Jueves, 01 de octubre de 2009
JUAN XXII DEL 1316 AL 1334

Juan XXII, (* Cahors, 1249 – † Avignon, 4 de diciembre de 1334). Papa n.º 196 de la Iglesia católica de 1316 a 1334 y segundo Papa del pontificado de Avignón.

Nacido Jacques Duèze, era hijo de un zapatero de la localidad francesa de Cahors. Estudió teología y leyes en su ciudad natal, en Montpellier y en París, para después convertirse en profesor de Derecho en Toulouse.

Su elección como Papa se produjo el 7 de agosto de 1316, tras un interregno de casi dos años en el que el trono de San Pedro permaneció vacante debido a la división existente en el cónclave reunido en Carpentras donde los cardenales, divididos en tres facciones de italianos, gascones y franceses, proponían tres candidatos diferentes.

Por fin el Rey Felipe V de Francia pone término a la situación convocando en Lyon un cónclave en el que, con la asistencia de veintitrés cardenales, resultó elegido Jacques Duèze que fue consagrado el 5 de septiembre con el nombre de Juan XXII y que fijará su residencia en Avignon.

Nada más iniciado su pontificado quiso intervenir en el conflicto que vivía Alemania desde que en 1314 se había producido una doble elección al trono disputado entre Luis, duque de Baviera, y Federico, duque de Austria. El enfrentamiento se prolongó hasta 1322, fecha en que Luis venció, en la Batalla de Mühldorf, a Federico quien, en 1325 renunció a su pretensión al trono.

En 1323, Juan XXII, que había reclamado una especie de regencia sobre el trono alemán mientras no se solucionase la disputa entre los dos aspirantes al trono, se negó a reconocer a Luis como rey alegando que esta había asumido el título sin su confirmación negándose a coronarlo como emperador del Sacro Imperio y excomulgándolo en 1324 acusándolo de herético al haber ofrecido su protección a Guillermo de Ockham, a Marsilio de Padua y a Miguel de Cesena entre otros pensadores heterodoxos.

Luis contestó invadiendo Italia al frente de un poderoso ejército que le permitió ocupar Roma en enero de 1328, donde fue coronado como emperador, tras lo cual depuso al Papa acusándolo de herejía y proclamando como nuevo Papa a Nicolás V, el primer antipapa italiano de la historia.

El pueblo romano, oprimido por la ocupación militar de su ciudad, y por la excomunión que Juan XXII había lanzado sobre la misma, se sublevó y obligó a Luis a abandonar Roma en agosto de 1328. El cisma en el seno de la Iglesia fue efímero ya que el antipapa Nicolás renunció en 1330 a su nombramiento y se sometió a Juan XXII.

En el seno de la orden franciscana se había producido en 1245 una división entre los llamados "conventuales" y los "espirituales", radicales que defendían un ideal de pobreza absoluta alegando que tanto Jesús como sus discípulos carecían de posesiones ni individuales ni comunales.

En 1318, Juan XXII publicaba una bula en la que condenaba la postura de los espirituales, también conocidos como "fraticelli", calificándola como herética y citando al general de la Orden, Miguel de Cesena, a comparecer en la sede de Aviñon. Éste, que no pertenecía a la facción radical, se negó a aceptar los argumentos papales y decidió buscar la protección del rey Luis IV de Baviera por lo que, tras ser expulsado de la orden, fue excomulgado.

Un tercer problema en el que se vio inmerso Juan XXII durante su pontificado fue su postura sobre la visión beatífica.

Según la doctrina católica, aquellos que mueren en estado de gracia verán a Dios a la espera del Juicio Final. Sin embargo Juan mantenía una postura contraria por lo que fue considerado hereje por muchos teólogos de la época. El Papa se defendió de esta acusación manifestando que la Iglesia no tenía sobre este punto una doctrina oficial (la fijaría su sucesor Benedicto XII) y que además no había expuesto su postura "ex cathedra" lo que le permitió, posteriormente, retractarse.

Durante su pontificado, Juan XXII canonizó a Tomás de Aquino (1323) y a Tomás Catelupe (1320).

Al papa Juan XXII se debe la institución del Tribunal de la Sagrada Rota y de la fiesta de la Santísima Trinidad.

Promulgó la bula In agro dominico (1329) en la que se condenaban 28 proposiciones del Maestro Eckhart, 17 como heréticas y 11 como sospechosas.

Excomulgó a Guillermo de Occam.

Falleció el 4 de diciembre de 1334, al parecer asesinado por un marido que lo había sorprendido en el lecho de su mujer. Otra versión dice que murió de apoplejía en pleno acto sexual.

Las profecías de San Malaquías se refieren a este papa como De surore osseo (Del zapatero de Ossa), cita que hace referencia al oficio de su padre y a que en un principio se le consideró erróneamente miembro de la familia Heusse (Ossa).

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti