habremos hervido y retirado del fuego, dejándolo en contacto durante 15 minutos; se filtra a continuación, obteniendo de esta forma un líquido que se debe tomar por la mañana (en ayunas), a media tarde y antes de acostarse -siempre preferiblemente con el estómago vacío- aliviando de esta manera dolores de estómago, vómitos, digestiones pesadas e inapetencias. Se pueden tomar más de tres tazas al día.
.- Extracto fluido. Se encuentra en el mercado. Se puede administrar en forma de gotas, siendo la dosis apropiada unas 15 gotas en medio vaso de agua, después de las dos principales comidas del día.

La floración se produce en los meses de verano. Las flores son pequeñas y se disponen en forma de espiga, que emerge de las axilas de la parte más superior de la planta. Es de color lila o violáceo claro.
La recolección se realiza dos veces al año, en los meses de julio y octubre, cuando se procede a recoger tanto las hojas como la planta florida.


Nombre común o vulgar: Hierba Luisa, Hierbaluisa, Verbena de olor, Yerbaluisa, Cidrón, María luisa, Cedrón, Hierba cidrera, Hierba princesa, Hierba de las tres hojas, Hierba de la Primavera, Reina Luisa, Verbena olorosa

Nombre científico o latino: Lippia triphylla = Lippia citriodora = Aloysia triphylla

Familia: Verbenaceae.

Origen: América del Sur (Argentina, Chile, Uruguay y PerúGui?o.

Pequeño arbusto de la familia de las Verbenáceas, que alcanza hasta 2 metros de altura.

Propiedades e indicaciones:

Toda la planta, y sobre todo las hojas, son ricas en un aceite esencial compuesto por más de cien sustancias entre las que destaca el citral, el limoneno y el cariofileno.

Esta esencia le confiere propiedades digestivas, antiespasmódicas y carminativas (favorece la expulsión de gases del aparato digestivo).

La hierba luisa se halla indicada en los siguientes casos:

Trastornos digestivos: dispepsias agudas (empacho o indigestión) y crónicas (digestiones pesadas) y flatulencias.

Dolores menstruales (dismenorrea), cólicos biliares y renales, por su acción antiespasmódica.

Se halla indicada en diferentes tipos de alteraciones nerviosas, especialmente en caso de ansiedad, ya que en muchos casos consigue mejores resultados que algunos tranquilizantes químicos, con la ventaja de no tener los efectos secundarios de estos fármacos.

Indicaciones.

Usos populares: dispepsia, meteorismo, espasmos gastrointestinales.

Sin lugar a dudas una de las plantas aromáticas y medicinales que más cautiva a muchas personas por su característico aroma que desprende muy similar al limón, por la belleza de sus hojas y la forma en que se propaga y crece en forma de arbusto.

Además son muchas las utilidades que podemos encontrar en la hierba luisa, infusiones, licores, perfumería, etc.

La recolección se realiza dos veces al año, en los meses de julio y octubre, cuando se procede a recoger tanto las hojas como la planta florida.

Las hojas contienen esencia, constituida por más de ciento veinte componentes entre los que se encuentra el citral, que supone más del 30% del total.

En menor cantidad se puede encontrar limoneno, linalol, cineol, terpineol, y un aldehído sesquiterpénico llamado cariofileno, responsable de su acción eupéptica- aunque también se le atribuye cierta acción espasmolítica.

La esencia tiene propiedades carminativas, aperitivas, eupépticas, espasmolíticas y antihistamínicas, además de desprender un agradable aroma que contribuye a mejorar el sabor de la infusión.

El empleo de hierba luisa es frecuente en casos de atonía digestiva, espasmos gastrointestinales, dispepsias, meteorismos, gastritis, vómitos, inapetencias, dismenorreas, jaqueca, digestiones pesadas y dolores de estómago, siendo por todo ello muy empleada en medicina popular.

Fdo. Cristobal Aguilar.

Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti