Lunes, 12 de octubre de 2009
CLEMENTE IX DEL 1667 AL 1669

Clemente IX (* Pistoia, 27 ó 28 de enero de 1600 - † Roma, 9 de diciembre de 1669), papa n.º 238 de la Iglesia Católica entre 1667 y 1669.
Nacido Giulio Rospigliosi, era hijo de Giacomo Rospigliosi, miembro de una antiquísima familia lombarda, y de su esposa Caterina Bisi. Estudió las primeras letras en Pistoia, en cuyo seminario recibió las órdenes menores cuando aún no había cumplido los catorce años. Se trasladó al Collegio Romano, donde se licenció en artes liberales. En la Universidad de Pisa se doctoró en teología, filosofía y derechos civil y canónico en 1623. 

Se ignoran las circunstancias de su ordenación sacerdotal. Hasta 1625 fue profesor de filosofía en la misma Universidad de Pisa. Trasladado aquel año a Roma, ingresó en la curia a las órdenes de Antonio Barberini seniore, cardenal del título de S. Onofrio y vicario general de su hermano el papa Urbano VIII. La relación con la poderosa família Barberini resultó determinante para la formación y la futura carrera de Rospigliosi. En 1632 fue nombrado referendario en los tribunales de la Signaturas Apostolicas de Justicia y Gracia y más tarde secretario de la Congregación de Ritos y delegado a latere en la legación de Aviñón. En 1634 acumuló a sus cargos el de secretario de "breves a los príncipes". En 1636 fue designado canónigo de la Patriarcal Basílica Liberiana y al año siguiente vicario de la misma y consultor-canonista de la Penitenciaría Apostólica.

Rospigliosi desarrolló una importante carrera como autor de libretos operísticos, que se prolongó en sus años de cardenal y papa. Entre sus obras destaca Il Sant'Alessio, estrenada con música de Stefano Landi en el Palazio Barberini el 18 de febrero de 1632. Algunos de sus libretos se basaron en obras dramáticas de autores españoles, como Le armi e gli amori (1656, con música de Marazzoli), basada en un drama de Juan Pérez de Montalbán y La comica del cielo (1668, con música de Abbatini) basada en dramas de varios autores incluyendo Juan Vélez de Guevara.

Se atribuye a Rospigliosi la responsabilidad de introducir en la ópera italiana algunas convenciones españolas, como son la división de los dramas en tres actos, el desarrollo de tramas complejas (que no respetan la unidad de acción aristotélica) y la combinación de personajes serios y cómicos.

El 29 de marzo de 1644 fue consagrado obispo titular de Tarso en la capilla de Pío V de la Patriarcal Basílica Vaticana. Inmediatamente después fue designado nuncio en España, cargo en el que permaneció nueve años. De regreso a Roma en 1653, llevó una vida retirada, interrumpida sólo por el nombramiento de gobernador de la ciudad por parte del Sacro Colegio Cardenalicio durante la sede vacante de 1655. Este año el nuevo papa Alejandro VII le nombró Secretario de Estado, cargo que ostentó durante doce años, hasta que él mismo fuera elegido papa.

Fue nombrado cardenal presbítero del título de S. Sisto el 23 de abril de 1653.

En el cónclave que siguió a la muerte de Alejandro VII resultó elegido papa. Era el 20 de junio de 1667. Seis días después fue coronado en la Patriarcal Basílica Vaticana por el cardenal Rinaldo d'Este, protodiácono de S. Nicola in Carcere Tulliano.

Nada grandioso ocurrió durante el breve pontificado de Clemente IX, más allá del ajuste transitorio de las disputas entre la sede romana y los prelados de la iglesia galicana que rehusaban unirse a la condena de los escritos de Jansen.

Fue un mediador durante la paz de Aquisgrán que puso fin a la guerra entre Francia y España por el Franco Condado (1668).

Bajo Clemente IX Gian Lorenzo Bernini terminó la construcción de la columnata de la Plaza de San Pedro de Roma. También hizo construir el primer teatro de ópera de la ciudad, y para la inauguración del mismo durante las fiestas de carnaval de 1668 encargó a Antonio Maria Abbatini, maestro de coro de la Capilla Sixtina, la música del drama religioso La Baltasara que el propio papa había traducido libremente del español al italiano. La dirección del espectáculo también fue encomendada a Bernini.

Durante su breve pontificado creó doce cardenales en tres consistorios, el último de los cuales (con siete cardenales nombrados) sólo siete días antes de su muerte. En efecto, enfermó súbitamente de gravedad al conocer la noticia de la caída de la fortaleza veneciana de Candia (Creta) ante los turcos.

Durante su pontificado Clemente IX canonizó a María Magdalena de Pazzi (1669) y a Pedro de Alcántara (1669).

Clemente IX murió en Roma el 9 de diciembre de diciembre de 1669. Fue sepultado en el suelo de la Patriarcal Basílica Liberiana (Santa María la Mayor) bajo una lápida con el simple epitafio Clementis IX Ceneres (Cenizas de Clemente IX). Su sucesor, Clemente X, mandó construir en la misma basílica un espléndido cenotafio en su honor.

Las profecías de San Malaquías se refieren a este papa como Sidus olorum (La estrella de los cisnes), cita que al parecer hace referencia a que nació cerca del río Stellata (stella = "estrella") y a que durante el cónclave que lo eligió ocupó la Cámara de los Cisnes en el Vaticano.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti