Viernes, 09 de octubre de 2009
EL ESTADO DE SEDE VACANTE

Sede vacante es el período y las circunstancias especiales que se dan cuando una diócesis o iglesia particular queda sin obispo o pastor. Para evitar un vacío absoluto de poder, estas circunstancias están previstas detalladamente en el Código de derecho canónico en los cánones 416-430. La expresión proviene de la lengua latina y significa que el sitio está vacío, refiriéndose a la cátedra de una iglesia en particular.

LA SEDE APOSTÓLICA VACANTE


Un caso absolutamente particular es la sede apostólica vacante, esto es, el período que transcurre tras la muerte de un pontífice y la coronación de su sucesor después de su elección por parte del cónclave. En este caso quien permanece privada de su propia cabeza es la diócesis de Roma y, en consecuencia, toda la Iglesia católica.

La sede vacante, en el caso del Papa, está regulada en la Primera Parte de la Constitución Apostólica de Juan Pablo II Universi Dominici Gregis (1996).

La serie de los acontecimientos, en su orden, es:

 

  • El cardenal Camarlengo constata la muerte del Pontífice llamándole 3 veces por su nombre de pila y luego golpeando su frente con un martillo de plata. Todo esto en presencia del Maestro de Celebraciones Litúrgicas, del Secretario y del Canciller de la Cámara Apostólica.
  • Se sella la cámara y el estudio del Pontífice, y el Camarlengo anuncia el deceso al Vicario de Roma, así como también a la ciudad de Roma y al mundo.
  • El Portón de Bronce del Palacio Apostólico se cierra por la mitad, y la campana de San Marcos comunica el deceso.
  • La salma se compone dea medici y es revestida de paramentos pontificales: la mitra blanca, la casulla (la vestidura para la celebración de la misa de color rojo símbolo del luto), y el palio (una tira de lana blanca con cruces negras, símbolo de dignidad).
  • Por tres días el cuerpo del fallecido Papa se expone a la veneración de los fieles en la Basílica de San Pedro.
  • Los funerales solemnes son celebrados a los tres días de la muerte, y hasta entonces técnicos se encargan de verificar el estado de conservación del cuerpo.
  • Tras la Missa poenitentialis, los restos del papa son introducidos en una triple caja de ciprés, plomo y nogal, y depositada en el interior de las Grutas Vaticanas.
  • Se celebran las novenas, es decir, las exequias en sufragio del alma del difunto, durante nueve días.
  • El Colegio Cardenalicio decide destruir el anillo del pescador, símbolo de San Pedro, y el sello del pontífice muerto.
  • Son elegidos al azar los tres cardenales asistentes, entre los presentes al Cónclave, por cada uno de los órdenes eclesiásticos (obispo, presbítero o diácono).

Las funciones del papa no son asumidas por nadie; solamente la administración ordinaria puede ser desarrollada por un colegio de tres cardenales que asumen en rotación los diferentes asuntos. A la muerte del papa todos los cardenales presidentes de las congregaciones de la curia romana y el Cardenal Secretario de Estado dejan automáticamente sus cargos, a excepción del Cardenal Camarlengo, el cardenal vicario de la Diócesis de Roma y del Decano del Colegio Cardenalicio. El Camarlengo convoca a los cardenales electores.

Así, transcurridos entre quince y veinte días, los cardenales electores se reúnen en cónclave para la elección del nuevo Sumo Pontífice.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti