Domingo, 27 de septiembre de 2009
EL CANTO GREGORIANO (II)

Despues de publicar ayer, un artículo primigenio sobre el canto gregoriano, me parecio de justicia, dedicarle al menos otro mas, como colofón y cierre a este canto tan sublime. Es por ello que os traigo ahora el siguiente artículo. Espero que os guste.

EL ORDINARIO DE LA MISA

El Ordinario está compuesto por textos que se repiten en todas las Misas. Los textos se mantienen invariables dependiendo de la festividad que se celebre. Todos los textos son en latín, excepto el Kyrie, que esta en griego.

  • El Kyrie consiste de la repetición de "Kyrie eleison, Christe eleison, Kyrie eleison" ("Señor ten piedad, Cristo ten piedad, Señor ten piedad"). En la forma extraordinaria, cada parte es repetida tres veces y en misales aún más antiguos, se encuentra "Kyrie eleison imas" (Señor ten piedad de nosotros"). Se distingue el Kyrie por ser el único canto en griego en lugar de latín.
  • El Gloria canta la Grán Doxología. Ambos son largos y frecuentemente el texto es alternado entre partes del coro o entre el coro y la congregación.
  • Credo:Su título es "Misa del Día de Navidad: Credo". Compuesto en el S.VII en adelante. Su textura es monofónica. Lo canta un solista (oficiante de la ceremonia) y un coro de voces masculinas sin acompañamiento instrumental. El oficiante entona la primera frase "Credo in unum Deum (Creo en un solo Dios)", y el coro continúa desde "Patrem omnipotente (Padre Omnipotente)" hasta el final del Credo. En cuando a los aspectos melódicos, tiene un ámbito estrecho, no tiene saltos melódicos y su tratamiento es silábico. Tiene un ritmo libre determinado por la palabra. Es una composición modal. En el "Liber Usualis", como todas las composiciones gregorianas, la pieza está escrita en notación cuadrada sobre tetagrama.
  • Sanctus y Benedictus
  • Agnus Dei
  • Ite, missa est
La diferencia básica está en la letra. Los cantos del ordinario siempre tienen la misma letra mientras que en los cantos del propio la letra varía y también puede cambiar la música. Todo esto depende de la fiesta que se celebre y del calendario litúrgico. A partir del S.X se realizan reformas sobre el repertorio del canto gregoriano, tanto cambios que aparecen de forma espontánea como cambios o ajustes que se realizan de una forma totalmente dirigia. Nos encontramos tres manifestaciones: el tropo, la secuencia y el drama litúrgico. Existen 3 clases de tropos: 1. Sólo se añade melodía: en medio del texto se introduce un melisma, por lo tanto, puede modificar la melodía antigua. 2. Sólo se añade el texto: pasa de un canto melismático a otro silábico, pues se le añade el texto (tropo) en el melisma. 3. Se añade texto y melodía: se añade pequeñas cuñas de composiciones nuevas a composiciones antiguas. La secuencia es un tipo especial de tropo. Es un tropo del Alelluia (muy melismático) que con el tiempo se independiza de la pieza original. Se hicieron independientes sobre todo por tener texto y música completa. El drama litúrgico son pequeñas obras de teatro que se realizan en la Iglesia.

En los monasterios, los monjes hacían una pausa en sus labores y se reunían regularmente a determinadas horas (horas canónicas) del día para hacer su oración. Estas oraciones son largamente cantadas, especialmente los himnos al empezar, los antifonarios usados para los salmos, los salmos mismos, y para los antifonarios Marianos. Estos son cuatro canciones (Alma Redemptoris Mater, Ave Regina caelorum, Regina caeli laetare, y Salve Regina) que vienen del siglo XI y son mas complejos que la mayoría de los antifonarios de los salmos,

  • Maitines: plegaria de vigilia
  • Laudes: plegaria de la mañana
  • Prima: seis de la mañana
  • Tercia: nueve de la mañana
  • Sexta: doce del mediodía
  • Nona: tres de la tarde
  • Vísperas: seis de la tarde
  • Completas: antes de ir al descanso

El repertorio de cantos para el oficio divino consta de:

  • El canto de los salmos
  • Simples recitativos (cantillatio) de lecturas y oraciones.
  • Antífonas de invitatorio
  • Himnos
  • Antífonas cantadas antes y después de los salmos.
  • Responsorios
  • Te Deum
  • Cantos del antiguo y del nuevo Testamento (Benedictus, Magníficat, Nunc dimittis)

Asociados a estos cantos están el Pange lingua que incluye al Tantum ergo, y el Stabat mater.

El canto gregoriano tuvo gran impacto en el desarrollo de la música occidental, especialmente en la música medieval y del renacimiento. El pentagrama moderno procede directamente de las neumas gregorianas. La notación musical que fue creada por Guido para el canto llano fue adaptada para otros tipos de música y los grupos de neumas fueron designados para representar ritmos musicales. Las notas modernas ya remplazaban los neumas en los siglos XV y XVI, aunque los libros de música sagrada conservan las neumas hasta hoy en día.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti