S?bado, 03 de octubre de 2009
LA QUIROMANCIA

Etimológicamente, el significado de la palabra quiromancia tiene origen griego; khéir = mano y mantéia = adivinación. Entonces la palabra quiromancia significa Adivinación a través de la lectura de las líneas de la mano. La quiromancia es una rama de la quirología y se centra en el estudio de las líneas y montes que se hallan en las palmas de las manos que, por medio de la observación, revelan supuestamente el perfil psicológico y fisiológico de una persona. Aunque suele ir íntimamente ligada a la adivinación y a las ciencias ocultas, siempre ha existido una cierta aceptación popular. Actualmente es considerada como seudociencia, sin ningún valor científico.

Desde hace algunas décadas, la comunidad científica ha corroborado la existencia de diversas relaciones químicas entre genes inconexos, vinculando así caracteres fenotípicos diferentes. Los quiromantes defienden de este modo la relación que pudiera existir entre los surcos y pliegues de las palmas de las manos con numerosos rasgos físicos y psíquicos, pudiendo así estudiar el perfil psicológico de una persona a través de su lectura palmar. Sin embargo, los defensores de esta hipótesis no presentan ningún estudio de relación entre los genes que determinan las líneas de la mano, actualmente desconocidos y los que determinan otros rasgos.

Aún más, muchos rasgos de la personalidad y de la conducta suelen ser causados y perfilados por el entorno, lo cual desvincula aún más, a ojos de la comunidad científica, cualquier dependencia entre alelos -la unión o complementación química de distintos genes- que pudiera existir entre los genes que forman los surcos de la palma de la mano y los que perfilan psicológicamente al individuo. Por esta razón y otras similares, la mal llamada hipótesis científica de esta pseudociencia no es admitida por el conocimiento científico.

Se suele decir que en las manos se puede conocer el destino de una persona y adivinar sucesos pasados, presentes y futuros.

Si bien no es posible afirmar rotundamente hasta qué nivel de detalle se pueden predecir sucesos, sí que podemos intuir, gracias al perfil psicológico de una persona que supuestamente podríamos observar en sus manos, cómo va a actuar en una situación concreta. Si la relación entre la psicología y la palma de la mano es tan estrecha como los quiromantes aseguran, sería posible que en ella se reflejaran los cambios que la persona es susceptible de padecer a nivel personal, emocional y de comportamiento. Del mismo modo que también se podrían pronosticar enfermedades.

En conexión con la hipótesis científica presentada, el destino que se puede leer en las palmas de las manos representa la predisposición genética: del mismo modo que está comprobado que una persona puede estar predestinada a padecer ciertas patologías en el futuro, también podría ser posible saber cómo evolucionará su comportamiento a lo largo de su vida, aseguran.

Sin embargo resulta más difícil si cabe comprender y explicar de forma científica la premonición de sucesos externos a través de la quiromancia, puesto que ello se aleja de la base genética plausible que sostienen los que practican la quiromancia. Por ejemplo, es a priori científicamente inverosímil el poder asegurar con rotundidad, como hacen algunos quiromantes, qué números de lotería acertaremos a través de nuestras manos.

En su estudio sobre la historia de las técnicas adivinatorias, el ensayista italiano Giordano Berti cita las siguientes palabras de Leonardo da Vinci: "Sulla fisionomia e sulla chiromanzia non mi dilungherò, perché in loro non c'è verità (...). Tu troverai grandissimi eserciti morti in una medesima ora di coltello, e nessun segno della mano è simile l'uno all'altro".

Comúnmente, la práctica de la quiromancia se denomina leer la mano o leer las manos, aunque también se conoce como echar, leer o decir la buenaventura.

Antiguamente, la quiromancia era un rito pagano, como todos los ritos de adivinación. Los que la practicaban eran acusados de brujería y perseguidos por la Santa Inquisición.

En la actualidad, la práctica de la quiromancia, o de la quirología en general, suele estar acompañada de la lectura del tarot y otras prácticas esotéricas. Se pueden encontrar quiromantes con consultas privadas y altos precios por el estudio de la mano, como quiromantes instalados en zonas céntricas de las ciudades con gran afluencia de peatones que practican la quiromancia y otras artes esotéricas a cambio de la voluntad del cliente.

La Quiromancia es considerada como una pseudociencia por la comunidad científica al no cumplir con los requisitos básicos del método científico. Es decir, no ha superado las pruebas necesarias para ser considerada aceptable científicamente. Hay poca investigación que acepte la verificación de la precisión de la Quiromancia como un sistema de análisis y mucha de ésta ha sido llevada a cabo por los propios quiromantes. Por otra parte, el mago y escéptico James Randi ofrece un premio de un millón de dólares a cualquiera que logre demostrar fehacientemente la existencia de un fenómeno o poderes paranormales -incluyendo el tipo de eventos como los que se ocupa la Quiromancia- pero el premio está desierto desde que se ofreció.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti