Lunes, 05 de octubre de 2009
ADRIANO VI DEL 1522 AL 1523

Adriano VI, (* Utrecht, (2 de marzo de 1459) – Roma, 14 de septiembre de 1523), Regente de Castilla y Papa nº 218 de la Iglesia católica de 1522 a 1523

De nombre Adrian Florensz, también conocido como Adriano de Utrecht era de origen holandés, lo que le valdrá ser apodado durante su pontificado como "el pontífice bárbaro".

Lejos de la avidez, las maniobras y la larga espera de anterioresaspirantes al trono de san Pedro en su afán por conseguirlo, Adriano semostró indiferente al cargo, no hizo nada por alcanzarlo y, sumergidocomo estaba en las intrincadas tareas de la regencia de España,ni siquiera asistió al cónclave en el que se produjo su designación. Detodos modos, su aparente desidia por erigirse en la máxima autoridad dela iglesia estaba plenamente compensada con el interés de su egregiodiscípulo que presionó cuanto fue necesario en tal sentido: la largamano del Emperador Carlos V se hizo notar en el encumbramiento al solio pontificio de su antiguo preceptor.

Nació en 1459 en Utrecht (Países Bajos). Hijo de un ebanista, fue educado en la devotio moderna en el amor a la virtud y a la ciencia. En 1479 ingresó en la Universidad de Lovaina. Durante toda su vida fue conocido por su sobriedad y su piedad.

Profesor de Teología en la Universidad de Lovaina, de la que fue rector.

Fue elegido por Maximiliano de Austria, para que fuera maestro de su nieto Carlos de Gante.Ejerció su cometido durante diez años (1505-1515), que desarrolló coneficacia, llevando a cabo importantes misiones en defensa de losintereses de su pupilo, al que educó desde la temprana edad de seisaños.

Una década después, en 1516, el heredero de la corona de Castilla y Aragón enviaba a Adriano como legado ante el cardenal Cisneros, a la sazón regente de estos reinos tras el fallecimiento en enero de ese mismo año de Fernando el Católico.

"Son verdaderamente dramáticos los acontecimientos de los últimos días de Fernando, enero de 1516, en Madrigalejo, adonde acudió Adriano para vigilar en lo posible el testamento del monarca"

Fernando, enfermo mientras presidía las Cortes de Burgos, julio de 1515, testó, dejando como hereredero al infante don Fernando; documento enviado urgentemente al maestro recibe plenos poderes, incluso para tomar posesión de la Corona.

Convertido en rey de España, Carlos I agradecería los serviciosprestados por su fiel mentor impulsando su ascenso en la carreraeclesiástica, primero como obispo de Tortosa en 1516, más tarde como inquisidor general de la Corona de Aragón y luego de la de Castilla, y por fin como miembro del colegio cardenalicio.

Carlos V le distinguía confiándole la regencia de España cuando tuvo que ausentarse del país en 1520 por razón de su designación como cabeza del Sacro Imperio.No fue una encomienda fácil la que se le hizo al regente, puesto quelos castellanos se quejaban de la soberbia y codicia de los borgoñones.Ausente el rey, se originó la sublevación de las Comunidades castellanas, que terminaron con la batalla de Villalar, y la revuelta de las Germanías levantinas. Así, el 31 de octubre de 1520, contando con apoyo suficiente inica las hostilidades.

El 9 de enero de 1522 fue elegido Papa sucediendo a León X. El nuevo Papa se encontraba en Vitoria ejerciendo como regente de España, preparando a Navarra para la defensa frente a la invasión francesa. La noticia llegó a la Casa del Cordón, donde se hospedaba, el 22 de ese mes. Fue el último Papa no italiano hasta 1978 en que Juan Pablo II accedió a la silla de San Pedro.

En una solemne declaración el 8 de marzo de 1522 Adriano VI aceptóla elección. En ella proclama su confianza en Cristo, «que le daráfuerza, aun siendo indigno, para defender a la cristiandad contra losataques del mal, y para reducir, al ejemplo del buen pastor, a launidad de la Iglesia a los que yerran y están engañados». Enseguida emprende el viaje, acompañado de su inseparable Secretario y biógrafo el Doctor Blas Ortiz, siguiendo el curso del Ebro hasta Tarragona, ciudad en la que embarcó para Roma para tomar posesión de la silla apostólica. La ceremonia de coronación fue el 31 de agosto.

A la llegada del papa, reinaba la peste en la ciudad eterna. Al díasiguiente de su coronación Adriano pidió ayuda a los cardenales para sudoble proyecto: la unión de los príncipes cristianos para combatir alturco y la reforma de la curia. Tuvo dificultades entre los cardenales,sin embargo, no habituados a su estilo de vida sobrio y austero. Sucostumbre de celebrar la Misa a diario, algo insólito entonces,producía rechazo. En el consistorio de 26 de marzo de 1523 el cardenalde Santa Croce quiso pedir la confirmación de los indultos yprivilegios concedidos por León X. Cuando el cardenal le recordó lainaudita amabilidad con que los cardenales lo habrían elegido SumoPontífice, Adriano contestó que lo habían llamado al martirio y a lacárcel. Allí tenía una Iglesia agotada y pobre, por lo que les debíamuy poco; ellos habían sido más bien sus verdugos.

Curtido en los avatares políticos antes de instalarse en el Vaticano,su breve paso por él (poco más de un año) no le ofreció oportunidad deutilizar la experiencia adquirida en las tareas de estado. Pudierapensarse que, en todo caso y por mor del débito de la suma dignidadeclesiástica a su patrocinador Carlos V, iba a ser un pontífice dócil ysumiso al emperador, pero no fue así o no, al menos, de formaincondicional.

Adriano hizo esfuerzos por obrar con imparcialidad en la pugna continuada entre Carlos y Francisco I de Francia y no siempre estuvo del lado de aquél. Al final, no obstante, entró en alianza secreta con Carlos V, Inglaterra y Venecia en contra de Francia;su temprana muerte (septiembre de 1523) le impidió realizar cualquieracción en el seno de tal alianza, como tampoco le permitió poner algúnremedio al avance del luteranismo y a la dispersión de su grey.

Durante su pontificado, Adriano VI canonizó a San Antonino de Florencia

Falleció el 14 de septiembre de 1523.

Las profecías de San Malaquías se refieren a este papa como Leo Florentius (El león de Florencia), cita que hace referencia a su apellido familiar, los Florenz, cuyo escudo de armas contiene un león.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti