Mi?rcoles, 07 de octubre de 2009
LA VERDOLAGA

Considerada como “mala hierba” a pesar de sus hermosas flores, esta planta rastrera contiene activos que le confieren propiedades laxantes y diuréticas que protegen al hígado y recomendables para el tratamiento de la diabetes, afecciones dérmicas y contra la parasitosis, entre otros usos.

Se ha extendido en todas las zonas cálidas del planeta y en nuestro continente su consumo se remonta a las culturas pre incas donde se aprovechaba su textura como verdura y planta medicinal. En el Perú abunda en la costa, sierra y selva hasta los 3,000 metros sobre el nivel del mar, de manera silvestre y cultivada.

Por ser una planta nitrófila, es decir  colonizadora de suelos con abundancia de nitratos, nitritos y amoniaco, aparece en zonas de la alta frecuentación del hombre o el ganado, aunque prefiere los que están sometidos a riego o humectación regular, tales como linderos de parques, cunetas, e incluso en las junturas de las aceras.
Es una herbácea perteneciente a la familia de las portulacáceas con tallo cilíndrico, carnoso y lustroso, generalmente  con las ramas extendidas por el suelo formando extensas redes.  

Tiene hojas alternas o sub-opuestas, espatuladas, atenuadas hasta la base y redondeadas en al ápice.

Sus flores son axilares, solitarias o en cimas, suelen pasar inadvertidas aunque si se observa a pleno sol se puede contemplar toda la planta guarnecida de flores muy abiertas.

El fruto de forma capsular  es seco y se abre mediante un opérculo o tapadera.  y su frutos tienen forma capsular, con semillas negras fáciles de dispersar.

 Es de porte rastrero,  raramente supera los 15 o 20 cm de altura y los 30 o 40 de diámetro. Tras la germinación, hacia finales de la primavera o principios del verano, emite un tallo que se ramifica en los primeros centímetros sobre el suelo, generando numerosas ramas horizontales, crasas, de color rojizo.
Su contenido de proteínas, carbohidratos, fibras, calcio, fósforo y hierro le confieren a la verdolaga múltiples propiedades curativas y también puede ser aprovechada con fines alimenticios.

Aminoácidos: Alanina ( incrementa las defensas del sistema inmunitario); arginina (muy necesaria para el crecimiento muscular y reparación de  tejidos ); histidina (vasodilatador y estimulador del jugo gástrico. Combate la anemia, la artritis y es muy sutil para las úlceras): isoleucina ( necesario para elcrecimiento adecuado); valina (crecimiento infantil)
             
Ácidos: ascórbico (Vitamina C ); aspártico ( para la expulsión del amoníaco ); glutamínico (antiulceroso, tónico, incrementa la capacidad mental);  linoleico (vitamina F ); oxálico, palmítico.

Calcio,  hierro, magnesio, potasio, azufre...etc.
Esta cualidad se deriva en sus virtudes medicinales como diurético, demulcente, hipoglucemiante y antihelmíntico.

En sentido botánico-farmacológico se entiende por mucílagos las sustancias amargas que contienen hidratos de carbono, que se hinchan fuertemente con el agua y que proporcionan un líquido viscoso.

Contienen bromo, aluminio, bario , calcio, fluor , magnesio, fósforo, azufre ( en cantidades muy elevadas por lo que interviene en el crecimiento óseo y en la eliminación de toxinas del cuerpo.

Este mucílago, a su paso por los distintos tramos del aparato digestivo, va arrastrando sustancias nocivas para el organismo además de otras sustancias como grasas, colesterol, etc.

Pero todos estos efectos no se darían si al mismo tiempo que se ingiriese la planta no se consumiera agua en cantidades generosas, ya que el aumento de fibra en la dieta siempre debe ir acompañado de un aumento en la ingesta de agua, para evitar precisamente el estreñimiento que podría ser contraproducente e incluso grave.

Además de ser un buen laxante, esta hierba se puede comer -como cualquier verdura- cruda o cocida, y su consumo está recomendado pues es un alimento muy saludable.

Actúa contra la disentería, ictericia, insolación, enfermedades del hígado, picaduras, hinchazones, dermatosis, helmintiasis, diabetes, dispepsia, jaquecas, tuberculosis pulmonar, inflamaciones renales, quemaduras, fiebres y gonorrea. Además, sirve como emenagogo, enema, refrigerante, calmante, antiescorbútico y diurético.

En uso tópico también tiene algunas propiedades, como por ejemplo en gingivitis, forúnculos y abscesos, conjuntivitis y heridas.
Hierba cruda. Como si se tratara de cualquier verdura conocida se puede aliñar a gusto o experimentar cualquier exquisito plato; para  beneficiarnos de sus virtudes medicinales al tiempo que disfrutaremos de un delicioso plato. La única recomendación es lavar cuidadosamente las hojas.

Infusión; se prepara a razón de una cucharada de la planta fresca en una taza de agua hirviendo. Se toman unas 3 tazas al día, repartidas en las principales comidas.

Uso externo.infusión más concentrada que la anterior y se aplica de forma tópica sobre heridas, forúnculos, abscesos, etc.
Para depurar la sangre y combatir las inflamaciones que afectan a las vías urinarias se utiliza su poder emoliente debido a la gran cantidad de mucílagos. También es útil contra los cálculos renales.

Machacar las hojas tiernas para extraer el jugo. Tomar unas 3 cucharadas al día.
Contribuye a  la eliminación de líquidos corporales por lo que es  aconsejable en casos de obesidad, enfermedades reumáticas y cardiacas que se asocian con la acumulación de agua en el cuerpo.

Infusión en ayunas de unos 15 gr. de hojas frescas por vaso de agua.
Helmintiasis: tomar el jugo de la planta.

Inflamación renal : cocimiento de las hojas.

Jaqueca: cocimiento de las plantas tiernas o aplicar el zumo en forma de compresas.

Quemaduras : aplicar el zumo en forma de compresas en la zona quemada.

Tuberculosis pulmonar: tomar el zumo de las hojas.

Colirio ocular: exprimir la planta tierna y aplicar un emplasto con polenta sobre
los ojos.

Calmante: atenúa los dolores de vientre. Aplicar una cataplasma de hojas hervidas sobre el vientre.
Entre sus propiedades para reducir irritaciones internas , como en  las vías urinarias, basta el consumo directo de la planta.

Prácticamente no tiene parásitos, sólo el exceso de agua puede hacer que la planta se pudra.

La verdolaga también sirve de alimento humano ya que es muy carnosa, aunque de sabor algo ácido.

Puede comerse en ensalada, añadiendo a esta las hojas tiernas y mezclándola con otras plantas como el berro, el diente de león o la achicoria, aportan todas sus propiedades vitamínicas y diuréticas, aunque su sabor es un poco fuerte.

Con las semillas, una vez se han desecado, puede producirse harina para
pasteles y los tallos se  encurten en vinagre. Las hojas se pueden cocer como si fueran una verdura mas, o freír, solas o en tortilla.

Para algunos animales es bastante tóxica por su alto contenido en oxalatos. No se ha comprobado ningún efecto en los humanos.

Excepto las semillas, que deben secarse una vez recogidas, las hojas deben comerse siempre frescas.

Existen algunas variedades, generalmente procedentes de Europa, que convenientemente podada llega a hacerse un arbolito, con hojas parecidas a la de la verdolaga pero más crasas y redondeadas.

Fdo. Cristobal Aguilar.

Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti