Domingo, 18 de octubre de 2009
EL LUGAR DEL ALQUIMÍSTA - ALELUYA

La aleluya es una humilde hierba de flores blancas cuyas hojas se asemejan a las del trébol. Su utilidad para el aventurero se centra en sus propiedades alimenticias y medicinales, aunque debe usarse con moderación, ya que puede presentar cierta toxicidad. Las hojas de aleluya tienen un agradable sabor ácido que puede sustituir al limón y las convierte en un excelente aliño para ensaladas, verduras y sopas silvestres.
El uso principal de la aleluya es el de las "curas de primavera", para desintoxicar el organismo en virtud de sus propiedades como depurativo y diurético (purifican la sangre y eliminan los desechos que contiene). También es útil en infusión en casos de enfermedades febriles gracias a sus propiedades como febrífuga (combate la fiebre o previene sus accesos) y refrescante (calma la sed y baja la temperatura corporal). Además presenta una importante cantidad de vitamina C. Está contraindicada en caso de padecer gota, artritis o cálculos de riñón a causa de su contenido en ácido oxálico. Se emplean las hojas y raíces frescas, ya que pierde sus propiedades al desecarla. Se prepara en infusión con dos cucharaditas de planta por tacita, y se toman dos o tres tacitas diarias. No se deben sobrepasar las dosis.

La aleluya, lo mismo que la acedera y las espinacas, contiene un 7% de ácido oxálico y oxalatos, cuyo exceso puede ser perjudicial, sin embargo en la posología médica nunca nos acercamos a la dosis perjudicial. El ácido oxálico se combina con el calcio de la sangre y da como resultado oxalato cálcico, que en grandes cantidades puede colapsar el funcionamiento de los riñones y producir la muerte. El envenenamiento debe tratarse en sus primeras fases con la inyección de calcio soluble intravenoso.

El oxalato cálcico de esta planta se vende en las droguerías para quitar las manchas de óxido y tinta de la ropa y para limpiar el cobre. También se ha usado como desincrustante de los radiadores de los coches. También se han usado sus hojas como ingredientes de refrescos y limonadas.

La aleluya es una planta vivaz que carece de tallo. Las hojas, semejantes a las de los tréboles, se encuentran al final de un pecíolo de hasta 10 cm. que nace en el mismo rizoma. Las flores tienen cinco pétalos blancos o ligeramente rosados con nervios violáceos y una mancha amarilla en la base. La podemos encontrar en suelos ricos en humus, robledales, hayedos, zonas húmedas... hasta 2000 m. de altura. No aparece en el Mediterráneo ni en el sur de la península Ibérica.

Esta es una humilde hierbecilla de tallos rastreros, endebles, que discurren a flor de tierra por debajo de la seroja de los bosques.

Planta perenne dotada de un rizoma fino y un tallo atrofiado con flores blancas que brotan en primavera y en otoño.

La aleluya es refrescante, pero no conviene abusar de esta planta, porque la sal de acederas es tóxica.

Las compresas de hojas aplastadas se utilizan para aliviar las gingivitis.

Fdo. Cristobal Aguilar.
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti