S?bado, 10 de octubre de 2009
LA ANGÉLICA Y SUS PROPIEDADES

La Angélica (Angelica archangelica L., sin. Archangelica officinalis Hoffm., Archangelica officinalis var. himalaica C.B.Clarke), es una planta denominada así por ser creencia popular que la planta es un regalo del arcángel Gabriel debido a sus propiedades medicinales. Se denomina también como "hierba del Espíritu Santo".

La angélica se trata de una hierba bienal de hojas grandes que puede llega a medir dos metros de altura. Posee una raíz gruesa que al ser cortada saca una especie de zumo de color amarillo y de textura lechosa (posee un olor aromático característico). Posee flores blancas muy ramificadas (florece a partir del mes de abril - Europa).

Se cultiva por sembrado a finales de agosto (zona mediterránea), no suele florecer el primer año de cultivo y de hacerlo ocurre en el segundo año por el mes de abril. Se recolecta la raíz de la planta (Angelicae radix) cuando está en pleno desarrollo (antes de florecer) y se corta longitudinalmente en varios trozos para dejar secar al aire. Los frutos de la planta se recogen bien maduros.

La Angelica archangelica crece salvaje en Finlandia, Suecia, Noruega e Islandia, en la mayor parte de los países del norte. Se cultiva en Francia, principalmente en Marais Poitevin, un parte de la comarca de Niort en el départment de Deux-Sèvres.

Se utiliza la raíz. Posee un olor aromático característico, por lo que hay que tener gran cuidado al almacenarla, pues pocas plantasmedicinales muestran tanta tendencia como ésta a ser invadida por los insectos.

Contiene furocumarinas, entre ellas la angelicina (isómero del psoralenol) que le confiere una actividad sedante marcada (semejante a la del clordiaceposido) y antiespasmódica.

Su aceite esencial rico en felandreno, deteriora sus propiedades estomáticas, eupépticas y carminativas. También contiene derivados de psoraleno (bergapteno, imperatorina, felopterina) que le dan propiedades antiinflamatorias.

También posee un poco de taninos y ácidos orgánicos.

Por vía externa posee propiedades antirreumáticas, debido a su esencia. Hay una especie los A. acutiloba Sieb.y ucc, que tienen una actividad analgésica y antiinflamatoria superior a la aspirina.

Algunos autores le atribuyen propiedades expectorantes, emenagogas y estrogénicas, aunque no han sido demostradas.

Se utiliza en dispepsias, aerofagias, atonías digestivas, espasmos digestivos de origen nervioso, falta de apetito, jaquecas de origen nervioso, ansiedad, insonmio.

No, no estoy exagerando; es algo que nuestros antepasados conocían de sobra, y por ese motivo otorgaron este hermoso nombre a la planta en cuestión. La consideraban un regalo de los ángeles, y en la Edad Media llegaron incluso a utilizarla contra la peste, tal era la fe que profesaban a esta planta. Las propiedades de la angélica (angelica archangelica) son tantas y tan variadas, que se merece un hueco en nuestro post de hoy.

La angélica es originaria del norte de Europa y Asia, y sus propiedades medicinales se localizan en su raíz. Otro nombre que recibió durante el Renacimiento fue Hierba del Espíritu Santo, por que se utilizaba a menudo en tratamientos para moribundos.

Tiene muchísimas propiedades, sobre todo como estimulante del apetito, diurético y sedante. Los problemas menstruales también se pueden tratar con esta planta, así como la ansiedad y el insomnio.

Aplicada de manera tópica, sirve eficazmente como alivio para los problemas de reumatismo, artritis, golpes y hematomas, y úlceras abiertas. En cuanto a su administración, lo normal es tomarla en infusión, con cuarenta gramos de la planta por cada litro de agua; una vez infusionada, se deja reposar durante cinco minutos y se bebe inmediatamente. Para aplicarla de forma tópica, existen pomadas y tinturas en herbolarios especializados.

 

Fdo. Cristobal Aguilar.

 


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti