Jueves, 01 de octubre de 2009
CLEMENTE VI DEL 1342 AL 1352

Clemente VI, (* Maumont, 1291 – Avignon, † 6 de diciembre de 1352). Papa n.º 198 de la Iglesia católica de 1342 a 1352 y cuarto Papa del pontificado de Avignón.

De nombre Pierre Roger de Beuamont, ingresó en su niñez en un monasterio benedictino desde donde partió para estudiar Teología en París, y tras doctorarse comenzar su carrera eclesiástica. Abad de Fécamp en 1326, obispo de Arras en 1328, arzobispo de Sens en 1329 es finalmente elegido cardenal en 1338.

Totalmente adepto a la monarquía francesa, actuó como embajador del rey Felipe VI ante la corte inglesa y en la sede pontificia de Avignon. Elegido Papa el 7 de mayo de 1342, compró a la reina Juana I de Nápoles la ciudad de Avignon por 80.000 coronas, importe que nunca fue abonado posiblemente porque Clemente consideró que la absolución que dio a Juana por el asesinato de su marido fue suficiente pago.

Su pontificado estuvo caracterizado por un acentuado nepotismo, a que la mayoría de los cardenales que nombró eran parientes suyos (uno de ellos será el futuro papa Gregorio XI), y por la simonía derivada de la necesidad de financiar su afición por el lujo, las artes y las letras (fue mecenas del famoso poeta italiano Francisco Petrarca).

Durante el período de su reinado tuvo lugar, entre 1347 y 1351, la pandemia que en Europa se conoció como peste negra y que dio lugar a que la aterrada población culpara de la misma a los judíos. Clemente reaccionó publicando, en 1348, dos bulas en las que condenaba toda violencia contra los judíos y, además, instó al clero para que tomara las medidas necesarias para su protección. El papa proclamó sobre la peste: «Pestilencia con la que Dios está castigando a sus gentes».

Por órdenes médicas, Clemente VI pasó el caluroso verano de 1348 sentado entre dos fuegos que se atizaban permanentemente. Aunque él no lo sabía, el calor probablemente mantuvo a las pulgas a distancia y el Papa sobrevivió.[1]

La epidemia de peste produjo además en Europa un rebrote de los flagelantes, grupos de laicos que peregrinaban de ciudad en ciudad azotándose. Clemente VI los acusó de fanáticos y mediante la publicación, en 1349, de una bula, los condenó como herejes.

También es de destacar que durante su pontificado se produjo el inicio de la revuelta encabezada por Cola di Rienzo y que redujo el intervalo entre jubileos de cien a cincuenta años por lo que el segundo Año Santo se produjo en 1350 aunque sin su presencia ya que se negó a abandonar Avignon para acudir a Roma.

Las profecías de San Malaquías se refieren a este papa como Ex rosa Attrebatensi (De la rosa de Arrás), cita que hace referencia al hecho que fue obispo de Arras y a que en su escudo de armas aparecen unas rosas.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti